09 marzo 2009

Nos vigilan


Después de las vacaciones voy a por una nueva dosis de literatura y comic al Mercado de San Antonio. Mi primera parada relevante es en el puesto que me conoce desde hace años. Lo regentan un matrimonio y un cuñado. El cuñado no sé si lo es de ella o lo es de él. Sólo sé que es un tipo bastante divertido con el que intercambio impresiones sobre cine gore o sobre los comics más cafres que han salido últimamente. Habitualmente me suele pedir que le lleve un café con leche. Del mismo modo habitual no se lo llevo. También me suele servir como avisador de si ha estado por allí(antes que yo y sin avisarme ni quedar) cierto amigo con el que visito de vez en cuando el mercado. Ayer estuvo. Me lo dijo la mujer. El cuñado estaba enfrascado en una conversación friki con otro cliente así que ella aprovechó para hacerme un tercer grado del cotilleo que afortunadamente no me afectaba demasiado a mí. “Hace tiempo que no os veo juntos a tu amigo y a ti. ¿Qué pasa?” “No sé, ahora está muy liado, creo” “Ya, ya, pero igualmente hay que quedar. Y la chica esa con la que viene ahora… ¿Esta saliendo con ella?” “Bueno, sí, desde hace tiempo” “¿Es la misma con la que fue aquel año a París?” “Sí, creo que sí…” La mujer pone cara de “ajá, lo sabía” y le da un codazo al cuñado. “Mira lo que dice”, me señala “la de ahora es la misma de París… ¿Pero no habían roto?” Le digo que ahora están juntos otra vez. El cuñado no sabe de qué le hablan porque no estaba por la conversación, sólo le explicaba al otro cliente algo sobre el último número de una colección de comics sobre muertos vivientes. “¿Qué dices de París?” La mujer le pone en antecedentes “Que la chica con la que sale su amigo es la misma con la que se fue a París” “Ahhhh, vale. ¿La delgadita es la misma? ¿Y aquella otra con la que venía hace un tiempo quien era?” Yo no estoy seguro de quién me hablan así que prefiero decir que no lo sé. El cuñado abandona el mundo de los zombis por completo y me asegura emocionado que mi colega es su ídolo. El hecho de haberlo visto en estos años con más de una pareja o amiga paseando por el mercado lo convierte en un ídolo masculino. “Mira, el chico tiene éxito” dice la mujer comprensiva. “Sí, el chico es el puto amo, yo no sé qué les dará a las tías…” Ese último comentario me hace intuir que lo que el cuñado le da a las tías no debe ser muy bueno y está sufriendo una dieta forzada de coños. El mundo friki no es muy glamoroso.

Compro mis comics, el cuñado me recomienda una serie de Internet de zombis y yo le recomiendo el libro “Guerra mundial Z” sobre la misma temática que él nunca leerá porque no tiene dibujos. Nos despedimos.

Mientras me alejo de ese puesto en el que además de vender comics compran trapos sucios sobre los clientes, un miedo y una incertidumbre me agobian de pronto.

Yo suelo ir sólo a comprar allí. Las pocas veces que he ido con mi pareja esta se ha entretenido mirando libros en otro puesto o ha pasado de esperarme mientras yo compraba lo que para ella eran pueriles viñetas. Puedo imaginar las preguntas a mi amigo cuando no esté yo: “¿Oye, tu amigo ese que viene contigo de vez en cuando no será maricón?”

No necesitamos al gran hermano de Orwell para que nos vigile con una cámara.

El marujeo nos observa a tiempo completo.

5 comentarios:

maloles dijo...

La verdad es que los cotillas son casi más efectivos.
Y los voyeurs que tu dices... también.
En fin, nos observan constantemente.
Qué barbaridad.


Muas!

Shoori dijo...

Pues si! siempre hay alguien quien te vigila. La verdad es que resulta toda una molestia, aunque te acabas acostumbrando.

LISSI dijo...

y que esta no sea una especie en extincion?
Aunque bien pensado ...que seria de la porteria sin la portera, o del mercao sin la frutera(por supuesto ha de ser frutera cotilla) y del bloque de pisos sin la vecina de la mirilla alegre o de la cortina temblorosa...son especies degnas de ser observadas a ellas para variar :)
Besines

loveclois dijo...

La gente es una cotilla pero nunca lo son en momentosclaves veáse : asesinatos, malos tratos etc ... ahí si que el cotilleo nacional no sirve de nada...
Entoncés tu teoría es que no necesitamos cámaras que nso vigilen... puedes exponer estás teorias a nuestro Sr Burns para que no ponga otras tres cámaras más ..ja,ja

Ozymandias dijo...

Bwahahahah!!!! No tenía ni idea de que mi modesta vida privada suscitara tanto interés entre la marujería friki!!! No se...ya les llevaré mi album de fotos a ver si duermen más tranquilos. Y es el hermano de la mujer, osease, cuñado de él.