13 octubre 2015

Quedada


Tenía un mensaje de P. en la bandeja privada del Facebook. No nos hemos visto en persona desde hace unos tres años. Y SOLO NOS VIMOS AQUELLA ULTIMA VEZ. Sin el despliegue habitual de jugos y juegos en los servicios de las cafeterías.
Ella me invitaba a apuntarme a un grupo de WhatsApp con los antiguos trabajadores del cine dónde nos conocimos tan de cerca.
P. recuerda lo mejor de nuestra relación. Yo sólo los problemas. Aún así solo quería que quedásemos en grupo. ¿Debía hacerlo? Para empezar también iba A.. Este era un compañero que había tenido un lío anterior altamente insatisfactorio con P. (insatisfactorio para ella que acabó siendo empujada por esa insatisfacción hasta mis comprensivos abrazos y quien dice abrazos dice todo lo demás).
Yo escribí un post hace años dónde contaba ese trío en diferido. También contaba lo pequeña que tenía A. la polla según informes desclasificados de P.. Por eso ahora me preocupaba que A. hubiese leído mi blog. Que nos viéramos los tres en la reunión con todos esos subterráneos anegados de trapos sucios entre nosotros. Pensaba en qué le diría a mi excompañero de trabajo:

-     Mira A., no le des más vueltas. Sin rencores. Yo es que me imagino a las madres diciéndoles a las hijas: “A los hombres hay que halagarles sobre todo el miembro viril, nunca les insultes la polla, les sienta fatal. Al nuevo novio siempre hay que darle mejor puntuación respecto al novio anterior. Al menos si te lo quieres quedar. Dile que folla mejor que el de antes. Siempre funciona. Ellos son así de simples”. Seguro que les dicen esas cosas y seguro que nuestra común expareja P. ahora le está diciendo a otro tipo lo pequeña que la tienes tú pero… TAMBIEN YO. ¿Lo pillas? Ja,ja No vamos a dejar de ser amigos por las cuatro tonterías que escribo. Venga, te invito a algo. Todo aquello es pasado.     

No. Definitivamente en mi cabeza siempre me rompían las gafas al final de ese monólogo inventado.
Otro problema que tenía respecto a reunirme con mis excompañeros eran los años transcurridos. Ocurre con los excolegas de trabajo lo que con los compañeros de infancia. No son como los de toda la vida con los que compartes aficiones y eliges tú. Con los primeros solo compartiste espacio y tiempo y casualidad. Con el tiempo los ves por Facebook, te informan de las nuevas en su vida y luego ya no hay nada más de lo que hablar. Reunirme con estos sería recordar las anécdotas de siempre, mis viejas performances en el trabajo(¿recordáis cuando le puse un walkie talkie escondido entre bolsas de basura a la de la limpieza y luego grité a través del mío, “socorro, me habéis enterrado en basura, sacadme de aquí” y entonces la de la limpieza salió gritando del cuartillo y diciendo que había alguien entre la basura y al enterarse que era una de mis bromas casi vino a matarme pero no lo hizo y sólo dejó de hablarme un mes seguido… cosas así, mis maneras de no aburrirme en el curro, vamos, de estas siempre sacamos las mismas a relucir). Era otro punto en contra de la reunión. Que entre nosotros no había lo mismo que con mis amigos de siempre, esos a los que veo al cabo de cuatro años y retomamos la conversación como si nos hubiéramos visto ayer porque compartimos aficiones. Aquí sólo recolectaríamos los mismos recuerdos del pasado, usados como un abrigo de beneficencia y por lo tanto gastados.
Al final las circunstancias lo han decidido. Después de tres meses en los que nadie ha usado el grupo de WhatsApp para comunicarse, la que lo creó lo ha borrado y no hay perspectivas de quedar.    
Aunque tal vez la realidad hubiese sido muy distinta de cómo la imagino y nos hubiésemos divertido todos.


17 comentarios:

PieL dijo...

