15 julio 2015

Vanos intentos de lectura






Estad resueltos a no servir más y seréis libres (pues como no encuentre otro trabajo a ver de qué vivo…). No deseo que lo forcéis, ni le hagáis descender de su puesto(al que mande); sino únicamente no sostenerlo más; y lo veréis como un gran coloso al que se le ha quitado la base, y por su mismo peso se viene abajo y se rompe (pues mis jefes no caerán, están aupados por la cobardía de muchos, qué fácil es dar buenos consejos siendo filósofo con sustento asegurado…)



-    -  ¿Tienes ropa negra para lavar? Tengo una lavadora de color.

-     - No… No sé- levanto la vista del libro, tardaré un rato en volver a entrar. 


Yo creo que deberíamos ser hombres primero y ciudadanos después. Lo deseable no es cultivar el respeto por la ley, sino por la justicia. La única obligación que tengo derecho a asumir es la de hacer en cada momento lo que crea justo (me encanta Thoreau aunque cada vez haya menos naturaleza en la que desaparecer)



-Riiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiing
- ¿Diga?
- Llamamos del servicio de atención al cliente de Vomistar. Queríamos preguntarle qué tal se siente respecto a su servicio.
-Me siento mal, estaba leyendo y me acaban de interrumpir.
- Le queríamos ofrecer una oferta de hasta…- la oferta se veía venir así que cuelgo como siempre, sin escucharla, no me gusta usar el teléfono, sólo lo tengo para emergencias.
-Tut,tut,tut,tut….



¿puede ocurrírsele a vuestro Espíritu que esos filósofos, cuyos Escritos leéis con tanto cuidado, han encontrado eso que buscáis? Ellos lo han buscado como vos, Señor, y lo han buscado vanamente. Vuestra curiosidad ha existido por los siglos de los siglos, como vuestras reflexiones, y la incertidumbre de vuestros conocimientos. El más Devoto no puede creer siempre, ni el más Impío no creer jamás; y es una de las desgracias de nuestra vida… (mmm qué interesante este pensador, espero que nadie me interrumpa)   



-     - Hilaaaaaaariooooo, compra patatas, patatas, PATATAS- suena la señora de arriba- Que digo que compres patatas, para hacer fritas. Patatas… De las de freír. Patatas.

-     - ¡Qué compres patatas maldito sordo de mierda!- le grito yo cerrando el libro.  



“… no será todo, en este total del mundo, una serie entre insertada de sueños y novelas, como cajitas dentro de cajitas mayores- unas dentro de otras y estas en más-, siendo todo una historia con historias, como “Las mil y una noches”, sucediendo falsa en la noche eterna.”


-¿Sergio? ¿Estás en la habitación todavía? Es que no se te oye. Que dice tu madre que si vas a ir a visitarla que te hace comida y luego te puedes traer algo para mí. Yo de ti iría…
-Dame media hora y acabo con esto.
- ¿Todavía leyendo? Claro, si no haces otra cosa. Ahí fuera también hay un mundo, ¿sabes?




Fragmentos en cursiva y fuera de paréntesis de Etienne de La Boétie, Henri David Thoreau, Chales de Saint-Évremont y Fernando Pessoa respectivamente. Extraídos del libro “Antimanual de filosofía” de Michel Onfray

16 comentarios:

Verónica Calvo dijo...

Cajas dentro de cajas, así es.
Los poderosos se olvidan de que están arriba por el trabajo y peloteo de los de abajo. Borregos. Eso somos.

Por cierto, "La meditación del filósofo" es uno de mis cuadros favoritos.
Voy a seguir leyendo. El mundo ahora mismo, para otros.

Saludos

P MPilaR dijo...

me quedo:
a) sin lectura
b) sin comprar
c) sin patatas
d) con Pessoa


abrazo

si, bwana dijo...

