27 julio 2012

Anoche conocí una chica con la que tuve mucha química(explosiva)


Os debía otra historia pero se me ha cruzado una anécdota haciendo autostop por mi vida y la he subido a mi blog. No esperéis que si tengo tantas ganas de contar algo es porque se trate de amor, paz y buenos sentimientos. Suelo quemar con más furia las teclas cuando hay algo que me quema el hígado a mí.
Veo a J. después de mucho tiempo. Trabaja en una perrera en la montaña y apenas tiene fiestas o su tiempo libre matinal no coincide con el mío vespertino. Pero me llama a las nueve por teléfono y dice que vaya a cierto bar conocido nuestro. Está con su primo C. al que hace años que no veo pero conozco bien, con una amiga de su hermana y con otro tipo al que no conozco.
Cuando llego saludo efusivamente a su primo y me doy a conocer y me presentan a los otros dos.
Luego, sin buscarlo yo, la chica del grupo sigue hablando con el tipo que no conozco en voz baja y casi conspiratoria (detesto esa actitud en un grupo) y charlo con J. de perros, de la puesta al día de las vidas que nos hemos perdido estas semanas sin vernos, de alguna otra barbaridad... Con su primo C. hablo de Bukowski. Tiempo que no conseguía alguien con quien hablar en tiempo real de literatura. Casi nadie de mi entorno lee, ni siquiera en la biblioteca, así que esas conversaciones sólo las mantengo ocasionalmente con gente por Internet. Luego hablo de cine con el tipo al que no conozco. Hablo con la gente de lo que va surgiendo, intento adaptarme.
Creo que la chica se quiere follar a C. o a J. O a los dos. Sobre C. desconozco sus intenciones. Sobre J. sé que sigue entre calma y tempestades con su novia de siempre y pasa de esta o de cualquier otra que no sea la suya (bien, la suya vale más que esta la mires por dónde la mires, qué suerte tengo que la mayoría de mis amigos tengan mujeres que me caigan bien, lo contrario sería un grave inconveniente).
El tipo que habla de cine me cae automáticamente bien pero no bebe cerveza, trabaja al día siguiente y se tiene que ir. Quedamos cuatro. C. y yo hablamos un rato más de lo nuestro. Yo hace rato que he escuchado a la chica, pongámosle un nombre, por ejemplo Imbécil(es el más suave que se me ocurre). Le digo a C. que si Bukowski en literatura tenía un alter ego llamado Chinaski yo cuando escribo novela tengo mi propio otro yo llamado David. Imbécil dice por lo bajini "alter ego" con sorna y mirando a J. Como diciendo ¿"Alter ego", pero de qué habla este? Hay un lenguaje de gestos a nivel sutil e inconsciente entre nosotros durante toda la conversación. Me pasa una vez de cada mil pero esta persona me ha caído automáticamente mal desde que la vi.
Pero el meollo de todo esto llega en el segundo bar(el primero lo hemos cerrado). Allí J. está en el servicio de caballeros y yo estoy hablando con C. cuando Imbécil dice:

  • A mí me gusta mucho la gente que lee pero creo que de fiesta uno ha de bajar el NIVEL y pasarlo bien, hacer reír. Creo que deberías bajar el nivel... HAZME REIR.

Esas dos últimas palabras son claves para servir el drama. Le digo algo leve por no decir lo que pienso (que te haga reír tu puta madre, subnormal, ¿Quién te crees que eres?, eso pienso) que yo no soy su bufón y que me haga reír ella a mí si quiere o si puede y seguimos a otra cosa. Pero Imbécil ha hecho camarillas todo el tiempo, no ha aportado temas, sólo ha interrumpido uno que tenía con C. para que nos adaptemos a su idea de la fiesta. Yo me río y me hacen reír. He ido a ver a mi amigo y me he olvidado el disfraz de payaso para hacerla reír a ella. Pasados unos minutos no puedo evitarle decirle lo que pienso a Imbécil y a decirlo sin paños calientes,a lo bestia. Si fuera un hombre estaríamos revolcándonos en el suelo a tortas pero como es una mujer me limito a decirle que por quién me ha tomado, que quién es ella para juzgarme sin conocerme, que si quería otro tema pues que lo aportase, que cuando te dicen hazme reír es como si en mitad de un polvo te dicen follas mal(no salvarás así el polvo sino todo lo contrario), que a la gente no la puedes forzar y si lo haces procura ser sutil. C. que se la quiere follar me da la razón, no le ha gustado el comentario, pero atenúa el asunto y me dice que esta chica tiene dos carreras(no se si una en las medias y otra de puta) y se ha leído un libro de Victor Hugo como si a mí me importasen los estudios de la gente o lo que leen(casi todos mis amigos-as no tienen estudios o pasan de mis literaturas, comparto con ellos otros temas pero el principal es el aprecio mutuo y que nos reímos juntos y la lealtad, entre otras cosas y todo eso surge de un modo natural y espontaneo, por afinidad, sin programarlo). Imbécil recula un poco y me pide disculpas varias veces y yo la disculpo tibiamente, la cerveza en mi mano está caliente y si no es hora de irse los camareros piensan que sí y ya bajan las persianas del segundo y último bar de la noche. Nos despedimos con un par de besos educados pero con la tensión flotando en el aire. Me quedo con mi amigo.
Como J. no ha pillado parte de la historia por culpa de su vejiga me pide detalles y comienza a reírse, no para de hacerlo, me dice a carcajadas que le haga reír como si no lo estuviese haciendo estruendosamente y para todo el barrio a las dos de la madrugada.
El lenguaje en el que nos expresamos nos define, es inevitable. Cinco minutos hablando con alguien y ya creen que te conocen. Usar ciertas palabras librescas o latinas te segrega tanto o más que decir palabras mal sonantes todo el tiempo. Para Imbécil yo soy un pedante con ganas de lucirme cuando sólo era un amigo con ganas de reírme con J. Para mí Imbécil es algo mucho peor. Pero yo no la juzgué por su lenguaje, yo la juzgué por su actitud. Sí, ya lo sé, el mero hecho de juzgar es estúpido. De eso fuimos culpables los dos, puede que yo el primero.

