14 enero 2012

Los primeros bocados al 2012 son dulces. Veremos cuando me toca el gusano.

I love this building
Hace años que insisten en amargarnos las mañanas si escuchamos las notícias(o los mediodías en mi caso). Oír la palabra crisis o cosas como "el que tiene un trabajo es como al que le toca la lotería" ya empiezan a cansar los oídos. No has empezado una sonrisa cuando ya te tiran un drama a la cara. Pero es posible ir a contracorriente si no piensas mucho en eso. Yo hay días que ya ni me conecto al mundo, lo máximo que me perderé serán las estadísticas de los accidentes de tráfico, las del paro, un nuevo caso de corrucción y puede que la inminencia de un meteorito que llega a la tierra pero como no puedo hacer nada contra eso mejor me quedo sin saberlo.
Otra cosa que se dice es que si te quedas sentado no encontrarás trabajo. Pues debe ser verdad. Al menos a mí me pasó. No me ofrecieron trabajo estando sentado, lo hicieron por el móvil cuando estaba tumbado y tocándome los huevos(de manera metafórica). Algo sobre presentarme a unos planes de promoción económica de mi Ayuntamiento. En los boletos de la suerte había muchos puestos de carretillero(yo de eso no), de orientadores callejeros(un extraño puesto que sigue siendo una incognita para mí pero en el que pagan poquísimo) y de auxiliares administrativos. Pensé que el de auxiliar me vestiría algo el currículum. He trabajado en muchos trabajos infames a lo largo de mi vida. El primero de ellos era una fábrica dónde el jefe llegaba los viernes, se arrodillaba frente a tí como si te fuera a pedir en matrimonio y se ataba los cordones con parsimonia. Luego levantaba la cabeza y como casualmente te decía "¿Podrás venir mañana Sábado para sacar faena?" Yo llegué a decirle que no incluso antes de que lo preguntara. Pero claro, yo tenía que ir a la universidad y ese no sería mi trabajo. Pero como de todo se saca algo bueno, de allí saqué un amigo de los de siempre, de los que no se gastan ni por el tiempo o la distancia. No hay negativo sin positivo.
El caso es que dí tumbos por varios trabajos penosos hasta que recalé en los cines y me gustó. Permanecí mucho tiempo en estos y lo hice todo(portero, operador de cabina, taquilla, encargado...). Y luego el regreso a la casilla de salida pero no explicaré el cómo porque ya prometí hace muchos posts que aparcaría un poco el pasado y no quiero incumplirlo mas. Así que en presente me presenté con miles de candidatos a lo de Auxiliar administrativo. Era deprimente ver tanta gente para los puestos ofertados. Es como meter a alguien muy gordo en una camisa muy estrecha. No cabe. Y todos no cabíamos pero el ambiente era agradable. Yo me encontré con tres conocidas. Todo el municipio iba a presentarse a las pruebas porque el Ayuntamiento avisaba. A mí se me olvidó el carnet en la impresora y era imprescidible presentarlo junto al currículum en la puerta pero me hice el tonto, enseñé el currículum y la chica que hablaba con otra no se percató de que no le enseñaba mi DNI. Para una vez que me despisto tengo suerte.  
Así que cuando al cabo de una semana fui a mirar las listas esperando encontrar mi ausencia y comprobándolo efectivamente, me sorprendió que al regresar y volver a mirar esos papeles sobre una puerta de cristal apareciera mi nombre. No lo había visto en el primer vistazo pero yo estaba seleccionado en algo extraño que ponía "Diplomados-auxiliares". Había más de cien carretillleros, unos cuarenta orientadores, 18 auxiliares administrativos a secas y cuatro de los míos. No me lo creía pero además me llamaron por teléfono y fui a firmar un contrato. Me dieron vacaciones antes de empezar a trabajar porque eran las fiestas y porque los funcionarios viven de otra manera digan lo que digan. Así que por primera vez estuve contratado y trabajando sin saber de qué iba el asunto.
Hasta que llegué este Lunes pasado a mi puesto junto a dos chicas muy bien vestidas gracias a las maravillosas rebajas que hemos tenido recientemente y que estaban tan arregladas que dolía verlas a a esas horas(¿A que hora se habían levantado para estar tan radiantes y tan temprano cuando yo me desperté atontado y apenas me lavé la cara antes de salir corriendo?). Allí me dijeron algo que trastoca mis ideas sobre Coelho, las coincidencias, el ateismo y la Crisis española. Mi jefa del Ayuntamiento nos preguntó fugazmente  "¿Vosotros sois para bibliotecas?" Nos encogimos de hombros porque no sabíamos nada pero sí, éramos para bibliotecas. Me he pasado la vida diciendo que quería trabajar en una(además de un cine), me he pasado la vida en dos como usuario de media tarde: en la de mi barrio y en la grande del municipio pero sobre todo en esa última. Pues es la que me ha tocado, la gorda, mi amada biblioteca, esa en la que encontré al loco visionario aquel que por suerte frecuenta más la del barrio. Con un puesto de media jornada en el que cobro lo de la jornada entera del cine.  Además soy coordinador y jefe de grupo de las dos chicas sólo porque soy licenciado y ellas no o eso dijeron(no quisiera pensar que hay machismo en mi Ayuntamiento que tiene alcaldesa). Un puesto que no durará para siempre pero que me abre las puertas para los planes de promoción económica de mi Ayuntamiento de H. O los de Barcelona. Un trabajo en el que se cumple que el universo sí ha conspirado para darme lo que pedí hace tiempo entre muchas otras cosas que no toca contar por aquí.
Parece que la vida sólo te regala las cosas a traición, cuando no las esperas. También las buenas.
Y no, no me veréis rezando a partir de ahora. Esto lo he conseguido sin religión alguna.

