06 abril 2007

Música con la que llego al orgasmo últimamente


http://www.berlinfestival.de/2006/wp-content/bands/klaxons.jpg

No vivo en el pasado. De vez en cuando me doy paseos pero ya está. Al futuro intento mantenerlo a raya porque siempre da más miedo. Es por eso que intento abrazar un presente ideal. Y últimamente, si nos referimos a la música, el ahora es maravilloso. Gracias a cierto consejero musical que tengo en mi trabajo y a mis investigaciones y mis sondeos en las páginas del “Mondo Sonoro”(las virtuales y las impresas) puedo decir que tengo nuevos ídolos. Aunque hoy en día prefiero adorar canciones que adorar artistas. Recompensa más. Por eso, y con perdón de mi idolatrado Bowie recomiendo temas actuales o como mínimo, no más antiguos que el 2006(salvo alguna excepción):

  • “Gronlandic Edit” de Off Montreal: Con base tecnológica y bailable se cantan falsetes deliciosos a lo Scissors Sisters pero más complejos, más trabajados, con unos coros que se pisan los unos a los otros en el mejor momento. Gana con cada escucha. Me obliga a gritar en la ducha de un modo escasamente viril.

  • “Love is a number” de WRM: Si la de antes se podía bailar esta te hace polvo las piernas. El estribillo es frenético. La voz del cantante es excelente y con más de un registro bajo la manga. No sé si es pop o es rock porque está en un lugar que no necesita etiquetas.

  • “¿Por qué me llamas a estas horas?” de Standstill: Raros. Con mucha fuerza. De todos modos me quedo con la letra de “El presidente de la escalera”.

  • “Limasol” “Books from boxes” “By the monument”... de Maximo Park: La primera es del disco anterior pero es que con esa sí que “llego” de verdad. Es como si hubiesen regresado los Smiths mejores que nunca. El resto es diferente. Máximo Park en su segundo disco se disfruta mejor como un conjunto, no hay que buscar temas específicos, he seleccionado porque lo había prometido al principio.

  • “Golden skans” de Klaxons: Esta canción sí que me suena más retro pero se la recomendaría a cualquiera. Podría ser un clásico y no nos hemos dado cuenta todavía. Es perfecta como “hit”. Cualquier grupo mataría por ella. El grupo se ha convertido junto a Off Montreal y WRM en mis ídolos del momento. Ya no necesito ni a los Pixies.

  • “Black Mirror” de Arcade Fire: Apadrinados por Bowie que cuando escuchó su primer disco salió a la calle a comprar diez copias para regalarlas a sus amigos. ¡Con lo fácil que es bajarlo de Internet! Ejem. Black Mirror como el resto del disco está grabado en el estudio que se compraron en una iglesia. Y sí, como decía cierto titular sobre ellos… están tocando el cielo.

http://sonorama.net/archivo/2007/01/arcadefire_hi-450.jpg

  • “Tribulations” de LCD Soundsystem: Con una base a lo New Order están arrasando en las discotecas de buen gusto. Y por si esto fuera poco tienen mucho sentido del humor. Me hubiese gustado firmar la letra de la canción “Never as tired as when I´m waking up”. Y la música, claro.

  • “Maybe, this time” de OKGO: El grupo me recuerda a Blur en sus momentos más comerciales. Canciones como esa y otras le han ganado un hueco en mi reproductor de MP3.

Supongo que me dejo unos cuantos como el grupo “The Sounds” que recupera el espíritu de Blondie y para mi gusto, lo mejora. Pero lo que hay aquí ya da para montarse un mini-cd de canciones maravillosas. Gracias a esos tíos la música me sigue gustando. Pero eso sí, no los busquéis en las mismas listas dónde buscáis a Bisbal. Yo estoy escribiendo sobre música.

4 comentarios:

Jose Ant. Garcia dijo...

BIBA LA MUSICA CON B! Y QUE BIBAN LOS OIDOS FINOS COMO LOS TUYOS!

Houellebecq dijo...

ja,ja. Qué bien sabes de dónde me viene esta culturilla musical actual. Pero como tú mismo dirías, esos de los que hablo ya son viejos. Ahora me gustan...

Houellebecq dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Katriuska dijo...

Respecto a tu blog,

sólo decir que me parece genial. Debo confesar que esta es la primera vez que entro, pero me ha enganchado tanto que he devorado lo menos media docena de entradas con enorme asuidad (pero el deber me llama, sino seguiría aquí mucho más). En especial me ha gustado tu post acerca de aquellas canciones que "te llevan al orgasmo".
Los Klaxons no sólo me llevan al orgasmo, sino que me revientan por dentro para luego hacerme renacer purificada.
Y qué decir de Mars Volta, que logran entrar por todos los poros de mi piel con cada canción.

Volveré.