21 agosto 2011

Sigo con los pies en la tierra ignorante

Reconozco a los ignorantes porque dicen que lo saben todo. El efecto secundario de leer y aprender mucho es que al final, socráticamente, acabas entendiendo que no sabes casi nada, que lo esencial se te escapa y que la verdad no es algo sólido y definido que cuelga de un árbol y que coges cuando ha madurado. Sólo descubres que todo son teorías.
Hace poco descubría que antiguos posts míos en los que me hacía pajas científicas y decía que en el mundo cuántico todo era distinto y un fotón puede estar aquí y allí al mismo tiempo o existe la tele portación no es lo mismo que nuestro mundo macroscópico en el que tú no puedes estar de baja en casa y estar por ejemplo de fiesta en el mismo instante y a la vista de tus compañeros de trabajo. No puedes estar en ambos sitios a la vez así que si te ven en el segundo tienes un problema. Nadie te creerá si dices que tu comportamiento es como el del fotón. Pero hace poco leo en una revista científica que el mundo cuántico también actúa en nuestro mundo. La ciencia se refuta todo el tiempo. La sensación para los que la vemos desde fuera es que se contradice. ¿De qué me sirve afirmar teorías bien documentadas si luego otro documento dirá que el anterior no sirve? Es tan molesto como la actualización continua del ordenador. Puedes afirmar que sabes algo pero no que estés completo. No sabes, crees que sabes. Y pronto lo entenderás todo un poco menos.  
Así que ignorante me parece alguien como J.J. Benítez afirmando convencido sobre construcciones extraterrestres en la luna y montándose vídeos falsos y pagados a terceros que los filman en secreto en estudios de televisión para engañar a los que quieren ser engañados. Está tan convencido de lo que dice que no hay argumentos contra él. O está enfermo o se ríe de ti. La realidad no suele ser suficiente, es bonito creer en alienígenas, magia y demás. En lo inexplicable. Claro que lo inexplicable suele ser algo que TU no puedes explicar  pero que seguro tiene alguna explicación. Con tiempo y paciencia y alguien más inteligente y lógico ya podremos averiguarlo.
Hace poco discutía con un amigo del lado esotérico sobre los vídeos de Benítez. Yo no creo en nada. Él creía en Benítez, Iker Jimenez y otros amigos de lo sobrenatural. Me preguntaba que diese explicaciones coherentes a hechos absurdos que salen en esos programas. Pero yo no tengo la explicación de casi nada. Para mí es tan inexplicable lo de los platillos volantes como lo del peruano que me encuentro siempre meando dónde los demás nos lavamos las manos en el local al que voy a tomar cervezas. Cuando le digo que por qué no entra a hacerlo donde todo el mundo se ríe borracho y me dice que la puerta está atrancada. Yo le suelo dar una patada cabreada a la puerta y él se encoge de hombros y se sigue riendo. No le cojo de la solapa ni lo estampo contra la pared porque me suele dar asco un hombre meando y agarrado a su polla, llamadme escrupuloso.  Yo no entiendo nada. No sé si hay vida inteligente en algún lugar fuera de la tierra (aquí la hay pero en pequeñas porciones), ni sé por qué hay gente que ve caras en las manchas húmedas de la pared(los psicólogos tienen nombre para eso, creo), tampoco sé por qué el peruano no puede hacer sus necesidades fisiológicas dónde todo el mundo.
Actualmente sólo me preocupa averiguar lo último.
De ello depende que me siga lavando las manos o no en ese local.

27 comentarios:

EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA dijo...

Si ya lo dijo alguien, eso de "Sólo sé que no sé nada". Cuando más sabes, más cuenta te das de que nada sabes. Quizá haya un momento en la vida para des-aprender, es decir, empezar a vaciar la mente de teorías y empezar a sentir. El mundo cuántico nos cuenta la incidencia del observador sobre el mundo observado. Quizá esté ahí la clave: SENTIR buscando la mayor cantidad de alegría posible propia y ajena.
Que tengas un feliz domingo.

Marpín y La Rana

Rackham the Red dijo...

Je, je, je... A mi también me preocuparía lo mismo que a ti. Aunque creo que deberías empezar a buscar otro sitio para ir a tomar cañas, sobre todo si no tienes un control férreo sobre tus necesidades fisiológicas.
En cuanto a cuentos esotéricos, misticoides... Chico, te diré que yo ya hace tiempo que he dejado de discutir. Tenemos tendencia a creer en cosas inverosímiles: unos lo llaman religión, otros prefieren terapias alternativas y cuestiones místicas, a otros les da por conspiraciones paranoides (esos ya los conoces, según leí en un post anterior), y otros por ocultismo. Y los de los marcianos y ovnis, y los de entes sobrenaturales... Yo no discuto, cada uno es libre de creer en lo que quiera siempre que se cumplan dos cosas:
a) No dar el coñazo al prójimo (intentar convencer, persuadirme o como quieras llamarlo), especialmente a mi.
b) Si es que falla ese sistema de creencias (a la larga suele hacerlo), no venir a llorarme, porque mi respuesta es YA TE LO DIJE y no voy a ofrecerte consuelo de ningún tipo.