58 comentarios:

Pitt Tristán dijo...

Querido Sergio, si otra vez te cruzas con Imbécil le puedes decir que, en ese momento, sufres la enfermedad de la idiotez, explicando a continuación que: La idiotez es una enfermedad extraordinaria, no es el enfermo el que sufre por ella, sino los demás.
Por supuesto añades que la frase es de Voltaire.
Saludos.

Francesca dijo...

Pues a riesgo de que me lleguen rayos y truenos te diré que...me has hecho reir!

Sergio dijo...

Pitt: Como sabes por lo dicho a Pepe en su-tu sitio creo perfectamente en eso que dices. También podría bajar el nivel y hablar como un simio a ver qué le gusta más. Pero no, claro, tengo que hacerla reír...

Francesca: Pues no te tiene por qué caer nada malo de mí. Bien sabes que aquí me puedes decir a favor o en contra o en total desacuerdo pero no me enfadarás si lo argumentas. Sigo pensando por qué precisamente esta me enfadó así y por esto y tanto. En fín,me gusta hacer reír. Pero sólo si antes no me cabrean. Saludos.

ReltiH dijo...

DESAFORTUNADAMENTA HAY MUCHAS PERSONAS QUE CONSIDERAN QUE CUALQUIER DESCONOCIDO, LAS CONOCE. ME TRAMA LO DIRECTO DE TUS LETRAS.
UN ABRAZO

aina dijo...

Pues siento decirte amigo David, que esa chica pretendía seducirte. Aunque la pobre..no supo.

h i l i a dijo...

¿hazme reír!??!!? madre mía, muy diplomáticamente reaccionaste. cómo bien dices no eres un bufón y a día de hoy todavía se puede hablar de lo que te dé la gana en los bares.
muy desafortunado el comentario, sin duda. tal vez como dicen por aquí la muchacha tenía otras intenciones, pero si era así, se hubiera podido liar menos.
en cualquier caso, míralo por el lado positivo, que siempre lo hay: sacaste tema para una entrada excelente y a mí me has hecho reír imaginando la situación.
saludos.

Sergio dijo...

Relti: Gracias, directo lo que es directo siempre soy, demasiado je,je Saludos.

Aina: No, esta vez no creo que fuera así. Percibí lo contrario, como si ella fuera agua y yo aceite. Creo que se quería ligar a cualquiera de los otros. Y todos estábamos bebidos aunque yo, como siempre, muy poco.

hilia: C. me dijo algo asícomo "eres tranquilo" Sergio, tengo amigos que le hubiesen dicho que les comiera la polla. El caso es que diplomático fuí por respeto a mis amigos. A ella se lo perdí en cuanto no sólo mostró su superficialidad sino que quiso obligarme a ella. En fín, saqué tema de entrada e hice reír mucho a mi amigo J. que ya tiene la frase "hazme reir" como un lema. Y creo que hasta yo me estoy riendo un poco ya del asunto. Anoche no, pero hoy ya sí.

eva dijo...

Al leer tu anecdota recordé un día cuando mi jefe, no sé muy bien por qué, me dijo que no leyese tanto que se me iba a derretir el cerebro... Hay gente para todo y como estamos personas para todo, el concepto de diversión es distinto.
Comparto contigo ese malestar cuando alguien no te cae bien. A veces es un gesto, o una palabra, o una actitud como tú dices. A veces no sé ni porqué, pero no consigues conectar con alguien y además te saca de tus casillas. Imagino que, como tú dices, la amistad y conexión con las personas no se programa, surge sin más.

Es curioso que en tu entorno laboral no hables de libros, pero afortunado eres si al menos de vez en cuando encuentras a alguien con el que conversar. Yo solamente lo puedo hacer via internet.

Pd.- Lo de juzgar no me gusta, pero no seré yo quien tire la primera piedra no vaya a ser que me de a mi misma en la cabeza. :-)

Bss

Sergio dijo...

Eva: Sí, hay gente para todo pero analizo a esta y me recuerda el estilo de un niño, falta de atención, despiste, a la que algo no le interesa cambio de canal y no se permite ni un segundo de paciencia. A mi sobrina se lo disculpo pero a la niñata no porque ella no estaba en situación d eexplicarme a mí lo que es una fiesta ni prácticamente nada. Otro detalle, se estuvo todo el tiempo riendo del acento de una chinita del bar como si ella no tuviera su propio acento o como si ella en China fuera a hablar mejor en Chino que la china en español. Una persona diseñada para reirse de todos y para creerse el centro de atención. A la que detectó alguien cuyo lenguaje corporal era el de pasar totalmente de ella, quiso "llamarlo al orden" pero se encontró con un rebelde. Y por cierto, Eva, tu jefe se parece a otro mío que se reía cuando me veía con un libro "muy gordo". El cerebro solo se derrite delante de la televisión si estas mucho tiempo.

ladamadelasnieves dijo...

