26 octubre 2015

Cotilleos

Hace poco les decía a unos amigos en una cena que yo no soy cotilla, que detesto el “marujeo”. Ellos aseguraban que todos lo somos de algún modo. A continuación me tentaron con una anécdota muy jugosa sobre X que me atrapó de inmediato. Pero hay sucesos y gente de la que no puedo hablar por aquí ni en plan iniciales. Me leen. Y llevan una vida de gimnasio. Tienen la fuerza de sus músculos para hacerme entrar en razón. Si me dicen que no cuente tal cosa o me romperán las piernas, la inteligencia me dice que dejar un poco de misterio no viene mal. No hay que ser tan bocazas. O su equivalente en bloguero, no sé, tan letrazas.   
Luego están los que no me leen. Esos van a pagar por los que sí. Recuerdo que hace algún tiempo coincidimos B. y yo en un hospital. Visitábamos a J. que era amigo común. B. fue compañero de infancia. Yo era el empollón de clase y él lo contrario. La pedagogía de aquellos años le hizo tener a la profesora la brillante idea de juntarnos. El objetivo es que a B. se le contagiase mi responsabilidad académica o mi capacidad para entregar más o menos bien los deberes. Creo que lo único que nos contagiamos una vez fue una pasa de gripe muy fuerte que hubo. Y el amor por el cine. Nos hicimos muy amigos. Aunque él con sus suspensos y yo con mis sobresalientes. Sin variación alguna. Aún así él gana mucho más dinero actualmente del que gano yo. Como dice una escritora catalana, “No ens calia estudiar tant”. No nos hacía falta estudiar tanto.   
Con el tiempo nos fuimos separando pero aquella operación de J. nos reunió aquella mañana. Nos turnábamos llevándole arriba y abajo con la silla de ruedas.
B. es un tipo que alienta al cotilleo. Muy directo. Tras años sin vernos esta era su conversación:
-Pues nada, que el otro día he descubierto un puticlub muy bueno cerca de tu casa, Sergio, ya sabes por… Pero no se lo digáis a nadie ¿Eh? Llegas y es una casa normal y corriente pero tienen una negrita que fue verla y dije, me la follo pero ya. Mi mujer en ese momento estaba con los críos y le dije que tenía que hacer horas en el curro. Bueno, eso es trabajo ¿no? Pero ojo con decírselo a alguien. Que no salga de aquí. Bueno, pues la negra muy  bien, hace unas mamadas… Y oye, espectacular. Muy simpática. Yo creo que hasta le gusté. Pero ahora estamos ahorrando para las vacaciones y no puedo ir por un tiempo. O sea que sólo me quedan las pajas. Da igual, me he comprado uno de esos huevos masturbadores que son mano de santo. Se lo recomiendo a todo el mundo. No había probado nada tan bueno antes de eso. Les pones lubricante, la metes y es el paraíso. Dicen que son para dos usos pero yo les he dado ya diecisiete o así, mi huevo masturbador está tan estirado y roto que parece uno de esos gorros de piscina viejos que se les acumula el polvo y se les pegan los pelos. Un asco pero a la que N. se va a dormir lo saco, meto la polla dentro y a pasar otro ratito bueno, esto no se lo digáis a nadie. ¿Vale?
- Vale, vale, a nadie. Lo prometo- dije yo.
Y como soy hombre de palabra no se lo he dicho a nadie. Solo lo escribo que es una de las cláusulas que no he firmado.

Pero que esto quede entre nosotros ¿Eh?                

21 comentarios:

Ficticia m dijo...

Hay gente que no puede vivir sin el cotilleo, simplemente no pueden. Yo tengo dos o tres de esas en la ofician y huyo despavorida.
Besos.

Pilar V dijo...

Yo es que no soy nada cotilla, ni curiosa siquiera, pero reconozco que las miserias de gente que no conozco me atraen como polilla a la luz, siempre y cuando no me las cuenten en persona, que me da mucha, pero mucha vergüenza.
Por cierto, tampoco en castellano nos hacía falta estudiar tanto.
Un beso

S. dijo...

Ficticia: Creo que hay niveles de cotilleo. El más temible es ese enfermizo que cuentas de trabajo. El aburrimiento lo hace más dañino. Y el ambiente hostil del mundo laboral... buf.

Pilar V.: Claro que no, estamos en el mismo país que nos ha desaprovechado a nosotros y no quiero ni pensar a los que vengan después. Tu nivel de cotilleo pasa el control de sanidad. Es tirando a muy bajo. Es raro pero a la vez recomendable. Un beso

Dorotea Hyde dijo...

