06 enero 2009

¿Jodíos Judíos?




Últimamente vuelvo a ver la habitual y casi rutinaria condena al pueblo judío. Vuelven a ser los malos. Para dejar de ser malvados deben convertirse en víctimas como durante la segunda guerra mundial. Al parecer sólo tienes razón cuando te revientan hijos con una bomba o te meten en un campo de concentración. Y es cierto que las imágenes de los niños de Gaza son crueles y atragantan más de una navidad. Pero no podemos condenar a los judíos así en general o caeremos en la demagogia de cierto Führer que escribió “Mi lucha” o en simplificar situaciones que van más allá. Por más que el pueblo judío haya votado a sus presidentes no es menos cierto que las opciones que te ofrece una democracia son limitadas. Te dan a elegir entre un puñado de hombres que en el fondo se parecen bastante y tu votas por el que sale mejor retratado o te engaña mejor. Borges no creía en la Democracia. Platón y Sócrates la repudiaban porque eran elitistas que no creían que un pueblo iletrado pudiera saber lo que le convenía. Yo también creo que es imperfecta pero a falta de algo mejor… el caso es que el pueblo suele actuar con ira. Si tienes a unos descerebrados terroristas islámicos que te tiran cohetes y esconden la mano te cabreas. Y el pueblo es visceral. Si le haces sangrar quiere sangre. Esos pequeños cohetes de Hamás no hacen grandes estragos pero existe la posibilidad de que los causen. Ayer cayó uno en un jardín de infancia israelí dónde no había niños pero los pudo haber. ¿Son más importantes los niños de Gaza que los de Israel? ¿Hablamos de cantidad? ¿De calidad? ¿Y por qué no importa la vida de una mujer israelí que reventó la otra semana gracias a los musulmanes? ¿Es culpable el pueblo judío al completo de lo que una ministra de asuntos exteriores necesita para ganar más votos? Porque de eso se trata. Se está bombardeando Gaza porque hay políticos que saben que eso es lo que les dará más votaciones en las urnas. No es el pueblo judío al completo. Judíos de todo el mundo condenan esos ataques. Especialmente los más instruidos y conscientes de lo que realmente ocurre. Pero los políticos, esa pequeña élite canalla, sólo escuchan lo que les interesa. Ellos no actúan desde la visceralidad, actúan desde el interés más inhumano y asesino que se pueda alcanzar. Por otro lado, los líderes de Hamás que no tienen nada que perder, especialmente el cerebro, se han enredado en una situación de la que ya no saben salir airosos, sólo lanzando más cohetitos contra el castigado sur de Israel. Es lo que tiene el terrorismo, que fuera de solucionarlo todo con sangre no ofrece más alternativas. A veces me alegro internamente cuando alguno de sus líderes amanece muerto porque le han reventado el culo los bombardeos judíos. Me alegro por él porque sé que ahora estará en su paraíso de mujeres y placeres varios y será un hombre feliz y no el gilipollas que fue en vida. Pero creo que también habría que enviar a sus paraísos personales y a una mejor vida a presidentes como Bush cuyo cerebro sufre el mismo síndrome de Down que el de los musulmanes, o el de una ministra israelí de Asuntos Exteriores que mata niños (y adultos) en Gaza por votos, o también se podría derribar el edificio de la ONU que hoy por hoy me parece lo más obsoleto y desfasado que se ha inventado. O cambiarle el nombre y llamarle la OEUPMA (Organización de los Estados Unidos y un Par Más de Amiguetes). A lo mejor no lo han hecho ya porque es difícil de pronunciar y va mal de cara al marketing. Pero no puedo condenar a un pueblo, el judío, por acciones que les superan y de las que no son mucho más responsables que yo mismo. ¿Ayer mataba niños y hoy los defiendo? No, es sólo que hoy me apetece matar políticos. El resto sólo es pueblo castigado. Independientemente del suelo que habite. Siempre olvidamos que las guerras no van de buenos ni malos, sólo de inocentes que mueren por algo que ni entienden

5 comentarios:

LISSI dijo...

Estoy de acuerdo con que las guerras no distinguen de religión. Pero es curioso cómo se inclina la balanza más hacia un lado que hacia otro.
El pueblo palestino sufre una constante y brutal agresión. No es cuestión de sentirse atragantado solo en Navidad .
Diariamente sufren:
Muros vergonzosos, bloqueos por parte de multinacionales, bloqueo de entradas de ayuda y de posibles salidas del país, retención de brigadas de ongs que han ido (antes de los bombardeos) a ofrecer ayuda, no acceso a escuelas ni a los trabajos porque todo está destruido, no hay luz, no hay gas, no hay electricidad, miedo ante los bombardeos y no tener donde refugiarse…etc.
La guerra no es justa para nadie, pero cuando las fuerzas están tan descompensadas y encima uno de los bandos esta masivamente apoyado por la nación más poderosa del planeta… la cosa es para planteársela.
El territorio palestino cada vez es menos… y cada vez están más aislados…y joder ellos estaban ya allí. Creo que la injusticia debería ser lo primero en lo que nos fijemos en esta situación.

Comtessa d´Angeville dijo...

Pues lamentándolo mucho yo soy toda prejuicios. Los he tenido respecto a los judíos desde hace unos años y he llegado a decir auténticas barbaridades de las que me avergüenzo, pero no puedo cambiarlo.

Meryone dijo...

pues a mí el pueblo judío, así sin más, me cae bien. me ha caído bien siempre

el judío, no el israelí

o sea, los ascendientes de un alto porcentaje de europeos y norteamericanos como mínimo

los responsables de una gran parte de nuestra mitología

me caen bien precisamente por todo ello y, nuevamente por todo ello, me parece surrealista que se hable de ellos globalmente como los que se cargan palestinos. puedo ser un poco demagógica y preguntar dónde tiene las armas woody? spielberg? phillip roth?

de los que viven en israel, bueno. cuando nos veamos (dios -el suyo, el de los palestinos, el de los cristianos, el que sea- no lo quiera) en una situación así, será fácil: los malos serán los que maten a los nuestros

pese a todo y siendo una conversación eterna últimamente en mis noches, allí no les mandaba nadie "volver". aunque sólo sea porque el día que a alguien (de abajo, de arriba, qué más da) le dé por reocupar la península, vamos jodidos

buenos? malos? juro que no lo sé. pero puta gracia les debe estar haciendo! a todos

beso

maloles dijo...

Me parece muy coherente lo que has escrito. SObretodo porque decir que los judíos no son malos, reporta muchas miradas de odio; y de la gente que se supone que es más "abierta", "dialogante" y toa la pejca.
En fehn, que chapó.
Y yo a lo de cargarme políticos, me apunto... xDDD

Muas!

.oO(MaryAna) dijo...

Resumiendo, el mundo es una gran mierda... No creo que la cosa cambie porque el ser humano, por naturaleza, es una mierda. Nos distinguimos de los animales por el cerebro, cerebro que no sabemos usar... Pero bueno, quejándome yo no cambio nada...

En la parte que pones: "Pero creo que también habría que enviar a sus paraísos personales y a una mejor vida a presidentes como Bush cuyo cerebro sufre el mismo síndrome de Down que el de los musulmanes, o el de una ministra israelí de Asuntos Exteriores que mata niños (y adultos) en Gaza por votos" pero por favorrrr, no insultes a los que tienen este retraso comparándolos con personas como Bush...