23 septiembre 2012

El apocalipsis también puede ser un asunto privado

Las galaxias se están alejando unas de otras a velocidades enormes y para siempre. Esto lo pienso cuando miro el horóscopo. No se pueden hacer predicciones si ninguna estrella está dónde la dejaste la última vez y además la que vemos es la que fue hace uno, dos o trece mil millones de años.
En la tierra tengo divisiones más cercanas. En mi país llevo una semana de políticos que luchan entre seguir siendo dos en uno o uno para cada lado. Secesión. Ni las galaxias se rompen sin que haya choques de estrellas ni los países se rompen sin que la división no genere otro tipo de conflictos.
Y las parejas se rompen también y en la distancia que va de la primera discusión hasta el último acto, el del divorcio o la mera separación de bienes hay también mucho gasto de economía, humor, se consumen en una larga agonía de reproches y durante un tiempo quedan dos sombras de humanos dónde antes estaban Romeo y Julieta
Las moléculas del cruasán en mi estómago generan energía al separarse y desechos, se disgregan a la suya y la bollería se disipa en los gástrico.
El átomo de uranio al ser bombardeado en su núcleo da mucha energía pero se desarma. La energía se va y el átomo se divide, ya nunca será otra vez un atomito de uranio.
En el universo todo tiende al desorden. Es mejor no comentárselo a los niños cuando juegan pero el desorden es el estado natural de la realidad. Los científicos lo llaman entropía porque queda más... eso, científico.
Todo se parte y nosotros estamos en medio luchando contra la entropía, barriendo calles, educando niños o practicando sanos ejercicios sexuales sobre una cama o el capó de un coche pero todo ese aporte de coherencia y organización al que aspiramos se irá algún día por el desagüe, todo es perecedero. El universo conspira para que todo esté separado. Nosotros buscamos pegamento porque si no hacemos nada sería muy aburrido. Woody Allen tiene razón cuando dice que hace películas porque si no estaría en casa pensando precisamente en lo que he dicho al principio sobre las galaxias y se deprimiría. Mi querido Houellebecq dijo el otro día que la militancia es para la gente feliz. Cierto. Si crees en algo, ya sea una religión o un país ya tienes en qué distraerte. El resto es un desasosiego con el que no siempre me puedo enfrentar.
Así que cuando entra un viejo gruñón y con prisa de viejo en la panadería donde tomo café y leo el periódico, llamo a la panadera a la que conozco y me deja confiada al cargo del local. El viejo va a decir algo negativo porque se lo veo en los ojillos de odio solitario contra el mundo y porque ese tío cada día viene más cabreado y la lía más. Yo ese día me levanto , me acerco y le digo: "como vuelvas a gritar de buena mañana(es muy pronto) y me vuelvas a molestar con tus quejas de viejo de mierda te juro que saco la navaja que llevo en el bolsillo y te corto el cuello". Estamos solos él y yo y yo no levanto la voz pero lo miro como sólo yo sé, le hago entender que no hay duda de que lo haré(y sí que la hay porque no pienso llegar al extremo de hacerle nada a ese desgraciado que podría ser yo mismo en unas décadas o antes pero si cuela, cuela). Tengo suerte y se lo cree. La panadera sale sofocada de los hornos, me agradece con una mirada que la llame al mostrador y le atiende y yo me quedo al lado del viejo mirándole y tocándome en el bolsillo en el que sólo llevo la cartera. Ese día estoy muy cabreado pero no le haré nada, sólo dejo que las feromonas del odio actúen y hagan su trabajo y asustar hinchando pecho pero sin actuar.
Absolutamente ninguna batalla se dirige hacia ningún lugar. Y estas tan pequeñas menos. En la última perderemos y los gusanos nos seguirán dividiendo. De todos modos me mojo y tomo partido hoy por la panadera. ¿Por qué? Precisamente porque nada importa y tengo una absoluta crisis existencialista así que me invento batallas que me importen. Aunque importen durante dos minutos.
Qué suerte los que tienen fe en un futuro mejor y que cuando cumplan sus deseos no se van a cansar en dos días de haberlos logrado. O los que ven algo más que un trapo en una bandera o un destino generado por dioses del amor en un rollo casual de verano.
Yo, a tragar con mi entropía, a malvivir con mis desórdenes a varias bandas.

25 comentarios:

ReltiH dijo...