La hostilidad es un tema tan interesante. Por qué alguna gente nos cae tan mal antes de que abra la boca, por qué la mayoría de las veces lo remata cuando por fin habla.. ¿Tendrá que ver con las feromonas? De la misma forma que algunos cuerpos nos atraen sin remedio, ¿habrá otros que desprendan algo (un tufillo invisible como el olor en los dibujos animados) que resulte incompatible o desagradable a un nivel instintivo? Y otra cosa, la hostilidad ¿no es una sensación demasiado fuerte para no significar más que rechazo? ¿No llevará también escondida una cierta atracción que otra vez a nivel instintivo no queramos sentir con alguna gente, ni siquiera reconocer y por ello nos enferme y enfade que esa gente hable, esté frente a nosotros o intente manipularnos de alguna forma? Voy más allá, al hostil además de una buena hostia (metafórica o real, la que merezca) en algún momento, ¿no sería excitante en otro momento darle un beso hasta las vísceras? Divago, pensando en el último hostil que he conocido. Entiendo lo de la química explosiva porque quien me viene a la cabeza me produjo una sensación “incendiaria” (tirando a mal.. pero a la vez..). Y sí, a hostias, pero quizá sí.. también a besos. No sé. De repente he visto un abanico de categorías entre los hostiles, definitivamente con algunos sólo sería divertido jugar a acorralarlos en su propia prepotencia, mientras a otros les daría una nueva oportunidad. Creo que la chica (voy a ponerme un poco de su parte, aquí se llama imbécil sin opción de defensa) simplemente te tanteaba, con la intención que fuera. A ti te salió el genio y a ella el impulso de disculparse, a lo mejor no era tan imbécil después de todo y simplemente no tuvísteis lo que se dice un buen inicio. A menudo traslado estos enfrentamientos a una isla desierta, ¿sería distinto tratar a la gente con tiempo y las barreras bajas en un lugar donde no quede más remedio que ser tú en todas tus variantes? Saludos, Sergio.

Sergio dijo...

ladamadelasnieves: Estudio las categorías de hostiles y las acepto porque son reales. Pero también anoto la mía. Yo cuando odio, odio de verdad, sin posibilidad de besos ni mucho menos amor, sólo quiero lejos a esa persona. Es curioso que no es una chica objetivamente fea pero a mí sí me lo parece solo porque su superficialidad y algo en ella me repele(incluso me recordaba su rostro a otra persona del pasado que me caía fatal con razón así que toma detalle para reflexionar más sobre estas impresiones subconscientes). Ese subconsciente para mí no lo es tanto. Es su reducir el volumen de la voz como si estuviera contando secretos cuando habla con alguien(a veces lo aparta del grupo para decirle algo, dios, esto no es ni educado), es... bueno, es su comentario que me sentó mal, lo he dejado tan claro como el apodo o nombre que le he puesto. Y haces bien en no decir más porque ella no tiene defensa alguna en mi monólogo. Este es mi post para desahogarme. ¿Puedes creer que después de escrito ya no me irrita? Ayer me enfadaba recordándola, ahora le aceptaría nuevamente las disculpas y trataría de empezar de cero y de aquí a unos días no necesitaría esa isla desierta que nos regalas para hablarle bien. J. me preguntó entre risas(el tío disfrutó de todo esto como ninguno) si me caía peor Imbécil que mi famoso vecino. Incluso enfadado le pedí que no comparase una anécdota y a esta chica con mi Némesis absoluta, que yo soy tan fiel a mis amores como a mis odios. Y aún si después de años el vecino no reactivase con nuevos ataques mi odio... le olvidaría. Odio mucho, fuerte y visceralmente y luego, como la espuma del champán y si no se me da excusa... dejo de odiar, olvido. Tengo un post que explica perfectamente que no soy rencoroso. Por último decir que a esta chica a la que no he llamado con una sigla porque su nombre empieza por C. y ya tenía un C. en la historia y luego está que Imbécil me permitía dejar salir la presión de la olla como por una espita, llevaba mucha cerveza encima. Todos la llevaban. Yo llevaba dos medianas. Ellos cinco por cada una de las mías. Calcula. Después de todo, culpa mía por juzgar(te remito al final del blog) y culpa mía por hablar con borrachos como si fueran personas o como si fueran las mismas personas que serán al día siguiente. Gracias por tu inteligente, como siempre, comentario.

POEM dijo...

supongo q no es más q una "analfabeta" acomplejada

Bukowski/Chinasky

mmm

fluye

lo borda

empatía

Pilar dijo...

Sergio, siempre me ganas por la fuerza de tus palabras y tu capacidad de transmitir con fidelidad la dureza de tus sentimientos.
Visto desde fuera, si es que puede llamarse fuera a tu propia visión de la escena, diria yo que Imbecil cambió de objetivo y erró el tiro, hay quien tiene complicados métodos de reclamar la atención.
En todo caso se puede ser Imbecil y además estúpida, la imagino maquinado la frasecita y calculando su impacto...
En todo caso me llama la atención eso de que hay que bajar el nivel cuando se sale de fiesta, realmente hay quien siente cualquier pensamiento más allá de lo básico comer/dormir/follar demasiado elevado para una noche de verano y realmente es una pena.
Es claro que ella rebaja su "nivel" cuando sale de caza, quizás no se siente segura de quien es y se esconde tras su apariencia.