Lo que me he reído. No nos pueden contar nada. Mantenemos las bocas cerradas con candado pero los dedos están en movimiento permanente.

h i l i a dijo...

pero mira, de este cotilleo te ha salido una entrada, así que yo lo consideraría como "deformación profesional" y, obviamente, no veo nada malo en ello. y ahora, si me permites, voy a teclear esto de "huevo masturbador" en google porque en mi vida había oído hablar de él y nunca se sabe de dónde puede inspirarse uno.
saludos, s.

Verónica Calvo dijo...

Jajajajaja

... Yo no he leído nada...

Abrazos!!!

Dorotea Hyde dijo...

S.:

Me gustó tanto tu entrada que la tuiteé. Y no sé por qué vueltas del destino, ha terminado en un periódico de paper.li XDDD

S. dijo...

Dorotea: Y eso de las bocas con candado... ja,ja habla por ti.
Y oooh, my god. Lo del periódico me tiene impresionado. Vaya publicidad que me das. Tengo que entrar porque me pide que me apunte. Luego lo retuitearé a ver si le llega a la mujer de B. y se entera por la prensa de lo que hace su marido. Es la información. Saludos y gracias....

hilia: Yo lo busqué en un sex shop real. Lo tuve en la mano. Luego también leí de sus prestaciones en una página. Algún otro amigo me ha hablado de él y hablan muy bien. Creo que pretende sustituir por completo el esfuerzo femenino para lograr el orgasmo masculino. Debe ser un invento japonés que allí están como muy fríos con vuestro sexo. A mí me da igual. Cada día me estoy volviendo más libro sexual o comicsexual que hetero. Me pone mucho lo de leer pero esto no es un misterio para nadie.
Y sí, me acordé de ti. Tu literatura malsana agradecerá estos detalles, ja,ja

Veróncia: Vale, está claro que nadie se va a ir de la lengua con tan poca gente cotilla. Mi amigo está supertranquilo con gente así de discreta, ja,ja

Dorotea Hyde dijo...

S.: no te hace falta registrarte para leer esos periódicos. Se puede cerrar el cuadro de diálogo.

Mira que pensé que eras discreto, y parece que todos los candados van a ser para mí :P XDDD

Por cierto, los huevos tenga no le molan a todo el mundo. Un amigo mío se compró uno y dijo que no notaba ninguna diferencia con huevo o sin él...

Un abrazo.

S. dijo...

Sí, sí, ya entré y lo vi mientras me quedé a curiosear por la página. En cuanto a los huevos está bien saber que no son perfectos Seguro que hay hombres hambrientos de sensaciones nuevas por aquí que se han salvado de gastarse lo que sea que cueste eso.

P MPilaR dijo...

mi nadre, en su ignorante sabiduria, siempre andaba con que ''no hagas que no se sepa''

pues eso, a cotillear se ha dicho, que lo mismo tiene saber de viva voz que dejarlo arcano para que lo coman los gusanos!!!!!

jejeje

'pajas con honda
y huevos a la intemperie***


un abrazo

S. dijo...

P MPilar: Esa ignorante sabiduría da gusto. Está directamente recogida de la sabiduría de Epicuro el sabio que decía más o menos eso. En cuanto al cotilleo siguen sin gustarme esos que sirven para denostar o destruir a alguien. Los que no hacen daño y se hacen como historia o narración o algo casi novelado... Pues nada. Que a todos nos gustan las historias. Y sin son reales nos implicamos más. Un abrazo.

ReltiH dijo...

JEJEJEJEJEJEJEJEJEJEJEJE.
ABRAZOS

Laura Noestá dijo...

S lo que me he reído con tu cotilleo no tiene nombre jajajajajajajaja
Y como veo que no te molesta, también voy a compartir esta entrada en redes sociales, porque soy partidaria de reír en compañía, así sea virtualmente ;)

Besos (BEP)

S. dijo...

Reltih: Abrazos, reltih.

Laura Noestá: ¿Cómo me iba a molestar? Si yo hago lo posible por que me lean. Y quién sabe si algún día B. se encuentra con esto por ahí y tenemos para otro post. O mejor todavía, su mujer, ja,ja Comparte, comparte. Besos

RECOMENZAR dijo...

Me ha encantado tu entrada no solo por como escribes
sino porque aprendo un vocabulario que no conocia
Gracias y besos

S. dijo...

Recomenzar: A mí me ha gustado tu comentario porque siempre me anima a escribir algún post más y no dejarlo. Y además me recuerda que tengo un blog que me encanta como es el tuyo. Besos

Mario dijo...

