22 junio 2010

Un mal día


Estoy aquí, sentado en una silla pero aparte de eso no sé qué más hacer. Hay una ventana que mira hacia fuera pero es aburrida, hoy sólo pasan al vecino frente al capó de su coche y sus golpes, y sus herramientas y mis ganas de atropellarlo y dar marcha atrás y volver sobre su cabeza de adoquín.
Tengo algunas tareas pendientes. No estaría mal limpiarme de nudos en la garganta a la altura del cuello. O ingerir valeriana por si acaso y por si los ojos abiertos a oscuras.
Tengo la sensación de que todo es nada. Como siempre pero peor porque hoy me faltan hasta las ganas.
Hace un año comencé una depresión que maté en noviembre. Olvidé rematarla y por eso escribo.
Con todas las botellas de vino, pastillas y drogas a mi disposición yo escojo sentarme en esta silla. Pero sólo porque tengo delante el ordenador.
Hay días cómo hoy en que visto de luto porque se me ha muerto alguien que podría ser yo. Ni por bala ni por sobredosis. Sólo porque después de la muerte no hay nada pero antes parece que tampoco. A veces.
Nos limitamos a fingir que algo importa un poco para no aburrirnos. El problema es que a veces levanto la tapa y descubro la verdad. O la venda se me resbala por culpa del sudor frío.
En mitad de este aburrimiento conozco el lado malo de la inmortalidad. Ser por siempre no es posible porque sería una crueldad hasta para el habitual sadismo con que nos trata la naturaleza.
A ver si con suerte mañana, además de despertar, resucito.
Esta silla es un ataúd bastante incómodo.

8 comentarios:

Pilar dijo...

El ordenador no parece la peor de las tablas de salvación posibles, y aunque no somos más que sombras paseando en la red, sabes que estamos atentos a tus palabras.

reltih dijo...

ehhh!! a veces no encuentra uno que puta madre hacer!!! buen pensamiento.
un abrazo

InfiniteRebel dijo...

Has penetrado tu melancolía como una navaja filosa en mi entendimiento.
Rara la Inmortalidad, todos la desean y solo los Iniciados la rechazan.
InfinteRebel, StillRebel, UkelEnki.
Besos.

urbanoyhumano dijo...

Mi querido David,
Si ese ataúd es incómodo, cámbialo por otro con vistas. Y remata lo que acabaste en noviembre.

Un beso. Y recuerda que pase lo pase y cuando todo pase, seguiremos aquí.

Tu tiempo frente al ordenador es muy productivo ¿sabes?

Houellebecq dijo...

Hay que ver lo que animan cuatro comentarios. Miércoles 23 de Junio. Víspera de San Juan. Me levanto feliz y contento. Me voy a leer blogs.

Vanessa dijo...

Nunca estarás solo en esa silla, hay muchas más sillas acompañándote detrás de un ordenador.
Besos.

LISSI dijo...

David...ya k estas animado prefiero no decirte nada hoy...yo no estoy muy bien.
Un besote y los pocos animos k tengo te los mando.

Andario dijo...

Me da error al publicar el comentario.

Anyway, te decía que la frase "Hay días cómo hoy en que visto de luto porque se me ha muerto alguien que podría ser yo" me encanta.

Y que a ver si le pasas algo de ese talento al ezcri... ;-)