28 comentarios:

maloles dijo...

Vaya, de algo sirve estudiar. Un poco de esperanza para una que lleva un mes encerrada en casa! jajaja
Supongo que enhorabuena, y; y por primera vez desde el 31, te diré "feliz año" con un poco de sentido.

Un beso.

noe dijo...

Enhorabuena pues. Alguien me dijo que en un libro famoso, el cual no pondré su nombre porque me repatea darle publicidad, si deseas una cosa y haces bien la petición, el universo conspira para dartelo. Creo que lo he explicado mal pero espero que entiendas lo que quiero decir. Yo sigo creyendo en la suerte, ni en la fe, ni en los rezos de las iglesias, ni en el Universo ni siquiera creo en que si te esfuerzas puedes llegar a conseguir lo que quieras. Puede que todo influya, pero lo que realmente tiene un peso fundamental es ese concepto abstracto de "la suerte" y ésta sólo está destinada a unos pocos.
Puede que sea un pensamiento algo pesimista, no sé, tal vez es que el 2012 yo no lo he comenzado demasiado bien.
En fin, después de este rollo, me alegro mucho por ti. Que lo disfrutes. (y cuentes tus peripecias por aquí)

aina dijo...

Enhorabuena, quizás es cierto que no te pusiste a buscarlo, pero te lo labraste en tus años mozos, así que es totalmente merecido.

Y suerte para ti también maloles.

MEME dijo...

Eso si que es empezar el año con buen pie...
Tiene que ser una gozada trabajar el lo que te gusta.
Me alegro mucho por ti, me ha encantado tu forma de narrar esta anécdota de tu vida.
BESOS

h i l i a dijo...

Has empezado bien el año, aprovéchate de él que quizá éste sea tú año.
Y bueno, parece que se cumple eso de (y quería evitar el tópico pero es que aquí se ajusta como un guante), que siempre aparece cuando no se busca, aplíquese a cualquier aspecto de la vida.

Gracias por tus comentarios. Se aprecian muchísimo y espero que tus objetivos novelísticos avancen bien.

Saludos.

Houellebecq dijo...

maloles: Claro que sirve de algo estudiar. Ya eres otra que me lo pone en duda. Los títulos te abren puertas. Aunque no sean esas para las que estaban destinados. Espero que te vaya bien y el encierro te sirva para algo. Feliz año que todavía te queda mucho por delante. Un beso.

Noe: Sé el libro del que hablas porque hago referencia sutil a él en el post (y de su autor). Y no me gusta ni su estilo ni lo cursi de sus argumentos pero a veces te ocurre y estás al borde de caer en las trampas de la New Age. Y en cuanto a eso de que no has empezado bien el año bueno, a mí el lugar en el que se encuentre la suerte me da igual. Puedes empezar mal y seguir bien o al revés. El inicio del año no marca nada. Somos nosotros que nos ponemos esta referencia. Y si te esfuerzas sí consigues lo que quieres casi siempre pero te suele llegar cuando no lo esperas o peor, cuando ya no lo quieres.

Aina: La mitad de la suerte te la trabajs tú. Mis no demasiado lejanos "años mozos" se resisten a terminar, ejem, aina.

