09 febrero 2006

Por fin hago blasfemias

Me han obligado a ello. Es que estos musulmanes integristas me obligan. El periódico danés que hace poco publicó unas caricaturas de Mahoma ofendió a los islamistas. Ahora, los islamistas mongólicos están ofendiendo a los que como yo, practicamos la doctrina de las viñetas. Y de rebote a los seguidores de la libertad de expresión.

Puedo entender mejor, que no justificar, las bombas que Israel le lanza a Palestina(aunque los palestinos no sean precisamente musulmanes honoríficos en el resto de países árabes). Es la lucha del siglo XX contra la Edad Media. La diferencia entre civilizados y no civilizados es que los primeros pegan más fuerte que los segundos. O con más tecnología al menos. Pero no me hablen de la inocencia de las víctimas, por favor… ¿Realmente existen inocentes? Los judíos que ahora son los malos de la película nos enternecen y se redimen cuando vemos una película de nazis. Parece ser que la inocencia está relacionada en nuestros corazones con el sufrimiento. Si dejas libres por tu vecindario a varios palestinos con una metralleta dejarán de caerte bien.

Allá por la Edad Media, el papa Urbano II lanzó una cruzada contra los árabes. Quería darles unos azotes a los díscolos selyúcidas y a la dinastía de los fatimí, dos ramas del mismo islámico árbol. Lo hicieron a conciencia. Durante dos días después de la toma de la ciudad santa de Jerusalén pasaron a cuchillo a los árabes, les violaron frente a sus familiares, les torturaron, les saquearon… En fin, los grandes sádicos de la historia como el marqués de Sade o yo mismo hubiésemos tenido múltiples orgasmos echándole un vistazo a ese episodio de la cristiandad en el año 1099. Tan sonado fue el asunto que muchos obispos y curas de Europa se echaron las manos a la cabeza y se rasgaron las vestiduras. Habían enviado a unos cristianos a liberar Jerusalén del demonio y resulta que los defensores daban más miedo que el maligno(Como Van Helsing en el Drácula de Coppola). Pero en esos tiempos todos eran iguales.

Luego llegó el progreso y hasta la iglesia pidió perdón por la Inquisición. Más tarde ya casi no podía levantar mucho la voz sin provocar un coro de risas. La globalización y el progreso estaban matándola. Las mentes que tienen acceso al saber no suelen ser muy religiosas. La fe se está disolviendo en los países democráticos. ¿Por qué será?

Pero no ocurre igual con el Islam. Estos tipos siguen viviendo en el pasado.

Si en Arabia Saudí sacan a cristo siendo sodomizado en una caricatura no habrá represalias demasiado duras, el tema apenas moverá algunos periódicos derechistas en Occidente. Pero sólo serán ladridos. No se destrozarán embajadas árabes como en Siria. Pero claro, a estos árabes retrógrados, muchos de los cuales ni saben de la existencia de periódicos daneses o de algo que se parezca a un país sin desierto y sin camellos, no les quedan luces. Sólo saben que deben aplastar a lo que no sea como ellos. ¿No hemos sido tolerantes con su religión?(Ejem) Me gustaría ver la tolerancia hacia lo cristiano en los países árabes. ¿Alguien ha oído del miedo de cierto papa ortodoxo por los ataques que lanzan contra su iglesia en Estambul?

Me preocupa bastante que la ausencia de libertad de expresión en ciertos países orientales se extienda como una plaga bíblica hasta nuestra civilización. Yo quiero caricaturas de Mahoma, de cristo, de Buda, del Papa, de los políticos, de mi vecino, de mi padre, de mí mismo… El humor no se puede frenar porque lo diga una civilización arcaica e inmovilista. De hecho, me parece estar viviendo una película de ciencia ficción dónde se mezclan épocas por un defecto en la máquina del tiempo. La Edad Media, como decía al principio del artículo, se está inmiscuyendo en nuestras vidas.

¿No son herejes los caricaturistas que han dibujado a Mahoma? Pues allá ellos con su infierno. Pero que les dejen condenarse. ¿O es que tienen miedo de que se le pierda el respeto a Mahoma y todo el mundo, incluyendo a los árabes, entienda que el tipo sólo era un pobre diablo misógino, misántropo y sobre todo… humano? Desde luego que sí. En el manual del perfecto sacralizador dice que si quieres hacer de alguien un Dios, las gentes no deben mirarle la cara. Ejemplos hay muchos desde los reyes egipcios hasta los emperadores chinos. Si el pueblo ve que sudas puede sumar dos y dos y pensar que no eres mejor que ellos. Además, la gente, cuando cree que algo es sagrado lucha mejor por tus intereses, se deja reventar mejor las tripas con bombas cuando cree que existe un más allá más delicioso que el paupérrimo más acá.

En fin… El problema se resolverá algún día pero yo no lo veré. Yo, como el magnífico Spielberg de Munich, quiero ser imparcial. Aunque un poco israelí sí que se muestra cuando el personaje principal de su película es un judío heroico que duda sobre lo que hace o si lo que hace está bien y solo vemos palestinos feos y malvados.

De todos modos sí espero ver el momento en que el comic tome un protagonismo mayor. Pero que no lo tome tanto como para que los musulmanes se dediquen ahora a leerlo mucho. De momento, mi querida revista “El jueves” ya se ha autocensurado. Con cachondeo, sí, pero se han cortado a la hora de dibujar a Mahoma.

Lo siento mucho, señores musulmanes, pero han conseguido que Mahoma me caiga más gordo que Buda.

1 comentario:

Ozymandias dijo...

"Con o sin religión, la gente buena seguirá haciendo el bien y la gente mala seguirá haciendo el mal; pero para que la gente buena haga el mal -hace falta la religión."
Stephen Weinberg