06 septiembre 2010

A Simple Story


Tomamos algo en una mesa de la Rambla con un mantel a cuadros. Somos los dos únicos autóctonos en un mar de guiris que piensan que la cocina española se basa en comer paellas de plástico. La comida allí es cara y tiene el mal gusto del precocinado. Nosotros sólo bebemos. Cerveza.
Ella me cuenta que no es “así”, como se mostró hace unos días en un rellano. Es un discurso recurrente. Lo he encontrado muy a menudo. La gente siempre se justifica sin que le pidan que se justifique. Yo no sé qué significa “así”. ¿Sexualmente accesible? ¿Borracha?
Tras la defensa que no le pido viene la ofensa contra alguno de sus ex. Sí, ya conozco la historia de la última vez que nos vimos. Se trata de un ex terrible. Pero todos lo suelen ser. Por eso se transforman en ex. Lo que no calcula es que cuanto peor me habla de su antiguo novio peor me hace sentir. Yo soy un licenciado para la carrera del perfecto “ex”. Pero no empecemos a pensar en una ruptura cuando ni siquiera ha empezado nada. Y la cerveza tibia no me gusta. Ella tiene ganas de hablar y yo, que no soy bebedor, hoy tengo sed y ganas de escuchar. Me dejo llevar por el oído. Tengo que saber a dónde me lleva todo estoy y a dónde me quiere llevar ella. Yo por mi parte ya tengo los datos suficientes: no quiero ir ni volver, sólo me apetece entrar y luego ya se verá. Tengo un plan muy poco elaborado, la verdad. Ni siquiera sé dónde está la farmacia más cercana.
Ella me hace un cuestionario sencillo. Sobre vida laboral, sobre lugar de residencia, edad… Una rueda de prensa de una periodista para un periódico con un ejemplar de tirada. Me está midiendo con preguntas ahora que ya me ha calculado visualmente.
Yo no necesito preguntarle nada. Todas sus explicaciones sobre la filosofía de venganza y muerte que sigue contra su ex me hacen reflexionar que no quiero llegar a nada serio con ella.
Cuando vamos por la tercera caña me habla de sus aficiones que no incluyen ni una sola  de las mías. Mi nivel de compatibilidad con ella no es mayor que el que pueda tener con su mascota, un gato siamés del que me explica obra y milagros terminando las cañas y entre risas tontas que atraen la mirada de los comensales extranjeros.
Yo intento alcanzarle la mano y ella la retira. Es un gesto que me molesta. Me recuerda otro que comenzó una historia espantosa. Recuerdo una vez más a Proust, no sé por qué: “El amor comienza cuando alguien a quién invitas a cenar te dice que no”. Obvio pero real. Hay tópicos que siempre funcionan. Como poner los precios a tanto con noventa y nueve y no redondear. Dicen que la gente sigue picando con eso. Yo no quiero jugar a “primero follo contigo pero ahora no me interesas aunque te he vuelto a llamar y hasta te pedí el móvil”. Es como jugar al parchís para un campeón de ajedrez. Y esa mesa con el mantel a cuadros me recuerda más al segundo que al primero.
Cuando nos levantamos y paseamos y nos despedimos y dice que ya nos veremos pero sólo tal vez… Me decepciona(aunque por lo menos no tendré que buscar una farmacia ni un lugar privado).
En otros tiempos sentiría el jaque y el mate. Hoy sólo soy consciente de que de no ser por el alcohol la conversación hubiese sido insoportable. Y sin premio al caballero.
El móvil y sus mensajes dejan de interesarme otra vez.
Cualquiera de mis soledades es menos aburrida que esa compañía.         

21 comentarios:

LISSI dijo...