Pretender leer un libro, sin apagar móviles o desconectar teléfonos y sin algodones encerados en los oídos, me parece un exceso de confianza en la cualidad humana.

S. dijo...

Verónica: Y yo que pensaba que no íbais a leer los textos filosóficos. Pues me alegra que sí porque son parte de los subrayados que me parecen interesantes. Y muchos que me dejé. Rembrandt me gusta en general pero este nos concierne a los lectores en particular.
Y por cierto, sigue leyendo. Tú que puedes.

P MPilar: Más tarde o más temprano lo acabamos haciendo eso de leer(los insistentes como yo al menos). Debería añadir que la parte positiva es que tenía una madre haciendome la comida(un día sin cocinar), una compañera que iba a poner una lavadora y yo no iba a hacer ese día ese trabajo, un vecino en la calle y agobiando a otros, etc.
Un abrazo.

sí,bwana: Que cada vez pierdo más. Si salgo a la calle tengo que evitar bancos con insectos que molestan, viento que mueve las hojas, señores-as aburridos con ganas de hablar que no entienden que leer sea bueno por sí mismo o gente que me pide dinero para coger el tren(es increíble la de humanos que se quedan sin transporte público porque no tienen dinero).



RECOMENZAR dijo...

Leer
no me gusta \prefiero escribir y me pierdo
tienen que salir a buscarme
Precioso tu texto lleno de algo normal que nos pasa a todos a diario
bien escrito
un abrazo inmenso

ReltiH dijo...

FULLLL, SIEMPRE FULLLLL. ME TRAMA!!!!!
ABRAZOS

S. dijo...

Recomenzar: Conozco poca gente que antes que escribir no lea o lo prefiera. Pero desde luego lo que escribes no se ve acusado por esa ciorcunstancia. Yo voy a buscarte por tu espacio que a veces por los viernes nos traes sorpresa. O soy el yo el que te visita ese día. Un abrazo.

Reltih: Gracias, amigo. Un abrazo desde Barcelona.

RECOMENZAR dijo...

VOS SI QUE SABES CONQUISTAR
Te dejo una guiñada angelical

Dorotea Hyde dijo...

Normalmente disfruto de la lectura en el transporte público, pero cuando la hago en casa o en otro sitio rara vez puedo hacerla del tirón. Como el libro puede dejarse en cualquier momento...

S. dijo...

Dorotea: Yo leo y releo también pero depende de como tenga el día. La concentración fluctua. En el metro lo hago con los auiculares del Mp3. Normalmente la música en lenguas no castellanas me permite concentrarme. Saludos.

PieL dijo...

Me has hecho sonreír -creo que a lo largo de todo tu texto-
entre tus "apuntes" de las citas de libros - eso de pensar .. si tú supieras ... o estuvieses en mi lugar no lo escribirías ni lo pensarías me ha pasado unas cuantas veces - y las interrupciones que son tan reales !
Por eso yo suelo llevar solamente un libro a la playa - por poner un ejemplo- si SE que nadie me va a tocar la fandanga - con perdón - ahí me relajo pero .. no siempre me concentro y luego me pierdo mil veces en la lectura. Si lo hago en casa - por el día y con gente - si me hablan me dicen que no les presto atención , porque siempre es prioritario lo que me tienen que decir y/o preguntar .. aunque sea si es mona la camiseta que se han comprado en las rebajas de corte infiel :P
conclusión suelo leer en la cama , cuando nadie me ve - canta Sanz- lo malo es que cuando me voy a la piltra es tarde .. y poco avanzo , eso si !! suele ser el anticipo de mis sueños - o pesadillas, depende d la temática del libro -
Un placer leerte , el verano , por cierto no te sienta nada mal

