20 abril 2013

Frases cortas, espera larga

Llego. Salgo de la estación. Hay una plaza. La utilizo como sala de espera. Observo gente que va y viene. Dos o tres individuos se parecen a mi amigo. El parecido no basta. Él sigue sin aparecer. La gente que va y viene ya no me resulta tan interesante. Tiempo transcurrido: siete minutos. 

Hay una escultura. Parecen un montón de hierros oxidados. Como rescatados del mar. Es la escultura más fea que he visto. Al menos desde que inauguraron otra parecida en mi barrio. Imagino a nuestros alcaldes respectivos. Contratan un artista conocido y amigo de la familia. Le dan una parte gruesa del presupuesto por la escultura. Se quedan otra parte todavía más gruesa. La escultura recibe la parte más miserable del dinero y es basura de primera. ¿A quién le importa? El vanguardismo lo justifica todo. Tiempo transcurrido en estas reflexiones: unos tres minutos más. 

Miro el reloj más que si fuera nuevo. Cuento nubes. Observo rótulos de tiendas. Palomas. Siempre están comiendo o buscando comida. O montándose unas encima de las otras. Mientras pienso en ese ideal de vida busco un banco. Lo veo. Me siento. Le invento una vida a la señora sentada a mi lado que teclea con el móvil .Me levanto del banco. Miro la cubierta de mi libro. Lo abro. Leo un párrafo. No me concentro y lo cierro. Camino veinte metros. Retrocedo veinte metros. Vuelvo a mirar el reloj. Tiempo transcurrido: diez minutos más. 

Doy una vuelta por los alrededores. Corta. Titubeo ante una pastelería. Venzo la tentación. Sergio uno, chocolate cero. Anoto tonterías en una libreta. Me invento cuatro versos. Los tacho. Me siento en otro banco. Y claro, me vuelvo a levantar. Tiempo transcurrido: veinte desesperados minutos.

Al final cogí el tren y me fui. 
Había quedado con un amigo al que no veía desde hacía años. Trabajé con él hace mucho tiempo. Me había localizado por Internet vía facebook y me propuso lo de quedar en su barrio. Por motivos que no vienen al caso no tenía su número de móvil. Por otros motivos que aún no sé explicar no apareció.   
La vida está llena de misterios y seguro que este se resuelve del modo más ridículo. 
Se admiten apuestas.

25 comentarios:

Zavala dijo...

Seguro que existe una explicación a algo tan extraño, tratándose de un viejo amigo.
En cualquier caso aprovechaste bien el tiempo de espera.
¿Cuánto tiempo nos pasamos esperando, cuánto disfrazando esa espera de ocupaciones?
Saludos S.

ReltiH dijo...

CUANDO TE LEO, A VECES SIENTO QUE ESTOY VIENDO A "LOS SIMPSON". PORQUE MIENTRAS VAS DESARROLLANDO EL TEMA CENTRAL, VAS CREANDO IMÁGENES COMPLEMENTARIAS SARCÁSTICAS E IRÓNICAS. FULLL COMO UN GUION, ME TRAMA LO QUE HACES.
UN ABRAZO BROTHER

S. dijo...

Zavala: Seguro que sí, pero de momento es un misterio y una incomodidad de espera como lo suelen ser todas. Porque es cierto, perdemos tiempo en muchas esperas y eso es inevitable. Las que menos me gustan son las que se podían haber evitado.

Reltih: Ja,ja, ser comparado con los Simpson ya es bueno porque siempre me gustaron. A veces me acuerdo y regreso a verlos pero en mi país repiten demasiado los episodios y creo que no suelen pasar las últimas temporadas. Un abrazo.

Pilar V dijo...

Podrías completar el cuadro con su parte, imaginar que a punto de salir de casa sonó el teléfono y era ella, lloraba reclamando su presencia y no puedo negarse; llegó a la plaza, te adivinó en el joven que escribía versos y se asustó, tan solo consigue deletrear su nombre si se lo solicita un agente uniformado...

Besos

S. dijo...

Pilar: Ja,ja qué novelera. Cómo he dicho, la realidad puede ser más tonta que todo eso. Y hasta más torpe. Tanto que ni merece otro post dando explicaciones sobre lo que realmente fue. Tal vez algún comentario por aquí.

Annie dijo...