Vaya...triste historia y triste chica.Si que parece bastante hueca o quizas le hacen falta algunos años de verdadera vivencia...o es que simplemente como se suele decir "de donde no hay no se puede sacar".
La verdad es que no tenia muchas esperanzas teniendo en cuenta lo que comentabas de ella en el post anterior.
Aunque no puedo evitar que me de pena esta chica...no se porque la verdad.
Algún día encontraras a la conversadora casi perfecta(ya sabemos que la perfeccion no existe y es ademas aburrida) con los rasgos justos y las aficciones adecuadas...o no?ahí esta la gracia de este juego tan puñetero.
Un beso :)

Houellebecq dijo...

No busco a nadie perfecto. Ella tampoco debe ser más imperfecta que cualquiera. Lo que ocurre es que para mí es la opción más equivocada posible. Está muy lejos de causarme la impresión adecuada. Todo el tiempo tengo la sensación de que no es para mí. He encontrando conversadoras casi perfectas pero luego han surgido otros problemas. Pero bueno, como en el pasado ha habido buenos momentos espero repetir algunos otros buenos en el futuro. No es que pida mucho. Es que no me conformo con nada.

MEME dijo...

Que forma mas educada y elocuente de calificarla,,
"Sexualmente accesible"
jajaja
Al final tu plan poco elaborado no salio como esperabas "creo" o igual tampoco esparvas nada.

Yo lo que pienso que en estos casos no es ella solo sexualmente accesible tú también lo eres, y no lo critico simplemente pienso que tanto tú como ella ganas o pierdes, depende de como te lo plantes, los dos ganáis sexo y los dos os quedáis con el vacío de después, no tiene por que sentir distinto un hombre por ser un hombre, ambos sacáis partido o no lo sacáis depende de como te lo tomes.
Bueno que rollo,jajaja
y sigue la historia? por que me tienes enganchadisima.
Besos

Pilar dijo...

Bueno, ahora la historia está más compensada, te dió un polvo interesante y una conversación absurda, quizás tampoco había mucho más.

Actuar por vengaza y tratar de justificarse es simple, pero no por ello poco común.

Y sentarte en las Ramblas, tomar unas cañas y ver pasar a los guiris es divertido.

Rackham the Red dijo...

Esas cosas pasan, Houellebecq. Me ha encantado la comparativa parchís-ajedrez... Muy acertada, y alguna vez también me ha tocado...

Anónimo dijo...

Llegué hace unos días por casualidad y he vuelto hoy (bueno, llevo días volviendo) por curiosidad, porque quería saber más de tu historia. Y porque me encanta como escribes.

Houellebecq dijo...

Gracias anónimo, eso me hace menos amarga la historia.
Estoy de acuerdo contigo Meme. No hago distinciones entre ella y yo por cuestión de sexo. Es ella la que parecía querer justificarse o se sentía avergonzada o qué sé yo por eso que hicimos. La historia no murió ahí del todo aunque sigo pensando que debería haberlo hecho.
Pilar, no sé si a ella le compensa lo que hace. A mí ya me vino bien.
Rackham... Creo que me dejé comparativas de juegos como el poker y hacer faroles pero era muy obvia y el mantel me recordaba más al ajedrez.

neko dijo...

Me encanta aquello que has dicho de "No es que pida mucho. Es que no me conformo con nada." no sé si has visto la descripción que cambie a mi blog hace poco, pero justamente dice eso.

Es dificil conseguir de primeras encajar con alguien. Os conocisteis en una situación un tanto atípica y no pudo pasar por alto esa especie de culpabilidad. Tal vez estuviera nerviosa, tal vez no sea así, o tal vez no tenga nada que ver contigo y sea todo mejor así.

Quedate con el recuerdo de aquella noche, y punto.

Houellebecq dijo...

Acabo de pasarme por ahí. En eso estamos de acuerdo.
En el post reflexiono sobre ese momento pero cuando termino de escribirlo dejo de darle vueltas. Escribiendo me hago la terapia y luego salgo limpio de tonterías a la calle. A veces veo la solución mientras la redacto.
Es cierto que es difícil encajar con alguiena la primera pero más difícil me parece chocar. Y yo de momento choco. Saludos.

