16 marzo 2007

Lo que busca el artista no es lo que encuentra el espectador

http://artistheartofnothing.blox.pl/resource/Andres_Serrano__Niebo_i_pieklo.jpg

Andrés Serrano nació en Nueva York en 1950. De madre cubana y padre hondureño. El padre le dejó con la madre y con los ataques sicóticos de esta y se fue a Honduras. Una vez el pequeño fue a visitar a su padre que vivía con tres mujeres. Vivía con ellas alternativamente. Desde luego, fue la última visita a su progenitor.

Su infancia se dividió entre los inconvenientes de un ambiente muy católico y los de una madre muy sicótica. También dejó espacio para temer por el hecho de que a él mismo le alcanzase la locura. Sabía que no heredaría mucho dinero pero sí podía heredar muchas neuras. Así sería luego como artista.

Cuando vio que no se le daba bien la pintura se dedicó a la fotografía. Y gracias a esta logró su reconocimiento. También le ayudó su gusto por la trasgresión, por atacar los valores católicos que para él habían dejado de tener cualquier valor, por su amor escatológico a los fluidos del cuerpo humano, a la sexualidad retorcida, a mostrar a los vagabundos que su país escondía, o al ku klux klan o… En fin, que nunca le gustó jugar al escondite.

Si hay algo que no se ve bien o alguien quiere que no se vea él va, lo fotografía y lo lleva a una exposición. Andrés Serrano está en la sección artistas/transgresión/maleducados.

Yo llegué hasta él por casualidad. El Tecla Sala de Hospitalet de Llobregat ha montado una exposición con lo más representativo de su obra y como no tenía nada especial que hacer me metí a curiosear un poco. También ayudó que la exposición fuera de entrada libre. Sólo tuve que pagar mi tiempo.

Y las fotografías… ¿Qué tal? Pues sí, muy coloridas. Al artista que no entiende de revelados pero sí de pintura le gusta que parezcan cuadros. Su mayor influencia es el Bosco. Más que de tratamiento de las imágenes se trata aquí de tratamiento del pecado. A este cerdo le encanta mostrar una barbaridad detrás de otra. Una cruz de cristo en la orina del artista(tuvo su polémica en otro lugar), un cuadro dónde mezcla sangre y semen(el grupo Metálica ha usado esta foto para la portada de un álbum), cadáveres que fue a visitar a un depósito(incluyendo el de un niño del que vemos sus ojos cerrados y su frente entre la última manta que le acoge), vagabundos que son muy del gusto de los artistas que quieren mostrar miserias(los sacan de su soledad forzada, les dan conversación, algo para beber y a lo mejor hasta una esperanza y luego de vuelta al arroyo), una vagina dentada que descubrí en el libro del artista que hay a la salida, una felación de un hombre a otro, una mujer acariciando el pene de un caballo, también en el libro una joven orinando sobre la boca de un joven(este cartel fue polémico en cierta exposición de Ámsterdam y por tanto, todo un éxito para el artista), una tía buena en bragas con una mancha roja en estas y con el irónico título “The curse”…

Un auténtico periodista de lo que no queremos ver. ¿Un artista? Pues sí. Nos puede gustar más o menos pero este hombre nos sugiere cosas. Si lo que nos gusta de algunos artistas es que busquen la belleza nos equivocaríamos con Serrano. Él parece más bien buscar la arcada. Pero no hay problema con llamarle artista. Además, lo del arte se ha vuelto muy difícil de definir. Dónde unos ven creación artística otros ven una guarrada. Los baremos los lleva cada uno encima y para esto no hay entendidos. Hasta Pierre Woodman, fotógrafo de Private, se debe considerar un artista. Yo no lo considero como tal. Mi baremo dice que si se me pone dura es pornografía y si no, es arte. Esto hace que no me guste nada la fotografía erótica. Es un tipo de arte menos interactivo que el porno y eso le resta puntos.

http://mikesnoise.typepad.com/noisepage/images/pisschrist.jpg

No sé. En general tengo algún prejuicio contra la fotografía. La cámara lo hace todo. Sólo hay que ponerla en un lugar determinado, en un instante determinado, con una luz determinada, con un modelo o una modelo adecuados y ya está. Así de fácil. Bueno… Tal vez tenga sus complicaciones pero también las tiene ser programador informático y nadie dice que sean artistas. A veces, cuando veo una exposición de este tipo, me sacudo algún prejuicio. Hoy por ejemplo. No puedo dejar de pensar en ciertas imágenes que he visto. Todas ellas en conjunto forman una visión muy particular del mundo. Y me hacen pensar… Este tío es un rendido admirador de la excrecencia. No estoy de acuerdo con él. Andrés Serrano quiere romper tabúes. Tal vez desea que nos hagamos amigos del semen o de la orina y que lo expongamos abiertamente a nuestro alrededor porque no es pecaminoso. ¡Claro que no lo es! Es sencillamente peligroso y nos puede infectar alguna enfermedad no pecaminosa pero sí muy jodida. ¿Pero ven? Ya me ha hecho pensar el muy jodido. Esta exposición hay que verla. Es toda una experiencia. La próxima vez que veas un borracho orinando en la calle desearás tener tu cámara a mano para captar la “belleza” del instante.

¿Cómo es que nadie se ha quejado de que la exposición esté en el Tecla Sala? No lo he preguntado pero imagino que el guardia de seguridad estará allí para detener a los menores que quieran entrar. En el segundo piso de la biblioteca un grupo de adolescentes visitaba la biblioteca totalmente ajeno a estas fotografías, sólo ensimismados en sus estupideces propias de la edad. Seguro que les hubiese encantado ver algunas de las porquerías que vi yo por casualidad pero al pasar por delante les olió a cultura y eso les asustó.

http://www.replica21.com/archivo/artistas/varios/sitac/serrano._trium.jpg

La exposición se anuncia mediante la fotografía de un cómico con el pelo de punta. En Ámsterdam se anunció con la fotografía de la muchacha orinando sobre la boca del otro joven. Tuvieron que cambiar ese cartel(convertido en objeto de coleccionista) por otro más discreto que decía algo así como “tú decides”. Asistieron noventa mil personas al evento. En mi visita matutina(mala hora para el arte debe ser) sólo estuve yo acompañado de mis pensamientos. El guardia de seguridad charlaba animadamente con la de la limpieza. No había nada que controlar. Los promotores han sido demasiado discretos con la publicidad. El cómico no tiene tanto tirón como una buena lluvia dorada.

No hay comentarios: