02 agosto 2011

Una muerte lejana que sentí muy cercana



Hace más de una semana que ya no está. Curiosamente ese es el tiempo en el que más se la ha escuchado y se la ha visto y se ha hablado de ella. La muerte es la mejor operación de marketing. Incluso yo la he echado de menos cuando antes solo escuchaba una de sus canciones y ni me había percatado de su letra: “Back to Black”. El mundo de los comentaristas de su muerte se ha dividido en dos tipos de imbéciles. Los primeros rebuscan las fotografías en las que aparezca más espantosa y fea y degradada y se centran en sus adicciones para echarse unas risas a costa de una persona a la que no han conocido y de la que solo saben lo horrible. El arte busca lo bello incluso en lo feo. Los asiduos de la prensa a lo “Cuore” son como ratas de vertedero rebuscando en las miserias. Son acomplejados que necesitan saber que los ídolos son personas (yo ya lo sé pero no necesito que me muestren su rostro degradado y sin dientes o el cuerpo prematuramente envejecido o la luz que peor le va a la imagen de alguien).
El otro tipo de imbéciles me ha caído mejor. Son los admiradores o no que buscan responsables y no dejan de decir que Amy necesitaba ayuda y que murió porque no se la dieron. Bien, Amy Winehouse murió con veintisiete años. Creo que después de cierta edad no hay más responsable de tu vida o de tu muerte que tú mismo. Ella eligió un camino y seguramente sus padres sí quisieron ayudarla. Pero como dijo Sabina “no se puede ayudar a quién no se quiere dejar ayudar”.  Amy era adicta porque toda su personalidad lo era. Se hace hincapié en lo de las drogas y el vino pero yo añadiría en su pasión por un hombre. Dijo de ella misma  soy gilipollas y además fea”.  Creo que no era ni lo uno ni lo otro pero que en su adolescencia lo sintió así y eso la marcó de algún modo. Y aquella relación con aquel hombre casado ya la muestra como dependiente absoluta de algo que venga de fuera y en su segundo y último y mejor disco todo gira más en torno a esa relación y ese hombre perdido (aunque nunca lo tuvo realmente) que en torno a las drogas. “El amor es un juego perdido” reza el título de uno de sus singles y ella lo asumió tanto que cuando consiguió sentirse amada por uno le siguió en lo malo y en lo malísimo y hasta en los juicios. “Estaba con mi ex en el piso de arriba pero no me excitaba porque solo pensaba en ti” en “You Know i´m no good”. “No sé por qué estoy tan enganchada, no me debes nada pero es mi responsabilidad y yo no puedo estar lejos de ti” en  “tears dry on your own” o en la misma “no entiendo por qué me preocupa tanto un hombre cuando hay tantas cosas mejores por ahí”. “Limpio la casa para mantenerme entretenida, al menos no bebo (así no piensa en su amado)” o “Su cara en mis sueños me arrancan las entrañas, etc. Pero yo me despierto sola” en “I wake Alone”. En “Back to black”, como ya he comentado mi preferida, “tu volviste con ella y yo volví a lo negro (prefiero traducirlo como la oscuridad, la de Amy que se queda sola mientras el adúltero se lleva esa polla húmeda de la letra y lo que es más importante, sus sueños)”. En el video clip hay un funeral dónde entierra su corazón. Es el duelo por un hombre perdido. Lo dicho, una persona con carencias interiores que buscó cubrir con ayuda externa y eso no suele funcionar.
He conocido muchas personas con ese tipo de carencias. Demasiadas. A veces no se drogan o beben porque no tienen dinero para hacerlo. Son personas para los que tener el don de ser artista o ganar dinero sólo supondría el principio del fin.
Todo lo que necesitas para ser feliz lo llevas encima. Si crees que viene de fuera vas en dirección contraria y te acabarás estrellando.

34 comentarios:

aina dijo...

No sé qué decirte, voy a tener que discrepar, ¿elegiría uno la mala vida si supiera cómo iba a terminar? a veces te metes y ya no decides, sólo te dejas llevar. Y por supuesto que no todas las amistades suponen una ayuda.