En todo caso, me encanta que finalmente fuesen las risas con tu amigo las que pusieran el final a la noche.

Un beso (a los dos dos, Sergio y David)

Sergio dijo...

Poem: Creo que eres alguien que ha vuelto y no alguien a quién doy la bienvenida (bueno, eso sí, pero quiero decir que tengo Deja Vu contigo). Y con ese estilo tuyo y de tu blog tan "poem" recién horneado en el subconsciente. Perdona que me salga del tema. Saludos.

Pilar: Yo desde mi punto de vista no puedo quitarme de la cabeza que quería que la fiesta fuera alrededor de ella, sobre ella, para ella, por ella, que había un centro de atención(ella) y el resto era aburrido. No podía esperar ni a que J. volviera del servicio, no soportaba otro camino en la velada que el suyo y que el hecho de soltarlo así, tan directa, la hacía sentir muy "guay", muy sincera, muy "yo digo las cosas como las pienso". Y eso es muy divertido y está bien hasta que encuentras a otro que cuando se enfada también dice las cosas como las piensa. Creo que enfadados perdemos la vergüenza todos, incluso los más tímidos. Y que yo no soporté que alguien me diera pautas de cómo divertirme o divertir a la gente. Es como si Belén Esteban me dijera que soy un imbécil por no hablar como ella ¿Vale?

Pilar dijo...

Vale!

(que conste que he interrumpido mi partida de bingo para responderte, ;)

Annie dijo...

Sergio totalmente identificada con J, te juro que casi me meo jajajajajajaja todavía sigo imaginando la escena, tu cara, la de ella y no paro de reír jajajajaja
Te ganaste este piropo por levantarme el ánimo con tu post. (El dibujo del segundo 0:35 se me parece a ti)

Ayer hablé con mi gordo y ahora que te leo no puedo evitar hacer la comparación, aunque sé que es odiosa, pero es que son tan igualitos!!! jajajajajajajaja

Besos mágicos cargados de energía positiva y ahora muy risueños, tanto que voy a cambiar la foto de mi perfil en facebook, fuera lágrimas...

Annie dijo...

Volví a escuchar la canción (que me encanta) y mirando el vídeo con atención me corrijo, se te parece más el primero que sale.

Otro beso mágico

Sergio dijo...

Annie: Ya empezamos con la comparación de tu gordo y mía pero es que el chico me está cayendo muy bien y no le conozco de nada. Si se nos puede comparar es que es un chico genial,ja,ja En cuanto al dibujito que me enseñas me he muerto de la risa. A mí me recuerda a Johnny Deep a la antigua, ja,ja tú sí que me has hecho reír pero me estoy riendo todavía mientras escribo este comentario, no es que escriba ja,ja en frío, no. El primero que sale tiene la cara delgada. Creo que me identifico más con la cara del segundo y esos ángulos que me hace cuando adelgazo(cara ancha pero con ángulos, eso sí esa boquita besucona y un poco moñas no la pongo yo). Besos y ánimos, muchos ánimos.

Daltvila dijo...

Creo que Imbécil no rebajó su nivel, simplemente se mantuvo en el suyo del día a día... No daba para más. Se equivocó contigo, no estuvo a tu nivel obviamente ... ni tú al suyo, afortunadamente.
En situaciones así me desinflo instantáneamente y creo que ni me hubiera mosqueado como tú. Habría argüido cualquier excusa tonto e increible y me habría largado a mi casa.
No sé, Sergio, estoy en la típica noche en que no debería hacer lo que estoy haciendo, esto es, comentar. He tenido una buena mañana y una tarde para echarse a llorar y a gritar, pero aquí queda.

Besos

Sergio dijo...

Yo siempre estoy al nivel de mis amigos precisamente porque no hablamos de niveles, nos entendemos sin graduar nada.

Inmortalizada queda tu tarde como quedó inmortalizada mi noche para gritar y no sé si llorar. Cuando estoy mosqueado no me cabe la tristeza, o una cosa u otra. Por cierto, durante unos minutos yo me desinflé como tú porque intentaba averigüar a qué venía y dar crédito a lo que oía y no entendía nada. Fue C. quién se puso a hablar de leer los microgestos de la gente e interpretarlos y dijo que yo estaba incómodo, que lo veía... Y entonces fue la mía para liarla... con unos minutos de retraso.
Espero que hoy estés mejor que ayer. Pero mucho mejor. Besos

calmA dijo...

Reír, no me ha hecho tu relato, pero sonreír sí, y sobre todo, me ha enganchado el ritmo y la forma de explicar esa "química explosiva" tan particular.

Saludos

Sergio dijo...

Saludos, Calma. Cualquier posible grata literariamente hablando es el objetivo. Si se alcanza perfecto, si no... otra vez será. Un abrazo.

MEME dijo...

Que distinto post al leerlo, me esperaba una autentica historia de amor pasión y todas esas cosas que suceden a veces en una noche de verano...jeje
Yo como siempre esperando el lado romántico de las historias,,jaja
Besos Sergio..

calmA dijo...

Un abrazo Sergio.

Sergio dijo...

Meme: Eso es lo que quería, dar a entender algo y luego sorprender con otra cosa. A veces hago cosas así y no sé por qué. Esos títulos. Besos.

