08 mayo 2007

Ombliguismo

No se puede mostrar la imagen “http://www.nasa.gov/images/content/163778main_galex-20061204-516.jpg” porque contiene errores.

Los agujeros negros suelen ser motivo de cachondeo y juegos guarros de palabras

Mientras nosotros lo soñamos hay científicos que trabajan efectivamente para lograrlo. Se trata de responder una cuestión tan esencial incluso para el más anormal de los humanos como esa que se pregunta por el Principio con mayúsculas. Un conocimiento real del verdadero Génesis de todo. El universo nació con una gran explosión. El sueño de todo cineasta en Hollywood pero a la inversa. Lo mejor se suele dejar para el final, no para el principio. De esa explosión tan descomunal e incomprensible para nuestras pequeñas mentes de consumidores de televisión basura, fútbol o cualquier otra frivolidad, surgió nuestro universo. Ahora sabemos que eso sucedió hace 13.700 millones de años. El otro día como quién dice. Pero en ciencia cualquier conocimiento está sujeto a una lapidación. Pronto nuevos artilugios creados por no menos nuevos soñadores nos contarán la misma historia reseteada. Los próximos “peros” que se avecinan en este sentido los da el proyecto del satélite LISA. Sí, como la de los Simpsons. Tres naves volando en formación que detectarán con mayor eficacia las ondas gravitacionales. ¿Qué son estas ondas? Pues más o menos las que se generan cuando cuerpos de gran masa son perturbados. Estos producen ondas que viajan por el espacio haciendo vibrar sin moverse a otros objetos que las reciben por causa de la perturbación del espacio y el tiempo que se genera. Son ondas débiles, muy tímidas. En la Tierra además, lo tenemos difícil para escucharlas bien. La gravedad de nuestro planeta parece perturbarlas algo. Y no es que no se hayan realizado pruebas y proyectos para captarlas(buscar LIGO por Internet). Pero de todos modos el mejor de todos ellos es LISA. En el espacio se escucha mejor. Allí, tres naves posicionadas en triangulo separadas por cinco millones de kilómetros orbitarán el sol y se mantendrán a cinco millones de kilómetros de nuestro planeta para que este no las moleste mucho con la dichosa gravedad. Entre ellas se lanzarán láser de infrarrojos para mantener el contacto. Y sí, este aparato detectará o pretenderá detectar las ondas gravitatorias. ¿Qué para qué las queremos? Pues ya lo dije antes. Nuevos métodos para captar el universo nos darán un universo nuevo. Ahora lo conocemos gracias a medios electromagnéticos. Si lo conocemos mediante estas ondas podemos captar por ejemplo el mismo principio. Tener una medición real del Big Ban es un sueño. También “veríamos” la colisión de agujeros negros, las pulsaciones de estrellas de neutrones recién nacidas como resultante de explosiones de súper novas, cómo un agujero negro se traga una estrella de neutrones, descubrimientos que ni los mismos científicos imaginan… Tal vez podríamos llegar a la conclusión de que el cineasta que citaba antes aún tendría esperanzas: hay una gran explosión reservada por Dios para el final, Big Crunch o Big Rip(este último menos Hollywood). Parece interesante.


No se puede mostrar la imagen “http://www.biblelife.org/bigbang.jpg” porque contiene errores.

¿Y antes de este petardazo que debía haber? Las teorías se dividen entre "nada" o un universo de osos rosados y desnudos muy amigos del fast food, los pasteles y las orgías entre comidas.

Y el día en que hubiésemos captado los remanentes de ondas gravitacionales del inicio de nuestro universo los titulares de los periódicos… ¿Qué dirían? Depende. En España, una victoria del Madrid o el Barcelona sobre su oponente sería titular preferente mientras que en pequeño anunciarían los revolucionarios nuevos conocimientos sobre el universo.

Si el calentamiento global que habla sobre nuestro futuro no perturba mucho a mi vecindario… ¿Qué les debe importar el origen del universo que es anterior y lo notan menos? ¡Pero si no recuerdan más allá del programa que vieron anoche!

Así nos va. Ya sólo nos faltaría captar el origen y receta contra la estupidez humana.

Ah, el viejo tema que nunca muere...


4 comentarios:

Ozymandias dijo...

Da gusto ver cómo te conviertes en un hombre del renacimiento. Esa curiosidad por todos los campos del conocimiento humano, ese saber apreciar tanto la música como la literatura e incluso la ciencia...¡eeeeh! ¡Que lo de la ciencia era terreno mio, que lo tuyo es descubrir grupitos de chumba, chumba adolescentes! !Si es que ya no se respetan las tradiciones¡

Houellebecq dijo...

La ciencia me fascina. El último libro que he comprado es sobre preguntas científicas(con sus respuestas). Aún tengo que pisarte el tema político para romper las tradiciones por completo. Curioso que mi tema preferido, los comics, nunca salga en mis posts.

noe dijo...

Imagino que sólo prestamos atención a lo que nuestra limitada mente es capaz de medio entender.
Muchas veces me pregunto por qué el futbol mueve tantas masas y a la única conclusión que llego es que es simple. (igual acabo de herir tu sensibilidad y eres un mega super aficionado del futbol).
En fin, que un descubrimiento de tal magnitud como es saber (y crear algo parecido) al origen del mundo creo que no llegará nunca o, si lo hace aún quedan eones de años. La mente del ser humano pienso que no es capaz de comprender tal evento. (O puede que simplemente sea la mía)

Pd.- Yo de momento sigo buscando en tus orígenes del blog. :-)

Houellebecq dijo...

Puedes estartranquila, no hay nadie menos aficionado al futbol que yo. O sí, yo ví el último mundial como algo escepcional. Pero no, no me interesa el futbol. Ya entiendo algo más el por qué puede gustar. Tienes que creer que eres parte de ese grupo y entonces deseas que gane pero poco más.