De todos modos, me ha gustado el homenaje.

Houellebecq dijo...

Hay gente que más que elegir la mala vida se deja elegir por la mala vida, se deja llevar. Yo ni le aplaudo la vida ni se la juzgo. Era una persona más con debilidades y también con sus virtudes. Pero es que yo suelo quedarme con lo bueno y esta me interesaba especialmente por varios motivos. Saludos, aina.

VANESSA dijo...

Ella llevaba muchas cosas encima para ser feliz, pero no las veía. No hay cosa peor que mirarse al espejo y no ver nada, por eso se peinaba así, para fijarse realmente en algo que le llamara la atención como su gran recogido.
Supongo que eligió esa vida para intentar no pensar, les pasa a much@s...
Besoss!

Pilar dijo...

Es fácil juzgar, añadiendo al coctel aquel ingrediente que a cada un@ le parece más trascendente, al final todo es más sencillo, buscaba fuera lo que solo se encuentra dentro, y para hacer ese camino hacia el interior, probablemente la fama, el dinero, los escenarios, y todo ese mundo paralelo, ayude poco.
Sin esa voz, puede que fuese como la vecina del cuarto, abandonada con dos hijos y aguantando al maromo que mal que bien los alimenta, y que tan solo se evade escuchando música de los noventa.

Un beso

Pitt Tristán dijo...

Un texto de lectura y relectura obligadas. Desde el principìo al fin. Dices tantas cosas que sirven para la vida, para la muerte, para ser persona, que lo hacen magnífico.
Me quedaré con una frase del final: "todo lo que necesitas para ser feliz lo llevas encima".
Un artículo digno de un autor, de un filósofo, inteligente, humano y justo. ¡Bravo!

Rackham the Red dijo...

Hace ya tiempo que dejé de pelear con la gente, porque detrás de las críticas que le llueven a esta señora y a otros tantos músicos, creo que se esconde una envidia feroz. No sé por qué tenía esas adicciones, pero no seré yo quien diga nada, adicta como soy al té, chocolate, café, comida grasienta, tabaco, alcohol... Es muy bonito señalar los aspectos oscuros del prójimo, desde la montaña verde de envidia de muchos mediocres que ya les hubiera gustado vender discos como ella, cantar la mitad que ella etc.
En cuanto a las elecciones personales... Cada uno elige su camino, y no creo que nadie la obligada a nada. Eso si, cuidado con escupir hacia el cielo, que luego la fuerza de la gravedad hace que tu propio escupe te caiga en todo el ojo. Mucha gente que critica a esta señora son individuos que no saben lo que cansa un concierto (o componer una pieza), y simplemente resaltan su peor aspecto. Generalmente son personaillos mediocres, cuyo máximo aporte a la música es oír de vez en cuando un recopilatorio de éxitos del verano. Cuando estás con el tema de la música, muchas personas pierden el "norte". Descuidan amigos y familiares por el sonido. Se dejan abducir por las ondas, y luego descansar requiere saber desconectarse. No seré yo quien diga nada de esta tía, puesto que como músico, sé lo mucho que me gusta fumarme un cigarro antes de una actuación, y lo que todavía me gusta más es beberme un buen trago después de la misma. Y nadie me obliga, simplemente es una manera de desconectar mi pelota de lo que he estado haciendo. Así que, sin justificar ser un drogadicto, puedo entenderlo. Que como ilegalizasen el alcohol y el tabaco ahora, me vería en un serio problema.
En cuanto a la felicidad, cada uno la busca donde puede. No sé lo que ella oiría, pero si le pasaba como a mi, que cuando toco detecto 27 fallos en la primera nota, no me extraña que buscara alternativas. El peor crítico lo lleva dentro uno mismo, y a veces no es cuestión de estar feliz o no, sino de conseguir acallar esa vocecita que te dice que puedes hacer más. Pero la voz interna, no la de un soplagaitas que se cree superior porque no consume drogas y cree que el músico es un señor que tiene que tocar para él, al que se le pueden piratear los discos porque a ver por qué tiene que ganar tanta pasta cuando él no se la lleva.
Y la verdad, es que la tía era buena, tanto como cantante como en sus composiciones. Una pena.