Zavala dijo...

Hola Sergio,
si no es ficción, supongo que tendrías un día especialmente susceptible. No parece para tanto que te pida una dama que le alegres la noche... Si no conoce el significado de Alter Ego o no ha leído a Bukowski(que tampoco se pierde tanto, por cierto) y no suele leer; mejor es motivarla, alentarla y orientarla en sus lecturas porque se está perdiendo algo muy bueno. Si los que leemos lo hacemos, quizá más personas acaben aficionándose. Yo lo he conseguido con tres o cuatro. Que conste que me ha gustado tu relato. Un saludo.

Mario dijo...

Madre mía del amor hermoso, y literario, y bien escrito, y razonado, y aderezado con una dosis de Bukowski, otra de Pedro Juan Gutiérrez (a mi parecer)... Madremía, digo, lo bien que me lo haces pasar. No necesito que me hagas reír para divertirme. Qué va. Tampoco tengo que seducirte, mira tú que bien, pero sí lo haces tú letra a letra, verbo a verbo, contándonos tus encuentros y desencuentros, tus entradas y salidas de este mundo de universos imbéciles, o de estos universos cargados de imbéciles que se creen el centro de un mundo nocturno y alevoso.

Bien, he vuelto a disfrutarte, letra mediante, entiéndeme, y café de por medio, no vayas a pensar que me he tirado (de tirar, no de arrimarme...) a la cerveza. No. Además, seguro que conmigo no te lo pasarías ni la mitad de bien que con "esa cosa", ni nos reiríamos tanto, quizá, como lo hago cuando te disfruto así, tan rica y apantalladamente. Hoy, a la vuelta de mis vueltas, he navegado por tu espacio de letras desde la cafetería. Con el móvil en la mano iba leyendo, con la sonrisa en la cara iba diciéndole a todo el mundo que se preste a mirar a un personaje de sí mismo abonado a las barras, los escotes, los cafés y las letras, lo bien que me lo estaba pasando con esa historia que no te hizo disfrutar. Pero no hay bien que por mal no venga... o al revés, en algunos casos... y si de ahí no nació una amistad, sí gestaste un relato. Y bueno, muy bueno tu puñado de letras.

Hoy, conste, he notado un tono álgido, casi tormentoso como algunos días de agosto. Un tono, digo, que aunque duro, no ha evitado mi risa, qué va. Además me has incluido al viejo Hank entre tus escarceos nocturnos. También me has recordado a él, con tu forma de contarme lo vivido y, créeme, como te guiñé al principio, también es como si leyera a Pedro J. Gutiérrez embarcado en su animal tropical.

Creo que yo hubiera hecho lo mismo, así, a modo de punto y final. Si me preguntan o me dicen o me recomiendan algo así, no sabría qué hacer, la verdad. Pero tu respuesta fue el preámbulo de todo lo que has narrado y ha sido el punto exacto donde este comentario ha comenzado a coger forma, o a tomar cuerpo, o a espesar… ay…

Muchas gracias, Sergio, por ser un poco menos alter ego en estas páginas catódicas...

Un abrazo, estival.

Mario

Sergio dijo...

Zavala: Creo que estaba susceptible por la Dama y sus pequeños detalles y ese solo era uno más pero el más grave porque la intención de todo era llamarme pedante de mala manera(algo injusto cuando Bukowski lo puede leer cualquiera). Pero bueno, si lee o no siempre he conseguido más éxito llevando a la gente a la lectura sin darse cuenta, casi sin decirles que lo hago, sólo con mi entusiasmo. A esta no la llevaré a ningú sitio porque no tengo previsto verla más. Saludos.

Sergio dijo...

Qué bien coges el punto de a dónde va todo y en cuanto a lo de ser menos alter ego por aquí, qué bien también. Y estoy de acuerdo en que de Bukowski a Pedro Juan Gutierrez no hay más pasos que los de la estantería de literatura en lengua extranjera a la estantería de lengua sin traducir. Es normal que los relaciones en tu comentario. Ni más paso tampoco que del Anagrama amarillo al Anagrama gris y no tiro porque no me toca hacer más publicidad de la editorial. Dos escritores que me gustan y son dos gotas en el oceano de la literatura pero dos especialmente agradables y frescas para mí.
Al margen de escritores que tenemos que citar porque te gustan y me gustan y ni mucho menos son la raíz de mi cabreo, sí me divertiría más contigo porque a nivel sexual no haremos nada(lo mismo que con la chica a la que no hago oposiciones como aspirante)pero al menos no me obligarías a bajar el nivel a no sé dónde. No entiendo de niveles. Creo que lo contrario de la pedantería puede ser eso, no entender los niveles. O entenderlos y adaptarse de manera natural. Esta chica me pilló desprevenido, creo que su nivel era llevar la conversación hasta el punto dónde al menos un par de hombres (J. y C.) la sedujeran o ella pudiera seducirlos. Yo sólo era un obstáculo pero se equivocó en el modo de quitarlo del camino. Me confundió con una piedra en el zapato y resulta que en verano y con alcohol y cuando me tocan los genitales sin ánimo de animarlos, sólo metafóricamente, soy un canto rodado en tu cabeza. Hubo un malentendido y una de esas extrañas circunstancias que suceden cuando dos extraños en la noche no pueden follar como en la canción de Sinatra sino que se odian al primer vistazo. Odio es una palabra fuerte para tan poca anécdota. Hago una corrección y digo que simplemente no hay química entre ellos. Ni con literatura ni sin ella. Si no me hablase con los no lectores de Bukowski no me hablaría con nadie en pesona porque hasta la fecha conozco uno o dos en persona. En fín, dos semanas después del hecho ya empiezo a asomar la cabeza del enfado y ahora, eso sí, me empiezo a reír y hasta le podría dar mentalmente las gracias por dejarme escribir sobre algo en un verano en el que no me pasa nada o si me pasa no puedo contarlo. Un abrazo.

neko dijo...