Y supongo que él (como la mayoría de los mortales que te conocemos) tampoco tenía tu número para llamarte... Si te sonó a pulla, es así jajajajajaja

Bromas aparte, en síntesis te dejaron esperando como a novio feo. De las cosas que más rabia me da es esa, que me dejen esperando, sobre todo cuando es la otra persona la que ha provocado el fallido encuentro.
Si la propuesta fue fruto de la emoción del facebook pero a la hora del té ni lo había soñado, (que pasa) o si se le presentó un inconveniente, tan fácil dejarte un mensaje privado en el facebook o un comentario aquí en el blog, no sé, ingeniarse la manera de hacerte saber que no podía ir. Es una putada.

Yo por ejemplo voy a ir a Barcelona el próximo sábado, pero esta vez ni por equivocación se me pasó por la mente decirte que quedemos, pues voy con mi adosado. Pienso que cuando le propones a alguien un encuentro, es para que ni una fuerza mayor te pueda detener.

Espero que el de nosotros se de pronto, me apetece hablar contigo de viva voz.

BEP y feliz inicio de semana

S. dijo...

Anne: Parte del misterio es que él no me llamase. Aunque ahora que lo dices no nos hemos cambiado teléfonos. Quedamos y ya está. Yo considero que si quedo no me puedo despistar. Pero no todo el mundo se acuerda de una cita o la venera casi religiosamente como yo. Ah, y lo otro que dices parece que sí sonó a pulla pero como es cariñosa y merecida te la acepto con sonrisa.
Lo de quedar pues sí. Llevábamos tiempo así y yo no dije pues quedamos ni nada. Le surgió a él la gran idea pero luego... Bueno, resulta que ha sido un despiste. Ya tengo un mail: Eh tío, a ver si quedamos.
Y aún otro que responde a mi mail dónde le llamo capullo dónde dice:: Oh, tío ahora que lo dices me suena, espero que esto no impida que volvamos a quedar.
Como dije, un misterio muy tonto. Si al final lo que quería transmitir es lo que siento y hago cuando espero y desespero.
Por cierto,este Sábado me va bien. Quiero escribir una racha de posts minuciosos, divertidos e irónicos sobre ti, tu adosado y yo. Bueno,esto es broma.
Ya nos veremos someday si no sucumbo antes a mis amarguras. Besos.

Enya crip dijo...

Es extraño que quedara contigo y no apareciera, yo si quedo suelo hacer lo imposible por aparecer o lo imposible por avisar si no voy a aparecer, creo que es lo justo, sea con quien sea que se quede.

Me gusta como observas tu alrededor, es una buena forma de que el tiempo pase sin darte cuenta, me ha recordado mis días de andenes esperando autobuses o trenes, siempre cuentan historias sin hablar, solo hay que tener la mente abierta.

Besos S.

h i l i a dijo...

un malentendido, un olvido, una enfermedad, un asesinato, un viaje a la luna inesperado, un enamoramiento repentino durante el trayecto, una localización equivocada, un accidente sin/con consecuencias graves, un arrepentimiento a último momento, una broma estúpida, una confusión de persona, un complot de una ex. y de momento no se me ocurren más, pero como dicen por aquí, al menos aprovechaste el tiempo y venciste la tentación. y te salió una entrada. con todo esto, ya valió la pena la no-cita.

S. dijo...

Enya Crip: Es extraño. Después las escusas han sido lacónicas y cortas. Ha aparecido para que quedemos otra vez y le he explicado y me ha dicho que sí, le sonaba, que se había despistado. Todo eso por mail. Si quedase y apareciese me encantaría indagar y entender qué es lo que realmente ha pasado. Los andenes y las esperas nos obligan a contarnos cosas pero vividos son un agobio. Y siempre acabamos cayendo en otro. Besos, Enya

hilia: El viaje a la luna inesperado es bastante factible. No literalmente pero sí a nivel metáfora. Pues menos mal que no se te ocurren más. A ti no hay que darte mucho para que fabriques algo grande y abundante. Lo de la entrada sí me compensa. Últimamente me noto más tranquilo y menos psicópata y hasta más feliz cuando termino de escribir algo, lo que sea.

Rafarrojas Rojas dijo...

Está realmente bien escrito, felicidades.
Y sobre la anécdota... bueno, esas cosas pasan y sólo importan mientras pasan (como el autobús que te atropella sólo pesa mientras tiene sus ruedas justo sobre tí).
un saludo o dos,
rafarrojas

José Núñez de Cela dijo...

Estar vivo, observar, sentir, pensar, otra vez sentir.

