30 agosto 2010

Un mensaje en el móvil me moviliza


Esperaba que acabase el calor. Llevaba días irritado contra el sol. Una rabia bastante estéril. El sol no tiene intenciones. Estaba sentado y de fiesta mirando un episodio de “House” y con el pantaloncillo del pijama como único vestuario, cuando sentí que el móvil vibraba suavemente sobre la mesa del comedor. Antes de que alcanzase el borde y se rompiese contra el suelo (para lo que lo uso…) lo agarré con rabia y esperando algún tipo de publicidad en forma de mensaje. Pero no. No era eso. Sólo unas frases. Primero las leí y luego les busqué un nombre. Así que durante unos segundos: “¿Quieres que quedemos?” fueron una pregunta que no supe responder más que con un “depende”. Sólo quedo con buenos amigos y algunas mujeres. Si se presenta el caso. Y el caso apenas se presenta.
Pero el mensaje no tenía nombre. La referencia era un número que no tenía en la agenda del móvil. Le envié la lógica respuesta. “¿Quién eres?”. Me respondió. “Perdona, soy S., semana pasada…” No tuve que pensar demasiado. He ido reduciendo el círculo social. Antes era un circo en todos los sentidos. Ahora tiene el tamaño de una canica. S. era la chica que seis días antes había estado follando conmigo en las escaleras de su casa. La que luego no me dejó pasar de la alfombrilla del “Bienvenidos” de su puerta porque dentro estaban sus padres dormidos (o no, depende del grado de atención que le pusieran a los orgasmos de la hija). Sí, sólo podía ser ella. Así que me lo tomé todo tal y como me lo dictó mi madurez. Di un salto de alegría, me golpeé la rodilla contra la silla y pensé en no dar una respuesta tan rápida como desesperada. Pero si estás desesperado actúas como un desesperado. Le respondí en unos segundos “claro, no tengo nada que hacer ¿A qué hora?”. Ella me dio o se dio cuatro horas de margen.
Salí corriendo hasta la ducha. Si llegaba a la cita sudando que fuese sudor nuevo.
Me preparé. Me volví a desesperar cuando mi ropa preferida estaba en la lavadora. Busqué mi fragancia preferida de Ralph Lauren, un regalo caro que hago durar porque esa en especial ha dejado de hacerse aunque la firma siga, me olvidé del final del episodio de House (y ojo que soy tan fan que dejaría la heterosexualidad por Hugh Laurie, el actor principal), me miré delante del espejo sin llegar nunca a un acuerdo conmigo mismo…
Antes de salir a la calle recordé mis habituales monólogos de bar con los amigotes o las amiguitas o alguna ex, o los apreciados amigos virtuales:
-          No tiene sentido estar con una persona sólo para follar. El sexo es más corto que la vida. Está sobrevalorado. Unos cuantos orgasmos y luego… ¿Qué? ¿Aburrirte de cafetería en cafetería? ¿Hablar de nada con alguien que te inspira lo mismo? Es absurdo. Yo si estoy con alguien es por algo más que porque tenga un buen par de tetas o un culo.
Mientras salía y pensaba en mi monólogo interior pensé que me estaba arreglando mucho. Que se me veía muy ilusionado. Que algo no cuadraba con mi filosofía.
Durante aquella noche y la charla anterior a los dos polvos y la posterior no hubo un sólo segundo dónde no pensase que aquella chica, borracha o no, no tenía nada que ver conmigo. Me arriesgaría a decir que incluso pensé que era del todo imbécil.
Pero no tanto como yo saliendo a buscarla igual que si fuese al encuentro de Monica Belucci.          

17 comentarios:

LISSI dijo...

jajjajjjajaj....esta vez si que te he visto!!Te lo juro...y ademas ese momento silla me recordo a mi en muchas ocasiones(deberia tener la casa redonda ...aun asi creo que me iria dando de hostias con las paredes!!)La impulsividad es lo que tiene.
Y esa cara de felicidad saliendo de la casa al encuentro de la femina cual gato en celo(y perdona la expresion)...los instintos son los instintos y aveces superan la razón...no es malo ni bueno ni todo lo contrario...pero aveces MUY NECESARIO.
Me ha encantado y me he reido mucho(aunque no se si era tu intencion )...la verdad es me animo mucho.
Gracias,realmente necesitaba leer algo asi...va con mi estado de animo de hoy, muchisimo mas feliz :)
Un beso

Houellebecq dijo...

Sabía que ya estarías más animada. Tan mal no te veía, solo regular. Pues me alegra que te haya gustado. No pretendo hacer reir o llorar. Sólo gustar. La risa desde luego es la mejor opción así que perfecto. Los instintos son la forma en la que te metes en fregados de los que a ver como sales luego y si sales entero... Sigue feliz. Besos.

