03 noviembre 2013

Misterio

Ella tiene un secreto. O más. Pero me interesa el que detecto y no consigo desvelar. No me gustan los misterios más allá de la ficción. Y aún en esta poco. En las novelas nunca doy con el asesino pero porque suelen hacer trampa. De todos modos no me puedo concentrar en la historia si me perturba el interrogante. Una cosa es sugerir y otra esconder. Así que ella y sus secretos me perturban. 
Sé que yo he supuesto alguna vez un misterio para alguien alguna vez. Me consta porque me lo dijeron: "¡Eres un poco misterioso...¿No?!" Pues no. No lo soy. Ni aún dando esa impresión. No lo soy si el misterio es involuntario. Ese misterio mío nacía de que siempre tenía algo que hacer cuando me llamaba, de que hablaba fugazmente y unos minutos con esa persona sin perder de vista el reloj, que no devolvía las llamadas perdidas... ese era mi gran secreto. Mi carácter escurridizo. El "hola y adiós" contiguos. El "ya te llamaré" sin futuro. ¡Pues vaya un secreto! Eso sólo significaba que pasaba de esa persona. Lo hacía con un mínimo de educación, claro. Pero esa persona se me quería acercar demasiado y yo la quería a la distancia prudencial que como se suele decir, deja correr el aire. ¿Y de qué otro modo le podía decir "déjame en paz"? Si se lo hubiese dicho con más contundencia se hubiese enfadado y me hubiese dicho que no quería nada(y tal vez fuese así, puede). A maneras indirectas de acercamiento, maneras indirectas de respuesta. 
Y ahora un ejemplo sobre hombres misteriosos que no son Grey. S, una chica del barrio, está enamorada de X, un tipo muy misterioso, al menos para ella. Nos lo cuenta a menudo. Dice que en su relación hay ilusión. A ella desde luego se le ve en los ojos. A ella las mariposas le revolotean en esa parte. Es un poco molesto de ver, pero sólo si eres un envidioso. Lo que ella no sabe es que su novio, ese tipo con aspecto de recién exhumado no es blanco enfermizo sólo porque no le dé mucho el sol. No es sólo eso. Es además que tiene una profunda adicción a la cocaína. Por las noches se va de fiesta, le promete a S. que se verán más tarde y luego no aparece. Y no aparece porque después de esnifar se va a su otra gran pasión que son las relaciones extraconyugales. Cada noche consigue un amor de los que no van más allá de la piel y al día siguiente con un par de excusas y la ayuda de las mariposas del amor, S. ya vuelve a sonreír ilusionada. El tipo sabe como mantenerla a la expectativa. Básicamente dándole nuevos matices a la palabra sinvergüenza, quiero decir, a la palabra misterioso. Ella no sabe que esa relación es multitudinaria. sólo que él no depende de ella y eso hace arder más el amor. ¿Realmente merecen la pena los misterios? Pero si la gente casi nunca oculta virtudes, sólo miserias. También traiciones. Ese aire alienígena y como ausente de algunos-as no puede augurar nada bueno. 
Es por todo lo dicho que no me gusta que ella se haga la misteriosa. Y hasta se lo digo y ella sonríe como si la halagase pero no entiende que no es eso. 
De momento me quedo en este barco pero yo si fuera ella no jugaría con fuego. ¿Os he contado lo que le espera a mi compañero de trabajo? ¿No? Pues mejor porque ya llevo planificando la trampa hasta el último detalle y a lo mejor es demasiado para vuestras conciencias. 
De momento me quedo en esta relación porque no me queda claro si es misterio o crucigrama y lo segundo se me da mejor.

14 comentarios:

detalles dijo...

Dicen, los entendidos, que un aliado de la seducción es el misterio.
A mi, personalmente, nunca me gustaron los misterios y menos con la gente que me interesa. Quiero claridad, sinceridad y..."mírame a la cara y cuentame qué piensas y qué sientes".
Se pierde un tiempo muy preciado, en esta breve vida, intentando averiguar lo que te pueden resolver en unos minutos. ¿Acaba la curiosidad y el interés?...Depende de las respuestas...

Pilar V dijo...

Que cierto eso de que lo que se oculta tras velos de misterio suelen ser miserias y no grandes hazañas.
De todos modos el enamoramiento nos hace ver al otro mejor de lo que es, así que si encima es un pieza, mal futuro cuando se encienda la luz.