¿Sergio? en fin, cuanto tiempo llevo fuera, cada vez me parece mas que haya renacido de las cenizas.
Pues encantada, Virginia! :D

Pues mira, yo me he encontrado con mucha gente así, pero tanto tíos como tías, y creo que también alguna vez me han comentado algo similar como "estos temas no son para tratar un sábado por la noche", a lo que yo respondía con un educado "los sábados, o al menos los míos, son para hablar de lo que me sale de los cojones".

Es verdad que puede hablarse de un tema del que no sepas absolutamente nada y te sientas apartado o ignorante, pero hay otras alternativas a ser un completo gili, como callar y esperar, intentar sacar otro tema de conversación o incluso intentar apreder algo de lo que se escucha (esta última no suele tener buena acogida)

Yo me leí hace poco un libro de Bukowski porque lo nombraste tu hace tiempo y me quedé con el nombre... y a mi parecer, sí, lo puede leer cualquier persona (fíjate que lo he leido yo...)

Sergio dijo...

Neko, sí que hace tiempo porque el cambio de houellebecq a Sergio fue hace meses y no recuerdo ya cuantos. Encantado Virginia.
De tus alternativas yo siempre doy la de sacar otro tema. Yo me apunto a cualqueir tema por no perder las maneras. Me gsute o no. Por eso me ofende más que no se haga lo contario. Además era un grupo disgregado. Ella hacía grupitos. Luego resulta que quería hacer un grupo sólo para ella. Necesitaba ser estrella única del espectáculo, digo yo. O no perder ni los dos minutos en que J. estaba en el servicio para aburrirse. Ni esos dos minutos. Impaciencia infantil, reprimenda bestia por mi parte( o no tanto), bien mirado). Saludos.

neko dijo...

Pues yo creo que le enseñaste una lección muy importante a esa chica (si es que es capaz de analizar lo sucedido)

Anónimo dijo...

Me parece un relato fresco (excepto esa cerveza ya caliente) y bien contado. Y me sorprende que una imbécil logre sacarte de tus casillas. Ya has mostrado tu capacidad de enfado en otros relatos pero sigo pensando que no te pega. Un saludo.

Sergio dijo...

Me gusta que no me pegue pero no puedo evitar que eso esté en mí como otras cosas desagradables o agradables más. Y el enfado es relativo. Te enfadas mucho por algo a lo que otros no le dan importancia. Cada uno tiene su punto.

Sergio dijo...

Me gusta que no me pegue pero no puedo evitar que eso esté en mí como otras cosas desagradables o agradables más. Y el enfado es relativo. Te enfadas mucho por algo a lo que otros no le dan importancia. Cada uno tiene su punto.

Anónimo dijo...

Me llama la atención que una persona que no conoces tenga el poder para ofenderte de esa manera.
Haztelo mirar.
Atentamente

Sergio dijo...

No me lo puedo hacer mirar, disculpa. Para hacerlo tendría que creer en la psicología. Si no tengo fe es como pedirle al Dios católico que me arregle algo siendo ateo. No es una crítica a tu comentario. Lo digo sin ironía aunque casi siempre hable en modo irónico. De todos modos entiendo lo que quieres decir y hasta entiendo por qué lo dices, anónimo. Pero el caso es que conozco a cientos de personas que se ven ofendidas por desconocidos a diario y no se lo hacen mirar porque es perfectamente normal indignarse. Si un desconocido le pega una patada en la cabeza a su perro a lo mejor te cabrea y no le conoces de nada. A mí esta me ofende por lo explicado, porque ya se venía cachondeando de antes y por todo lo demás. Pero un día después ya no era importante. Y menos ahora. Me ofendió en ese momento como te puede ofender un desconocido que se meta contigo en una charla. No voy a seguir escribiendo sobre ella ni a pensar en ella ni convertirla en mi nueva enemiga de por vida. Pero me extiendo. Resumen: me enfadó en su momento, escribí sobre ello al día siguiente y el mosqueo se me fué como se va todo cuando escribo(mi psicólogo es la escritura), ya no importa ni hay más drama, sólo la evitaré porque las personas superficiales me aburren(pero no las odio,el odio eterno ya solo lo admito con aquellos que me fastidian a diario como mi vecino). No juntes el agua con el aceite. ¿No conoces a alguien a quien prefieres evitar? Yo con esta sumo al menos unas tres personas en mi vida. No es tanto para una vida cuya edad no te voy a comentar, por cierto.

Sergio dijo...