QUÉ COSA NO MI BROTHER? DIGO:(CÓMO ME GUSTARÍA SER EL ELEGIDO PARA ASESINAR AL ÚLTIMO INDIVIDUO DE TODAS LAS ESPECIES... Y LUEGO SUICIDARME. SIEMPRE NOS DEJAS MUCHO EN QUE REFLEXIONAR.
UN ABRAZO HERMANO

Pilar dijo...

Se avecina un otoño teñido de existencialismo, me temo.

Es cierto, al final, eso, el final. Pero de algún modo, asustando viejos asustados de ese final que ven más lejos, peleando un amor que quizás sea nada, estudiando un texto farragoso o haciendo tantas o tan pocas cosas, vamos llenando la vida y muchas veces, sin darnos cuenta, se nos dibuja una sonrisa.

Besos

Daltvila dijo...

consumo de vida, en definitiva, siendo lo que más importa...

Sergio: Te puedo decir algo?

Me has asustado mucho... y eso que no soy el viejo. Me has recordado mucho a Clint Eastwood en aquella película...¿? (espera voy a mirar en Google)GRAN TORINO (me pareció buenísima, por cierto).

Besos tranquilizadores

* Me tienes que contar si funcionó...

Sergio dijo...

Reltih: Esos bajones existenciales que no sabes si te hacen ver la realidad o eres tú el que la pone tan negra. Un abrazo.


Pilar: Es cierto que se dibujan sonrisas. Yo a tí te veo más del lado de la luz pero sin ingenuidad. Ese lado es muy extraño. Entiendes y sabes sobre lo malo y no te engañas pero a pesaar de todo eliges con trazar ese positivo final que adoptaste e hiciste tuyo. Acabas de predecir mi Otoño sin saberlo y pensando en lo general. Besos

Daltvila: Clint Eastwood en aquella película estaba fantástico. ¿Funcionó? ¿Olvidarme del bajón? no, dos minutos no valen para nada y el cabreo es parte del bajón y empeora el cuadro. ¿Asustarle? Sí. A veces una niñata o un viejo sacan valor y no son tan fáciles y se enfrentan con o sin razón pero este no. Pero lo mire como lo mire no funcionó para nada porque escrito sobre la pantalla es otro fracaso más de las relaciones humanas y encima provocado por mí que me quejo de la humanidad. Otra mala idea más para añadir al saco de los erróres. Si al menos fuera caza mayor...
Besos tranquilizados.

Annie dijo...

Sergio dibujaste una sonrisa en mi cara con tu post. Gracias porque la necesitaba...

También sigo en mi entropía y creo que va a peor.

Un besazo

Annie dijo...

PS: Además de la sonrisa también me dejaste preocupada, ya sabes como contactarme por si necesitas hablarlo.

Otro beso

Sergio dijo...

Gracias, Annie. Amí me ha hecho sonreir que te pienses lo de la sonrisa y luego veas una parte de tragedia en mitad de todo. Besos

h i l i a dijo...

magnífico texto y de acuerdo en todo. lo siento, hoy no puedo encontrar ningún pero, ni otra punto de vista.
fantástico.
un beso.

Zavala dijo...

Enhorabuena, has llegado ya a ese nivel de sabiduría y lucidez en el que lo más importante está aprendido.
A partir de ahí, estamos solos.
Para sobreponernos, elegir motivos y tratar de disfrutar de ellos.

Magnífico texto Sergio!!

Mario dijo...


Sergio, hace un rato estaba dándole vueltas a la cabeza y removiendo un café que acababa de servirme. No sabía qué hacer, si escribir una historia que me ronda la cabeza, si terminar la lectura de la novela que tengo entre manos, si liquidarla y empezar otra que tengo en la parrilla de salida, si visitar sitios acordados, esos sitios como el tuyo, que me llenan de pájaros literarios mi mente y esas cosas. Bien, no sabía a qué dedicar mi tiempo libre, el resto de la tarde. He descartado escribir. Y lo he hecho porque lo que tengo que contar es calenturiento y, la verdad, no son horas, o no tengo valor (mentira) o acabo de acordarme que acabé o acabó ese hecho dejándome convertido en un desecho humano, una piltrafa partida en dos y demás... Pero bueno, también quería contar algo sobre una amiga que tuve en Madrid, pero quedé ahí Marta, esperando el tren de mis letras y el tranvía de mi deseo literario... o algo así.

