14 septiembre 2010

Cuatro misoginias y una misantropía

Estaba intentando acabar la estructura de una novela con las nuevas cuatro tipologías de zombis que me he inventado. Pero mis amigos me esperaban. Por fin habíamos localizado a un amigo que se nos escapaba a pesar del Facebook. Y era fotógrafo. Y nos había invitado a su exposición con sesión fotográfica de modelos brasileñas en vivo incluidas y caipiriñas y galletitas saladas, frutos secos y patatas fritas. No nos avisó que la invitación incluía un calor infernal y húmedo, muy catalán, que nos obligó a salir a la calle a unos con la excusa de que tenían que fumar y en mi caso con que tenía que hacer de fumador pasivo. Tampoco avisó que las modelos eran tan típicas que giraban la cara cuando pasaban por nuestro lado (a una sólo le faltó escupirnos para demostrar que era de otro mundo mejor que el nuestro). A mis amigos no les gustó esa actitud. Me junté con cuatro misóginos. Pero se les podía disculpar. Los cuatro habían sido abandonados por sus parejas. Dos de ellos habían sido acusados de malos tratos porque así sus mujeres podían cobrar la multa por quinientos euros en estos casos (los jueces ya intuyen que no hay trato bueno o malo o de ningún tipo porque tampoco hay señales que lo demuestren en la piel de la acusadora así que se paga la multa y la chica, asesorada por un abogado cabrón, se lleva ese extra en la ruptura sin saber el daño que le hace a las mujeres que son maltratadas de verdad). En fin, parecía una reunión de anti-mujeres anónimos en mitad del infierno. Y las modelos distantes parecían subrayar mejor esa sensación.
Yo me tuve que resignar al silencio. En mis dos últimas relaciones me había tocado el papel de malo (a mi pesar e involuntariamente) así que mi circunstancia invalidaba las teorías de los misóginos. Además, yo siempre he sido más democrático con los odios. Lo mío es misantropía. Como en la cita de Diógenes que he leído en el blog de “Un rincón fuera del…” , cuanto más conozco a la gente más quiero a mi perro. Y eso que no tengo mascotas. Pero las de los demás me suelen querer a primera vista y lametón.
En la calle, entre pitillos ajenos y viendo pasar “mujeres de verdad”, mucho más atrayentes a cualquier nivel que las modelos anoréxicas del interior, mis amigos siguieron atacando al enemigo común con el que sin embargo, intentaban confraternizar todo el tiempo. Veían un culo más respingón de la cuenta y había armisticio y cese de hostilidades y hasta alguno hubiese propuesto un matrimonio. El manual de instrucciones para ser hombre es muy básico.
Miré el móvil que tenía en silencio para no interrumpir los discursos de agradecimiento de mi amigo el fotógrafo. Dieciséis llamadas perdidas y cuatro mensajes. Los dos primeros de saludo. El tercero de recriminación. El cuarto casi ofensivo. Mientras los leía recibí un quinto con el insulto ya claramente dibujado “ ¿De qué vas, imbécil, respondes o qué?”.   Me hizo sentir como una modelo que se atrinchera detrás de sus altos hombros y te gira el rostro. Eso, de qué voy. Pues de uno que no se va a meter en una relación porque le gusta un culo con una forma determinada (de hecho, mis últimos posts son la narración de la lucha, a veces fracasada, contra ese instinto). Luego llegan las separaciones forzosas y la misoginia entre amigos. De momento y acompañado y entretenido y algo achispado iba de eso, de “no me importa nada”. Luego ya veríamos, que el aburrimiento nunca te lleva por buen camino. Menos mal que tengo mi proyecto de novela de zombis. Me gusta la frase del poeta loco Panero que en el manicomio aplasta colillas porque siente que mata personas. Lo bueno de escribir ficción es que puedes matar gente sin problemas. Eso te libera mucho por más que nunca terminarás de odiar lo suficiente a la humanidad. Y ojo que solo la odio en defensa propia.  

17 comentarios:

neko dijo...

Desde luego las modelos ya pueden sentirse de otro mundo, porque realmente lo son, y a mi parecer no uno mejor que el nuestro.

Tampoco creo que haya que pasar de las mujeres (o los hombres), la clave está en no conformarse ni resignarse nunca y saber aceptar el final de una historia.

Un saludico!

Annie dijo...

"Veían un culo más respingón de la cuenta y había armisticio y cese de hostilidades y hasta alguno hubiese propuesto un matrimonio. El manual de instrucciones para ser hombre es muy básico."
Con ésto y lo de los zombies me hiciste acordar de este video, tal cual jajajajajajaja Trapitos al sol

Besos brujos

Houellebecq dijo...

Vaya, con video y todo. Muy adecuado e ilustrativo de lo que cuento. Buen comentario interactivo el tuyo, annie.
Neko, estos solo pasan de las mujeres mientras las mujeres pasen de ellos. A la que una les haga caso se acaba su misoginia barata. Que los conozco muy bien.