Houellebecq dijo...

Rackham: Te veo especialmente motivada en este texto pero no es para menos. Veo que como música te debes identificar. Yo lo dejé hace mucho tiempo como cantante pero sé de sobra las dificultades de tocar una pieza(no digamos componer una canción y ya finalmente hacer una buena). Estoy contigo en lo de pena. Por eso la he escrito, yo que no trato mucho la actualidad, solo cuando la actualidad me motiva. Al final yo sigo con mi cruzada personal contra los juicios apresurados contra las personas. Contra cualquiera. Amy o quien sea. Al menos contra los que no le han hecho nada malo a nadie. Sólo a sí misma y puede que accidentalmente (no sé si llegaremos a saberlo y da lo mismo). Actualmente sigo sin poder dejar de escucharla.

Houellebecq dijo...

Vanessa:Eligió esa vida y probablemente cuando estuvo dentro ya no fue tan fácil salir. Para mí sigue siendo un misterio.

Pilar: Aquí no he podido volver a atacar a esa prensa que detesto tanto y que tú aseguras que en Inglaterra es peor. Es que eso ni es periodismo ni es nada. Sin esa voz hubiese sido lo que dices. Y sin el talento de componer. Que no sólo era una voz. Otro efecto secundario de ser mujer y artista es que se da por hecho que otros-as te hacen las canciones. Y no era el caso. No totalmente. Besos

Pitt: De todos tus halagos me quedo con el de humano si me lo permites. Me preocupaba que no se entendiera algo importante: que quiero desmarcarme de los comentarios que opinan sobre ella desde la ética o la moral como si hubiese que condenar o admirar. Era una persona y una gran artista. Quería que se notase que la respeto en ambas facetas.

Angéline dijo...

Lo realmente peligroso es ser tu propio enemigo, competir contra ti, intentar sentirte orgulloso de lo que en el fondo te asquea. Y en muchos casos quien te rodea sólo puede ayudarte a alejar temporalmente lo inevitable. Un día te metes cualquier cosa que te explota dentro o te matas con tu coche. Y después todo son conjeturas pero cuando estabas vivo llevabas escrito en la mirada, en los gestos, que no te sentías dueño de tus actos ni partícipe de una sociedad en la que no veías un hueco para ti. Ese era el momento de la ayuda profesional y especializada. A veces hay trastornos bipolares, enfermedades que no están diagnosticadas y tiran hacia el bajón y los intentos de suicidio. Lo cierto es que es una pena que una persona tan joven y con tanto talento sufriese un tormento interno de tal calibre, en los últimos tiempos tuvo que suspender algunos conciertos y su parte más brillante se tambaleó con el resto. Y aunque ahora están montando un circo con su vida, fotos, anécdotas, llegará un momento en que otras noticias la irán dejando atrás. Y como en todo, la recordará quien realmente la apreciaba. A mí me gustaba su voz quebrada, esos momentos de vulnerabilidad que se adivinan en la gente. Y seguiré escuchándola cuando necesite que me conmueva. Dicen que si recuerdas a una persona nunca se va de todo, pues pese a todas sus desgracias seguirá viva durante mucho tiempo entre sus fans, estoy segura. Saludos, Houellebecq.

Houellebecq dijo...

Angeline: Hace tres años ví una estúpida nota de prensa inglesa que hacía apuestas. ¿Quién morirá antes, Amy Winehouse o Pete Doherty de los Babyshambles? Creo que eso demuestra que ya sabíamos que jugaba con fuego y se podía quemar. Y su apdre también. Intentó rehabilitarla tantas veces y la acompañó a tantos centros y hasta a la cárcel tantas veces que bueno, ya lo sólo le faltaba ponerse una cadena al lado de la diva. Pero no pudo ser. Y en el fondo nadie cree que morirá o que tendrá ese accidente hasta que ocurre. Todos lo veíamos venir pero no para hoy ni para mañana ni para hace una semana y media. Su muerte era una teoria razonable. Pero algo en lo que piensas un momento y luego sigues con lo tuyo. Estoy de acuerdo contigo en que después de pasado el evento, la muerte en este caso, todo son conjeturas. Hay muchos "te lo dije" por ahí pero no importan nada. En mi caso ya has adivinado que es el CD sonando en el equipo. Claro que a ella qué más le da. Saludos.