La educación tiene que cambiarse. Siempre habrá gente aficionada a tonterías (incluso yo consumo a veces literatura de autoayuda, es fácil de digerir y te deja buen sabor de boca si andas triste), pero no puede haber tanto descerebrado suelo.

Houellebecq dijo...

Marpin: Sí, eso es de Sócrates. Ya lo aviso en el texto con un adjetivo. Soy totalmente socrático en ese sentido. Es algo que se va descubriendo con los años y si se le pone interés. Feliz Domingo también.

Rackham: Suelo ir a tomar algo dónde más concentración de amigos de siempre y fiables tengo. Mejor me contengo más y bebo algo que no sea cerveza y lo hago durar. Es cierto que se tiende a creer en cosas inverosímiles. Pero es que yo me he ido despegando de lo poco irracional que tenía. La autoayuda que mencionas no es irracional, trabaja sobre algo más o menos real. El problema es que da una satisfacción parcial y muy temporal. Rápidamente se olvida porque actuamos por instinto y al instinto no le sirve lo que leas. En una situación de cabreo no verás en tu mente lo que dijo Bucay en aquel cuento contra el cabreo. Te cabrearás igual. Pero no, tampoco me indigno contra los sobrenaturales. Sólo divagaba sobre ellos. Cómo son mayoría me sirven para teclear algo al respecto y distraerme reflexionando sobre ellos. Además, si sigo divagando sobre el Benítez me denunciará como ya hizo con uno que le atacó en otro blog. ¡Y ganó Benítez! Además, son los que tienen algo que defender los que se enfadan. A mí no me puedes atacar ni por el lado de lo científico porque tampoco le doy credibilidad al cien por cien. Sólo es lo que más me satisface porque se esfuerza por mejorar.
¿Es cosa de educación creer o no creer? Hace poco leía un artículo que no, que también hay un cerebro religioso y otro más o menos lógico. Claro que puede ser un estudio tontaco que pronto se supere. Saludos.

aina dijo...

Va, no seas tan escrupuloso, el pis se va por el desagüe. Cosas peores habrás tocado.

Y referente a las ciencias poco pragmáticas, estoy con Rackham. Ni ovnis, ni demonios ni caras en paredes, uno ve lo que quiere ver y ésa es la explicación, ¿o no vemos dibujos de perros cuando miramos las nubes?, tendrán las almas otras cosa que hacer que plasmar su cara en las paredes de una casa con humedad, digo yo.

mara dijo...

aixx hay veces sería mejor vivir en la mas absoluta ignorancia,a veces pienso q molaria eso d crearse un mundo a nuestra medida, anuestro gusto,como en la peli el bosque,la has visto? aunqque claro,todo tiene su inconveniente,en fin y sin enrollarme mas..,hay una cosa q me emparanoia un poco :si no creo en fantasmas ,ovnis,el mas allá, presencias paranormales...pq me dá tanto miedo oir hablar de ellas¿???? pero miedo miedo eehh.

ves? preguntas sin rspuesta jejje

un abrazo hou.

Houellebecq dijo...

aina: Seguro que he tocado cosas peores pero no lo recuerdo ahora y desde luego no habrá sido queriendo o si ha sido queriendo no habrán sido tan asquerosas para mí. ¿Preferías que le partiera la cara y me olvidase del asco? Interesante.

Mara: Sí, ví la película hace tiempo. Y lo del miedo pues no me parece nada raro. No hace tanto tiempo paseaba con un amigo hablando de una procesión del silencio que se les aparece a los que van a morir. Caminábamos por un camino oscuro y apartado y solo se oían algunos ruidos como de alguien disparando contra los pájaros. Debo decir que algo de inquietud sí que sentía. Y es que una cosa es lo que piensas con tu cabeza lógica y otra lo que sientes. A veces no coinciden ambas. Lo importante es que lo ilógico no se apodere todo el tiempo de tí y que nunca en tu vida uses la lógica. Creo que ese no es tu problema. Un abrazo.

Pitt Tristán dijo...

