09 julio 2011

La vanidad es para tontos (como yo)



Tengo una amiga con este tipo de vanidad. También se le pasará. 



Me gustaría decir que lo tomé con flema inglesa pero mentiría. Leí el correo dónde la revista de Eduard Punset, divulgador científico, me publicaba un cuentito por amor al arte y salté y canté y hasta grité. Recuerdo que en mi cadena de música sonaban unos ritmos tecno aunque oscuros pero yo los bailé con mucha alegría, y di un salto y giros y casi  rompo otra lámpara (la primera fue hace años con una de Michael Jackson). Fueron minutos de felicidad intensa. Mi primera y equivocada opción fue comentarlo en el estado del Facebook. Con humildad. “ja,ja,ja saludad al nuevo Asimov. Me publican un cuento en la revista Redes de ciencia” . Un amigo que vive cerca y con el que escribo algo a medias me dijo de salir a dar una vuelta. Nada más vernos ya le comenté que a partir de ahora mis amigos tenían que saludarme con reverencias al estilo de los cortesanos de “El rey Sol”. Ellos harían de cortesanos y yo de rey, claro, para eso soy escritor. Y es que publicarte tu mismo está muy bien pero que a alguien le guste algo tuyo entre algunos miles de cartas y te escoja a ti, pues te anima bastante. Mi amigo me preguntó si no se me estaba subiendo un poco a la cabeza lo de la publicación del cuento. “Para nada” le dije “acuérdate de cómo era yo hace años”. Actualmente estoy mucho más centrado. También es cierto que si mantengo amigos con ese tipo de comentarios es porque ninguno me toma en serio.
El Facebook incluyó felicitaciones de gente que pensaba que me tenían agregado para hinchar falsamente su estadística de contactos. Gente a la que estaba a punto de eliminar como por ejemplo un músico más egocéntrico que yo que no conozco de nada y que acepté porque era amigo de un amigo y por no hacerle el feo. Pero ahí lo tenía con un modesto “me gusta”, manita hacia arriba, “me gusta que te publiquen y aunque no seas amigo mío ni casi nos conozcamos da igual porque así tu pondrás otro me gusta cuando yo publique una de mis canciones o videos por aquí”.  Es tan fácil dar felicidad a la gente con un click.
Salí con otro amigo a dar otro largo paseo. Uno de cinco horas. Al final me preguntó si me parecía que eso era mucho caminar. Pues hombre, para un escritor sí pero da igual. ¡Me van a publicar, estoy como Dios! Tuvo la elegancia de evitarme los lugares dónde sabía que me encontraría cucarachas(mi horror) y mostrarme lugares inéditos de mi ciudad. Tu vecindario está lleno de esquinas y rincones que nunca has cruzado, hay exotismo a la que cambias tus rutas habituales.
Una ex me escribió que suspendiéramos lo de ex durante el tiempo que regresaría a España y en vez de continuar con su tema la introduje en el mío, lo del cuento. Ahora que lo pienso no creo que le gustase enviarme invitación de sexo y que yo le respondiera “que me publican, que me publican, que me…”.
En fin, pasados dos días ya he regresado a ser yo. La felicidad dura poco. Ahora empiezo a ver los peros (que no lo cobro, que a lo mejor es lo último que me escogen, que…).
Pero no me arrepiento de haberlo celebrado. Todo pasa. Y yo pasaré mucho más fugazmente. Pero por pequeñas que sean las gratificaciones cuando la vida me regala alguna las suelo vivir como si fueran eternas.
Y mis amigos-as que lo sufren.    

30 comentarios:

mara dijo...

pues claro q si ¡¡¡ haces muy bien en celebrarlo,mi enhorabuena, y decir q las cosas buenas hay q festejarlas mucho y guardarlas en el cofre de las alegrías para q no se escapen y cada vez q lo abramos revivirlas d nuevo.

un abrazo hou.

RELTIH dijo...

LA VERDAD. SE SIENTE QUE NO TE GUSTAN ESAS CLASES DE ELOGIOS. COMO SIEMPRE, MUY IRÓNICO TEMA.
UN ABRAZO

Pilar dijo...

lo quiero leer, lo quiero leer, lo quiero leer, lo quiero leer, lo quiero leer... ¿lo pillas?
ENHORABUENA!!!!

Hay que celebrar lo bueno, mirarlo, remirarlo, decirlo, repetirlo, cantarlo, bailarlo, mojarlo, brindarlo y sobre todo compartirlo.

