21 abril 2008

Suedehead





Why do you come here? Why do you hang around?

Nunca imaginé que pasaría. Estaba seguro de que no llegaríamos a tanto. Hablábamos. Lo pasábamos bien en algunos momentos. Ella no parecía demasiado interesada en mí. Yo tampoco mostraba un interés especial, sólo una cordialidad rutinaria. Y así dejamos pasar los días sin preocuparnos demasiado por hacer más grande una relación que ya andaba bien así, tranquila, amistosa, sin los requerimientos a los que te acaba obligando el sexo, la peor herramienta de posesión posible.

Y luego acabamos enrollándonos. Y las cosas cambiaron. Lo que antes se tomaba como una broma inocente ahora provocaba disgustos terribles. Cualquier frase que yo dijera o cualquier chiste inocuo eran analizados con lupa y diseccionados en diferentes partes, observados desde distintos puntos de vista. A veces se me pedían explicaciones por algo que dije casi sin pensar semanas atrás. Éramos una pareja. Lo que significaba que ya no éramos amigos.

Y lo que nunca creí posible ocurrió. Ella quería estar todo el tiempo conmigo. Yo nunca quiero estar todo el tiempo con nadie. Ni siquiera la mitad del tiempo. Pero ahora tenía una responsabilidad. Y ella no dejaba de demostrarlo con decenas de llamadas al móvil y mensajes de todo tipo. Siempre rondándome. De manera compulsiva. Y yo sintiendo siempre su presencia a mi alrededor, cerca, pensando en la puerta y en el timbre y en que en cualquier momento estaría otra vez ahí… Sin tiempo para enamorarme más porque para eso hace falta sentir que la amada no es tuya y puede ser de otro. En absoluto creer que cada vez que respires la tendrás junto a ti, observándote desde el otro lado de la correa que lleva al collar en tu cuello.

I,m so sorry, I,m so sorry, Why do you come here when you know it makes things hard for me, when you know, oh?

De verdad que lo sentía. Sentía decir que no y hasta imaginaba que me podía partir en dos y enviarte un clon mío para que estuvieras a gusto y te pudieras distraer o dar rienda suelta a tu compulsión. Soñaba con eso. Y tenía pesadillas con la realidad. Contigo acechando y sí, como en la canción, haciendo las cosas difíciles para mí. No soy tu media naranja así que tampoco intentes exprimirme. Doy muy poco zumo. Especialmente si se me fuerza a ello.

Why do you telephone?

Espantoso gasto de móvil. Me horrorizaba gastar el dinero en charlas intrascendentes electromagnéticas. Sólo eso justifica la reclusión de los ascensores. Allí no llegan esas ondas. Gracias al efecto Jaula de Faraday(o cómo un recinto con chapa metálica espesa no deja pasar esas ondas ni los campos eléctricos). Pero no puedo vivir en un ascensor. Especialmente porque me encuentro con gente mucho más insoportable que tú.

And send me silly notes?

Notas de amor. Antes de que matases mi amor las coleccionaba. Ahora sólo me servían como prueba contra ti por si decidías matarme en un arranque de pasión.

You had to sneak into my room just tu read my diary was it just to see all the things you knew i´d written about you?

No es que entrases en mi cuarto a buscar mi diario ni nada de eso. En tu caso era peor. Querías entrar en mi mente. Y preguntar cada cinco minutos sobre lo que pensaba era poco amable por tu parte. Hay pensamientos que nunca deben salir de entre la materia gris en la que flotan. Son o eran pensamientos que tú no querías saber como por ejemplo… ¿Cuándo te cansarás de este asedio?

I´m so very sickened NOW

Sí, estuve muy enfermo. Me ponías enfermo. Estabas tú más enferma que yo. El amor es una enfermedad. La obsesión también y en eso estábamos (o más particularmente estabas tú).

P.D. A veces pienso que Morrissey escribe las canciones pensando en mí.

5 comentarios:

Ozymandias dijo...

No te hagas ilusiones, Morrissey escribe sus canciones pensando en cualquier tío que le guste, no especialmente tú.

Houellebecq dijo...

¿Es posible poner una foto o referencia de Morrissey o Bowie sin que respondas con un comentario despectivo sobre sus edades o su homosexualidad?

Ozymandias dijo...

Hosti es verdad, se me olvidaba...¡qué mayor está el Morrissey en el último videooo...!

Anónimo dijo...

Buscando tu blog en google llego a esta entrada antigua para ti pero tremendamente actual para mi. Y no solo porque la acabo de descubrir. No quiero estar todo el tiempo con alguien, ni siquiera la mitad del tiempo. Tampoco soporto el telefono, solo para el envio de sms. No comparto que para querer hace falta sentir que el otro no esta, o puede irse. Y me gusta que quieran saber que pienso, pero que respeten el silencio.
Hace tiempo de esta historia. Dejasteis de ser amigos al convertiros en pareja, recuperasteis la amistad despues?

Sergio dijo...

Dejamos de ser amigos, recuperamos la amistad, luego regresamos a ser paeja, lo dejamos, volvimos a ser pareja, acabamos siendo amigos de nuevo... Ahora nos vemos poco pero somos amigos. De momento.