09 febrero 2014

Hace dos meses, dándole vueltas a algo

Lo único que tengo es que sé lo que quiero, que ahora lo veo claro". Lo pienso mientras estoy en mitad de una escena opuesta. Lo que ocurre fuera no tiene nada que ver con lo que estoy pensando. Se le llama despiste. O estar ausente. Aunque también regreso y me asomo por los ojos a lo que pasa fuera. ¿Y qué pasa? No gran cosa. G. me ha presentado a su tia abuela, una señora muy mayor. Estamos también con su hermana y su sobrina. La sobrina es un bebé. La tía abuela no para de hacerle monadas al bebé niña. Grita cosas extrañas que no entiendo yo ni la niña, se ríe exageradamente, hincha los carrillos mientras hace pedorretas con la boca y el amago de comerse al bebe por el ombligo, cosas así. Si se mira fríamente es un poco ridículo. Hay un momento en el que tengo que mirar para otro lado. Hay adultos que bajan mucho el nivel para dirigirse a los niños. Su idea de hacer reir a un niño es convertirse en retrasados mentales muy evidentes. Y no, no es esto una crítica, ni mucho menos. No sé el bebé pero yo al cabo de un rato me olvido de la vergüenza ajena y me empiezo a reir. Piensan que intento hacerle gracias a la niña pero en realidad me río de la tía abuela. Es fantástica su interpretación de vieja loca y me lo estoy pasando muy bien con ella.
Cuando ya ha pasado el evento G. me mira y me sorprende con algo que no esperaba de alguien tan joven y ya no me río: "¿No es mona mi sobrina? ¿No te gustaría tener otra igual?" Ni igual ni parecida. Los que somos un poco "monguers" no deseamos procrear para no extender nuestra perniciosa semilla por la tierra, la naturaleza es sabia. Pero no le digo eso. Sólo le pregunto a mi vez si quiere ella que vayamos al cine o a su casa que no hay nadie y hacer simulacros, ojo, sólo simulacros, de engendrar hijos. O a lo que le de la gana pero yo estoy cambiando de tema. Una pequeña parte de mi inteligencia la suelo invertir en hacerme el tonto.
Y no pasa nada. Sólo es algo anecdótico y a ella le da igual. El problema no es ese. Aún.
El problema es que yo recuerdo la única relación más larga, auténtica, sincera y verdadera de mi vida y me doy cuenta de cuanto la extraño. Y las palabras de esa persona tan importante que me dijo hace poco: "Tu y yo tenemos un vínculo muy fuerte. No es fácil romperlo. Si quieres empezar de cero yo estaría dispuesta. Pero esta vez bien. Creo que no te entendí ni te presté la atención que merecías en su momento pero sí me he dado cuenta de lo mucho que te echo de menos y te necesito" Y eso no importaría si yo pensase distinto pero es que más o menos pensaba igual que ella. Es difícil renunciar a quién le has dedicado tanto tiempo. A quién quisiste tanto, aún quieres aunque sea de otro modo y a quién te sigue queriendo.
Tal vez por eso se me fuga la mente cuando estoy con quien no debería. Con quién he decidido que es un callejón sin salida para mí.
Ahora ve y explícaselo.

21 comentarios:

mayte v dijo...

Cuando uno sabe lo que quiere, el resto va rodado. Puede parecer complicado, ahora, en realidad no se trata de que se vuelva más fácil, sino de no demorar más el tiempo e ir trás aquello en lo que sí creemos o amamos,
Busca siempre lo que te haga felíz, no lo que te dé estabilidad y calma.
Al menos así lo pienso yo.
La vida da tantas vueltas, ¿verdad?

Me alegra leerte de nuevo, Sergio.

Sylvia dijo...

Joder...
eso no es darle vueltas, es "la espiral"
Suerte en el giro que tomes de decisión. Y guíate solo por tu instinto, es lo que realmente perdurará y te hará feliz
Besos

Maman Bohème dijo...

