28 agosto 2011

El drama de no leer las señales de la vida


Buena guionista y dibujo aceptable. La Lluvia opina distinto.  



Pasé una hora levemente preocupado por un lunar cancerígeno que me había salido en el  antebrazo. Luego descubrí que era una mancha de chocolate y la siguiente pregunta es cómo llegó allí pero no le di más vueltas. En verano visto como Hulk, sólo en pantalones y expuesto de cintura para arriba. Aunque sólo lo hago por casa, en Barcelona ya no se permite ni el desnudo parcial. Si sube la temperatura global y seguro que subirá será un problema para los mamíferos de tensión alta como yo. Pero bueno, estaba contento. Acababa de salvar la vida y ahora la necesitaba para ir a un festival friki de cine de terror que hacen próximamente.
Decidí celebrar la vida regalándole algo a mi sobrina que me pidió hace tiempo. Ella no me perdona que lleve tres meses sin dar señales de que tiene un tío. Pero pensé que con el regalito a lo mejor compraba una disculpa. Me equivoqué igual que con el lunar. Tendré que usar métodos más rastreros para ganármela. Me espera una buena sesión de “Bob Esponja” sin rechistar. No hay problema. Pero prefiero “Doraemon”.
Decidí salir a la calle. Estaba nublado pero no pensé que fuera a llover. Y es malo confundir lo que deseas con lo que puede ocurrir. Porque llovió. No mucho pero lo suficiente para que un par de comics de Spiderman y otro par de Wonder Woman y Batman sean papel mojado. Me preocupa más el libro de la biblioteca.
Quería ver una película. Sabía que duraba casi dos horas así que calculé que no podrían darle más de tres sesiones y la segunda sería sobre las siete de la tarde. Calculé mal. Los exhibidores decidieron apretar las sesiones y dejar cinco minutos entre pase y pase. Total. ¿Para qué dejar tiempo entre películas y limpiar las salas? Con no limpiarlas y dejar que se inunden de palomitas en el suelo y en los sillones asunto arreglado. Y yo tuve que esperar hasta las ocho y media. También había calculado que la sonrisa equina pero agradable de  Hilary Swank bastaría para que la película fuese aceptable. Calculé mal. Me pareció una película de media tarde de fin de semana. Intrigante al principio pero solo durante cinco minutos. Luego predecible, muy predecible. Por más que Hilary sabe actuar.
Por último volveré a quedar con ella. Ella me envía mensajes por móvil y vía internet. Nos conocemos de un pasado en el que compartimos un trabajo. Ahora parece que tiene tiempo y quedamos más de la cuenta. Aparece después de mucho tiempo como amigos y familiares y excompañeros de algo que siempre acaban regresando cuando estoy distraído y pensando en otra cosa.  Me cuenta su vida haciendo hincapié en los fracasos sentimentales. También sus deseos, algunos de ellos íntimos, muy íntimos. Pero cuando piensas mucho actúas poco, esa es mi realidad. Así que quedamos y cenamos y lo pasamos bien y eso no va a ir a nada ese día aunque pienso que podría romperse esa línea.
Es sólo que viendo mi historial de errores de apreciación no puedo estar seguro de lo más importante.
¿Hay sexo más allá de todas estas bonitas citas con café y postres incluidos?  
   

28 comentarios:

mara dijo...

debe de haberlo hou,debe d haberlo....,en cuanto a doraemon,yo tb lo prefiero,aunque no para el sexo,eso se entiende ,no?,prefiero un hulk descamisado por su casa..;)

pd:mercí por darme el titulo del libro,lo compraré un abrazo.

MEME dijo...

Me gusta mucho la frase
"Es malo confundir lo que deseas con lo que puede ocurrir"
A mi me suele pasar a veces y es muy frustrante.
Sobre tu sobrina te diria que a veces no es la mejor tactica un regalo, yo he comprobado que aunque sea poco tiempo lo que se les dedique a los niños si es de calidad, quiero decir, si estás con ella con los cinco sentidos, seguro que se le pasa el enfado pronto.
Sobre la lluvia, que envidia me das, esta mañana cuando he salido a la calle he mirado el cielo y me he alegrado por que supuse que iba a llover, pero, al final, ni gota, yo me he colado también pero al contrario que tú.
Sobre tu lunar, que me alegro mucho que sea de chocolate y en fin, que gracias por pasarte por mi espacio.
BESOS DE SECANO.

aina dijo...

Debería haberlo, las citas con el café son el preliminar,pero cuanto más se alargan pero es el sexo.

Pitt Tristán dijo...

Puedes volver a ver "Todo lo que siempre quiso saber sobre el sexo y no se atrevió a preguntar" de Woody Allen y verás una peli mejor que la del otro día y responderá a tus preguntas.

RELTIH dijo...

COMO SIEMPRE, FULLL IRONÍA.
UN ABRAZO

Annie dijo...

