25 junio 2007

Diarios de L (y II)


Y continúa la saga.




Me están llamando por el selular cuando estoy a la altura del sentro donde trabajo. ¡Cooooncha! ¿Quién será el pendejo que me llama? Pues quién iba a ser nomás sino el resabido de mi marido. Aquí está conguito que no sólo no me coge sino que además es un tremendo fregado que para nada bueno me debe llamar:

-Alo? Sí, cariño? Apúrate con lo que sea que me vas a decir pues, que poco tiempo tengo.

-Sí, este… amorsito, labios de fresita…

- Venga, conchudo que no tengo todo el día. ¿Me querés decir alguna de tus pendejadas o marcho ya para ganarme los frijoles?

-Sí, discúlpame, prinsesita de las punas. Tengo que desirte algo pues…

- No te demores ya que bien nerviosa me tienes.

- Me han botado del trabajo.

-Andate por ahí… ¿Qué me estás disiendo?¿No te habrán agarrado chupando cerveza con los patas? Ya te dije que esos amigos que tienes bien poco benefisio te darían. Yo hasiendo la segunda guerra de la independensia contra los gallegos para comprarte el pan y tu festejando por ahí y perdiendo los pocos ingresos que tenemos. Me estás condenando a trabajar con los huevones de los muchachos por los restos de mi vida. Eres un desgrasiado. Me has condenado al rasqueteo hasta más allá de mi jubilación.

- Sí, pues, no te enfades. Así tendremos más tiempo para nuestra vida en pareja.

- ¿Más tiempo? Más tiempo para agarrarte tremenda borrachera tendrás. Desgrasiado eres y desgrasiada me has hecho. ¡Que tarde voy a tener! Estoy triste. Voy a tener que pedirles a los muchachos que me echen una mano o dos o todas las que puedan que pocas serán para ayudarme.

-Procura que no te las echen a ti. Que no me entere yo…

- ¿Y ahora con selos? Claro que no me echarán ninguna mano. Yo les echaré las que hagan falta. Bien mañosa soy con la carne joven. Estos rosquetes necesitan una que los amadrine en esto de la sexualidad. Poco despiertos van en eso.

- No me digas eso amorsito que me pones fatal. Ya te acompaño yo y no dejo que ningún macho se fije en mi dulse hembrita.

Desido colgar el selular. Ya basta por hoy de pavadas. Este pelotudo me tiene herniada el alma de tanto cargarla con tristesas. Vaya pájaro de cuenta me ha salido. Menos mal que al sine se va a descansar. Para eso tengo mi despachito. Bien remono que me lo dejo todos los días. ¡Y no grasias a esas guarras hijas de puta del turno de la mañana que me lo escombran todo y lo desordenan al toque no más!

Bajo por las escaleras que me llevan hasta la planta dónde veré al portero que me resibirá con una sonrisa bien linda o con un gesto bien feo de judio cochino. A ver con quién me toca hoy. Y a ver a quién toco hoy. Todavía me queda arrechura desde esta mañana. Sigo insatisfecha y alguno de estos muchachos podría estar por la labor. Si son tontos para trabajar, también se les podrá engañar para lo que sea. Y lo que sea en mi caso es culear un rato en el montacargas de basuras. Ya veremos pues… Difísil pinta la cosa con tanto gallego maricón. A mí me parese que estos tienen menos hambre de hembra que el peresoso de mi Conguito. ¡Bien chiquita la deben tener porque poco deseo les veo yo a esos cuando me miran!

Y más les vale que se porten bien conmigo. Me tienen que dar bola porque si no, pediré que me cambien de instalación. Esos monos de negro…

Hoy le toca trabajar a Houellebecq. Esta tarde estoy de suerte. Este es más fásil que las viejas gallegas de la panadería. Dos besitos al aire y un guiño de ojos y me lo meto en el bolsillo de la bata de limpiesa. Por respeto al cariño que le estoy cogiendo no diré que para mí es el mayor pelotudo de este cine y de cualquier sitio que he conosido. Pero sólo por el cariño que le tengo. Si se me pone tontito le hago la dansa del vientre o me lo aprieto bien contra mi cuerpo serranito y me lo dejo sin defensas.

En este trabajo soy la reina. Tengo un gran futuro por delante.