¿te has dado cuenta de que lo malo lo repetimos hasta la saciedad? analizamos cada briza de dolor, de pena, de angustia, de pérdida o de miseria, y lo bueno, lo damos por descontado.

Y teniendo en cuenta que la vida es poco generosa, a celebrar.

Un beso.

(ando dando saltitos, tengo un amigo escritor de verdad!, tengo un amigo escritor de verdad!)

Anónimo dijo...

Hasta la eternidad es efímera.
Enhorabuena!

Houellebecq dijo...

Mara: Muchas gracias Mara,más vale festejarlas porque como dice Pilar por aquí mismo, ya miramos lo malo hasta la saciedad. Espero ser capaz de revivir lo bueno en el futuro porque yo los recuerdos los tengo pero no me producen muchas sensaciones.

reltih: Me gusta el reconocimiento y saber que me van a leer. Eso sí me gusta. Compartir lo que te gusta entre muchos es una maravilla. Como a tí te gusta compartir los poemas. Pero en el fondo sabemos que publicado o no publicado yo no no dejo der el mismo y sí, todo lo de las reverencias,etc. es pura ironía, jaja. Un abrazo, amigo.

Pilar: Interesante reflexión sobre lo malo y lo bueno. Y el relato lo leerás pero no sé cómo lo haré. Creo que como no pega con el blog pues pondré un enlace y listos. Esta es la opción que más estoy pensando. Y mientras me lo publican yo ya estoy pensando en los concursos de cuentos de verano. Para que me no me seleccionen nada y dejar de enviarlos otra vez.Ayyy

Anónimo: Toma frase. Quién sabe si no desapareceremos como lo los disonaurios. El único lado bueno de la vanidad es la felicidad que reporta. El lado malo también es muy grande...

Anónimo dijo...

A veces un poco de vanidad es necesaria en la vida. Y una primera publicación es algo a celebrar sin duda.
Enhorabuena.
María

Houellebecq dijo...

Mientras no haga daño a nadie...

aina dijo...

Te he visualizado ahí...gritando y dando saltitos,muy a lo "loca". Esperemos que te llegue la calma y luego te felicitaré,no soporto los histerismos.

POEM dijo...

enhorabuena
entiendo tu jubilo y tu excitación y tu "felicidad"

no es vanidad

vanidad es cuando te endiosas y te olvidas de tus raíces
te olvidas de lo sencillo
te alejas de lo mundano

no creo q sea tu caso

beso

LISS dijo...

"me gusta" (lo de la mano con el dedo haci ariba es imposible de representar por aqui :P)Ahora en serio..FELICIDADES!!!! Te lo mereces...mas que porque te publiquen en una revista por ser consciente de lo efimera que es la felicidad y saber aprovecarla en su justo momento,ese momento en el que aparece y si no estás pendiente se evapora y nunca mas vuelve.Creo que eso es lo que le pasa a la gente de mucho éxito...que ya no valoran los pequeños exitos...están tan acostumbrados que no los festejan...una pena.
Espero que sigan publicándote muchos mas cuentos pero que nunca olvides este y así puedas celebrarlos todos con el mismo ímpetu.
Un gran abrazo con una gran sonrisa :D

LISS dijo...

jooo ahora que pongo casi todos los acentos el teclado se subleva y se come las letras que pulso...espero que de todas formas se haya entendido lo que puse...lo mire despues de copiarlo y darle a enviar :((
...por cierto en referencia a lo de antes...a mi no me extraña nada que te hayan publicado ... sigo sonriendo :)

Marián dijo...

Hola...te saludo porque me gustan los escritores...y como en tu post tú mismo dices que lo eres...pues eso. que no he podido evitar mandarte un saludo y mi enhorabuena.

Houellebecq dijo...

Aina: Aina, el histerismo ya pasó y mis saltos son muy graves, nada agudos. No tengo nada contra las "locas" pero no me suelo parecer mucho a ellas, je,je. De todas formas, la euforia transforma. Gracias por la felicitación que anticipas.

Poem: Estás en lo cierto. Jamás cambiaría los amigos que tengo ahora por los nuevos que pudiera tener. Aunque el éxito real me llegase. No me veo viviendo entre ese tipo de vanidades y descuidando mis aficiones preferidas como leer, escribir o esos encuentros con los-las de siempre. Además, suelo caerme pronto de cualquier nube. A estas alturas hay cosas que no se pueden cambiar. Ni en lo bueno ni en lo malo. Besos.

Houellebecq dijo...