Hou veo que eres de los míos, de los que nos hacemos películas (con extras incluidos y todo) a partir de cualquier cosa, incluso de nada. Me alegro mucho que el lunar cancerígeno se hubiera quedado en mancha de chocolate. Si yo te contara la película que me hice a partir del parecido que encontré en una foto, lo fliparías más jajajajajajaja

Respecto a la pregunta que haces al final de tu entrada, te remito a las mismas películas según las cuales en la tercera cita el sexo es obligado, pero no sé porqué creo que con ella no llegarás a ningún Pereira...

Besos mágicos y buen inicio de semana

Houellebecq dijo...

Mara: No, ya entendía que Doraemon y el sexo son antagónicos. Lo de Hulk sí, es más aceptable y recomendable.
Espero que encuentres el libro.

Meme: Ya voy entendiendo que es mejor un rato de calidad con la "sobri" que esos regalitos. En el fondo lo sabía pero a veces el exceso de comodidad. De todas formas procuro que todos los ratos con ella serían agradables porque si no, no querría tanto quedar con su tío ni se enfadaría por no verle. Supongo que diversión sí que hay. De todas formas sigo confiando en esa capacidad tan infantil para olvidarse de los malos rollos rápido. Los niños o al menos esta no suelen ser rencorosos. Besos pero no de secano. Aún hay un poco más de playa para mí.

Aina: Como siempre al grano. Ya me imaginaba que sugerirías recortar tiempos por lo que leo a veces en tu blog. De acuerdo contigo, por supuesto.

Pitt: Puedo volver a verla como tú dices porque de woody no hay casi ninguna que no haya visto varias veces ya. Y aún repetida y ya vista será mejor que la del otro día.

Reltih:La ironía que no falte. Es mi marca de la casa. Si no la tengo es que voy un poco mal tirando a triste. Un abrazo.

Annie: Conozco a gente que se hace muchas más películas. A veces una mirada de una camarera en un bar sirve para que me estén preguntado varias semanas si eso significa algo. Yo pienso que sí, que significa que la camarera tiene ojos y tiene que ponerlos en algún sitio porque si no se aburre tanto tiempo allí sirviendo. Lo de hacerse películas es inherente a casi todo el mundo. El tamaño de las películas es más particular. De todas formas lo de hacerse películas porno parece muy inherente a los hombres. Menos mal que yo ya no me hago dramas acabe como acabe la película. Besos, Annie.

jordim dijo...

Doraemon madura muy mal...

rafarrojas dijo...

Empiezo por el final. Porque creo que lo más importante o, si no, lo más necesario, siempre es la mujer que puede dar amor y/o sexo. Mal asunto lo de no dar el paso que nos saque de una relación limitada, limitada en el amor y en el sexo. Lo entiendo porque me ha pasado mil veces: es muy jodido arriesgarse, y muy difícil seguir consejos que te digan q te lances al río. Pero uno se lanza cuando no puede hacer otra cosa que... suicidarse.
Sobre el caracter friki, últimamente ha encontrado defensores, algunos con talento (Chuck Lorre)... ¿Marvel o DC?
Siguiendo el tema, preséntale a tu sobrina la Justice League Unlimited en dibujos animados y matas dos pájaros de un tiro. Y sí, Doraemon tiene más imaginación q la para mí asombrosamente exitosa serie del Esponja.
Klem fra Norge

Mario dijo...

La última vez que me gané a mi sobrina, o la recuperé parcialmente, me tocó ir con ella y con su amiga a un concierto de Melendi en el Club Sant Jordi. Eso sí, me llevé el libro, y el móvil de última generación para parecerme lo más posible, a un degenerado emocional por pasar de la música mientras no dejaba de pasar páginas de los relatos fantásticos, de fantasía, y fantásticos de graduación literaria, de J. Bonilla.
Pero bueno, sé que iré dónde ella me pida que vaya, aunque sea para ganármela, aunque sea para seguir manteniendo alto el pabellón de tío-padrino-etecé.

Lo de la película y la sonrisa de Hilary y esas cosas, bien... Yo voy al cine y cada vez que lo hago digo que será la última vez que entraré en una sala. Pero busco sonrisas, emociones fuertes, aguzo la vista proyectándola sobre otros asientos a ver si sus ocupantes están tan bien o tan poco bien como yo, a ver si la negrura nocturna de mentira, me deja atisbar algunos pechos en cinemascote. No sé, pero el cine cada vez merece menos la alegría y más la pena, pero pena de verdad...