"Recuerdos del futuro" fue una obra muy popular de los años 70, trataba sobre los temas que Benítez incorpora más recientemente. Su autor Erich Von Däniken, después de numerosos libros, conferencias, videos, publica este año: "La llegada de los dioses. El calendario maya y el retorno de los extraterrestres".
Ahí queda eso.
En cuanto al peruano, quizá viene de Nazca y no sabe dónde se mea en la Tierra.

Houellebecq dijo...

Bueno, Pitt, pues es una referencia muy interesante. Pero con Benítez te la juegas. Si se le llama farsante o parecidos denuncia. Menos mal que aquí estamos en familia. Y tú no acusas, solo incluyes referencias interesantes, je,je
Lo de las líneas de Nazca ya se explicó hace tiempo y tenía una explicación muy sencilla. Hoy el blog Abalorios me ha recordado que todo es más sencillo de lo que lo hacemos nosotros.

RELTIH dijo...

SIEMPRE USTED CON SUS PLANTEAMIENTOS IRÓNICOS, PERO MUY COHERENTES.
UN ABRAZO

Annie dijo...

Hou pilas que me vas a dañar el negocio jajajajajajajajajaja

Bromas aparte coincido con Rackham, excepto en la literatura de auto-ayuda que la detesto; y con Pitt en cuanto a su referencia, pues a Benítez no lo he leído, no me llamó la atención su cuento del caballo de troya, así que lo deseché de plano.

Por cierto, para mí algo inexplicable es que aún no hayas puesto el link que me dijiste que pondrías aquí para leer tu cuento...

Besos mágicos y feliz semana

neko dijo...

Pues bien andamos si podemos creer que todo lo que uno mismo no puede explicar es como quieren que creamos que sea.
Yo me centraría también en lo del peruano, hay que comenzar por las cosas sencillas. Ves este tio sí se merece una ostia, por gilipollas y reirse de la gente.

Por cierto, estos días he encontrado una patata frita igualita a la virgen y le he construido un altar, si alguno de tus amigos quieren venir de peregrinación, le haré un descuento en la entrada :P

Anónimo dijo...

Diría que te ha alterado un poco el verano. No sé si era imprescindible matizar que el tipo guarro es peruano.
Supongo que la ciencia avanza confirmándose y desdiciéndose. Con sus dosis de contradicción y absurdidad, supongo también. Pero, ¿qué es ciencia?

Alea dijo...

Alomejor el tio es extraterrestre y trae tecnicas nuevas de desinfectar lavabos...
Dile un día que te enseñe su coche, si se niega, sospecha...XD

Houellebecq dijo...

reltih: Un abrazo Reltih, nos vemos en tu blog.

Annie:Por un momento se me pasó por la cabeza que estoy atacando involuntariamente tu negocio, sí, disculpa. Aunque si de algo estoy seguro es de que haga lo que haga los que me leen no creen y los que sí creen no me leen. Yo no convenzo a nadie de nada, creo.
En lo del enlace es verdad. Durante esta semana lo cuelgo. He estado poco activo pero es que el calor me mata, Annie. Llevo un Agosto... Bueno, feliz semana allí dónde estés.

neko: Este hombre vive en las brumas de su borracherra. Está más allá del bien y del mal. Eso no quita que sea un guarro y que algún día me pueda la rabia y venza el asco. Lo de tu patata frita puede sonar a broma pero podrías convencer a mucha gente y sacar dinero si te lo propones. Hay gente que necesita creer en esa patata frita con el aspecto de la virgen tostada.

Anónimo: ¿Era necesario decir que era peruano el que hace eso? Pues supongo que no. Pero es un rasgo descriptivo por el que él mism se presenta siempre hasta el punto de que lo conocemos como el peruano. "Hola, soy tal, dice, el peruano, añade...". Para los que vamos a ese bar es el peruano porque lo es y porque además le encanta serlo. No necesito que expliques que esa particularidad suya de hacer lo que hace y que sea un cerdo no es representativa del Perú. Cerdos los hay en cualquier lugar y la nacionalidad importa poco. De todos modos agradezco la puntualización porque algo me decía que el detalle podría molestar a alguien.

Mario dijo...

No sé hacerme pajas científicas, así que no puedo opinar sobre esa parte. Que dicho, y escrito sea de paso, ha sido leer pajas y tener que releer sin esperar al resto, o los restos.