Eso me ha trasladado tu excelente escrito.

Saludos y enhorabuena por tu blog!

S. dijo...

Rafarrojas: Acepto las felicitaciones con humildad. Y también la aceptación de que esas cosas pasan. Porque es así. Y si le doy más vueltas es porque me gusta escribir y todo me sirve. Incluso los materiales de derribo. Como los artistas amantes de los hierros oxidados.

José Núñez: Un placer tener un visitante nuevo (y más uno que se dirige en esos términos tan agradables). Saludos y nos vemos por esto de los blogs.

Annie dijo...

S estaba releyendo uno de mis antiguos blogs y me encuentro comentarios tuyos desde hace más de 4 años, (David también eras tú, verdad?) El caso es que me hizo gracia y me puso a pensar que con razón te quiero como a un hijo, o mejor un hermano Borgia jejeje

A que te llamo el sábado y te caigo con adosado incluido, amig@s y hasta el perro!!! jajajajaja

Besos cargados de energía positiva, multicolores y risueños

S. dijo...

Ey, David podría ser yo pero no recuerdo haberlo sido en blog. ¿O sí? Ahora tengo esa duda. Precisamente te iba a comentar algo sobre esos cinco años de los que hablabas y que me parecía un tiempo muy similar al que andas por mi blog o yo por el tuyo pero no estaba seguro. ¿Y yo estaba en uno de tus antiguos blogs? ¿En cual?
Bueno, si me paso por el centro buscaré en los lugares posibles disimuladamente. Si miras a tu alrededor a lo mejor encuentras a Wally con gafas incluidas.
Besos.

Mario dijo...

Sergio, hoy te he leído de abajo a arriba, con un efecto tan retroactivo como literario.

El texto primero, el de esas personas que dejan huellas y el de esas otras cuyos motivos allanan el camino al olvido, me ha encantado. Además, tienes una frase, o varias, que son geniales. Y eso, en un espacio tan breve y tan bien aprovechado, es una muestra de síntesis literaria al uso. Lo de "vuestras historias tejidas de verbos" es sublime.
También son muchas las personas que han dejado huellas acariciando las mías, o las muescas de mi memoria, en fin, qué voy a contarte que no hayas leído ya...

Con tu segunda historia he repasado mi historial de APALABRADOS: Victorias: X tirando alto... Derrotas: X tirando bajo. Polvos: 0 tirando a menos cero, porque el onanismo por aburrimiento, entre partida y partida, supongo, no supone logro alguno.
Lo de los detalles ricos y abundantes de la verdad y el paisaje yermo de la mentira, amén de gustarme, me ha hecho pensar un rato y pasar un buen rato. En fin, conglomerado de emociones leyéndote, ya ves.
Por cierto, conocí a una mujer por internet (mi relato "y ahora qué") que resultó ser más guapa cuando la tuve delante que cuando la vi por vez primera en foto. En una ocasión llegué a decirle que era hermosa como la verdad e hiriente como la mentira. Todo muy literario y demás. Eso sí, aún no existia un "Apalabrados" que me permitiera redimirme de aquel capítulo...

Esta tarde se ha encerrado en agua, y yo me he puesto las botas de letras y bastos humedales letrados, gracias a ti. No sé decirte qué texto me ha gustado más. Todos tienen algo, un algo plural y ejemplar.
Es curioso, a los que nos gusta leer, y hacemos nuestros pinitos, o el pino, mejor dicho, en el minado campo de la literaura, la desesperación por la tardanza en una espera, las peleas vistas desde la acera de enfrente, el viajar o planificar un viaje, y la danza "palomo soy y polvo te voy a arrear" de esas aves que cuando no follan, comen, y cuando ni comen ni follan, dejan el asfalto convertido en un estercolero, es curioso, digo, que todo esto estimula nuestras glándulas salivares provocando ríos de letras. O eso creo, vamos.

Vamos, tu tono descriptivo me ha dejado un buen sabor de boca: resultado: Mario 0 café sin galleta y sin chocolate . Allá voy.

Sergio, gracias por este rato.

