24 junio 2013

El formador

-¿Te importa que fume?

-No.

-No se puede fumar pero a mí me da igual.

Tiene unos sesenta años. Y ha aprovechado bien el tiempo. Tiene una mirada astuta.
Debe instruirme en mi nuevo puesto de trabajo.

-Aquí lo más complicado es bajar la basura. Pesa. Pero ahorita te enseño cómo bajarla en el ascensor para ir más rápido. No se puede bajar en ascensor por los olores pero a ciertas horas no te ve nadie. Apúntatelas. Si no te ven bajando es como si no lo hubieras hecho. ¿No? Hacemos el recorrido y volvemos a nuestra garita.

Me pide que me siente pero sólo para hacerlo él también. Dice que está viejo y no quiere pasear más. De pronto algo le llama la atención en un monitor de vigilancia:

-Mira, mira, mira... ¡Importante!- es un rugido que le sale del pecho- No pierdas eso de vista. Mira, mira, mira qué niña más bonita. Aquí verás muchas mujeres lindas. Es lo mejor del puesto. Porque los monitores casi nunca los miro. Pero si pasa alguna niña linda...

Suena un sensor y se enciende un piloto verde en el cuadro de luces.

  • Otra cosa. Si alguien abre una puerta aquí suenan sensores. Esto es ideal por si estás jugando con el ordenador, escuchando la radio, dormido o tocándote la cosita. Los sensores están para eso, para que no te pillen.

  • ¿Y los inspectores?

  • Sí, claro, los porculeros esos. Aquí lo peor que puede pasar es que te sientes en el váter a dormir un poco con la puerta entreabierta y llegue el inspector. Entonces te sonará el móvil de la empresa que siempre debes llevar contigo. Te lo tomas con calma. Te lavas la cara y sin prisa. Que esperen los tocapelotas. Al cabo de unos minutos, cuando estés en condiciones y se te vea fresco como una rosa te presentas dónde esté el inspector, esperando en su coche frente al garaje suele ser, y le dices que estabas en mitad de una ronda y te pilló al otro lado del edificio. Yo una vez tuve a uno esperando como veinte minutos al frío del invierno. Pero bueno... Ahora te explicaré lo de los puntos de control...

Así me gusta. Que lo primero sea explicarme lo esencial de una faena y luego ya, si queda tiempo pero al final, lo que realmente debo hacer... aproximadamente bien.



17 comentarios:

Zavala dijo...

Me parece a mí que ahí vas a estar genial S, pinta de maravilla el nuevo empleo y si todos los compañeros son tan buenos camaradas, mejor vas a estar todavía. Es raro ya encontrar esa camaradería en el trabajo y esa claridad respecto al bando en que uno milita. Más normal ahora son los trepas y los lamedores de traseros, muchos lo hacen ya sin esperar nada a cambio, sólo es que la costumbre ha arraigado en ellos y ya son así de pusilánimes. Me encanta tu compañero, se pasa las reglas por el forro, pero guardando las apariencias; es casi un héroe ya para mí. Un saludo.

Pilar V dijo...

¿Y aún nos preguntamos porqué nos pasa lo que nos pasa?

Que no todo son Bárcenas, me temo.

Ánimo, que tu puedes.

S. dijo...

Zavala: Pues sí, Zavala, me sorprendió que a las primeras de cambio alguien se arriesgase con esa honestidad a contar según qué cosas. Yo podría haber sido un espía para la empresa. Pero alguien que confía así en los demás no puede ser digno de desconfianza. Aunque un día se engañará. Supongo que yo sigo sin dar aspecto de peligro. Este tipo es digno de estudio. Aunque yo no seguiré todos sus preceptos. Lo de dormir ya me parece excesivo y rompe mi esquemas de lo que debe ser escaquearse, me supera. Saludos.

Pilar: El problema es que sin ejemplos positivos en el gobierno no puedes pedirle peras al olmo ni honradez a nadie. Permíteme tomar partido por los pecados de los de abajo porque me parecen reflejo leve de los de arriba. Se que nada es blanco y negro y todos son culpables pero en este país la política ha hecho una espantosa pedagogía. Bárcenas sigue siendo la peor cara de la moneda porque es la cara expuesta, la que tiene que dar ejemplo. Por cierto, este individuo es de un país cuyo nombre no citaré por no ofender a nadie pero no es este. Y sí, Pilar, I can. De momento.

h i l i a dijo...

está bien que desde el primer día sepas no sólo la parte oficial, sino la extra oficial. de hecho, diría que es casi más importante esta última. y también diría que en tu caso pinta muy bien. vamos, que vas a tener mucho tiempo para muchas más entradas. o lo que sea.
buena suerte.

ReltiH dijo...

QUÉ BAINA!!! TODAS ESAS ESTRATEGIAS PARA NO TRABAJAR. ESE MAN DEBIÓ SER MEJOR DT DE FÚTBOL. JEJEJEJE. FULLL MUY BUEN RELATO.
UN ABRAZO

Laura Noestá dijo...

Eso es saber entrenar para un puesto, y lo demás, son tonterías!!! jajajaja

Algún día me lo tendrás que presentar para que me abra los ojos.

Besos

Enya dijo...

Genial leerte de nuevo!!
Que personaje mas enrollado, jaja
Siempre es bueno contar con alguien así en el trabajo,me gusta ese punto de vista que tienes sobre que alguien asi , no puede ser objeto de desconfianza, lo tendré en cuenta..
Un beso,S y feliz verano...

Daltvila dijo...