Anne dijo...

"Todo lo que necesitas para ser feliz lo llevas encima. Si crees que viene de fuera vas en dirección contraria y te acabarás estrellando."

Cierto, pero no todo el mundo lo sabe ver.
No sé, no me gusta hablar de la vida de nadie,menos si ni la conocía o si ya está muerto, no me gusta dar consejos o hacer lo que mucha gente dice: yo en su lugar no haría/diría/etc...eso
¿Y tú qué sabes lo que harías/dirías/etc?
Es muy fácil criticar, buscar excusas, causas, soluciones,...en la vida de los demás.
No sé, cada uno vive su vida y ha de encontrar la paz dentro de sí mismo.
Hay muchas Amy por el mundo de las cuales nunca nadie habla, las cuales nunca pudieron refugiarse en la música, las cuales también sufren,...
A veces creo que todo es un circo y esas revistas del corazón siguen publicando porque hay idiotas que las leen cuando el domador de tigres azota el látigo...

En fin, buen día Hou. Buen texto también.

mara dijo...

yo la veía frágil,y lo era,a la vista está..,la dependencia emocional q se puede llegar a tener hacia la persona amada puede matarte si no te quieres un poquito, y claro, ahí aparecen las adicciones como via d escape, supongo q en cierto modo la entiendo,es muy triste no quererse, me encantó tu post hou,y la foto es preciosa,era una chica muy guapa,aunque algunos se empeñen en decir lo contrario, y conste q no soy fan d ella.

un abrazo.

Rackham the Red dijo...

Houellebecq, como músico no soy gran cosa. Decir que soy mal músico es ser benévolo con mis capacidades. Pero todavía tengo dos orejas en pleno rendimiento, y sé reconocer calidad cuando la oigo. Me repatea el higado hasta provocarme vómitos ver cómo asnos berreantes se forran cantando chorradas compuestas por cuatro anormales y patrocinadas para vender entre niñatas hiperhormonadas (o niñatos, me la sopla el género). Mientras, una señora que canta genial, con capacidad de sobra para zamparse todo, se encuentra que es más famosa y sale más en la prensa porque... ¿en sus ratos libres entre canción y canción se mama? Venga, hombre, que levante el dedo el que no haya ido de botellón nunca, ni un puto fin de semana. Y que no fuma, no bebe nunca, y tiene un comportamiento impecable. Hasta la fecha sólo conozco a un señor que responde a esas características.
Me duele la muere de alguien bueno del gremio, pero me pone de muy mala leche ver que los que quedan son carroñeros inefables, que viven del cuento en su mayoría, y que no saben lo que es componer algo decente, y no digamos ya interpretarlo. Y lo que no consigo tragar ni con cinco copazos y miradas asesinas de mis amigos, es al chorra de turno que te dice que era una puta yonki de mierda. Entonces es cuando me sale literalmente vneno de la boca, y le recuerdo a semejante animal las rayitas de coca que se esnifó, el copazo que tiene en la mano y añado "como jode ser un mierda que no tiene ni para droga y no distingue un tubo de escape de una ópera de Mozart, mientras una señora se forra gracias a a su talento y encima le sobra tiempo para ponerse hasta las trancas, verdad, capullito?"
El sopapo no me lo quita nadie, pero el gustazo de decir lo que pienso tampoco. ¡Y qué gustazo, demonios de los infiernos! Además, con la calma de tener concierto a la vista, y estar guapamente tomándome un lingotazo... Para joder más a los envidiosos de mierda.

RELTIH dijo...