La última vez que la ví dijo "Me voy de vacasiones. Hasta pronto. ¡Si vuelvo!" Y no volvió, claro. Una caradura como ella no podía hacerlo, claro(ver posts "La comedia humana" y "Nuevas aventuras de la señora L". Pero yo la sigo recordando aquí. ¿Por qué recordamos más a los peores?

23 junio 2007

Diarios de L(I de dos)




Hace tiempo dije que haría la tercera parte sobre la vida de una señora de la limpieza que nos marcó a los del cine. Pero la echaron. De todas formas tenía este documento sobre ella que íba a publicar en una página que cerraron hace tiempo. Aprovechando que vengo de las vacaciones y tengo que pensar los nuevos temas que trataré próximamente(tengo cientos de ellos en mi inquieto cerebro) os dejo este texto. Aquella señora L nunca se fue de mi corazón. Qué personalidad la de aquella chilena. ¡Qué personaje! Un regalo para cualquier escritor.


¡Exclusiva! Hemos encontrado el diario de la señora L en el cuarto de la limpieza. No sólo hace crucigramas cuando descansa, también escribe sus memorias. Este es un fragmento. Pero eso sí, mucho cuidado. Puede herir la sensibilidad de la gente.


“16 de Febrero de…

He abierto los ojos a las dies de la mañana con ganas de guerra pero mi Conguito no estaba. ¡El muy huevón! Pero mejor que trabaje porque a mí cada día me quedan menos ganas de ganarme la vida. Me lo ponen muy difísil esos del sine dónde trabajo. Me estoy sacando la entreputa por no cogerme baja. Bien jodida estoy. Y eso que Conguito bien poco me cacha… Con lo que culeábamos antes él y yo. Pero esos tiempos ya pasaron. Ahora la arrechura me la solusiono sola. Él se lo pierde. Creo que yo estoy todavía de buen ver, una mujer bien despachadita soy yo. Seguro que a más de uno soy capaz de parársela bien.

Me levanto y hago la comida para el hombre. Y luego a limpiar un poco la casa. ¡Me tienen de los pelos estos machos! ¿Por qué no se harán ellos sus cosas? Tremendos inútiles son. No saben nada de rasquetear.

De repente se me van las ganas de darle al plumero. Yo lo que necesito es una peli de esas cochinas que tiene mi Conguito. Quiero ver tíos bien paraditos, bien guapos, bien calatos ellos… A esos les limpiaba yo la casa y lo que ellos quisieran.

Me pongo la peli más susia que encuentro y empieso a darle brillo a la concha que hase tiempo que no le dan una pasadita bien linda. ¡Que rico, papito! Esto es vida y no limpiar y limpiar para gente que no te lo agradese nunca. Ese Rocco no debió retirarse tan pronto. Si me hubiese conosido se lo hubiese repensado fijo.

Salgo a las dose a comprar el pan y esas cosas. El ejersisio me ha dado hambre. La panadería está llena de españolas huevonas así que se merecen lo que hago: me pongo la primera de la cola. Una vieja me quiere decir algo pero la miro con mi cara de King Kona y la tiro para atrás del susto. A mí con esas. A mí no se me pone nadie delante. Y menos una cojuda gallega de estas. Una dise que soy tremenda maleducada pero después que la llamo hijadeputa se me calla rapidito. Bien brava soy yo.

En la tarde me estoy quedando como dormida, traspuesta. Un sueñito rico me daba yo ahora pero tengo obligasiones. Los del sine me esperan… Bueno, esa parte no es difísil. Tengo buenos trucos para las gallegas y también para los gallegos. Y más si son gallegos jóvenes y huevones. A estos les engaño como quiero yo... Les digo que limpien las salas más difisiles que me duele la espalda o tengo canser o que se yo, y yo me voy a los crusigramas. Pero bien escondidita, eso sí. Que piensen que rasqueteo nomás.

Me pongo mis botas como de nave espasial que son muy cómodas y me ayudan a pasar la tarde, le doy varios bocados al bocadillo para el lunche que le había dejado a mi Conguito(pero qué mas da, que se haga uno él mismo con la pinga) y tras mirar que todo está bien en el espejo y que mis sincuenta y pocos están muy bien llevados, salgo a la calle. Que se preparen los españolitos, que Chile va a por ellos…”

Y hasta aquí la primera parte. ¿Qué ocurrirá cuando llegue dónde los gallegos? ¿Será tan dura con ellos como parece? Próximamente lo veremos.