Meme: Ahora sólo falta que lo que deseo no sea algo que se convierta en indeseable pero de momento va muy bien todo. Me gusta y no me quita casi anda de tiempo. Por aquíe staré. Besos

hilia: Gracias por la enhorabuena.
Lo de mis comentarios... Pues bueno,e sa es mi intención, no comentar por comentar por comentar. Te aseguro que me implico en todo lo que escribo esté bien o mal y cuando te doy opinión no es para que la sigas al pie de la letra pero sí que es lo que pienso o siento. Si se aprecian mucho como dices, quedan más que justificados. Avanza con tus objetivos novelísticos tú también. Bueno, de momento los veo "cuentísticos". El problema es que si cumplo lo de publicar se me acaban los sueños. Ya publiqué un cuento en una revista y casi me quedo sine stos. Pero aún hay objetivos... Bueno, saludos.

Pitt Tristán dijo...

Estoy feliz de haber leído esta entrada. Muy feliz.

Angéline dijo...

Pues ni oír hablar de lo del gusano entonces. No tiene por qué haber un castigo a la suerte y si por lo que sea se torciera algo en el futuro eso no cambiaría el hecho de que ahora estés tan cojonudamente instalado en un presente que podías haber soñado hace tiempo de refilón. Lo mejor de todo es que las cosas suceden a veces (ya sé que tu mente científica las rechaza) por una suerte de combinación de posibilidades que a mí me encanta llamar "cósmica", y cuando has visto tu nombre entre los elegidos te ha costado durante unos segundos darte cuenta de que ese ser humano eras tú. Y es que de la misma forma que empujan hoy en día las carencias, la crisis, el paro, como un peso al fondo de las conciencias de todos los ciudadanos también parece imposible que lo bueno llegue sin que más tarde una bomba lo reviente. Alguna gente cuando es feliz tiene miedo y dice aquello de "no puede durar". Sé una excepción, Houellebecq y disfruta hasta las vísceras de trabajar en una biblioteca (qué pedazo de suerte..), a media jornada y con un buen sueldo. Y que le dén al gusano. Una biblioteca.. dios, dios.. qué sueño. Felicidades, millones de ellas.

Houellebecq dijo...

Pitt: Gracias por la felicitación. Espero que a tí todo te esté yendo igualmente bien. Con ese sentido del humor seguro.

Houellebecq dijo...

Angéline: es cierto que ya son ganas de estropear algo bueno ponioéndole peros como que se va a estropear. Y lo que se tuerza será independiente de lo que se haya disfrutado. No será un castigo, será la de cal o la de arena que toque. Por lo que voe a tí también te hace ilusión ese tipo de trabajo. Lo digo porque al final del post está claro que eso sí es lo mío pero a lo mejor otro dirá ¿y todo eso para decir que está en una biblioteca? Una de las chcias que coordino decía que ella estaba estuadiando economía y lo de la biblioteca le iba mal porque no le aportaba una experiencia adecuada. No todo el mundo se sentiría igual en una biblioteca. Yo sí, como pez en el agua moviendo catálogos completos de libros, Dvd , Cds o revistas de mi biblioteca o de las que hacen envíos y reservas y con un ambiente tranquilo y estimulante. Sí, en una biblioteca. Una semana en ella y todavía tengo que creérmelo.

ReltiH ReltiH dijo...

TODO COMENZÓ MUY BIEN, TRABAJO Y "JEFE DE DOS CHICAS". TIENES AHÍ UN BUEN BOCADO, JEJEJEJE.
UN ABRAZO

LISS dijo...

Vaya que bien!!!! Me alegro muchísimo por ti.Leer esto me devuelve la esperanza porque yo ando algo desanimada...no sale nada.Ando en cursos del SOC y de catalá pero de momento nada.
Ojala siga tu buena racha!!Y a ver si comienza la mia(la buena racha laboral,se entiende)
Nuevamente te lo digo FELICIDADES! Te lo mereces :)))

Houellebecq dijo...

Liss: Los cursos del SOC no están nada mal. Aunque te parezca que al principio no cae nada no pierdas la esperanza que un día está la oferta que necesitas y si estás atenta ya tienes trabajo. Sólo si te desanimas perderás la posibilidad de estar cuando las oportunidades aparezcan. A veces llega un Lunes y te salen una burrada de ofertas que no esperabas. Mucha suerte.

Reltih: Sí, Reltih, muy bien pero a las chicas mejor las dejo que eso sería moving o algo así ja,ja

Pilar dijo...

Muchísimas felicidades, me encanta imaginarte en la biblioteca, y que además te pagen por ello.
Bromas a parte, seguro que haces un buen trabajo.