Dijiste palabras importantes, bueno en mi humilde opinión yo las tendría en cuenta...como empezar de cero...se ha de ser valiente y si lo eres todo lo demás avanza. Es difícil renunciar a quién dedicaste tanto tiempo...y a quién quieres...
Son tres palabras que parecen livianas, pero sólo lo parecen...
Luego...uno mismo sabrá que hacer, poco a poco quizás.
Nadie dijo que era fácil.
Muchos besos. Muchos.
Me encanta leerte.

detalles dijo...

Yo también he llegado a preguntarme cómo después de tanta tontería, los niños crecen normalmente y sin traumas.
No le des más vueltas, simplemente busca a esa chica y continua con ella, nadie dijo que vivir fuera fácil, pero nada mejor que sentirse vivo.
Un besote.

S. dijo...

mayte: Sí, es por eso que empiezo con claridad el post. Lo escribo tecleando fuerte porque no necesito convencerme de lo que estoy convencido, sólo subrayo lo que está diáfanamente claro. al final estaba tan claro que salió todo sin dificultad en el intervalo de estos dos meses que han pasado. Saludos.

Sylvia: Yo no tengo mucho instinto porque todo lo pienso con sus pros y sus contras aunque debería dejar un poco de aire a la espontaneidad. En cualquier caso todo bien. De momento vamos bien... Besos

Maman Boheme: Pues no sé si fácil o difícil. sólo poco a poco y haciéndose. Nunca está todo terminado y arreglado o resuelto como un problema matemático. En la vida todo son finales abiertos. Pero como decía antes, de momento vamos bien. Gracias por tu visita.

detalles: Creo que todos crecen con algún que otro trauma, aunque sea leve. Todos tenemos nuestras manías y estas se forjan pronto. Pero volviendo al tema central está claro que todos estamos de acuerdo hoy y no hay ningún pero. Bien. Un beso.

Laura Noestá dijo...

Yo es que nunca he creído en segundas partes...

Pero si es lo que deseas y ella también está dispuesta, adelante!!!
Y me imagino que a G que le den, total era un callejón sin salida desde el principio, ¿no?

Besos (BEP)

Rafarrojas Rojas dijo...

Un encantamiento peor que el mal de ojo sería el que te colocara en la duda, que todo lo que se decide y se mantiene incluye ventajas, y la fundamental es que uno puede saber a dónde va y de dónde viene.
Mi parte romántica está gritándote ahora mismo como espectador en thriller: "tío, tío, tío, tío!!!!!!"
A riesgo de cagarla te lo traduzco: "no te lo pienses ni un segundo más, busca a tu ex que nunca lo fue del todo, y sé joíamente feliz como sólo lo son los que están con la correcta (y además bien).
Un abrazo de tu amigo en la distancia,

h i l i a dijo...

empezar de cero con segundas oportunidades es algo imposible: ya existe una base, una historia y unos cuantos errores de por medio.
lo que ya no sé es si esto puede decantarse como una ventaja o una desventaja. supongo que dependerá mucho de las ganas y las buenas intenciones que se vayan a dedicar. supongo que lo importante es estar convencido de haber hecho todo lo posible, independientemente del resultado.

Rafarrojas Rojas dijo...

... y yo me habría quedado con la Gwen de Romita, pero la mató el hijoputa de Conway...

S. dijo...

Laura Noestá: A G. que le den.. algo bueno, que tampoco ha hecho nada malo. Creo. Pero que le den sí y que sea otro más adecuado. Yo tampoco creo en segundas partes pero en terceras y cuartas sí. Y tampoco es cosa de ponerle etiquetas. Es un momento en el que tengo claro que esto es lo que me va bien. Y al estar claro. Bueno, yo sigo moviéndome sin guión previo. Veremos. Besos.

