03 febrero 2013

Todo esto para decir que no puede ser

Tenía que dar una respuesta y se me ocurrió una basada en el hilo musical de la cafetería. O algo aproximado:

¿Has oído "Longplayer"? Está en una página de internet. Es la canción más larga de la historia. Durará mil años. Inventaron un programa informático que mezcla unos instrumentos tibetanos y no sé qué más. No repetirán ninguna melodia en mil años. En el 3000 cesará la canción y comenzará de nuevo. La puedes escuchar por ejemplo en su página Web o en la biblioteca de Alejandría. Me gustaría visitar esa biblioteca, yo que soy mucho de habitar estos centros como trabajador, usuario o presencia silenciosa entre estanterias y sillones. Me gustaría estar en la megabiblioteca de Alejandría y escuchar un fragmento de "Longplayer". Si lo escuchase este año sabría que en la misma fecha del tres mil trece alguien volvería a escuchar el mismo fragmento y le daría realidad a ese mismo pedazo de canción. Esa melodía que yo escuchase sólo sería real para mí y para alguien que la volviese a escuchar cuando yo no fuese ni un recuerdo. Según la física cuántica y algunas filosofías orientales, los objetos solo son reales si alguien los observa. Un electrón no tiene velocidad ni carga ni posición sin el observador que cuando aparece incluso lo cambia. En oriente se preguntan si un arbol solitario hace ruido al caer cuando no hay nadie para escucharlo. Bueno... Yo no creo en nada de esto pero me gusta pensar que la melodía de "Longplayer" cobra su sentido cuando yo la escucho y que eso me une a un descendiente del próximo milenio. Pero sí tengo una teoría en la que creo y que va sobre esto. Creo que en los amantes sí que importa mucho la visión. En una pareja no solo buscas amar sino ser amado. Hay quien busca incluso más ser amado que amar o necesita lo primero para sentir lo segundo. Te miras en los ojos de la otra persona y el reflejo de tí mismo que ves es más bello que si solo te mirases al espejo. Quien te ama no se limita a sentir algo por tí, te hace sentir único gracias a su visión. Cuando deja de quererte puede hundirte del mismo modo. Las malas palabras destruyen autoestimas. Pero volviendo al amor como fuente de creación creo que lo que más me gusta de él es que me hace más fuerte, poderoso e inteligente que cualquier gimnasio, anabolizante o título académico. Es decir, cuando siento que es real. El que te ama te hace sentir de un modo especial solo porque te mira de otra forma, es más poderoso que el científico que observando el electrón altera el experimento. El caso es que yo no veo esa ilusión en tus ojos. No sé si me entiendes. Me miro y no veo nada especial. Ni siquiera sé por dónde vas pero no veo esa ILUSION. Es por eso que esto no va a ningún sitio. No sé si me entiendes...

Y no sé si me entendió. Desde luego sí se enfadó.