Disfruta del dulce, lo amargo, a veces no llega.

Houellebecq dijo...

Pilar, ese es mi medio natural y no sabes cómo. De momento me va muy bien y ya no pienso más que en presente que es como mejor se piensa. Un beso.

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

Oye, enhorabuena, lo de currar en una biblioteca siempre me ha parecido muy atractivo, pero me ha faltado voluntad para ponerme a estudiar, ni que fuera las bases de la oposición...

Lo dicho, felicidades, que eso sí es empezar el año con buen pie.

Y lo que dicen los telediarios... es sólo lo que dicen los telediarios, la realidad es otra cosa.

Saludos

Annie dijo...

Hou me alegro mucho por ti, en hora buena!!!!!!!!!!

Ves como mis cartas tenían razón??? Un pelín retrasada pero la buena racha llegó, mas vale tarde que nunca.

No sabes lo orgullosa que me siento de ti, casi orgullo de madre jajajajajaja

Un besazo mágico cargado de energía positiva y mi cariño por siempre

Houellebecq dijo...

Acapu: Vale, al menos no soy el único que no cree en los telediarios. La realidad es la nuestra. Antes de la crisis también había parados y gente a la que le costaba trabajo. Encuanto a lo de estudiar. Pues yo para esto no tenía ganas de estudiar a estas alturas pero me lo planteo...

Anne: Estás empeñada en que crea en algo y me pillas en un momento débil. Por cierto, insisto que lo de hijo me hace gracia por más que estoy más en edad de hacerte hijos que de ser yo tu nuevo vátago adoptado. Pero nada, a mi llámame como quieras que todo me va bien. Lee el facebook cuando puedas, por favor. Besos.

Mario dijo...

La verdad, me ha encantado el principio de incertidumbre y el final cargado de sombras incendiarias, o algo así. Créeme que las noticias siempre nos atacan por la espalda, aunque las tengamos delante, aunque escapen a un noticiario, aunque las escuchemos en la radio del coche mientras buscamos una emisora digna en la que estacionar nuestros sentimientos, nuestras culpas, nuestros sueños y los etcéteras necesarios. Una emisora en la que estacionarlos o una canción que nos amanse, ya sabes...

No sé bien por qué, pero cada vez que te leo, me entran unas ganas de escribir, o describir, que ni te cuento. Porque pienso que tienes razón cuando te quejas, y porque pienso que haces bien cuando te dejas la piel en esos besos de cine de acera, o te haces con un montón de palabras que corren a tu lado esquivando las luces. Sí. Parezco más raro y menos entendible que todas las cosas. Sólo espero que algo, un poco de casi nada, al menos, puedas descifrarme.

Algo en común tenemos: esos lugares en los que nos hubiera gustado trabajar; en un cine, en una biblioteca, en una librería. Pero discrepo de lo de los funcionarios. Los hay que son y no están y los hay que están sin ton ni son. Pero bueno, eso es para hablarlo en otro foro, con un café de por medio, uno esos que nos sirven los camareros cada vez peor pagados aunque el café sea cada vez más caro...

Sé que sabrás perdonar la extensión de mis comentarios. Quizá también la intención. Pero es cierto, cada vez que llego aquí me quedo con ganas de más, de más de todo, de más letras derramadas sobre una pantalla de más letras nacientes de estos dedos que acarician espacios y tabuladores (ay...)

En fin, voy a ver si tomo un café, que será el primero del día y que contendrá el sabor de tus letras.

Y sí, tienes toda la razón; la vida siempre ataca por la espalda.

Un abrazo, admirativo

Mario

Houellebecq dijo...

Mario: Si te gustan los libros es casi obligado que alguna vez aunque de pasada se te haya ocurrido lo de la biblioteca. Nada especial para muchos. Incluso aburrido para otros. De todos modos trabajar en un lugar así se parece al mal de Tántalo, ese al que castigaron atado de pies y manos y sediento y hambriento le pusieron agua y comida cerca pero no al alcance. Tengo montones de libros que pasan por mis manos y me interesan y hasta descubro pero en esos momentos en los que me gustaría sentarme como muchos de los usuarios que veo por los sillones tengo quehacer cualquier otra cosa. No me las daré de trágico con horario tan exiguo y faena tan liviana. Lo que más me gsuta de todo es que tengo calidad de vida que no pasa sólo por alimentarme sino por tener tiempo para dedicarme a mis libros y a escribir. Incluso a sentirme aproximadamente relajado. Nunca completamente en paz porque siempre habrá algo que perturbe. Ahora, afortunadamente, casi nada. En cuanto a los funcionarios no los juzgo porque habrá de todo y los que me rodean ahora son todos de primera. Hablo del trabajo en sí. Prefiero mil veces trabajar para el gobierno que para empresas privadas. Los ritmos y las reglas son muy diferentes. A veces en las empresas y sobre todo en las luchadoras pequeñas empresas no queda más remedio que saltarse reglas y sobre todo esas que atañen a los derechos de los trabajadores, demasiado grandes para sus diminutas economías. En fín, agradezco comop siempre tus largos comentarios y espero tu próxima creación que como siempre, se hace esperar.