Liss, que te entendí todo. La verdad es que no recuerdo ningún comentario tuyo que no haya entendido nada. La sonrisa y el me gusta aquí son difíciles pero los visualizo muy bien.
Y en otro tema ese es el punto de todo esto, me alegra que no se olvide para nada. Que si para algo es buena la vanidad lo es para esos momentos de felicidad. Sin vanidad no habría la euforia de conseguir algo ni tal vez el intento. Lo importante es que entre los míos toda esa parafernalia del egocéntrico vanidoso me la monto en coña y ellos lo saben. Si no, no me seguirían llamando. Otro auto-estudio que quería hacerme es cuanto me duran las buenas notícias en el cuerpo. Si me publican un cuento dos días. ¿Y si gano algo grande en La Primitiva? Espero poder escribir sobre eso. Saludos Liss y gracias por estar aquí en este buen momento.

Houellebecq dijo...

Marián, siempre me he considerado escritor. Pero depende de tu interpretación. ¿Escritor profesional? ¿Aficionado? ¿Escritor en potencia? Saludos.

neko dijo...

Enhorabuena Hou!!!
lo bueno de que lo anuncies en un blog como este es el saber que todos los que estamos aquí es porque nos gusta como escribes, así que estamos deseando leer el relato (o al menos yo). Todo pasa tan rápido, sobre todo las alegrías, que por qué no disfrutarlas o hacer un poco el mendrugo?

Que envidia me dais los que tenéis buena imaginación como para escribir relatos!

Mario dijo...

Para mí eres una copa como el escritor de un pino, por lo menos.
Y, de verdad de la buena, lo eres. Y lo eres en potencia, aficionado por ahora, por algunos después, por el momento vivere, por el mañana que nunca será lo que dios dirá.

Para mí eres un escribidor, escritor, contador de vidas, de vida cotidiana que dibuja historias sobre el óleo de la noche, de la tarde, del instante preciso en el que te derrames como acuarela y lo pongas todo encontrado de literatura.

Me gusta que te publiquen. Me gustaría que lo hicieran más tras prodigarte más. Me gusta tu humildad, tus celebraciones, tu amigo, tus amigos que andamos por este escaparate de literatura al uso, al goce, al roce letrado.

En fin, qué más decirte... Añadiré que me emociona formar parte de tus seguidores. Créeme. Porque narras evocando tu vida, como si disfrutarte con la mediación de las letras, fuera también mirarte, observar, acompañarte por las aceras de tus cuentos con ton y con son...

Felicidades, sinceras las más...

Mario

Houellebecq dijo...

neko: Tú sueles escribir relatos con los sueños. Ni siquiera tienes que irte a dar una vuelta como yo con el MP3 a que me venga algo de alguna esquina del cerebro. Y me imagino que también te llegarán de otros lados. Pero se agradece. Eso siempre.

Houellebecq dijo...

Mario, a veces me halagas más tú que por ejemplo ciertas notícias como esta. Que hables de literatura incluso en algunos de estos pequeños fragmentos en plan diario que hago cuando tu precisamente escribes lo que escribes, ¡y cómo! (se echa en falta algun nuevo escrito, ya puestos a pedir) pues es una gran inyección de optimismo y autoestima.
Como estos comentarios que voy haciendo después del post son anexos de los posts (y ningún cuento o libro está del todo cerrado, siempre se te ocurre algo después de haberlo escrito o publicado) debería haber incluido algo sobre la vanidad y la felicidad que producen ciertos comentarios del blog y de cierta gente que te escribe y también te realiza y te hace sentir francamente bien. Ya sólo me faltan alguno de esos anónimos perversos que sean como aquellos siervos del emperador que les decían lo fugaz de todo para que la vanidad no les perdiera. Hasta mis ánónimos son pacíficos. Una vez tuve un Troll pero se me aburren. Y eso que yo no censuro a nadie. Lo prometo.
Bueno, Mario, un abrazo y te veo como siempre, en tu blog o en el mío (pero ya con ganas de que sea el tuyo).

rafarrojas dijo...

yo tb lo quiero leer.
tienes mi email del blog


la envidia que es la prima fea de la admiración me corroe. Muchas felicidades. Hazte rico, y preséntame a tus editores, a tus agentes o a cualquiera q me pueda meter a mí tb en el saco.

Houellebecq dijo...

Si me hiciera rico y poderoso sería un gran nepotista. Sólo recomendaría amigos, familiares y gente del blog. No te preocupes rafarrojas. O preocupate porque no pasaré de ese cuento,je,je. Saludos.