Un beso / y gracias /

S. dijo...

Piel: Desde luego que gustazo es tenerte de visita y no digamos ya visitarte.
Cierto lo de cómo toman los demás tu lectura. Tú lo dices muy bien cuando sugieres que siempre es más importante cualquier cosa que tengan entre manos que leer. Hay gente, y ese el punto, que piensa que si lees es por aburrimiento. Una vez en un parque dos fumadores de marihuana tumbados en la hierba me preguntaron si tenía fuego y luego, para darme conversación, me preguntaron que por qué leía, que por qué hacía algo tan aburrido. Yo les pregunté que cómo llenaban ellos el tiempo y me respondieron que fumando y haciendo el amor. Pues eso estaba muy bien pero hacer el amor es físicamente imposible durante 24 horas y si fumas como ellos, ya me dirás las ganas que te quedan, estaban medio dormidos. Creo que su idea de la felicidad era languidecer y fumar hierba sobre la hierba. No les olvido porque estoy convencido de que cierta gente piensa que leo por obligación o por no saber que hacer. La lectura es un entretenimiento impensable. Y claro, luego pasa que no tienen empatía ni muchas otras virtudes que vienen de abrir libros de vez en cuando. Un beso.

Anónimo dijo...

Volví a leer en plan compulsivo la última vez que estuve en Madrid. El Metro sirve para eso, la gran cantidad de tiempos muertos que reverdecen con un buen libro. El último, la primera novela de ciencia ficción de Rosa Montero (y me está gustando). Yo creo que te lo comenté en alguna ocasión: Tierno Galván hablaba de leer como beben las gallinas, un trago y mirada al cielo como pensando. Siempre me ha parecido exacta la imagen. Por eso no me importan las interrupciones. Cuando el libro es bueno, por debajo de la bomba atómica ni me entero. Y por encima, no me enteraré.
Yo sigo recomendándote lo de ese fabricante de best-sellers de fantasía: Jim Butcher. Son adictivos, y están bien escritos a pesar de ser intrascendentes.
Un saludo,
rafarrojas

S. dijo...

Gracias por tus recomendaciones anónimo Rafarrojas. Hay lectura que invita al sorbo como la clásica o la poesía o la filosófica. Otra como la de género invita más a fluir y dejarse llevar por la acción que no por la reflexión. Yo leo en cualquier sitio pero prefiero interrumpir voluntariamente la lectura. Los interruptores ajenos no son bienvenidos. Ahora estoy con el género negro. Cero meditación. Un abrazo.

Maman Bohème dijo...

Yo antes leía como una cosaca...todo lo que caía en mis manos. Porque además tenía la gran suerte de que si empezaba a leer ya podían caer bombas en mi trozo de hemisferio que a mi plim...
Ahora, poco a poco, vuelvo a retomar ese hábito, no de leer...que también...si no de que el libro me engulla de tal manera que nada me moleste. Ya pueden estar bailando unas flamencas a mi lado que ni las oigo...
Intento ir media hora o una hora antes al trabajo para poder desayunar tranquila con mi libro. Pero cuando leo mejor es el bus camino a Bcn...esa hora me flipa...y es cuando me sienta mejor leer.
En casa...hay tantas cosas que hacer...que no me concentro...

Sabes...me encantaría leer todo eso que tú lees...y entenderlo...claro...
Creo que soy de novela fácil...grrrrr

Pero con este calorazo...me pido un local con el aire acondicionado a tope y algo fresquito para acompañar...y ahí horas y horas...
Un besazo gigantesco!!!

S. dijo...

Maman: Yo leo de todo, hasta cómics, y algunos son más difíciles que estas lecturas más supuestamente profundas. También me gusta leer novela fácil y de género. En la variedad está el gusto pero también la sabiduría. Sólo hay que saber cuando lo que lees es una tontería(aunque te guste) o no. O da igual. Si se lee por placer se lee por placer. Yo leo toda la vida en transportes públicos, en el trabajo, en mi casa, esperando a mi compañera que termine de mirar tiendas de zapatos y similares... Y sí, el calor es el único que me frena. No compatibilizo bien lectura y sudor. Bessooooos