COMO LO DICES:" DESPUÉS DE CIERTA EDAD SOMOS RESPONSABLE DE NOSOTROS MISMOS". CON AMY SE FUE UNA VOZ INSUPERABLE. UNA GRAN PERDIDA PARA EL ARTE.
UN ABRAZO

neko dijo...

Puedes tener todo a tu alcance para ser feliz, puedes nadar entre la opulencia que como tu dices, si no consigues superar esas barreras personales que te alejan de la felicidad, será tu perdición.

Y así, una artista mas con estilo propio que pasa a la historia. Una pena, pero como dices, ella misma eligió su destino.

Houellebecq dijo...

Anne: Es que hay que tener cuidado con lo que se dice cuando está muerta. Nos guste mas o nos guste menos ya no se puede defender y está en inferioridad de condiciones. Atacar y hacer chistes con el muerto me parece muy rastrero. Y hablando de chistes de mal tono y gusto el de los brasileños que se colaron en su funeral para hacer la gracia. Se podrían haber ido al de su abuela.

Mara: A mí también me gusta la fotografía. Pensaba que era yo que la veía así pero la encuentro guapísima.Yo no soy un super fan de ella (aunque me guste mucho). Pero me parecía un buen ejemplo de lo que ocurre en la prensa y en el mundo en general cuando muere alguien importante. Especialmente resaltar lo de la prensa.

Rackham: Estoy tan de acuerdo con tu comentario-post como con el anterior. Pero me quedo más que nada cone sos que la critican y han bebido y se han drogado, etc. y además no le llegan ni a la suela de los zapatos al personaje y aún así critican. Vaya tela. Estos son los acomplejados por los que existe la prensa del corazón que te decía. Como no son nada tienen que convertir a los que son algo en la misma mierda. Pero no te doy consejos porque ya sabes responderles bien o en ellos mismos está su castigo. Llevar un complejo es algo terrible. Genial comentario. Como siempre.

Reltih: Exacto. Mejor no buscar culpables cuando no van a servir para reparar nada ni van a ayudar a resolver un caso. Un saludo.

neko: Estaba pensando que todos tenemos alguna barrera. Tal vez no tan evidentes a veces (o no estamos expuestos a que tanta gente opine sobre nosotros) pero están ahí. Yo todavía estoy explorando las mías. No son tan autodestructivas, creo, pero molestan. Y lo peor es saber que son barreras inventadas por mí mismo.

Annie dijo...

Reza el refrán que no hay novia fea ni muerto malo, pero respecto a Amy coincido contigo, es una pena su muerte prematura.

En cuanto a su adicción, sólo ella en su mente sabría de sus claros y oscuros y qué la impulsaba a obrar como lo hizo. Nos dejó un legado musical excelente para escuchar las veces que queramos.

Me quedo con tu frase: "Todo lo que necesitas para ser feliz lo llevas encima".

Besos mágicos

Houellebecq dijo...

Encima o dentro pero lo llevas a cuestas. Si a ti por ejemplo te hace feliz darte una vuelta por tus paisajes de infancia pues ya tienes buena parte de esa felicidad ganada. Y bien contenta que te veo por ciertos rincones del mundo que estás pisando ahora. Pero me distraigo del tema.
Bien por el refrán. Esos refranes que me enviais resumen la vida a la perfección y muy brevemente.
Besos desde ya casi mis vacaciones.

El Escritor dijo...

Me sumo al Título

MEME dijo...

Tenia una voz preciosa y cuando estaba bien, para mi forma de entender la belleza, era una mujer muy atractiva, aunque es cierto que su delgadez y todo lo demás de última hora le afeaba mucho.
Desde que murió he leído y oído muchas opiniones sobre ella y sus vicios desde ""pobrecita hasta cosas como ella misma se lo buscó"".
Es la primera vez que leo algo con sentido y que merezca la pena leer sobre sus razones y a la vez que me ayude a entender como se puede llegar a ese extremo.
Cuando suceden cosas así siempre suelo pensar que tras toda esa mierda de vida con triste final hay una historia que no conocemos, es muy fácil juzgar sin saber.
Me encantó la canción de la que hablas,no se me ocurrió traducir nunca sus letras y tu traducción personal es mejor que mejor para entender su triste estado.
SALUDOS

LISS dijo...