Bueno, pues después de todas mis elucubraciones, me he servido otro café, he visitado el blog de un amigo que no dejaba de decirme que tenía que leer lo último que había escrito... "que he mejorado mucho" ha insistido... Que sigues igual, voy a decirle en cuanto abandone este sitio por la zona de evacuación. Tus letras, o palabras, o conjugaciones, o declinaciones, o lo qué sean que son, me hacen sentir chico-diminuto a la hora de ponerme a contar cotidianidades. Tendré que vencer mis miedos (que no existen, sólo son caparazones) y escribir mí historia guarrilonga, porque si me pongo a contar mí día a día no paso de remover cafés, escuchar canciones y bañarme en ciénagas bíblicas y letradas como la tuya... Y todo esto te lo digo porque eres bueno contando lo que da de sí y de no un día en tu vida. Y contagias que da gusto, porque acabo descubriéndome llamando imbécil a la imbécil del texto anterior. Y acabo pensando en independencias en tus dependencias alejandrinas.

Qué cosas, eh, lo mejor de todo es que he acabado horneando bollos con tu panadera y desde el fondo escuchaba tus amenazas al pobre viejo. Qué calor. Y lo que cuento nunca es cuento. O sea, no tengo inventiva, como sucede que te pasa, y si plasmo algo es porque me ha sucedido o le ha sucedido al de la mesa de al lado y acabo haciéndolo mío, o dándole a otro el feo protagonismo que me correspondería a mí, si de una fechoría se tratase. En fin, que también te comento esto porque, de verdad verdadera, de la buena, tu texto panadero, existencial, independiente, estrellado y constelado, me he reportado a un vídeo porno que vi no hace mucho. Huelga decir que no lo vi de casualidad, que sabía a lo que iba para ver lo que alguien me indicó que viera. Y ese vídeo pornográfico, de lo más chulo y divertido, sucedía en una panadería de la ciudad Condal. Una chica joven entra en la panadería, saluda al panadero, el panadero es rumano, la chica recién entrada en escena y en carnes es española y hete aquí (heme allí) que está más buena que el pan, y tiene más vicio que el llavero de Roco S, o en su defecto, el armario ropero de Nacho V. Así que le propone al dependiente que le enseñe a amasar bien, y él le dice que si quiere, tras terminar de trabajar le enseña lo que quiera. Y ella quiere. Él tiene una jefa, entrada en años y parca de carnes, y le pide permiso para abandonar los bollos un poco antes porque tiene cosas más interesantes que atender. La vieja jefa le dice que sí… y colorín colorado acaban en el piso del rumano alquilado. Eso sí, durante unos veinte minutos, minuto arriba, minuto arriba dos, son muy felices y comen de todo menos perdices.

Bueno, Sergio, creo que me he excedido un poco. Pero bueno, será que necesitaba hablar con alguien. Ahora, que ya veo la salida y la luz al final del túnel, le voy a decir a mi amigo que venga hasta aquí, a aprender a contar cosas y llamar a las situaciones por su nombre. Vamos, como haces tú, desde que decidiste hacerte letra.

Perdona, si puedes, mi extensión.

Un abrazo, de vuelta.

Mario

aina dijo...

Jo con Mario... cualquier cosa que diga parecerá breve.

Bueno, pues sólo puntualizar que he disfrutado leyendo la anécdota que me ha atrapado como lela a la pantalla. Me gusta esa faceta tuya, no la de matón sino la de ser capaz de aparentarlo. Sea cierta la historia o no, la has narrado de manera genial.

Sergio dijo...

Mario: Y mientras piensas que he escrito algo que merece no ya el esfuerzo de leerlo sino el de comentarlo con abundancia y haces sentir empequeñecida a mi también querida aina, yo estaba por ahí, "cafeteando" también y jugando con la poesía sobre papel pero ausente del blog y del post, como siempre inseguro de sus resultados y de su legitimidad literaria. Estaba un poco dándole de comer al sufrimiento que dice Houellebecq que necesita alguien para ser poeta. No estoy de acuerdo, la poesía me gusta leída (la ajena)pero me cuesta, nunca sé si estoy rompiendo la métrica, de hecho desconozco algunas formas de poesía y estoy pensando en ponerme al día porque eso es lo que me motiva. No suelo decirlo en los posts pero me gustan los pequeños fragmentos y los pequeños instantes que resumen los grandes. En este post sí lo he dicho.
De todas formas no puedo agradecer tanto esfuerzo como el de tu comentario. Lo que sí veo es que todos los que escribimos con ganas de hacer algo de verdad y no como mera distracción, tenemos inseguridades y nunca nos sale el hijo como lo habíamos soñado. Tú escribes como te da la gana y haces lo que quieres con las frases pero luego te desperdicias un día o varias semanas y postergas una historia que sea de quién sea, estará bien porque más importa el cómo que el qué. A mí también me proporcionan historias los demás. Y lo que veo. En el jardín de mi vecindario alguien ha arrojado un tanga de mujer (o se ha caído) y lleva tres días haciéndome soñar con él y con lo que llevaba dentro y hasta me ha pasado alguna historia por la cabeza. Tu vida es tan interesante como la mía. No pongas para escribirla en tu blog porque allí lo que se cuenta es una historia sobre tu mente y su vida interior.
De hecho, ya has contado una sobre cafés, amigos que sugieren, pornografía instructiva que desafía al desorden y muchos más matices.
Saludos, un abrazo y a ver si esta vez sí, la acabas contando. Yo me quedé en aquella historia sobre el buzón recuperado. ¿Recuerdas?