Anne dijo...

Ey tú, felicidades, enhorabuena y esas cosas que ya te han dicho.
Te iba a enviar un mail hablando de sexo pero me he dicho si sólo me dirá: me han publicado, me han publicado, me han publicado...

Ahora en serio, de verdad que me alegra y me da envidia, pa qué lo vamos a negar, que yo no sé escribir, pero me da envidia porque tiene que ser una sensación de subidón total.
Acariciada tu vanidad ya, deseo de corazón que te publiquen más cosas (y que sean remuneradas, que no sólo de inspiración y letras vive el hombre)

Un beso.

Houellebecq dijo...

No, Anne, ya estoy en condiciones de recibir ofertas sexuales. Por lo demás estoy metido y motivado y estimulado para seguir escribiendo como un loco. No sólo de letras vive el hombre, tú lo has dicho y si vive de letras han de ser pagadas.
Y sí, la sensación es enorme. Tú la habrás sentido por cualquier otro motivo. Es casi el equivalente a que alguien que te gusta piense que tú también le gustas.
Gracias por la felicitación.

MEME dijo...

Bueno por tercera vez intento dejar un comentario (es que no se si soy yo, si blogger o mi navegador, pero este es el tercer comentario que te intento dejar y me rindo...) en el cual te transmito lo muxo que me alegro por ti, por tu publicacion en la revista y que te deseo que no sea la última y que me encantaría leerte sería un placer,y por otro lado decirte lo bien que me cae tu amigo ese que te lleva por calles y sitios por donde no te cruces con esas odiosas cucarachas que es todo un detallazo por su parte, para mi es de ser un super amigo por que conozco gente que se parte el culo de mi por buscar atajos por donde yo creo que no me cruzaré con ellas aunque siempre aparece alguna y saca de mi vocabulario lo peor y no suelen entender lo mal que se pasa cuando te cruzas con una de esas y esto de tu fobia por las cucarachas es algo me me hizo empatizar muxo con ti... ,por que en una entrada hace tiempo hacías referencia a que te cortó el rollo una noche en el rellano de una escalera con una chica , en fin que me chocó tu fobia.
Espero que este te llegue y si no ya me retiro y te leo calladita.
Besos escritor

Houellebecq dijo...

Me ha llegado, me ha llegado, ahí lo tienes publicado. Que se agradece la publicación y que me he reído recordando eso que dices de las cucarachas porque son una constante del blog (en realidad no las cucarachas sino mi fobia por ellas que es real). Y recuerdo esa entrada como las que estuve escrinbiendo hace más o menos un año ya.
En cuanto al tema de que no te hayan dejado lo de los comentarios puede que sea cosa de blogger que últimamente esta haciendo pruebas y nosotros somos los ratoncitos.
Muchas gracias Meme de nuevo.
Besos

Mario dijo...

Lo sé, lo sé... lo mío con la poesía, como con la vida, es una historia imposible.
Pero bueno, tenía un algo parecido a un poema anclado en mi cabeza. No sabía qué hacer con él, pero al final he abierto en un plis plas un blog en worpress (así practico por si decido mudarme allí con mis relatos) y ahí he ubicado mi cosa-criatura-invento-ay...

Nos vemos en las letras.

Un abrazo

Mario


http://cafetario.wordpress.com/

Annie dijo...

Hou mi en hora buena llega un poco tarde por lo perdida que estaba, pero más vale tarde que nunca, así que me uno a la oda y me postro a los pies del Rey Sol, o sea tú... FELICITACIONES!!!!!!!!!!!

Besos mágicos y que sigas publicando

Houellebecq dijo...

Bueno, lánzame un embrujo bueno pero no olvides de bañarte tú en el mismo porque te veo escribiendo libros mejores que el Bucay. Con mucho más mérito y mejor escritos. Y no te hablo de novelas o cuentos de ficción porque no sé si alguna vez te ha interesado hacer algo así.

La Verdad dijo...

Igual que entonces, a nadie le importa ni le desvela lo que piensas y reflexionas, lo que importa es si pones más fotos de esas nalgas o al menos su Facebook.

Se ve que no aprendiste nada.

Houellebecq dijo...

La verdad parece que se equivoca. Ponga o no ponga nalgas siempre tengo visitas y comentarios. A veces más de los que puedo manejar. No pongo más nalgas porque no eres el tipo de público que busco: uno que sólo busque nalgas.