No me lo puedo hacer mirar, disculpa. Para hacerlo tendría que creer en la psicología. Si no tengo fe es como pedirle al Dios católico que me arregle algo siendo ateo. No es una crítica a tu comentario. Lo digo sin ironía aunque casi siempre hable en modo irónico. De todos modos entiendo lo que quieres decir y hasta entiendo por qué lo dices, anónimo. Pero el caso es que conozco a cientos de personas que se ven ofendidas por desconocidos a diario y no se lo hacen mirar porque es perfectamente normal indignarse. Si un desconocido le pega una patada en la cabeza a su perro a lo mejor te cabrea y no le conoces de nada. A mí esta me ofende por lo explicado, porque ya se venía cachondeando de antes y por todo lo demás. Pero un día después ya no era importante. Y menos ahora. Me ofendió en ese momento como te puede ofender un desconocido que se meta contigo en una charla. No voy a seguir escribiendo sobre ella ni a pensar en ella ni convertirla en mi nueva enemiga de por vida. Pero me extiendo. Resumen: me enfadó en su momento, escribí sobre ello al día siguiente y el mosqueo se me fué como se va todo cuando escribo(mi psicólogo es la escritura), ya no importa ni hay más drama, sólo la evitaré porque las personas superficiales me aburren(pero no las odio,el odio eterno ya solo lo admito con aquellos que me fastidian a diario como mi vecino). No juntes el agua con el aceite. ¿No conoces a alguien a quien prefieres evitar? Yo con esta sumo al menos unas tres personas en mi vida. No es tanto para una vida cuya edad no te voy a comentar, por cierto.

Anónimo dijo...

Me ha encantado leerte Sergio,como siempre,y te diré q ya has hecho q lea algo ( lo cual no quita importancia en absoluto a tu anecdota, al revés),es q a mi me pasa una cosa ...cuando mi cabeza,mi coco ,mi sistema emcional,neuronal etc..lamémosle x está hecho polvo y destruido,soy incapaz de leer ,y mira q me gusta ehh ,pero ni un titular d prensa ,me cierro en banda(cosa xunga)para el mundo q me rodea y me recreo en mi mierda,mal hecho,lo sé, pero es así...,así q encantadísima d haberte leido.

en serio, un verdadero placer.

Soy Mara (ya lo pensaré mañana),besos.

Sergio dijo...

Me alegra leerte después de tanto tiempo aunque ya sé cómo andas últimamente, más o menos. Espero que te recuperes de todo. Para que me leas o para leerte yo si puede ser. Besos

VANESSA dijo...

Me ha encantado el nombre que le has puesto, yo también a la gente que me cae así de bien la bautizo de imbécil.
Se ve que tiene dos carreras pero con ninguna de las dos ha aprendido nada útil.
Besoss

Sergio dijo...

Ese bautizo me nació de dentro y lo malo es que es difícil cambiarle ahora el nombre. Besos Vanessa.

La Biblioteca de la Morgue dijo...

Hola!!, te escribo desde el blog literario

La Biblioteca de la Morgue,

un blog en el que podrás encontrar reseñas literarias, críticas de películas, concursos y muchas secciones más, ¿Te unes?. Yo te sigo desde ya. Espero que te guste mi espacio ^^

¡Nos leemos!

Bisous

La Biblioteca de la Morgue

EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA dijo...

Los "trajes" sociales de los humanos. El de diario, el de los domingos, el de la "fiesta"...etc. Salir a pasarlo bien es enseñar hasta la última muela con unsa risa estúpida, sin más, como si no se pudiera pasar de p.m de otras muchas maneras, como por ejemplo en una charla amena con amigos, mientras hablas de tus cosas tomado alguna bebida. Clichés. A mi también me joroban los chichés y los tpìcazos, pero sé que tengo que padecerlos como los mosquitos en la piscina o los gorrones en las reuniones.
Buen verano, amigo Sergio.
Ranita.

Sergio dijo...

Buen verano, Marpin, nos vemos en esa charca tuya sin tópicos dónde lo único seguro es que habrá una nueva sorpresa por cada post.

Verónica C. dijo...

Te he leído con atención, Sergio y te diré que en muchas de las situaciones que expones me veo reflejada.
Ahora tengo fobia a mis contemporáneos. Malo.
Yo me callo, me lo trago y luego me enfermo la mayoría de veces.
¿Crees que entendieron algo?
Por eso me callo, como supongo se callan cuando yo estoy en el otro bando.

Saludos, me quedo, con tu permiso

Anónimo dijo...

Sergio, Hola de nuevo..

Tienes razón, tu edad es lo de menos.. Aunque aportas demasiadas pistas... Tres personas a las que prefieres evitar...? que te dure.

Sergio dijo...

Veronica, con mi permiso y con mi alegría de tenerte. Te he visto por el misántropo y eso es como decir comentarista VIP. En cuanto a si entendieron algo J. y C. lo entienden todo. Ella no sé ni me importa porque no quiero volver a verla. La vida es corta y hay que usar el tiempo libre con quien te aporta algo más que mal rollo.

Sergio dijo...

Anónimo, me queda la duda de si es mucho o poco. Creo que te parecen pocas. A mí muchas. Cuando la gente es totalmente distinta a mí la tolero si no siento que me faltan al respeto así que no les evito. Sólo prefiero evitar a los muy,muy distintos o a los que me tocan algo como esta. La verdad es que en el fondo es muy difícil hacer censo y contabilidad de los que prefiero evitar sólo un poco o mucho así que indico los graves. Y con el tiempo se me curan todos los rencores.

Anónimo dijo...

...es que es lo mejor, bajo mi punto de vista. Que el rencor se vaya con el tiempo, y que no con el tiempo el rencor se vuelva hacia dentro.

Y al final, uno llega a la conclusión que hay dos opciones, perdonar o sufrir.
Enhorabuena si eres como escribes.
Te leo

MEME dijo...