Sergio dijo...

hilia: Un saludo y no busques ni te esfuerces en buscar puntos de vista alternativos si no te apetece. Ya es agradable saber que has estado. Un beso.

Zavala: Me quedo con esa nota positiva del encontrar algo para suspender el desasosiego. A veces lo encuentro y otras hay épocas malas pero está claro que aquí no hay más sentido que el que tú quieras darle y como dices, buscar motivos. O encontrártelos.

aina: Mi faceta de matón es espantosa pero nunca lo fuí y ahora a lo mejor la adopto sin querer. El caso es que cada uno vive sus enfados como quiere y no como puede. Yo desde luego los vivo así de mal. Gracias. Hoy te noto diferente pero no sabría decir en qué.

POEM dijo...

pues si tengo el mismo arrebato muy a menudo cuando me cruzo con gente amargada cínica
has descrito mi divorcio a la perfection
though there aint no perfection only chaos

confusion

no???

de todas formas

me alejo de todo q puede manchar mi manera de ser positiva

mi energía

la energía genera energía

poem kiss

MEME dijo...

Sergio, el abuelete te puso de los nervios jeje, en mi trabajo tenemos algún cliente que otro así y mi jefe cuando lo ve acercarse finje que tiene algo que hacer y me lo deja a mi, aunque a mi me suelen caer bien estos gruñoncetes. jeje

Sobre las galaxias, no tenia ni idea de que esto estaba sucediendo, a partir de ahora ya no voy a creer en todo eso del destino después de leerte,

Sobre tema politica, ni idea porque no se nada de nada y tampoco suelo leer ni ver las noticias y menos si hablan de política, es como si hablaran en otro idioma para mi, así poco puedo aportar para arreglar este mundo jeje, muchas como yo y esto seria un caos, pero es que no me entra la política.
Sobre parejas entiendo mas, y sobre temas sentimentales,el otro día tomando café oí a la camarera decir a una clienta que este verano habia sido brutal la de separaciones que habían habido, supongo que somos como las galaxias, esto no sucede de la noche a la mañana, es algo que va sucediendo gradualmente hasta que un buen día se dan cuenta de lo lejos que están el uno del otro, con el tema pareja siempre me mojo, se me da mejor que el tema política.
""El universo conspira para que todo esté separado"" sobre esta frase, pues puede ser,y lo que tenga que suceder sucederá..
Sobre lo de creer en algo, yo creo que es importante ilusionarse con algo, o como dices tú, creer en algo, no hace falta que sea nada del otro mundo, simplemente algo que mantenga tu termómetro de la ilusión en temperatura optima, yo últimamente lo he logrado con cosas tan sencillas como salir a correr todas las noches y llegar sin aliento a casa y decirme a mi misma me siento genial,, mañana saldré y seguramente aguantaré un poco mas y me sentiré igual o incluso mejor que hoy, tambien me ilusiono con otras cosas pero casi te voy a hacer un post como siga escribiendo jeje.
El final de tu post es sublime, como expresas tu crisis, se perfectamente como te sientes, con el tema de lo existencial, porque me costó creérmelo, pero al final tuve que admitir la mía no hace mucho tiempo, pero realmente esas crisis son buenas aunque mientras las pasas no lo parezcan, porque te hacen remover lo que no te gusta en tu vida y lo intentas cambiar, al menos mientras lo haces te das cuenta de que sigues vivo, de que tienes muchas cosas que hacer aún y no te vas a quedar a simplemente ver la vida pasar.