No creo en platillos volantes, sólo en los platicos cacereños que me ponen en la mesa cada vez que me dejo caer-aterrizar-alucinar, perdón, alunizar- por el Jerte y sus alrededores. No creo que, en caso de suceder una de esas visitas, me abdujeran, pues si miraran en mi interior verían que su sitio correría peligro chungo...
Y cada vez que veo a Iker me entra la risa. Pero vamos, con lo de las manchas en las paredes... Un día leí a un cómico que decía que nuestro más allá español es de risa... que nuestros espíritus dan risa, que parece que estamos en preescolar de espiritismo... Luego te dejo el enlace a ese vídeo de Goyo Jiménez.

Pero hoy estoy de un sensible que ni te cuento... ayer me discutí con mi PAreJA porque fuimos al cine y le insistí en ver "Super 8", convenciéndola con datos tan significativos como que era de Spielberg, como que podríamos recordar las aventuras de los Goonies, como que nos abrazaríamos tanto como cuando vimos Tiburón por vez primera, como que las palomitas las escogía ella y que la bebida también y que, además de los ademases, seguro que era como si ET volviera a casa por Navidad. Joder con el ET. Vuele por sus fueros y entrado en años y con una mala leche por no saber teclear su casa ni pedir ayuda en el IPhone que aún veo a S. Jobs temblando de miedo mientras se caga de susto...
Y la peli no me gustó porque nada de lo que vaticiné se cumplió: no hubo agarre, ni enganche, no hubo palomitas, no hubo miedo, no hubo recuerdos de Goonies, ni nos salpicó de agua catódica cuando ningún tiburón emergió de la pantalla para salvar una de las pelis menos creíbles de la gallina de los cojones de oro de Hollywood. Y los platillos que salieron no los construye ni una legión de técnicos montadores de Ikea, o científicos bricolocos de esos que montan cosas en programas de tele cinco y aledaños…

Eso sí, y punteando un final, creo que cambiaría tus sitios para hacer esas cañitas, y créeme cuando te pido por este texto sacado de no sé qué cuarta fase. Lo siento...

Sigue escribiéndote, porque quiero seguir siguiéndote. Eres genial.

Un abrazo.

Mario

Mario dijo...

Te dejo el enlace, antes se me fue el cielo a la caza de algún santo.

Eso sí, no hace falta que publiques lo que dejo aquí, vamos.

Pero es un monólogo que me encanta, sobretodo cuando habla de Iker y su cuarto milenio.

Un abrazo

Mario

http://www.youtube.com/watch?v=Ya9jq55eaWQ&feature=fvsr

neko dijo...

No me digas que contigo tendría el primer seguidor que comienzo a publicitar mi patata santa! :D

Angéline dijo...

Yo me quedo Houellebecq con algo que has dicho, que la verdad no es algo sólido y definido y que realmente no sabemos, sólo lo creemos. Diría que ni los científicos pueden afirmar que hay una base lógica para cada fenómeno inexplicable a priori, ni los esotéricos pueden envolver en destellos mágicos cada acontecimiento para el que no tienen explicación. Nuestro comportamiento ya es todo un enigma, telepatías, premoniciones, cómo no va a serlo un mundo cambiante como el planeta, un universo poco explorado, la muerte y el más allá. Yo también podría decir que no creo en muchas cosas pero sí creo en otras, las he sentido y me asustan. Nunca “jugaría” a la Güija (Ouija), por ejemplo, ni quiero que me echen las cartas ni nada por el estilo. Todo ese mundo abarca un tipo de energía por el que siento demasiado respeto. En cuanto a los “cerdos” hay muchos y hacérselo ver es de justicia a veces (sobre todo cuando su espacio inmundo era antes un lugar público más o menos limpio) siempre que no saquen el genio o una recortada y te dejen KO por una indicación que sólo pretende ponerles en su sitio. Casi da pena comparar a un animal tan simpático como el cerdo con gente tan embrutecida y sin duda al peruano alguien acabará estampándolo contra la pared, porque uno no puede ser eternamente un contracorriente, siempre acaba apareciendo alguien que necesita poner esa otra justicia en marcha.

Kasioles dijo...

¡Qué gran razón tienes! No sabemos nada.
Aunque nos pasásemos el resto de nuestra vida dedicados al estudio, llegaríamos a la misma conclusión, es más, nos entrarían cantidad de dudas y continuaríamos pensando sin descanso.
Hemos progresado bastante y las entelequias de algunos, en otros tiempo, hoy son realidades.
Cuando uno trabaja la lógica y empieza a razonar....¡cuántos cuentos nos han contado!
Tu escrito es para meditar,pero sin obsesionarnos, no vale la pena, nos mirarían como a bichos raros.
Te estarás preguntando ¿quién es esta kasioles que se ha colado en mi blog?
No temas, soy pacífica, sólo quería charlar un rato.
Aprovecho para saludarte y desearte lo mejor en esta semana.
Si vuelves a ese bar o cafetería, intenta no coincidir con ese excéntrico.
Kasioles

Houellebecq dijo...

