27 febrero 2006

Modos de entender un blog

Hace un tiempo escribía sobre los blogs y hacía epistemología del tema. Un poco de ciencia sobre esta nueva moda y modalidad de pasar el rato en Internet me fascinaba.

Mi fascinación, casi un año después, sigue presente. Hoy me centraré en algunas variedades de blog o mejor dicho, de “blogero” que he observado:

- El impredecible: Esta tipología suele ser la más habitual y dentro de ella podríamos ver subdivisiones. De todos modos hablaré de lo que conozco. El tipo impredecible o errático puede ser muy inteligente o no, eso no importa, pero sabes que su blog se actualizará durante un tiempo de manera regular y cuando no se actualice una semana, pasarás tiempo sin saber de él. Unas veces lees un artículo semanal y hasta diario de lo que se le pasa por la mente y otras, pasas largas temporadas de sequía. El tipo se debe estar dedicando a vivir. El entorno parece influirle mucho y necesita cierto grado de optimismo vital para seguir adelante con sus pensamientos. Hay que animarle a que siga con lo suyo, si te interesa, o sencillamente tirarle de las orejas con un garfio cuando le veas por la calle para que no se duerma. Si quieren algún ejemplo… “ncrisis.blogspot.com”.

- El que no siente interés por escribir un blog: Lo suele hacer porque le obligan a inscribirse en esto de los blogs si quiere hacer comentarios sobre los blogs que sí le gusta leer. Su única entrada suele ser de este estilo: “La verdad es que no entiendo esto de los blogs. El explicar a gente que ni conoces la vida que uno lleva. Lo encuentro una chorrada. Claro que... entonces os preguntaréis por qué mierda crea este tio un blog?... Tiene una sencilla razón: me obligan. Quería dejar un comentario en el blog de mi camarada Houellebecq, pero cual fue mi sorpresa cuando no sólo me exigían que me registrase... sino que también crease un blog propio.... vaya palo, pensé.
Bueno pues lo dicho.... aquí queda esta bonita entrada de presentación.... y amenazo con regresar...” Normalmente es mentira y no regresa. Y si no, miren la fecha de ese blog y ese texto que he pirateado de “imlaris.blogspot.com”.

- El que gusta de escribir su diario: No le tiene que gustar la literatura ni leer. Escribe para psicoanalizarse y porque en el fondo quiere que alguien, algún alma anónima y del sexo contrario si es hetero o del propio si no, le dedique algún mensaje en comentarios. Escribe cuando le viene en gana y si es gandul, escribe poco. Suele ser interesante cuando nadie sabe de él pero cuando empieza a regalar la dirección de su blog pierde el tono intimista y deja de mostrarse sincero y humano en su blog(o página). Ejemplo: “cpu1.fayevalentine.org”. Nota: Sé que he hecho trampa porque esto es una página pero sirve igual para un blog y tiene la estructura de muchos.

- El que no sabe o no quiere escribir: Sus blogs son galerías fotográficas dónde vemos sus gustos, su vida en fotos y poco más. A pesar de todo suelen tener mucho éxito en estos tiempos de amor a la imagen. Ejemplo: y yo que sé, no conozco a tanta gente con blog. A mí me gustan los que se leen.

- El disciplinado: no sólo puede mantener un blog sino que participa activamente en otras páginas, foros, blogs, novelas, guiones, y hasta almacena artículos sobrantes por si le llega una sequía que nunca le acontece. Suele ser muy inteligente y muy profesional y es muy recomendable leerle. Ejemplo: ¿Tengo que decirlo? Pero si está clarísimo.

Y de momento eso es todo. Seguro que hay muchas más tipologías pero a mí no me apetece explicarlas porque no tengo ejemplos y el tema me parece demasiado frívolo como para seguir dedicándole tiempo. Buenos días, tardes, noches y a los mencionados una recomendación: ¡a ver si escribimos más a menudo, perros, que es bueno para las neuronas!

3 comentarios:

Imlaris dijo...

Ese, "Y de momento eso es todo", me ha recordado mucho mucho a las entradas de fayevalentine en su blog.
Estás robando frasecillas a otro "blogers" Houellebecq?¿?¿
P.D. Lo más fuerte es q estamos hablando del blog de Pedro.

noe dijo...

Señor disciplinario :-)
Definitivamente se podría hacer un estudio sociológico (y psicológico también) sobre los bloggeros, aunque ahora que lo pienso seguramente ya hay más de uno hecho.
Tipologías habrá tantas como individuos, puede incluso que un mismo bloggero( o como se diga) se encuentre en más de una clasificación e incluso haya pasado según etapas por todas o casi todas ellas.
Intento saber cuál es mi clasificación aunque realmente creo que voy a mi bola.
Ahora que han pasado meses desde que le di al botón de crear,es cuando me he dado cuenta que en esta plataforma también existen ciertas "normas", curioso, muy curioso todo este mundillo.
Lo que sí es cierto es que la mayoría de los blogs mueren al poco de nacer, pocos llegan a la adolescencia y mucho menos a la madurez.
A ti te considero todo un madurito con experiencia. :-)
Pues nada, sigo cotilleandote el blog.

Houellebecq dijo...

Creo que como no he sido exhaustivo tampoco hace falta que te catalogues en uno de estos blogs o blogers. Seguro que hay muchos más. No sé si uno por persona pero sí que hay más. Y claro que existen ciertas normas. Yo creo que no las conozco todas pero te veo muy metida en este mundillo. En tu blog estás siguien do por tu intuición un estilo propio y muy personal. Tú ya tienes tu propia voz bloggera. Yo empecé esto el año que se popularizaron y más o menos hago lo mismo que al principio pero más corto y con más comentarios. Apenas he evolucinado. Aunque a nivel personal sí. Espero.