Que callado estás Sergio.
Espero que todo te marche bien en este caluroso agosto agonizante.
Besos

Sergio dijo...

Estoy callado porque Agosto ha sido caluroso y difícil para mí pero no lo he dejado. Pronto seguiré muy parlanchín. Yo tengo claro que este blog sigue y sigue y sigue... Gracias por tu visita, Meme. Besos

Daltvila dijo...

Pues yo venía precisamente a esto, a pedirte que vuelvas...

Me alegro de que haya llegado por fin el fresquito... Te espero con entusiasmo :)

Besos

Marcos. dijo...

Lo curioso de todo esto, es que a partir de esta "anécdota", han corrido ríos de tinta. Dejando el texto atrás, son casi 6000 palabras en los comentarios (las he contado con word). Me gustaría preguntarle al autor qué opina sobre esta maratoniana rueda de prensa. Lo siento por Imbécil, pienso en esa persona que esta aquí sin saberlo (eso espero) y siendo Imbécil, vaya papelón. Es un tanto agresivo, me parece. Si esto es una forma de terapia, quién es el psiquiatra, y quién es toda esta gente. Se me hace muy extraño hacer comentarios, todo me parece-sin ánimo de ofender-como una especie de cháchara de viejas. El papel del autor en esta relación, digamos, con los lectores se antoja idéntico en todos los blogs donde el escritor comenta los comentarios de los lectores, que también son escritores, y me imagino que comentan a muchos de los que les comentan, y supongo que hay miles de palabras. En fin, yo pongo aquí unas 200 para continuar con la colecta, ¿de qué?

Marcos. dijo...

Lo curioso de todo esto, es que a partir de esta "anécdota", han corrido ríos de tinta. Dejando el texto atrás, son casi 6000 palabras en los comentarios (las he contado con word). Me gustaría preguntarle al autor qué opina sobre esta maratoniana rueda de prensa. Lo siento por Imbécil, pienso en esa persona que esta aquí sin saberlo (eso espero) y siendo Imbécil, vaya papelón. Es un tanto agresivo, me parece. Si esto es una forma de terapia, quién es el psiquiatra, y quién es toda esta gente. Se me hace muy extraño hacer comentarios, todo me parece-sin ánimo de ofender-como una especie de cháchara de viejas. El papel del autor en esta relación, digamos, con los lectores se antoja idéntico en todos los blogs donde el escritor comenta los comentarios de los lectores, que también son escritores, y me imagino que comentan a muchos de los que les comentan, y supongo que hay miles de palabras. En fin, yo pongo aquí unas 200 para continuar con la colecta, ¿de qué?

Sergio dijo...

Marcos: Respondo a tu comentario fotocopiado dos veces(no te preocupes, a mí me pasa cada día lo mismo). El siguiente post aclara lo que pienso sobre la agresividad contra alguien y contra Imbécil.
Opino más cosas. Opino que los comentarios y las seis mil palabras que hay ahí según tú esconden algunas frases que a mí me ayudan a entender si me he pasado o no. Pero lo principal es que algunos comentarios me ayudan a reir. La terapia de mi blog es la risa y la que me producen algunos es la que me salva. La que intento provocar yo (a veces, no siempre) también. Algunas frases también me parecen sabias. en cuanto a seguir hablando sobre para qué sirve tanta frase... Dime algo, amigo Marcos
¿PAra qué sirve el arte, la política, la ciencia, todo lo que hagamos? Todo eso desaparecerá con nuestra especie algún día. Yo creo que todo sirve para distraernos del vacío y de la sensación de que todo es absurdo. No le demos más importancia de la que tiene. Si no te ha resultado satisfactoria la respuesta puedes seguir. Ya ves que disfruto dándole a la tecla. Saludos.

Marcos. dijo...

Hola, te iba a escribir un email, pero o no aparece, o yo no encuentro la dirección. Tienes toda la razón, esta bien si a ti te lo parece. En cuanto al tema de la escritura y después lo que ocurre con el que se la lee, pues puede dar bastantes problemas. Una tía desconocida, o casi, como esa, pues en el fondo da lo mismo, ya que al final si llega a ella va a pensar que el imbécil eres tú y se terminó el problema. Pero es cuando se hace daño sin querer a alguien que te importa y que no tenías la menor intención de herir. El problema que tengo yo con los blogs, es que sinceramente, no me gustan. Encuentro el espíritu del asunto demasiado cercano al Show de Truman, o al espíritu de la telecomedia que cada uno representa, o que es representada. Me parece que los blogs tienen la misma estructura que cualquier otra red social en cuento al trato, el toma y daca de la gente. Encuentro demasiado elogio gratuito, y me pregunto, qué harán todos esos con su vida. Seguro que son más fieros de lo que aparentan. Lo de decirle a alguien lo que piensas, yo lo hacía mucho antes, lo malo es que cuando le dices a un tipo que te parece idiota, es en ese momento dado, y el tipo se acuerda 15 años después. Te mira, y hay como una enemistad que resulta irrisoria e impostada. Me estoy acordando de un tipo al que le dije que no tenía nada en su contra estas navidades etc. Era demasiado absurdo. Bueno Sergio, cuídate; si te sirve de algo, cuentas con mi simpatía )

Sergio dijo...

No, no tengo el mail en el blog, ¿Por qué? ¿Te parece mejor? Como quieras.