Creo que sí hay sexo más allá de esas citas bonitas y parlanchinas y en las que las palabras brotan y los deseos botan. Estoy convencido...
Hace tiempo, cuando empecé a leer "en brazos de la mujer madura" de Stephen Vizinczey (que por cierto, si no lo has leído, te lo recomiendo, sé que te gustará, si no, te invito al cine) leí a modo de introducción algo así: ¿Hay vida antes de la muerte? No sé qué tiene que ver contigo, ni qué conmigo, ni qué con lo que has escrito. Pero como sucede con las cosas buenas de cada día, me has hecho pensar, has evocado, has rescatado para mí lo que mi memoria quiere, a veces, sólo para ella. Y te lo agradezco, otra vez, todas las veces.

Pero sí... hay todo lo que quieras que haya tras una cita agradable, tras un café intenso, tras un postre dulce. Siempre nos quedará repetir hasta encontrar el menú idóneo.

Te dejo un abrazo, agradecido y cafeinado.

Mario

Houellebecq dijo...

Raforrojas: ¿Marvel o DC? Yo lo llevo todo para adelante y mi sobrina sigue los mismos pasos porque yo se los marco y se los vendo bien. Le he regalado dos universos aunque el de los dibujos que me recomiendas tampoco es mala idea. Así también los disfruto yo.

Jordim: Veremos cómo madura Bob Esponja.

Houellebecq dijo...

Me quedo entre otras perlas de tu comentario con la de tristeza, esa de tener que ganarte a la sobrina o recuperarla con Melendi. Yo prefiero los dibujos animados. Si me gustan los comics lo otro va rodado. Además algunos valen mucho la pena y yo suelo buscar también algunos que me gusten a mí y se los vendo a mi sobrina con tanta pasión que no sé si le gustan por la calidad que tengan o por lo mucho que se los he aconsejado. De Melendi sólo sé lo malo que es lo que venden en los telediarios con más interés, claro. Pero de cualquier situación se puede sacar algo. Leer suele ser siempre la solución de los que lo hacemos siempre enc ualquier situación( y si puede ser en las malas y nos podemos concentrar, pues eso que ganamos).
Del cine siempre es el mismo problema. El de antes, el de ahora y el que tiene que venir. Que durante un año a los que nos gusta lo visitamos mucho y que durante ese año la cantidad de genios y maestros no es tan grande como para abastecer tantas visitas. De cada diez películas que ves la mayoría no te van a satisfacer. Y luego está que cada vez somos más exigentes. Con los libros no me pasa tanto, creo que acierto más con lo que me gusta pero tal vez soy más proclive a que por se literatura me guste más, cada uno tiene sus preferencias.
"En brazos de la mujer madura" es una película que ví hace tiempo siguiendo los guiones del desaparecido y genial Azcona. Creo que también la ví porque la cinta remedaba mi situación de esa época. Gran recomendación. Un abrazo, Mario. Como siempre un placer tenerte por aquí.

Angéline dijo...

Siempre podrías proponer a tu sobrina que fuese tu tía. Es muy divertido cambiar los roles de vez en cuando.

Y en cuanto a las bonitas citas con café, seguro que si deben ser algo más lo serán. Quizá ayude aquel juego de poner una servilleta de papel frente a cada uno, anotar un deseo e intentar que el otro lo adivine haciendo preguntas que siempre comiencen con ¿Por qué?, es para romper el hielo, por el camino puedes ver claramente por su actitud si tu deseo tiene posibilidades o no. Hace la hostia que no juego a esto, también puede ser muy divertido y ayuda a veces a disipar la tensión. Saludos, Houellebecq.

María dijo...

¿Cómo te gusta el café, Houlle?

Houellebecq dijo...

María: En verano con hielo y disfrutando del mismo hielo cuando cruje con el café caliente. En invierno solo.

Angeline: Tus ideas originales y noveleras son el estímulo que necesitan los niños para no necesitar dibujos o videojuegos, no tantos al menos. Pero hoy puedo decir que hablo a toro pasado y que su rencor es minúsculo. Se me ha tirado encima y me ha preguntado si podía venir a mi casa a jugar un rato. Su madre y su padre se han encargado de recordfarle que estaba enfadada pero ella no estaba por hacer memoria. Los niños son prácticos. ¿Para qué enfadarme ahora si la perspectiva es que me dejen jugar un rato? Solo me ha avisado al despedirse que le cogiera el teléfono cuando llama. Me ha avisado señalándome con su pequeño dedo índice acusador. Pero acusando muy poco. Por cierto te repito que tus ideas me han gustado mucho. Se pueden usar independientemente de que tenga que ganarme a mi sobrina o no. saludos.

Mary dijo...

Os invito a visitar en facebook la pagina de LA MACULA PURPURA, titulo de la novela de Salmorelli.

Un abrazo.

neko dijo...

Pues parecerá chorra, pero alguna vez me ha pasado a mi lo mismo con una mancha que luego resulta ser de chocolate o vaya dios a saber de qué!