Daltvila dijo...

¡Vaya! Llevaba días sin asomarme para ver si habías vuelto y hoy te busco y encuentro este notición.
¡ENHORABUENA! Me alegro muchísimo por tí. Conocí a una bibliotecaria que ya se jubiló y siempre habló con ilusión de su trabajo. Debe ser muy agradable porque la gente que acude siempre va de buenas y encima, ellos no lo saben, pero es un lujazo tenerte a tí como bibliotecario. Ya lo descubrirán.

Un abrazo y FELIZ AÑO

Houellebecq dijo...

Daltvila: ¡Cuanto tiempo, Daltvila! Se te echaba de menos.
Entiendo que esa bibliotecaria hablara con cariño de un trabajo donde los usuarios van de buenas porque no están pagando en ese momento y suele ser gente que va a leer, una acción bastante civilizada. Por supeusto no descarto algún niñato garrulo en el futuro de esos que dicen que van a estudiar pero de momento todo es muy tranquilo y agradable. Ya nos iremos conociendo los clientes y yo. Espero. Saludos.

Pepe Deapié dijo...

Me alegro mucho. No tener curro es una putada. Además en una biblioteca. Está muy bien.

mara dijo...

seguro q no te veremos rezando en alguna capilla perdida pa que nadie te veaaa...???jajjaja,genial hou y enhorabuena,que alegria pasarme por tu blog después d algun tiempo,que sepas q es muy gratificante hacerlo y lo eché d menos.

un abrazo

Houellebecq dijo...

No, no me veréis, mara. Me alegra mucho tenerte por aquí como parece que estáis volviendo algunos-as. Gratificante es recibir un comentario tuyo. Saludos.

Pepe: Excato, no tener curro es eso si además no tienes dinero claro, que con dinero ya vivirá yo sin trabajar el resto de mis días.

rafarrojas dijo...

Pues, sí, te tocó la lotería, jajajaj.
El héroe atraviesa el abismo sin fondo sobre el puente formado por pequeñas piedras separadas unos metros de otros, flotando en medio del vacío (la imagen viene de una película, mala pero entretenida, "Viaje al Centro de la Tierra"). Otros han intentado antes el difícil salto que ha ejecutado ahora el héroe, y han caido en la sima. Pero él lo logró! Entre los que están observándole desde el punto de partido las reacciones varían según su carácter y su humor. Algunos gritan de alegría, mientras que otros se ven consumidos por la envidia, y hay quien no ha prestado atención al logro, porque están demasiado preocupados por sí mismos y por el salto que tendrán que dar, que la gente empuja y se apelotona y sólo cabe intentarlo, aunque sepas que tus fuerzas o tu suerte no son las del héroe. Lo que ninguno se da cuenta, acaso ni el propio héroe, es que, sí, ha llegado a la primera piedra, pero siempre habrá una nueva piedra más allá, tal vez más difícil... que no hay un otro lado al que llegar y que cada una de esas piedras es todo a lo que se puede aspirar. Se puede vivir sobre una piedra?
Felicidades y un abrazo, desde Norge

Houellebecq dijo...

Rafarrojas: Delicioso lo de hacer un cuento en un comentario. Te aseguro que el heroe se da cuenta de que no puede vivir para siempre en esa piedra y en el futuro habrá otras más grandes. Y el héroe piensa como McEwan en la novela "Solar" que el futuro resolverá todo eso. De momento prefiere vivir en Carpe Diem y no como la madre de Napoleón cuando se hizo emperador y sólo se preguntaba que hasta cuando duraría. No disfrutó de los buenos tiempos. Porque vendrán peores tiempos y mejores y hasta tiempos inocuos e intermedios. Pero sólo podemos vivir en presente.

neko dijo...

Bueno, ahora sé un poco mejor de que va el último post.
Entonces eres funcionario o es un trabajo temporal del paro? de cualquier forma, enhorabuena, y que dure!