24 noviembre 2012

Todo esto para qué

A veces confías más de la cuenta y otras menos. Confiar en el justo punto es imposible salvo si tienes poderes telepáticos. Nunca sabes en qué cara angelical se esconde un Judas y viceversa...
Mi blog es el de siempre pero en el anterior dominio(y con este van tres dominios mal dominados) tenían la dirección más personas de las necesarias. Este blog era más para extraños que para propios. Aunque los extraños a veces se sientan como propios y hasta más cercanos que los que tienes cerca.
A unos pocos les dí la dirección del blog. Unos pocos de entre los pocos extendieron la palabra más de lo que yo hubiera querido. No sé si con mala intención pero al final este blog lo leía gente a la que tengo vetada en mi relidad así que no quería darles una ventana a mi interior ni por internet. Así que una vez más, otra vez más y no se sí la definitiva, cambio de dominio y de título para el mismo blog y también de nombre(aunque la S. no es como para que muchos se lleven a engaño). Y ahora dejaré esto como experimento para ver si tengo el semi-anonimato que busco. Después comenzaré a escribir tan libremente como necesito y quiero. Sin pelos en la lengua ni en las teclas. Como siempre pero peor o mejor según se mire.
Lo del título del blog es por una novela de Lionel Shriver, escritora norteamericana que he disfrutado este año. Su marido le prestó el título para su libro y a ella le gustó. Y a mí también. Porque después de haber sido hostil me queda otra sensación. Todo esto... ¿Para qué? No lo sé. No busco respuestas. Todo esto para escribir y luego ya se verá. Como siempre.
Tengo historias pendientes y otras que llegarán.
Si estáis leyendo este blog es porque sois personas en las que confío(conocidos o no).
Si lo estáis leyendo y me conocéis en persona no le paseis el blog a nadie sin permiso, gracias.
Si no me conocéis en persona sí, claro, me gusta ser leído, extended las palabras.
En cualquier caso volvemos a estar solos y puedo confesaros lo que sea.
Es momento de no callarme nada. ¡Como si me hubiese callado mucho!

24 comentarios:

Pitt Tristán dijo...

Te entiendo perfectamente.

(Aunque creas que es un comentario lacónico, piensa que no es poco).
Un abrazo.

eva dijo...

Opino lo mismo sobre confiar por eso solamente descubrí la existencia de mi blog a dos personas de mi entorno que sabía con certeza que no lo dirían a nadie, a mi pareja y a mi hermana. He de decir (y ahora lo hago sin que me duela) que ninguna de esas dos personas mostró interés por él.

Me gusta el título del blog. Que tengas mucha suerte.

Pd.- Lo de S. va por Superman, no? ;-)

Enya Crip dijo...

Pues me alegra que cuentes con mi presencia bloguera,gracias!
A mi me ha pasado como a Eva, solo que ya no me duele, casi que me da lo mismo ..
Y al igual que Pitt, te entiendo perfectamente.
Un beso Sergio!!

Zavala dijo...

Bueno S, lo que más convenga en cada momento. Hay que ser pragmático y adaptarse a la realidad cambiante. Te seguiré leyendo.

S. dijo...

Pitt: Ya ves que tu comprensión es entendida por más gente. Yo, con blog o sin él te voy a seguir dando el coñazo en tu blog. Un abrazo.

eva:Me sorprende que no les interesara tu blog pero no sé si es bueno o malo. Yo entiendo que hay gente de mi entorno a la que no le interesa mi blog y me lo tomo bien porque se que en realidad no les interesa el blog de nadie. No es culpa mía ni de ellos. Lo de la S. de Superman me ha gustado porque comparto iniciales con el primer superheroe conocido. Sí, que sea por eso.

Enya: Ya ves que te he incluido rápidamente. Cómo no hacerlo con una bloguera tan importante y tan,tan eso, bloguera. Claro que me entiendes. Hemos seguido caminos paralelos con esto del blog.

Zavala: Lo mismo digo. Pero ya lo sabes, suelo estar por tu espacio.

Anónimo dijo...

Ya mismo voy a publicar tu nuevo dominio en facebook, twitter y demás redes sociales que existan, y si me apuro, también empiezo a llamar a tus conocidos, amigos y vecinos para comunicarles la noticia... ¡Cómo fuera! jajajajajajaja

Tan lindo!!!!!!!!!!!!!! Gracias por tenerme en la lista de personas en quienes confías; ten por seguro que tus cuitas están a salvo conmigo. Ya sabes desde hace mucho tiempo que te quiero de una manera muy especial, que es un cariño que trasciende barreras de todo tipo y no sé explicar, pero ahí está.
A veces es un cariño incestuoso, otras se queda en el cariño que se le tiene al amigo confidente, pero lo importante es que siempre está y es lo que vale para mí...

Suerte en esta nueva andadura y me encanta el nombre que elegiste para tu blog.

Besos cargados de energía positiva

S. dijo...

Anónimo: No puedo imaginarme quién eres. Es absolutamente imposible con ese lacónico comentario. Ja,ja,ja,¿Te lo has creído? Lo de publicar esto en Twitter y demás lo dices en broma pero no tardará mucho en publicarse solo porque siempre me puede lo de dar la dirección más de la cuenta y vuelta a empezar. Veremos cuanto dura la privacidad. Recibo esos besos cargados de energía positiva tan necesarios en estos tiempos. Besos, anónima(poco anónima).