Perdona el tostonazo de comentario, pero es lo que me ha salido jeje

PD;Aunque ya no escriba si que leo de vez en cuando.

Besos

Sergio dijo...

Poem: Supongo que las separaciones se suelen parecer. En cuanto a la anergía dicen que se conserva. Y lo que se separa se une por otro lado. ¿? No lo sé. La ciencia sigue diciendo que el desorden es la tendencia. Y sin ciencia de por medio, en mitad del desastre no te quedan ánimos de ver el lado positivo. kisses.

Sergio dijo...

Vaya;Meme, me ha impresionado tu post. Creo que tienes ganas de seguir con el blog. Yo estuve un tiempo que lo dejé y a veces lo echaba de menos pero me faltaba la energía para atenderlo cada día, ya sabes, postear, comentar aquí y allí, requiere un entusiasmo o algo que decir. Aunque haya pasado un verano muy negativo como lo que te dicen tus amigas, en ese estilo, eso me hace desear escribir un poco más. Tal vez es una forma de distraerme. Mientras escribo ya estoy en esa fe que bsuco porque es como tus carreras nocturnas, algo que no te obliga a pensar más de la cuenta.
En cuanto a no saber de politica para mí ha sido la última asignatura pendiente. He atendido un poco más que antes y ahora entiendo lo suficiente para estar al nivel de cualqueira que le interese algo pero ni soy experto ni es mi tema preferido. Demasiadas mentiras y muy pocas coas en claro. El caso es que cuando entiendes algo te gusta un poco más que cuando no lo entiendes y que cuando no lo entiendes lo sueles mirar como algo "difícil" aunque sea todo muy sencillo. Yo tampoco me meteré mucho en política. Si hablo de eso me tendré que mojar con unos o con otros y yo no soy de ningún partido.
Este post es el principio de unsdesahogo por algo que ya iré desarrollando(tema pareja). Besos

eva dijo...

Hay diversas teorías sobre el caos y el Universo. Yo creo que sí existe un orden cósmico, pero no tal cual imaginamos que es. Lo malo de todo es que desde pequeños nos inculcan una teoría de orden y de egocentrismo. Nos dicen que somos dueños y señores de nuestra vida y que podemos cambiar a nuestro antojo lo que no nos guste y eso, eso no es así.
Entiendo lo de las batallas, al menos a mí me pasa que cuando algo muy "gordo" está destrozandome, prefiero dirigir mi atención a otras cosas que son menos importantes o que me hacen menos daño.
Es difícil decidir qué quiere hacer uno con su vida antes de que nos convirtamos en alimento de gusanos pero creo que una buena forma de hacerlo es vivir el día a día sin esas pretensiones de adaptar todo a un orden lógico, creo que es mejor dejarse llevar un poco y no luchar simpre contra la propia naturaleza de las cosas, aunque... qué se yo.

Sergio dijo...

Imagino que si crees en el orden lo tienes mejor para sobrellevar los golpes, por más que te duelan como a todos. Mi problema existencial es que le doy más crédito a la teoría de la entropía porque, no sé, porque la siento como más lógica respecto a mi experiencia. La mala suerte es que cojas la teoría que más daño te puede hacer. Porque al final de todo yo también puedo decirte lo mismo... qué se yo.

Anónimo dijo...

Qué buen inicio, cómo mantienes el ritmo y crece la entropía. Hasta que aparece el anciano y no le dejas sembrar su propio desorden. Me da la sensación de que rompe el relato, aunque logras cerrarlo bien.
Me gusta, aquí noto ganas de contar.

Sergio dijo...

Las ganas sde contar siempre siguen. Especialmente cuando la vida que me rodea me da motivos o angustias suficientes como para "cotillear" sobre ella. He tenido un verano tan entrópico que no sabía cómo empezar así que hice este prólogo.

h i l i a dijo...

sergio, el comentario que has escrito hoy en referencia al texto de vila-matas voy a enmarcarlo, colgarlo y leerlo cada día.

gracias.

Sergio dijo...

Sólo son las vueltas que le doy siempre a las teorías de la literatura. Gracias a tí por pasarte siempre por aquí con tan buen rollo.

Velvet Nana dijo...

Mareas...
Es un cumplido, vale?
Te dejo un suspiro porque hoy no tengo besos para regalar...

Sergio dijo...

Curioso, Velvet, el suspiro ya va bien...