No ser feliz es una mierda , pero no serlo e intentar ocultarlo con alcohol o drogas o cualquier otra adiccion es un error comun que muchas veces no te da opcion a rectificar.Una pena...tenia una de las voces con mas personalidad que he oido en estos ultimos tiempos(amo las voces como las de Janis J.o como las de Billie H.) ella tenia el suficiente dolor encima para transmitirlo cuando cantaba...pero quizas cuando quiso parar y ver las cosas con otro prisma ya era tarde.
Este lunes pasado me encontraba aun por Londres (de viaje turistico) y visite Canden Town,que segun me han dicho es donde se crio, y es increible la de camisetas con su foto o dibujo que vi...la muerte es de los acontecimientos que mas dinero generan ,tristemente.

Anónimo dijo...

Para mí ha sido una muerte que he sentido tan lejana como está, pero bien tu reflexión.

Houellebecq dijo...

El escritor se suma al título y el anónimo se desmarca totalmente. Ambos tenéis una opinión de lo más respetable. Me alegra teneros por aquí.

Meme: Y también me ha gustado que aprecies las canciones por las letras además de por la música. A mí me han entrado muchos cantantes y grupos y estilos que no me iban gracias a entender lo que decían. Otros que sí me gustan por la música tienen letras espantosas. Las canciones tienen esa doble vertiente. Normalmente la música es lo que te tiene que llegar pero si acompaña lo otro pues ya es el cielo. De todas formas seguro que hay buenas traducciones por ahí. Yo solo he picoteado en frases que me han llamado la atención porque parecían resumir muy bien su relación con los hombres y con la vida en general. Pero no se agota en eso. Todos estamos llenos de matices y claros y oscuros.

Liss: Te quería ver por aquí que se que la música te gusta. No sabía que te podía interesar Amy en especial pero mejor que mejor. Yo también amé la voz de J. Joplin hace mucho tiempo. Son voces roncas por la mala vida pero es que si las analizas encuentras que expresan mucho. Sin ser perfectas encuentras muchísima vida real en ellas y emociones auténticas. Hay algunas voces más limpias que no transmiten nada. Algunos triunfitos siempre me han parecido preocupantes por eso. Mucha academia pero poca sinceridad artística. A Amy me la conozco ya bastante bien pero todavía le encuentro algo nuevo.

Mario dijo...

A día de hoy y hora de ahora, no sé con qué disfruto más, si con tus textos, si con tus comentarios, si con tus puntos de mirada retóricos sobre este personaje famoso, sobre aquel personaje de la biblioteca, sobre el del más allá y la de más acá…
Podría decir que me sumo al título y esas cosas, que sentí una honda pena cuando aconteció lo que “desaconteció”, que me ofusqué dándole respuestas a preguntas que no habían sido formuladas. Sentí la noticia, conocí el desenlace y me puse, casi de inmediato, a bucear en mi iPod en busca de sus canciones, o de su voz, o de sus ojos, o de su pelo, o de sus músicos, o de sus acordes, o de sus desacordes, o de su todo musical y su nada existencial.

Es la vida, sí, quien nos elige, quien busca entre sus respirantes para sitiarnos, para facilitarnos una salida a los miles de desencuentros, a los tantos desconciertos. Pero vamos, que vivió como quiso mientras el tiempo quiso.
Porque ahora dicen que si ha muerto con la misma edad que aquél, que si Jimi Hendrix tenía también veintisiete, que si Cobain más de lo mismo, etecé. Pero en vida, al parecer, la edad no es tan importante: ahora recordaremos más la fecha de su muerte que la fatídica fecha de su nacimiento, ay…

Pero aquí no estamos para juzgar a nadie. Aquí nos alegramos de unas cosas, nos ponemos de mala leche por otros y acabamos tristes por el resto, y demás. Pero bueno, yo siento tristeza cada vez que una voz así se apaga, cada vez que desde al séptimo infierno le falta una voz celestial y viene aquí a restarnos, a quitarnos, a ponernos un nudo en la garganta, otro en el estómago, otro en el barbecho de nuestros sueños.