Sobre todo lo escrito, y como otros, me quedo con aquello de confundir lo que se quiere con lo que puede ser, pero al fin y al cabo no es sino otra manera de ser optimista, que dados los tiempos que corren lo veo una necesidad, qué mas te queda si no, la religión? en fin, temas escabrosos aparte, suelo escoger la opción de un futuro baño en el fango a pensar siempre en la peor posibilidad.

A la respuesta final, no te molestes en leas tantas señales, al fin y al cabo sí es verdad que las mujeres somos complicadas, pero.... yo diría que sí.

Spaski dijo...

El sexo gratis siempre es bienvenido chico!!

Houellebecq dijo...

neko: Lo de la mancha de chocolate me sorprende porque pensaba que esto sólo me podía pasar a mí. Ni siquiera eso porque suelo comerlo con las manos y no con los brazos pero bueno...
Tú prefieres el baño en el fango y yo no sé si lo prefiero pero la razón me dice que es lo mejor. Porque hay que agotar las posibilidades y las teorías y si no se llevan a la práctica no se sabe si son erróneas o no.
Yo no doy por hecho el sí pero tampoco me agobio.

Spasky: El sexo gratis es bienvenido hasta dónde puedes aguantarlo o aburrirte. Pero bueno, ya sé por qué lo dices y sí, yo también he dicho esa frase tuya muchas veces. Y alguna vez me la he tragado y me ha sentado mal. Saludos.

LISS dijo...

Creo que tu amiga te hace señales como un faro en la penumbra de la costa...y creo que tu has visto esas señales...y creo aun mas que sabras entenderlas y responderlas...osea que creo que habra sexo.
Yo no tengo sobrinos aunque normalmente tampoco suelo tener problemas para encajar con ellos...la verdad es que aveces soy yo peor que ellos :)
y personalmente prefiero tambien Doraemon...no me gusta nada Bob Esponja...aunque preferiria Phineas y Ferb y para mas paranoia al gran Pocoyo XD!!

Houellebecq dijo...

Lissi: Te has pasado mucho con el Pocoyo. Tuve esa época y ya la superó la sobri y gracias a eso yo. Pocoyo me cuesta. Con Phineas y Ferb ningún problema y además es posible que acabe en un cine viendo su película.
Me he reido con tu teoría del faro y las luces que me hace. Lo que me gusta de ciertos comentarios tuyos es la profunda capacidad de observación que tienes y como vas más allá de lo escrito y me acabs pillando más de una vez. Me gusta que en mi propio blog la gente no solo me lee, me lee bien. Porque fuera de aquí conozco a muchas personas que no tentienden nada de nada. Próximamente incluiré ejemplos de esto.Saludos.

Anónimo dijo...

Las señales de la vida son cambiantes, creo que nunca se aprende a leerlas.
Yo también prefiero a Pocoyó y no la repelente Dora que elige ahora mi sobrina.
El cine, la lluvia, el sexo, da para una tratado.
Me voy a tu anterior entrada que se me pasó.

Anónimo dijo...

Ay, no, si era el del peruano, no reconocí el título.
Mencionas en muchas ocasiones las palomitas, ¿no?

Anne dijo...

Creo que lo bueno y a veces terrorífico de la vida es que nunca está todo escrito, ni hay unas directrices seguras, viables y acertadas que seguir.
Todo depende de otras variables, como el tiempo. :-)
En cuanto a tu última pregunta, imagino que te la has lanzado a ti mismo y sabes la respuesta. Sexo, café, postres, relaciones,...
Se tiene que estar muy seguro(ambos) de lo que se quiere para que el día que parece soleado no se convierta de repente en una tormenta de esas de diluvio universal.

Houellebecq dijo...

Anónimo: Las palomitas me vienen de haber trabajado oliendolas a diario en un cine. Por lo demás seguro que hay muchas más cosas que menciono a menudo. Todos tenemos nuestras fijaciones. Saludos.

Houellebecq dijo...

Anne: Lo bueno y lo terrorífico de la vida. Yo me quedo con terrorífico si realmente me interesa averiguar lo que quiero averiguar y no entiendo las señales. Ahí no le encuentro ventajas para nada. Supongo que lo bueno es cuando te llevas sorpresas y te ilusionas precisamente porque no lo esperabas.
De momento sin problemas de tormentas. Saludos.

Anne dijo...

Con lo bueno de la vida me refiero a que si todo estuviese escrito, si supiesemos qué ocurrirá a cada instante, dejarían de emocionarnos determinadas cosas. Tú lo has dicho, cuando te suceden determinadas cosas que no esperas.
Pero al mismo tiempo es terrorífico porque la incertidumbre a veces carcome por dentro.
Me alegro de que tengas "buen tiempo". :)

Un saludo.

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

Es bueno que lo haya, pero, claro, ya lo dices tú: una cosa es lo que deseamos y otra cosa es lo que sucede. Hay tantas citas que se quedan en papel mojado...