A ver a ver a ver ... eso de ir hablando de las medidas ajenas no me gusta nada, me suena a mofa .. porque siempre suele ser para mofarse .. en cierta manera no?
y si puede ser gracioso pero me imagino que me hablen de las domingas de otra y jaaaaaaaaa sabes? pensaría lo mismo que tú que a la siguiente le hablaría de las mías con lo cual .. paso del tema y paso palabra y hasta ( no es el caso en mi situación ) pasaría de mi pareja, rollo, ligue , amor , o como se le quiera llamar a una relación sea como sea y dure lo que dure

del curro .. ahhhhhh eso si es bueno todos los llevamos de p.m ... pero chauito y hasta nunquis como dice una que sale en la tv . Yo es que soy antigua , sabes? y de grupos poco ... voy a mi bola ( que se decía antaño )

besos

S. dijo...

Piel: Pero es que nadie pidió que le hablasen de lo de la anterior pareja. Yo desde luego ni lo pedí ni lo necesitaba. No tengo ese tipo de complejos. Tal vez tenga otros pero ese no. Es solo que P., imagino que en un arranque de euforia, salió con ese halago y luego yo escribí algo no exclusivamente relacionado con el asunto pero que lo mencionaba(hablo de tantas cosas en un post que ni siquiera recuerdo cual era el tema importante de aquella entrada pero el de los genitales seguro que no). También debo añadir que no creo que lo leyera el susodicho. Espero. Por cierto, te honra tu discreción.
Sobre los de los trabajos queda demostrado que casi todo el mundo lo entiende así, chauito y hasta nunquis.
Besos

Pilar V dijo...

Esos encuentros con el pasado pueden tener su morbo, pero a mi me dan cierta pereza, con quienes tenías afinidad no precisas la excusa porque mantienes el contacto y con quien no, pues eso que no. Y corriendo riesgo tu integridad física y la de él, mejor dejarlo correr.

Aunque reconozco cierta debilidad por esa media hora con tres vinos en la que se rememoran los "grandes éxitos", jeje

Besos

PieL dijo...

Para nada he pensado que tú se lo hayas pedido, es más hablar o comparar lo que se tiene con lo que se ha tenido si me pongo a pensar me desmotivaría totalmente . Es como decir que en cierta manera te está comparando y ya sabes el refrán
Las comparaciones son odiosas sean para bien o para mal ( añado la coletilla ( no con doble sentido ojo jajaja) ]
Sí me llamó la atención es porque en ciertos ambientes de chicos, se suele o solía llevar eso de saber quien la tiene mas grande, sin pararse a pensar que de nada vale un Jaguar si tiene el motor estropeado , no?
Cada uno sabe lo que tiene , lo que vale y lo que puede dar , no siempre se da todo porque tb todo ( o mucho) depende de dos .

Y no me enrollo porque entonces te llenaría el blog

besos y buen miércoles

S. dijo...

Pilar: Sí, supongo que la palabra es pereza. Que luego llegues y sea divertido pues puede que también. Pero cada vez me cuesta más hacer ese tipo de quedadas. He perdido cierto entusiasmo por eso. Y luego está que no soy muy nostálgico. En cuanto a la integridad física... tal vez exagero. Hay quien arregla las cosas de forma civilizada. Espero. Besos

Piel: No, si tus digresiones aquí me hacen gracia. Estos comentarios enrollados son muy divertidos. Yo siempre sé cuando empiezo a escribir pero no cuando acabaré. Esos ambientes de chicos se dan a edades muy tempranas. Y yo ni siquiera he pasado esa etapa aunque recuerdo que una vez en un gimnasio un amigo mío charlaba cerca mío tranquilamente sobre música o algo así y me molestaba el bamboleo de su miembro. Demasiado grande, casi ofensivo. Son épocas en las que el cerebro es lo último que se usa y solo te importa lo que no es importante. A unos más que a otros. Besos

h i l i a dijo...