En fin, que estoy contigo en lo que has escrito, que sigo contigo en lo que has comentado, que seguiré por aquí, letra a letra, montando y desmontando canciones tristes, canciones alegres, canciones de pon y nunca de quita.

Gracias por este rato.

Un abrazo

Mario

Houellebecq dijo...

Me quedo con eso que dices de la triseza cuando una voz se apaga, Mario. Me pasa incluso con algunos-as que nunca he seguido solo por la sensación de resta que dices, todo lo que no sume al arte me desagrada. Saber que ya no habrá más nuevo disco o nuevo libro o nuevo lo que sea de alguien y todo será bucle de revisar el pasado y luego salir del bucle para olvidar o no escuchar tanto a ese-a artista, etc.
Cuando la voz que se apaga me gusta o la descubro tarde pues es peor, claro. Creo que Hendrix se murió sin saber lo que realmente era y Amy también. Tal vez porque para ser todavía más grandes y que la gente los escuche más han tenido precisamente que echarse en falta antes de la cuenta. Un abrazo.

Patricia dijo...

No la conocia, tienes razon tu mundo exterior es reflejo del interior.
Se ve bonita en la foto, por que su alma reste en paz.
besos,

Houellebecq dijo...

Patricia: He buscado una fotografía suya antes de su caida en las drogas y demás. Seguro que descansa muy en paz. La que no tuvo en vida. Saludos.

Recuerdos perdidos dijo...

"Todo lo que necesitas para ser feliz lo llevas encima. Si crees que viene de fuera vas en dirección contraria y te acabarás estrellando."
Lo tendré en cuenta.
Besos

ESGARRACOLCHAS dijo...

Soy especialmente sensible con este tema, ya que parece que nada importe el talento que tuviera (para los medios) sino lo mal que funcionaba su vida y también su muerte. El mensaje que da la prensa y la tele cual es? Que hay que ser bueno en lo que haces o un perfecto capullo hasta que la palmes y un poco después? Me interesan más los que sobreviven, pero no por culpa de los que quedan en el camino, sino porque son el ejemplo.

Miguel dijo...

Hay quien dice que las adicciones son cosa genética. Que hay gente que tiene tendencia a ser adicta a algo. Y eso siempre es malo. Si sentimos adición por el amor, malo, si es por las drogas, malo..., pero claro, esta afirmación con la que empezaba el comentario está por demostrar que sea cierta. Y entonces, si no fuera cierta, tendríamos que indagar en las circunstancias que llevan a alguien convertirse en adicto a algo. No conozco la vida de Amy y por tanto no puedo decir si tenía motivos objetivos para ser adicta. En cualquier caso, una pena su muerte.

Un saludo.

Houellebecq dijo...

Saludos esgarracolchas(cuanto tiempo) y bienvenido Miguel (creo que te he leído en algún blog amigo).

Vanity dijo...

Me enteré de su muerte cuando estaba en Bélgica, en Tomorrowland. Lo último que sabíamos era su patética gira en Bosnia (si no recuerdo mal). Parecía que seguía en sus trece, dando la nota, perdida....pero no. Estaba jodidamente mal, hundida, e imagino prácticamente delirando. Siempre la he apreciado, siempre me ha caído bien, y es una gran gran gran pena que no haya superado sus adicciones. La echaremos de menos, igual que no echaremos de menos a la panda de subnormales que celebraba cada nuevo desliz suyo. Amy ya está en el Hall of fame, igual que antes, pero eternamente viva.

Un abrazo,

VD

Isra dijo...

Muy interesante análisis, la verdad que de lo más decente que he leído desde que murió esta chica, a la que admiro por su música y de la que desconozco su vida como para opinar más allá...
salud!

Houellebecq dijo...

Gracias, Isra, por dedicar un tiempo a este blog y en especial a este post que me está resultando de lo más agradecido por las respuestas que tengo. Saludos.