Experiencia de la vida no le falta y por eso supo de entrada que espía no eres, pero yo sería discreto porque puede que también sea así de "abierto" con tus cosas :S

Besos

Daltvila dijo...

Experiencia de la vida no le falta y por eso supo de entrada que espía no eres, pero yo sería discreto porque puede que también sea así de "abierto" con tus cosas :S

Besos

S. dijo...

hilia: Tiempo para las entradas sí, aunque sea para hacerlas a mano. El ordenador de vez en cuando. Este tío es un manual para no trabajar ni un segundo en el trabajo. Por lo demás muy buen tipo.

Reltih: Sí,ja,ja, Reltih. Tiene una inteligencia muy desaprovechada. Un abrazo.

Laura: Él sí que tiene los ojos abiertos a todo y especialmente a todas. Tú misma. Besos.

Enya: Espero no equivocarme mucho con mi teoría sobre la confianza y la desconfianza. De todas formas no es un puesto dónde haya que tener tanto cuidado cuando la mayoría hacen tan poco. Simplemente mantener unos niveles de corrección que a mí no me cuestan demasiado. Lo que más me importa es leer y eso está permitido incluso por los jefes. Besos.

Daltvila: Como decía por ahí no tengo que preocuparme demasiado. Lo que hago yo en el puesto está permitido. Por si acaso no le hablaré mal de nadie. En estos casos lo mejor es sacar temas neutros como ocio y la vida en general(que no pierde ocasión de contarme cuando tiene tiempo).

Daltvila dijo...

Este compañero tuyo es una mina :D

Estoy convencida de que vas a aprender mucho de él.

Buenas noches

Amapola... dijo...

Lo esencial es lo importante...
(Dijo alguien un día, pero no recuerdo quién)

Un beso...

S. dijo...

Me suena pero yo tampoco lo recuerdo. Un beso.

Mario dijo...

Sergio, una apreciación: en la "entrada" anterior has usado la palabra "polla" y has dado rienda suelta a la observancia erótica y ajena, y sólo tienes cuatro comentarios pese a ser de lo mejor, más directo, igual de descriptivo y tan sublime como todo lo que te precede.
En este texto has utilizado la palabra "cosita" y la estadística comentada vuelve a la normalidad.
Seguro que es una casualidad estival.

La verdad, me gusta todo lo que escribes porque, en algo, creo estar convencido, nos parecemos. Paseamos las calles, convertimos a paseantes en personajes, entramos y salimos de los libros y de las salas de cine de la misma forma y con el sabor de boca igual, y escribimos sin miedo. Bueno, admiro tres cosas de ti: tu forma de hacerte letra, tus verdades travestidas y tu constancia. Pero por lo demás, estamos a la par, o vamos cogidos de la mano. No, las manos mejor sueltas, sosteniendo bebidas y cafés, o deslizándose por la piel de los teclados...

Estoy en la parte vieja de Girona. Ya sabes, cafeceo, leo, observo, escribo y escribo para comentarte. Lo he hecho con efecto retroactivo, y te he disfrutado, letra mediante, tres veces. Mi domingo, de verdad, ha empezado acompañando tu búsqueda de trabajo entre sorbos de mi primer café. He pasado de la barriga futura a los pechos nacientes en ese soportal, o claroscuro, o donde fuera que fue... Y he acabado medio bien aproximado a ese formador que fuma y que sabe priorizar las explicaciones..., o algo así, ya sabes...

En fin, espero haber acertado con el comentario. Lo digo porque lo suyo sería leerte más y dejar mi parecer en cada cosita escrita tuya... Prometo intentarlo.

Un abrazo

Gracias por "letrear" mi domingo

Un abrazo

Mario

S. dijo...

Mario: Vayamos por partes. En el primer párrafo de tu comentario sugieres más que indicas una teoría sobre la relación comentarios-lenguaje empleado que resulta de lo más interesante. Le doy vueltas al asunto porque antes ni lo había girado. No tengo una conclusión que pueda decir perfecta pero veo otros factores que expliquen el asunto. Escribí los dos posts seguidos. Quién leyera el último sin ir más allá no sabría ni que había escrito el primero, el más lúbrico. O tal vez no le apetecería leer dos de mis tonterías tan seguidas, tal vez produzco sobrecarga mental y esguinces neuronales. Cualquier cosa menos pensar que quién me lee se espanta de la palabra polla. Dormiré más tranquilo si no pienso eso,je,je

Dos: Que nos parecemos ya lo puedes dar por hecho como lo dí yo hace tiempo cuando comencé a leerte primero y encontré no sé cómo pero qué importa el túnoeresinteresanteparamí. Un blog que sí era interesante para mí, por cierto. Y aún para otras personas que conozco y lo leen, tengo una amiga por ahí que te sigue con devoción.

Tres: Nada que decir. Sólo que la parte vieja de Girona en la que estuve un par de veces de pasada es lógico que produzca escritores amantes del café. Se presta a eso y más. La compañera con la que repasé con pasos esas calles siempre me dijo que teníamos que volver, por favor. Y lo hicimos.
Saludos y hasta otro Domingo o festivo. Un abrazo.

Laura Noestá dijo...

S espero que tu domingo sea leve y lo estés pasando bien, ese trabajo te tiene sumido en un agujero negro...

Besos

PD: Gracias por tu comentario donde ya sabes, me hizo mucha ilusión leerlo.

S. dijo...

Yyyyy vamos allá con el Domingo que ya he finalizado felizmente.
Por supuesto no hay de qué.