S. dijo...

Mario: Y yo que pensaba que se entraba en el blog para leer lo último. Desde luego vaya desbroce de lo que he escrito estas tres últimas semanas que me sacudido los agobios y los miedos escribiendo. Cada post es un rato de alivio y un momento del que he salido más tranquilo que antes de escribir. Hay gente que se relaja dibujando y yo, como de eso no sé, me conformo con lo que más o menos puede hacer cualquiera, construir frases intentando que tengan un sentido literal y en algunos casos, un sentido que yo mismo estaba buscando y desconocía antes de escribirlas. Creo que cuando escribimos nos tropezamos con ideas que no aparecen de ningún otro modo. A veces me pregunto quién es el yo que escribe cuando escribo de tanto que consigo expresar lo que realmente quiero(en la vida real expreso hablando pero las caras y las personas en general, como dijo no sé quién, distraen).
El orden de la lectura de los posts se diseñó para no alterar mucho el producto. Sólo he roto mis reglas en un par de historias largas. Puedes leer arriba o abajo. Lo último que me ha pasado no siempre es lo último, sólo lo que me apetece contar en ese instante. El blog es un noticiario de mi vida que llega a una apartada aldea virtual con bastante retraso. Creo que los hechos y las anécdotas me importan menos que lo que extraigo de ellos. Imagino que te pasará igual.
Tu historia de la mujer más guapa en persona que en palabras, si es la que recuerdo, es un buen ejemplo de que las historias por sí mismas no tienen que tener un significado divino pero escribiendo jugamos a encontrarlo y a veces hasta lo conseguimos. Recuerdo una historia memorable tuya en la que viajaste hacia un lugar ilusionado y regresaste con un agridulce "no pudo ser" pero con tantos matices en medio que a mí me elevó el ánimo más que tumbarmelo.
Por cierto, el chocolate ya me ha ganado varias veces desde entonces. Y el café.
Espero que tengas un buen fin de semana que se espera tan "encerrado en agua" como describes.
Un abrazo.

Pitt Tristán dijo...

Mi apuesta:
Durante el tiempo que no trataste con él había cambiando de sexo, algo le impulsaba a quedar contigo para ver si te podía fornicar, ya como mujer digo, y al final se dio cuenta que le ibas a meter una mano de ostias como te olieras la tostada y... desistió.

S. dijo...

Pitt: Has acertado, me lo ha contado por mail y he entendido su comportamiento. Le dije que como estoy de sequía sexual no debió preocuparse por detalles sin importancia.

eva dijo...

Creo que he pasado más tiempo escribiendo este comentario (porque después de tenerlo escrito y antes de que pudiese darle al botón de publicar comentario, mi ordenador ha decidido reiniciarse solo) del que tú estuviste esperando, lo que me lleva a preguntarme si realmente querías quedar con tu amigo o si había algo que te producía dudas y por eso decidiste marcharte, puede que incluso esas mismas dudas fueran las que tuviese tu amigo para acudir a la cita. Pero tengo pocos datos para hacer una suposición y no me gusta equivocarme. Puede incluso que ya esté el motivo escrito en algún comentario de todos los que hay, pido disculpas por tener siempre tan poco tiempo para leerlos. Así que lo único que me queda por decirte es que las estaciones dan para mucho(al igual que las paradas de bus) y que al menos ese "no-encuentro" dio para escribir un texto de frases cortas que a mí personalmente me encanta.

S. dijo...

Bueno, yo sí quería verle. No voy hasta tan relativamente lejos para nada. El billete de tren me salía más caro que con el bono que tenía y eso ya es interés por mi parte, je,je. Tal y como preveía todo ocurrió por un motivo tonto pero no pasa nada. al margen de que vi un nuevo lugar y pude dar unas cuantas vueltas por allí y luego me divertí escribiéndolo. Esperé casi una hora. Creo que es bastante para entender que allí no vendría nadie(y así fue). Bueno, saludos, Eva y si no tienes tiempo no te preocupes que lo entiendo, solo faltaría. Que tengas una buena semana.

Daltvila dijo...

No sé S... es extraño, pero como dices, puede que tenga una simple explicación.
Algo que le pasó de repente y que le impidió acudir...
Pero te tiene en facebook, ahí estará la resolución del acertijo. Espero que nos cuentes..

Besos

S. dijo...

Nada, Daltvila, sólo me pidió para quedar otra vez como si no hubiésemos quedado antes. Cuando le recordé la cita dijo que le sonaba. Nada más que eso. Que sí le sonaba y que lo sentía. Una resolución tonta y anticlimática como suelen serlo muchas en la vida.

alp dijo...

Un misterio.....un saludo desde Murcia

S. dijo...

Hombre, desde Murcia. Mi madre es de Lorca así que mis veranos de infancia conocieron mucho esas tierras. Saludos.