04 junio 2007

Publicidad hasta en la sopa(y de sopa)

He leído que la publicidad se dirige a nuestro cerebro por cinco frentes:

-Confianza: Si confías en el establecimiento, comprarás más allí.

-Imitación: La tendencia a reproducir el comportamiento de los demás como monos estimula que consumamos nosotros también ya que los demás suelen ser muy consumidores.



http://www.ambiente.gov.ec/paginas_espanol/5cooperacion/proyectos_ejecucion/vigilverde/webvv/images/monos.jpg

Somos como estos pero al menos estos no tienen tarjetas de crédito. Eso les da ventaja sobre nosotros. Suelen consumir poco.


-Olores: El olfato está cerca de la zona límbica asociada a la memoria. Si te acuerdas de cómo huele, te acordarás mejor del producto.

-Música: Estimula el placer y dicen que estimula la compra.

-Bombardeo: Retenemos mensajes y no nos damos cuenta de que los estamos reteniendo. Nos la cuelan y no sabemos ni que existe el agujero.

Por si todo eso fuera poco tenemos una cosa que se llama publicidad encubierta. En las series de televisión te emplazan lo que se quiere vender como un protagonista más de la historia. Aunque está prohibida, esta publicidad subliminal tiene su paraíso en España. Y puede que en Italia también. Allí el Papa publicitó hace poco su libro en una misa diciendo de este que: “sería bueno para acompañar el camino de fe de las nuevas generaciones”. Sí, claro y para llenar las arcas de la iglesia. Menos mal que la publicidad no funciona si el consumidor no está delante para verla y a mí en las iglesias se me ve más bien poco. Como a Dios.

En fin, no me parece buena la ciencia que nos estudia para vendernos una moto. Pero yo debo ser raro. Tengo objeciones a todos los puntos anteriores. Mi relación con la publicidad no me parece tan marcada. En mi caso es así:

-Confianza: Si confío mucho en el establecimiento me acaban cogiendo confianza y empiezan los dependientes a darme el tostón con sus historias así que busco otro lugar dónde estén más por atenderme y menos por agobiarme. A la mierda el trato humano.

-Imitación: Esto es por el instinto gregario del que hablaba Ozymandias en su post “Criterios”. Se supone que vamos dónde va todo el mundo. Yo por suerte o por desgracia le tengo más bien fobia a las multitudes. El día del libro me pareció más bien el día de las nucas que no te dejan ver libros. Pero en algo sí que estoy de acuerdo. La multitud me ayuda a elegir mejor. Cuando algo le gusta a todo el mundo ya sé que a mí no me debe interesar demasiado. La basura siempre está llena de moscas.

-Olores: Si me acuerdo de cómo huele y no me gusta el olor tengo dos razones para no comprar el producto. Además, recordar mejor un producto significa también recordar lo que te gastaste en él y el calambrazo que te dio al tener que soltar tanto dinero. La memoria sirve para evitar errores y no para repetirlos.

-Música: Los gustos musicales son muy personales. La música comercial me repugna. ¿Es por eso que compro tan poco en los centros comerciales?

-Bombardeo: Retengo mensajes, es cierto, pero ninguno de esos mensajes que retengo me dice que tengo que comprar lo que he memorizado. Y suelo olvidar lo que no me interesa. Tengo Alzheimer selectivo. Mi cerebro está lleno de cookies pero también tengo al día la eliminación de archivos innecesarios.



http://www.kt.rim.or.jp/~ksk/spam/spamcans.jpg


La palabra spam me da pesadillas. Es una abreviatura de espasmos y terrores nocturnos por empacho publicitario.


Sea como sea y diga lo que diga yo, la publicidad funciona. Veo personas a mi alrededor que al ver un anuncio con un producto que les puede interesar entran en trance y tienen la necesidad imperiosa de comprarlo. ¿Existe remedio para eso? Supongo que aparte de ir con una venda en los ojos y unos tapones para los oídos puedes frenar el impulso, prometerte comprar más tarde cuando te funcione mejor la razón y peor la compulsión. O puedes salir a la calle sin dinero ni tarjetas de crédito. O te puedes clavar un alfiler en el escroto o en la vagina cada vez que veas algo que te puede interesar(el dolor hace olvidar cualquier otro impulso que no sea el de gritar). O puedes hacer como yo y usar eso de lo que tanto hablaba Schopenhauer: la voluntad.

Por raro que parezca, es el único antídoto que funciona.

P.D. ¿Alguien sabe cómo hacer más y mejor publicidad de un blog?