Daltvila dijo...

Jajaja... Pero S.!!!

Así que eras tú!
Acabo de enterarme.
Agradezco muchísimo que me tengas entre tus personas de confianza de por aquí, lo valoro mucho.
Te entiendo perfectamente. en mi caso solo hay una persona que sabe de la existencia del blog, al margen de un familiar muy cercano y que no me importa nada que lo lea. Tan solo con que sepa que lo lee esa persona de mi vida de carne y hueso, ya me corto mucho a la hora de escribir según que cosas. Muchas veces me he planteado hacer como tú y puede que lo haga alguna vez.

Por cierto, ahora que tienes libertad absoluta espero que me cuentes cómo fue ;)

Besos

Daltvila dijo...

Es preciosa la biblioteca, por cierto.

S. dijo...

Todo se contará porque tengo libertad absoluta. Sabía que al principio dudarías. Si te cambian un poco el nick y el logo puede confundir pero esa es la idea. Porque también sabía que clickando en el nick llegarías a esto. Yo le estaba dando vueltas a hacerlo durante tiempo y hasta fui avisando y de pronto el Sábado me dio el impulso y cambié. Sólo tuve problemas para decidir qué hacer con la mano del escritor. Pero claro, al ver la biblioteca...

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Pilar dijo...

Que bien que te he encontrado, después de pasarme el domingo pensando en tí.
Si en este rincón estás más cómodo, fenomenal.
Gracias por dejarme las miguitas para llegar.

Un beso y toda la suerte que no necesitas.

S. dijo...

Claro que te he dejado miguitas. Si no te las dejo a ti mejor no se las dejo a nadie. La suerte siempre hace falta así que la cojo igual. Besos y espero verte aquí y allí.

ReltiH dijo...

BUENO SOY NUEVO AQUÍ, NO SABRÍA QUE DECIR.
UN ABRAZO

Marcos. dijo...

nada, ánimo, me alegro de ver que estás aquí, y no en ninguna parte. Claro que esto de escribir engancha mucho, no se puede dejar.

Verónica C. dijo...

Fíjate cómo ando que ni te había reconocido con el cambio!!!
Ya me extrañaba a mi que no actualizaras, te echaba de menos :)

Si no es tu comentario y porque siempre (o casi siempre) devuelvo la visita, me quedo a por uvas.

Espero que te dejen en paz y así podamos disfrutar de tus palabras.

Besos

S. dijo...

Reltih: No eres nuevo. Soy yo el que se ha cambiado de nombre. Soy el del blog hostil de siempre. Venga, un abrazo.

Marcos: Parece que la gente va llegando y yoe staba seguro de que sría así porque he dejado rastros dónde me ha interesado dejarlos. Saludos y gracias por venir una vez más.

Verónica: Yo sabía que tarde o temprano vendríais los que tengo pensado que vengaís. También sabía que al principio no os sería tan fácil. Los blogueros leemos muchos al día y si vamos despistando la cosa es peor pero yo, como me estoy organizando mentalmente, no tenía prisa. Por si acaso, me alegra que te hayas dado cuenta pronto. Y sí, esta vez me van a dejar en paz porque no le daré el blog a cualquiera. Esta vez no.

h i l i a dijo...

¡bien retrobado!, a mí lo que realmente me importa es que sigas escribiendo, en un sitio u otro y que podamos seguir sabiendo de ti.
y que nos dejes pistas para no perderte por las inmensidades de internet, que yo casi no me entero del cambio.

shriver es una de mis escritoras preferidas y "tenemos que hablar de kevin" un de mis cinco libros favoritos. si no te lo has leído, suuuuuuuuper recomendación. y la peli, también.

un abrazo.

S. dijo...

No he visto ni película ni libro así que seguramente me lea primero el libro que es el orden adecuado, creo yo. Es una escritora inteligentísima y aguda que me ha encantado. Creo que es mi mejor último descubrimiento personal.
Y ya me imagino que casi no te enteras pero casi todos se acaban enterando porque os comento sin parar en vuestros blogs, je,je Un abrazo.

ReltiH dijo...

NO DEJASTE OPCIÓN PARA COMENTAR EN TU POST MÁS ACTUAL.
UN ABRAZO

Anónimo dijo...

Me costó encontrarte, llevaba tiempo sin venir pero ahora que vuelvo a estar on line veo que tu blog no existe. Por suerte a veces aparece un as en la manga. Como no me conoces supongo que no te importará que siga por aquí. Voy a seguir con tus aventuras. Y suerte para no ser descubierto por quien no quieres.

calmA dijo...

A mi me gusta leerte, espero no molestar, no hago nunca mucho ruido.

S. dijo...

Claro que no, Calma, te he visto tarde. Felices fiestas.

Anónimo: Esos ases en la manga me inquietan. Quién más me podrá encontrar...

Mario dijo...

Joder, qué alegría me da saberme entre los escogidos. Siempre miro las actualizaciones en mi blog, y hacía tiempo que no sabía de ti. Ahora veo, ahora entiendo, ahora sigo...
Por cierto, tu nuevo título me gusta. Además, guarda algún parecido con el de uno de mis relatos últimos.

Sergio, créeme, es un privilegio estar ahora aquí. Muchas gracias...

Mario