Suerte con tu plan, Maquiavelo.

Y dale un tiempo a esta nueva travesía quizás no es misterio sino un modo cauto de entregar los planos.

Besos

ReltiH dijo...

MUY BUENO BROTHER. DESTAPAS MUY BIEN ESE CAPRICHITO DE HACERNOS TAN INTERESANTE A LA HORA DE TRAMAR A ALGUIEN. PERO LO PEOR DEL CASO ES QUE CAEN (CAEMOS).
UN ABRAZO

Sylvia dijo...

Esto de los misterios... como si todos tuviesen que tener un final maravilloso. Y no es así, lo que se oculta nunca suele ser maravilloso tan solo decadente.
Besos ;)

S. dijo...

detalles: No acaba la curiosidad ni el interés. La sugerencia y los pequeños lugares del pasado que se van iluminando y las cosas que vas descubriendo poco a poco... eso siempre está. Así que lo de los misterios con mayúscula es innecesario. Estamos de acuerdo.

Pilar: Sí, claro que daré tiempo. Me he vuelto algo más paciente para estas cosas. Y además, nadie es culpable hasta que no se demuestra lo contrario.
Maquiavelo trabaja noche y día pero espero no tener que hacerlo. Veremos...

Reltih: Gracias. Parece que has caído alguna vez en esa trampa. ¿Y quién no? Un abrazo.

Sylvia: Yo creo que casi ninguno tiene un final maravilloso. Es que raro sería... Besos

h i l i a dijo...

¿y si resultara que los misterios los creamos nosotros? quiero decir, tal vez esa persona no es misteriosa, sino simplemente tímida, atareada o mil cosas más y somos nosotros quienes le ponemos esta etiqueta porque nos conviene/agrada más y porque no queremos ver más allá de una gran obviedad. vamos, que nada como el autoengaño para ir tirando. y en cualquier caso, como bien dices, si hay algún misterio escondido tiende a ser más miseria que virtud.

Laura Noestá dijo...

Lo educado y de bien hacer sería comentar sobre tu post, pero hoy sólo me limito a dejarte un saludo.

Te leí con atención y por fin me quedaron tus puntos bien puestos sobre mis íes...

Besos (BEP)

S. dijo...

hilia: Eso pasa a veces. Yo mismo lo contemplo en una parte del post. Pero a veces no los creamos nosotros. Otro misterio es averiguar cuando es lo uno y cuando lo otro.

Laura: ???????

maría josé tirado dijo...

Me ha encantado leerte, también opino que generalmente ocultamos miserias, aunque quien sabe, a lo mejor alguien oculta una fortuna o un tío espía en Turkmenistán ;). Pero incluso los misterios se resuelven con el tiempo... tómatelo y después decide.
Saludos!!

S. dijo...

maria josé: Encantado yo de que me leas. El tío en Turkmenistán es una posibilidad entre un millón aunque alguno hay que desea que lo amen por lo que es y no por sus millones(yo lo haría). Saludos.

Rafarrojas Rojas dijo...

saludos debidos de hace tiempo
a mí sí me resulta fácil descubrir al asesino en los libros y en las series, porque son ficción y tienen trampa: la trampa que lo escribe siempre el mismo y cuando lees lo suficiente de ése ya sabes por dónde va a salir: "es la mujer", "es el hombre que sonríe"...
no me gustan los misterios tampoco, sólo descubrirlos, como quien destapa un regalo, y la gente no siempre se destapa, no en lo importante. Estamos plagados de secretos, que por otra parte suelen ser previsibles, como una novela de misterio, : )

S. dijo...

Rafarrojas: Creía ya que su blog había pasado a mejor vida y vaya lo que me encuentro. Feliz regreso. Ya era hora de saber algo. Saludos.

mayte v dijo...

Y quién no guarda un secreto? Si se destaparan todos al tiempo sería increíble, jeje
Antaño los chicos misteriosos me parecían atractivos, hoy en día espero que me sorprendan lo justo.
La vez anterior que te visité pensaba que había dejado mi comentario, perdoname, últimamente no doy pie con bola.

S. dijo...

Perdonada, no estabas obligada. Yo por ejemplo he llegado tarde a esta respuesta. Un fin de semana intenso... Enhorabuena si has superado la época de los chicos misteriosos. Vivirás mejor.