POEM dijo...

me parto
el mundo real es mi preferido cuando de repente surge el deseo

los cuerpos perfectos no son nada sin la atracción sexual de días meses acumulada

conozco una mujer q acusó de malos tratos a su marido y le destruyó

estoy siempre llena de moratones por ser una bruta
a mi me fascinan pero los demás me cotillean jaja

no soy misógina pero si solitaria...

a ver si te mando un sms porno jaja

tu novela de zombies tiene buena pinta y te salvará de todo...

LISSI dijo...

Vaya...no se k es peor si la misoginia o la misantropia....aunk aveces yo tambien la siento(la misantripia eh!!)...y tambien escribo para no "espachurrar" a alguien contra mi puño:P o contra el telefono(y ya sabes pork )
En cuanto a las modelos...creo que se pierden muchas cosas si actuan asi mirando por encima del hombro al resto de los humanos.
Yo es k no soy muy de mirar el fisico,me fijo pero siempre acabo con chicos k no tiene n nada k ver con mi "tipo"(pork para eso me tendria k ir a Noruega a buscarme un vikingo )...aunk no soy buen ejemplo pork mi vida amorosa es un desastre jejje.
Me parece k la chikilla esta de los mensajes kiere algo contigo mas profundo pero oye kizas solo sea impresion mia jijijij...anda k no veas...a mi me daria miedo un especimen igual en masculino.
Besos Houellebecq :)

Pilar dijo...

y un anticipio de los zombis???

reltih dijo...

full, bacan de relato. me trama tu espontaniedad, tu verticalidad para decir las bainas. full brother.
un abrazo

Houellebecq dijo...

Mis 4 modelos de zombies de momento me relajan. Pero son mi proyecto ultrasecreto. Anticiparé, anticiparé en cuanto los registre...
Poem, el porno solo es bienvenido si es de calidad y se sale de lo normal. Al menos en mi caso.
Lissi, yo la misantropía la siento también a rachas, como tú. Lo que pasa es que mis rachas se van haciendo cada vez más largas. Cuando más relajado y tranquilo y en paz estoy con el mundo va el mundo y viene a molestarme con otra de sus mezquindades y vuelve a molestarme. Menos mal que tengo el blog para atacarles desde mi realidad y la ficción de mis novelas para matarles en sueños.

***Vanessa*** dijo...

Yo también odio la gente q mira por encima del hombro, sean modelos o no.Menos mal q podemos seguir matándolos en la ficción!
Tienes razón,no se puede entrar en una relación porque te guste un culo con una forma determinada.Si no te llena nada más, hay q pensar que ese culo cambiará con el tiempo,jaja!
Respecto a la cita de Diógenes, ya sabes q pienso lo mismo!
Besos!!

MEME dijo...

Pues yo he optado por clases de saco, cuando le pego no siempre pienso en alguien a veces me pego a mi misma por mis comecocos y mis desvarios,,,, le pego unas cuantas patadas y unos cuantos puñetazos al saco y en serio, salgo del gimnasio nueva, sin ganas de "matar" a nadie ni nada.
Cuenta con que te compre tu libro, pero me lo tienes que firmar y suerte con ello.

Besos

urbanoyhumano dijo...

Creo que hubiera estado de parte de los misóginos - sin que sirva de precedente -. Y no por las modelos, por la manipulación que a algunas mujeres se les da de maravilla ejercer.

Me alegro de tus zombies, ojalá.

Houellebecq dijo...

El libro será y si tengo la suerte de poder estar en situación de firmarlo... pues eso, ojalá. De momento me relajo con ese y con otro sin zombis y hasta con este blog.

Shang Yue dijo...

me gustan las mujeres de verdad

me gusta creer también que soy una de ellas, aunque un tanto artificial

POEM dijo...

ser modelo de todas formas es un trabajo como cualquier otro
lo malo es convertirte en un rolmodel para adolescentes q pesan 60kg y quieren pesar 30
para eso mejor mi hijo q pesa 35 kilos y la ropa la queda como les gustaria a sus jefes jaja

no me refería a eso me enseño un amigo a grabarme lo hago bastante mal pero...

Recuerdos perdidos dijo...

Al final siempre intentamos confraternizar, a las mujeres nos pasa igual.

Pitt Tristán dijo...

Muchas mujeres, con su actitud, se ganan el rechazo de muchos hombres, como esas modelos de tu texto y es que la mujer se burla de los hombres como quiere, cuando quiere y mientras quiere.

a Oscuras dijo...

Es genial tu texto, reunión del comando misógino, salpicado por resquicios de un misántropo.. no pinta mal la cosa. . . al final es cierto que cada fin de relación te convierte en afiliado de algún bando, al menos, coyunturalmente. yo ahora soy del bando del deshaucio, y también de que mi gato me entiende mejor que nadie.

Quizá, decían en el anterior post, que las mujeres se burlan y se rien de los hombres a su antojo; diría yo que llegan la decadencia y todo cae en espiral fatalista, repetitiva, la risa jocosa, o el escepticismo nos sobrecojen hasta llegar al punto de desaliento en que o te ries ,porque ya ssabes que está pasando, o te vuelves a dar otro voltio en espiral.

un saludo