yo tampoco soy muy amiga de estas quedadas del pasado. con el tiempo uno termina descubriendo que había aún menos cosas en común de lo que ya se creía en un principio, así que, ¿para qué? ¿para ponerse al día? buff. motivo de más para abstenerse que ya bastante tiene uno con su propia vida como para escuchar la de los demás.
la broma del walkie talkie sí que me ha parecido digna de ser mencionada en cualquier reencuentro, eso sí. y, de haber sido yo la mujer de la limpieza, puede que siguiera sin hablarte o muerta del susto.
saludos.

S. dijo...

hilia: La broma de la limpieza es una de una larga cadena de bromas que me hicieron pasar aquellas largas tardes de cine. Tenía carta blanca porque me controlaban poco. Pero ya las agoté hace tiempo porque vivir en el pasado no me gusta mucho. Te estancas y el presente se vuelve comodón y no ocurre nada. O no haces por que ocurra.
Escuchar la vida de los demás sería bueno si contasen la parte interesante. Lo que ocurre es que siempre cuentan lo más banal y repetitivo. Por eso mejor dejarlo.

Dorotea Hyde dijo...

Qué feas son las comparaciones, sobre todo las comparaciones sobre "eso". Algunos no dejan esa edad en la que lo único que les importa es el tamaño y puedes hacerles polvo. Menos mal que no era tu casa y que además salías ganando, pero es de mal gusto igualmente.

Y sobre ese tipo de reuniones, qué voy a decir si soy una antisocial en el curro. No me voy a poner a socializar con lo que ya pasó. Simplemente diré en mi defensa que tengo dos buenísimas amigas conocidas en un trabajo anterior, pero son amigas.

PD Tengo ganas de leer esa entrada que mencionas, pero a saber dónde está :)

S. dijo...

Dorotea: La entrada es esta. http://sergioblog44.blogspot.com.es/2010/12/la-innombrable.html

En cuanto a qué te voy a contar de tu trabajo está muy claro. No te imagino años más tarde de haber salido de allí con la cochina aquella de los servicios o la de las malas pulgas. Imposible.

ReltiH dijo...

AFORTUNADAMENTE SÓLO FUE UN MONOLOGO. JEJEJEJEJE.
ABRAZOS

S. dijo...

Abrazos Reltih. Un monólogo en el que yo lo complico más de lo que lo hace la realidad. Co
mo si no fuera suficiente.

Verónica Calvo dijo...

A mi estas cosas no me pasan porque no conservo amistades del pasado. Desaparezco y punto, por lo que poco puedo opinar.
Pero leyendo lo leído nadie tenía ganas de recordar viejos tiempos jajajaja

Oye, lo de la señora de la limpieza... :D
Cómo me gustaría hacer algo así!!!
Lo mismo te lo copio...

Saludos S

S. dijo...

Yo no se si conservo amistades o me conservan ellas a mi. Las pocas veces que tengo encendido el mobil suena y alguien me avisa de un evento o reunión. Algunos valen la pena pero los de trabajo pocas veces. Saludos

RECOMENZAR dijo...

recién me he despertado
.Mientras
tomo mi té con leche
te leo
sonrio
retrocedo vuelvo a leerte
y aspiro
jajaja
mas que buena tu entrada

S. dijo...

Y yo he descubierto que mientras te despiertas y me lees, en tus mañanas, yo ya estoy por la tarde. Hora de té o café, también, pero ya el segundo o tercero. gracias por tu paso.

Anónimo dijo...

es como pedirle a un soldado de Napoleón que vuelva a visitar esa tierra rusa donde se hizo un selfie.... entiendo perfectamente tus reservas...
un saludo,
rafarrojas

S. dijo...

Y siguen existiendo esas reservas. Aquello mas que Rusia fue Waterloo. Una guerra perdida. Vivo mejor en Santa Elena. Me va lo tranquilo. Saludos