Annie dijo...

Hou una pregunta indiscreta: ¿Cuántos años tienes tú y cuántos ella?

Me da la impresión que hay reside mucha parte del desencuentro entre los dos...

Besos brujos y esta vez muy indiscretos (sorry)

***Vanessa*** dijo...

Cuando sólo se oye y no se escucha, es un mal comienzo.
Si ya lo dije yo en uno de mis post...
http://rinconcercano.blogspot.com/2010/03/siempre-mi-lado.html
Besos!

Houellebecq dijo...

Pues sí, Vanessa. Lo que me gusta de explicar ciertas cosas por aquí es que luego ves que siempre hay alguien por ahí que ha pasado de una manera parecida por eso.
Annie, tengo tus datos. En cuanto pueda me pongo. Besos embrujados.

Recuerdos perdidos dijo...

Pues una buena continuación a la chica de la escalera.
Esta parte esté muy bien escrita.
un saludo.

Caín dijo...

"Y es precisamente esa dualidad en que el término friki ha sido pervertido, entre el hombre ocioso y el insensato, donde se desarrolla no tan sólo el fenómeno social y mediático, sino la tensión propia del hombre de esta etapa que se inicia con el nuevo siglo. La esquizofrenia entre la realidad propia y la que genera la opinión general, inevitablemente influye en el modo en que nosotros percibimos y gestionamos a su vez la nuestra. Así resulta que la mirada del otro, sobredimensionada a través de los medios de comunicación, disgrega el principio de realidad colectivo de la conciencia individual, favoreciendo el suceso de la rareza, y convirtiendo al raro en loco. Algo que podemos apreciar fácilmente en el friki."

http://ysinembargo.com/uebi/2009/05/28/friki-%C2%BFparia-o-heroe-del-siglo-xxi-jon-jonenjur/

Houellebecq dijo...

Eso no lo dirás con segundas, Caín... ¿No? Bueno, has conseguido interesarme lo suficiente como para que me de una vuelta por tu espacio.

urbanoyhumano dijo...

Y nos empeñamos en seguir por eso mismo, porque no nos conformamos con nada.
Una vez más diseñas las crónicas en círculos abiertos perfectos.

PD. Caín parece un tipo curioso. Ha dejado el mismo comentario - manifiesto en todos los blogs por los que ha pasado, incluido el mío...

Abrazo Houell.

Houellebecq dijo...

Debe ser interesante ver cómo reaccionamos cuando nos escribe ese párrafo tan denso y farragoso. O sólo es su carta de presentación.

Anónimo dijo...

Supongo que entre que la llamas o te llama o entre que eso no sucede nunca te van sucediendo historias de entre tanto que me gustaría conocer.

Houellebecq dijo...

Puedes preguntar eso que quieres conocer. Suelo responder casi todo.

POEM dijo...

jaja
qué cinismo
ufff
yo si soy así como en el rellano y otros lugares
y no hago cuestionarios jaja
y no quedo con hombres con los q he tenido este tipo de experiencias si no quiero volver a follar...
típico de la corta edad y de tantas mujeres q son unas liantas
el flow eso es lo q mola...

los jaque mates son típicos míos no por no conseguir sexo sino por no recibir la misma intensidad q yo pongo.... o la misma sinceridad...

Anónimo dijo...

Eso que quiero conocer es todo en concreto, nada en general. Que escribes un libro de zombis, que has ido a la exposición de un amigo, que el facebook no es infalible, si te ha gustado el último Woody, si evitas la Rambla para escapar de los guiris,… Creo que lo que quiero es seguir leyéndote, leerte más y más a menudo. Recién llegada y ya con exigencias. Pero es que me atrapó enseguida tu estilo desde que leí un comentario que dejaste en algún otro blog. Así que voy viniendo esperando encontrar nuevas letras cada día. No hace falta que me publiques…