Sergio, podría decir que no he leído nada, que todo queda en el vacío existente entre el folio apantallado y la creencia de que todo lo que he disfrutado ha sido fruto de un otoño, o de un noviembre soñado, o algo así. Pero no puedo mentirme. Te he leído de P a Pa pasando por S y por M y por J y por no sé cuántos más.

Es domingo. Por la mañana. Estoy en la cafetería de siempre, con la camarera de siempre que hace siempres un exquisito café y que muestra un escote capaz de rivalizar o potenciar o demostrar la teoría de la relativa relatividad. No sé. Quizá con ella podría llevar a cabo y rabo la práctica del teorema de Arquímedes. Esto último viene a relación de la felación negra que le han dispensado a uno de los personajes tuyos queridos y cercanos y silentes y guardadores de secretos.

Digo que es domingo. Que tomo café. Que observo a la camarera que exhibe con gusto su busto. Que he desplegado la tablet frente a mi tras leer las noticias asesinas y asesinadamente deportivas de la prensa de hoy, que es un copia y pega de las de ayer. Que aprovecho que abandona mi campo de visión la barista, que la sustituye un becario cafetero que no despierta ningún tipo de atención, para ponerme al día contigo y con tu retórica. Y cómo me he divertido durante estos dos cafés últimos. Magistral ese derecho de autorcillo en plural. Magistral que en un entierro se desentierren viejas intenciones y viejas canciones.

Después he raptado hasta tu quedada. Para quedarme ahí, contigo y sin ellos. Riéndonos y preguntándonos qué hubiera pasado de permanecer en el grupo, quedar, interactuar y abandonar la pantalla para concentrarnos en un punto físico con el dueño de picha chica y con la chica que te digo lo de la picha chica del chico en ciernes y cierres.

Y aquí me tienes (que en plan cervantino cuatro punto cero me hubiera atrevido con un "heme aquí") Digo que aquí estoy. De nuevo veo a la camarera con un par. Pero no levanto mucho la vista porque estoy centrado en ti, mira tú qué cosas. Y, además, junto a mí hay dos mujeres que hablan por los codos, cuando preferiría que hablaran por las tetas, y así, como soy curioso, que no cotilla, me centraría en lo que se dicen para decírtelo a ti.

Sergio, siempre me alegras los ratos, letras mediante. Gracias una vez más. Y disculpa, una vez más, mis ausencias. Pero que conste que, cuando te leo, lo hago con afecto y efecto retroactivo. Muy retro, muy activo.

Gran abrazo, amigo o lo que sea que somos por aquí.



S. dijo...

Pues ya he respondido en tu blog pero que decir,amigo Mario. Tal vez que deberian leerse tus comentarios y ya si eso, si están aburridos... que se lean mi post. Supongo que el café alli sigue siendo de primera.

Rafarrojas Rojas dijo...

Comentarios rápidos, que se supone que debería estar currando (y ayer también, pero no hice gran cosa). Odio lo rosa y lo amarillo, me parecen pornografías más peligrosas para el alma y para la inteligencia que la propia pornografía (a la que veo, cuando la veo, alicientes y beneficios). Sin embargo, reconozco que cuando veo una serie o una peli acabo cotilleando las vidas de los actores, y así sé que el que le pone la voz a Alpha en un capítulo de Generator Rex es el mismo cojo de Person of Interest y está casado con la que aparecía en la misma serie como su amor y en Good Wife como abogada excéntrica pero eficaz y astuta... o que en Supergirl sale la mujer de Tatum Chaning, que hizo con él Step Up, jajaja. En fin, que veo paja en el ojo ajeno como tu amigo ve paja en un huevo, pero yo soy de la escuela rústica y donde esté mi amiga la mano derecha (ni la izquierda siquiera, que sería como ponerme cuernos) que se quiten los huevos o las aberturas de derivados del petroleo, q es modernez que me resulta un poco ridícula. Y que la historia de tu amigo coincide con un libro que medio escribí y que algún día te pasaré (mándame tu mail y recibirás como premio ese truñito al que tengo cariño y una almohada cervical, jajaja).
Bueno, que un abrazo de tu amigo,
rafarrojas

Sergio dijo...

ups, he visto tarde el comentario pero por si acaso aqui va el correo ssergiozz@hotmail.com. Envía todo lo que quieras por ahí que suelo mirarlo. Prometo leer con atención. Un abrazo.