Rfarrojas: Puedes jalear a gusto. Yo al final o en según que ocasiones también caigo en lo romántico. Y no hay riesgo de cagarla, creo que no.
Está claro que me quedo con Gwen mientras no me guionice Conway. Pero hay que reconocer que en su momento hizo avanzar el comic hacia algo. Aunque pudo matar a otra u otro. En cualquier caso creo que tienes un clon de Gwen resucitado por su profesor que apareció por los ochenta y sigue suelto hasta que alguien se acuerde y lo saque. O hasta que guionice yo para Marvel. Un abrazo.

hilia: Imposible es una palabra enorme, muy definitiva. Y ahora déjame que me ría por lo bajo. Es que yo voy con ventaja y juego con perspectiva. Y escribo a toro pasado. De todas formas y a pesar de que en el blog reflexiono mucho y reflexionaré mi campo de operaciones no va más allá el presente. Mis planes ya no van más allá de esta noche. El futuro me parecía un incordio y he dejado de tomármelo en serio. Nunca se presenta como lo esperaba así que paso de él.

ReltiH dijo...

QUÉ COSA NO? CÓMO A VECES RECORDAR QUE UNO NO ESTÁ CON LA PERSONA INDICADA, DUELE...!
UN ABRAZO

Pilar V dijo...

Cómo me alegra tenerte de nuevo aquí.
¿hablas del hoy o recuerdas un pasado no muy lejano? A estas alturas de la peli ya sabemos que lo de volver a empezar era un tostón aunque le dieran el oscar y que nadie empieza de nuevo, como mucho cambia de estrategia.

Mientras la cosa que en risas y simulacros, vamos bien.

Un besazo

S. dijo...

Reltih: Ya ves, Reltih, algo de eso podrías explicar tu también por lo que leo por tu espacio. Un saludo.

Pilar: Un pasado cercano. Es que he dejado esto tanto tiempo descuidado que ahora para ponerme al día tengo que jugar a la elipse. O explicar en diferido. Un beso.

Daltvila dijo...

Creo que lo tienes más que claro S. y pienso (metida a dar consejos ;) que debes intentarlo, salga lo que salga, pero con ganas de que esta vez salga bien.

A G. déjala ya libre para que encuentre a alguien que sí sea para ella.

Besos

S. dijo...

Daltvila: Todo está ya más o menos decidido así. El destino cuando escribí el post estaba escrito. Era yo el que no lo había terminado de redactar aún. Por lo demás espero que todo te esté yendo muy bien. Besos.

Verónica Calvo dijo...

Ve y explícaselo... Ahí es nada.
Los callejones sin salida asfixian.
Pero crean dependencia si se frecuentan mucho.

Por lo demás, sí, S.
Nos volvemos así ante un bebé.
Digno de estudio, para quien le interese.

Saludos

S. dijo...

Estoy estudiando maneras para hacer reír bebés sin provocar reacciones raras en los adultos.
Saludos, Verónica.

Misterio dijo...

Me ha gustado tu humor...

El final es serio, qué es querer de otro modo? Sin pasión ya? En cuanto falla la ilusión, la pasión... es difícil; pero si se sigue pensando, como tú, que estarías bien con ella, y la sigues extrañando, quizá habría que intentarlo. Puede que en nuevas situaciones surja de nuevo esa chispa...

Un beso.

jordim dijo...

Saber lo que uno quier es también duro, aunque al menos ya es algo...

S. dijo...

Misterio: A mí me gusta tu nick y el sombrero que lo rubrica. Y el sugerente blog del que vienes. Un beso.

jordim: Nada me da más seguridad que eso. Por cierto, te estaba buscando por los blogs. Había perdido tus proyecciones blogs y se echaban en falta. Todo culpa mía.

Mario dijo...

Sergio, las partes segundas pueden ser tan malas y poco productivas como las primeras y las décimas. Me he sentido reflejado en ese texto que para nada juega al despiste, qué va, es clarificante...

Creo que en gran parte compartimos inquietudes y "quietudes" Estamos para vivir al día y escribir y leer y vivir otra vez al día... Y tu forma de expresarlo es idéntica a la que siento cada vez que cierro los ojos y sueño con escribir. Pero claro, resulta que sólo los abro para leer, para leer y para leer; bendita condena.

Por cierto, permíteme una recomendación. Si no lo has descubierto por tu cuenta sin riesgo, lee la última novela de José Ovejero: LA INVENCIÓN DEL AMOR. Ahí estamos Sergio, ahí estamos...

Abrazo