Mario: Yo ayer también fuí al cine y quise recordar los comics de Conan el Bárbaro yendo a ver al susodicho. Conseguí la peor película que he visto este año con diferencia. Uno de las peores estupideces sin cerebro que he conseguido ver. ¿Y qué esperaba? Pues muy poco la verdad. Pero lo espantoso es que pongas el liston muy bajo y luego llegue la película y todavía te lo baje más. También tenía prevista la de "Super 8". Me la dejé para el día del espectador, mañana, pero visto lo visto... No sé. No quiero agobiarme más en el cine. Lo mejor de la película era el aire acondicionado que me alejó casi dos horas del verano. Y como suelo ser ir solo a los cines no tuve a nadie con quien distraerme de la película. Y como me suelo quedar hasta el final por si el producto sube el nivel pues me la tragué entera.
Cambiando de tema he cogido el enlace que me envías y lo veré luego. Le tengo ganas. Cuando veo monólogo y cosas como Iker, etc. ya se me abre el apetito. Coincido con los humoristas al cien por cien. Estas cosas solo se pueden tomar por el camino de la risa. Saludos, Mario.

Houellebecq dijo...

neko: A mí no. Además, yo me la comería.

Kasioles: Me alegra que seas pacífica. Yo intento serlo cada día y lo voy consiguiendo a pesar del título del blog y del instinto cafre que tengo. Una delicia tu coemntario. Me gusta que digas que lo que digo es para reflexionar pero no obsesionarse. Has entendido la esencia de todo lo que escribo aquí y en cualquier otro lugar. Todo lo que pienso es entretenimeinto y distracción y reflexión pero nunca obsesíón. Nos vemos. Saludos.

Houellebecq dijo...

Con la Ouija he tenido grandes momentos de diversión cruel durante la adolescencia. Los que creían pagaban las bromas de los que no creíamos. Ahora me arrepiento un poco por los pobres pero en fín...
En cuanto a creer o no, mira, a lo largo de mi vida han ocurrido muy pocos hechos inexplicables, esa es la razón de lo que lees. No soy tampoco un ateo radical de todo porque eso también sería pedantería. Sólo pongo todo en tela de juicio y no lo doy por hecho. Dudo de todo pero no lo rechazo al cien por cien. Mi amigo el de los paseos y charlas esotéricas me dijo ¿Y si baja un platillo volante y te lleva con él, creerías? Pues seguramente sí. Además, de todos los temas ese es el único al que le veo algo de lógica, que haya vida fuera de la tierra. Lo demás... Pues a todo le veo explicaciones más terrenales. Y ya me iría mejor a mí si me creyera algo que me ayudase y me hiciera tener algo de fe en la tierra. A lo mejor me daría una felicidad especial. Pero no puedo. No eliges el cerebro con el que naces. El mío es un pelmazo que no se cree ningún enunciado a la primera. Si tú respetas ese mundo vale, yo te respeto a tí eso ni lo dudes.
Por otro lado vigilo que alguien lleve una recortada debajo de su pantalón. Esas cosas se ven. Claro que también puede ser una navaja automática. Pero en eso ya no pienso cuando me enfado.
Por cierto, qué bien que ya estás por aquí. He terminado aquel libro...

Pilar dijo...

Resulta tan dificil para algunos asumir que todo lo que sabemos es tan solo una gota en el océano del conocimiento, que si encima pones en duda alguna de sus verdades absolutas, no ganan para psiquiatra.

Me encanta tu modo de reflexionar en voz alta.

mara dijo...

disculpa la pregunta,cómo era aquel libro de cuentos q tenias puesto antes de éste??me llamó mucho la atencion y me gustaria leerlo,me dices el titulo por favor??muchas gracias hou,eres un encanto.

Houellebecq dijo...

"Cuentos esenciales" de Guy de Maupassant en edición de bolsillo. Es un clásico de la literatura francesa pero los cuentos parecen casi, casi modernos porque las cosas no han cambiado mucho. La mayoría están entre bien y muy bien. Te pongo esa edición porque es la más económica. Editorial Debols!llo.

concepto-aparte dijo...

ey he leído hasta aquí... y sólo decirte que me gusta el tiempo y la frescura de tu escritura y por supuesto el sentido del humor

vaya me ha quedado un comentario un tanto politicamente correcto, pero en fin , ya así lo dejo,
salud!

Houellebecq dijo...

Pues gracias concepto-aparte. No esperaba tener apariciones sorpresa en este blog en el que entra poca gente nueva. Un saludo.