MEME dijo...

jajaja
Tenemos los mismos gustos hablando de hombres (Hugh Laurie).....
Es que el tipo ese tiene un aire irresistible que no se yo.

Me alegra que sigas disfrutando de tu,, no se ¿como se le llama a esto?
locura, inpulsividad, lo que sea....
disfrutalo mientras dure...

Recuerdos perdidos dijo...

Jajajaja, la carne es la carne. Un saludo

Rackham the Red dijo...

Bonita historia... Además me es familiar, sólo que yo ya no quedo ni para sexo. Para que salga hace falta mucho más. Pero eso de la cara de felicidad me ha resultado familiar. Cara que petrificas a lo largo de la tarde para que no se transforme en asombro, y después horror...

Pilar dijo...

Vamos a ver, te la encuentras, te tira los tejos, te destroza muy a gusto la espalda y te llama de nuevo, House lo repiten y a las oportunidades las pintan siempre calvas, además el ejercicio siempre viene bien ¿no?

urbanoyhumano dijo...

Ahora tiene el tamaño de una canica..
No compres plantas. Ensucian. Vomitan.
Ya no me hago preguntas que no tienen respuesta.
He oído que el calor va a remitir.

Besos.

María dijo...

Hmmm, tú tienes suerte. Ese sms te ha alegrado. No todos corren la misma suerte. A veces un mensaje de móvil según de quién, es peor que uno de publicidad.
Aunque ahora que lo pienso, eso pasa por dar el móvil a cualquiera... o a cualquiera que pueda convertirse en "cualquiera".

Bah, pero no venía a hacerte partícipe de mis ralladas mentales ;). Sólo a decirte que hace unos días he descubierto tu blog y que me tiene entretenida. Me guzta :)

Houellebecq dijo...

Desdde luego, House siempre estará ahí, las oportunidades no. Eso ni lo dudo.
María, de momento no ha pasado nada malo pero es cuestión de tiempo que pase. Tanto si doy el móvil como si no.
Urbanoyhumano, no compro plantas ni animales. No suelo tener necesidades afectivas y si las tengo en un bajón... son pasajeras.
Bueno, Meme, me alegra que tengamos los mismos gustos, ja,ja. Es que el personaje me gusta bastante.

reltih dijo...

pues se nota que le gusto el polvo jajajaja , pues quieres repetirlo.
suerte brother.
un abrazo

neko dijo...

Me encanta esa lucha por lo que quieres creer y lo que quieres hacer.
Chico, haz lo que te pida el cuerpo, y si no dañas a nadie, adelante! yo haría lo mismo si pudiera.

Yo veo normal que según pasa el tiempo y creces tu círculo social disminuya en contra de todo pronóstico. Digamos que nos quedamos con la gente que es realmente importante para nosotros y no necesitamos estar tan rodeados de gente que nos haga sentir queridos e importantes. Supongo que es algo necesario para una personalidad completa.

Y bueno.... cómo terminó??

Marpin y La Rana dijo...

Has hecho bueno el dicho o refrán de que "Mueven más dos t...que dos carretas".

Hemos llegado a este Blog a través del Blog de Pilar.

Cordiales saludos.

Marpin y La Rana

Houellebecq dijo...

Marpin...: Me gusta el blog por el que habéis llegado. Os visitaré. Un saludo.
Neko: No terminó. El asunto sigue en marcha.

POEM dijo...

"Si llegaba a la cita sudando que fuese sudor nuevo."
ja me parto"

"me miré delante del espejo sin llegar nunca a un acuerdo conmigo mismo…"
ja te pareces a mi hijo de 15 q se cambia de ropa 3 veces al dia y sale con al menos 2 chicas a la vez jaja

como q no tiene sentido estar sólo con una persona para follar mmm yo no sabes el provecho q saco de esas 3 o 4 horas entre sábanas las conversaciones merecen la pena el polvo por mi malo o bueno q haya sido!"! jaja
me encanta el sexo sin amor y mucho mejor con amor claro!!!

algún día te irás a mi encuentro??? pero no quiero ni q te arregles o sudes sé q lo voy a pasar bien contigo jaja

beso

Houellebecq dijo...

No soy tan burro que condene el sexo por el sexo. Lo respeto, puedo caer en él y hasta disfrutarlo pero al final incluso tú tienes claro qué es lo mejor. Y sí me estoy volviendo cada vez más adolescente. Creo que sigo un proceso inverso con esto de la madurez. La voy perdiendo.
Eres la primera oferta seria que tengo por un blog, ja.ja. No sé, la vida da muchas vueltas.

jordim dijo...

el sexo engaña a muchas parejas..

Annie dijo...

Pues si que estabas desesperado, pero te veías tan tiernito que enamorabas al instante!!!!!!!!!

Un beso brujo