30 noviembre 2010

Yo, ese garrulo instruido

Siempre sucede igual. Me hago promesas que incumplo en cuestión de días, a veces de horas, según cómo de minutos… Pero esta vez era diferente. He batido mi record particular de meses sin discutir o pelearme con nadie. Es decir, lo había batido. Ni siquiera con mis vecinos. Sin necesidad de leer las creencias religiosas de nadie o seguir al Dalai Lama cuya religión, a pesar de la buena prensa que tiene en este país es tan retrógrada y absurda como todas. Los Lamas tienen una organización por castas de lo más lamentable y si naces en la escala cucaracha pues… nada, así te quedas, cucaracha y hasta la próxima reencarnación. Nada de mejorar y usar el esfuerzo personal. Simplemente servir a los que están por encima de ti. Perfecto. Y luego que me hablen de la paz mundial. Así cualquiera está en paz. Si dices que sí con la cabeza y asumes servir a otros es normal que no te discutas nunca pero esa idea no me parece muy lúcida. Si estoy descontento lo demuestro. 
Yo uso la paz porque es necesario para mi tensión. Si quiero dormir necesito vivir tranquilo. Si quiero evitar que me lleven más veces a juicio también. Normalmente los juicios son a horas en las que yo todavía estoy durmiendo y es un gran inconveniente levantarse pronto para coger una cédula judicial o sencillamente para ponerte delante de unos jueces o juezas, rebuscar entre mis mejores caras de bueno y defenderte de alguna acusación. Creo en la paz por motivos personales y egoístas.     
Todo esto viene porque el Jueves estaba en el metro con una amiga que sólo me aporta paz y calma. Hablábamos de novelas. Yo he aparcado un momento la literatura japonesa y estoy ahora con los premios Goncourt franceses. También hablábamos sobre por qué la novela de zombis que escribo parece más realista que una sobre mi vida que he terminado y que no me convence nada. Bueno, mis habituales charlas sobre literatura y artes variadas mientras hacíamos tiempo para que me preparase uno de esos platos que me gustan tanto. Y no, no es que solo esté con ella por su cocina. Ella también me utiliza porque cada cierto tiempo aparece su ex a inventarse cosas que se ha dejado en su casa y le monta algún follón(no le pega pero le grita mucho sin razón ni motivos) y mira tú por dónde, el Jueves era el día contra la violencia de género. Así que hablábamos de temas trascendentales, sobre la posibilidad de que la civilización avance. Yo dije que sí, que el ser humano en algunos países ya no es el que era. Hay científicos que dicen que nos estamos volviendo más pacíficos y yo lo creo. No veo en Barcelona la misma violencia en las calles que cuando nos visitaban los vikingos o los piratas moriscos del mil después de Cristo. O hablando de Cristo, del ídem que se montó cuando Herodes ordenó la matanza de los inocentes. Le decía todas esas estupideces mientras no quitaba el ojo de tres adolescentes de entre dieciséis y diecisiete años que insultaban a todo el mundo (un señor mayor le dijo algo a uno porque fumaba en el vagón y allí empezó todo). No paraban de gritarle al señor y luego a una señora y luego uno de ellos, no me lo podía creer, le tiró la colilla a una niña de siete años porque sí… Así que una vez más me olvidé de mis promesas y de mis teorías y hasta que era el día contra la violencia de género (pero ninguno de ellos era mujer así que…) y me acerqué mientras mi amiga me intentaba coger del brazo y yo me la sacaba de encima todo el tiempo y cuando el primero, el más chulo, se me encaró le solté un bofetón con la mano abierta que lo tiró al suelo. El resto se quedaron impresionados pero aún querían algo. Me dio igual, yo ya funcionaba en modo toro con el capote delante. Cuando cogí al segundo del cuello me entendió y me entendieron. Fin de la diversión por cuenta ajena. Le grité con mi voz (muy grave, muy intimidadora cuando grito según quienes me conocen) que en la siguiente estación se bajaban. Todo eso lo hacía mientras intentaba averiguar dónde estaban esas  cámaras con las que luego acabas saliendo en un telediario de la sobremesa. Pero no pasó nada. Los chicos me hicieron caso y se bajaron en la siguiente estación tal y como les forcé a hacer (también me quedé con su cajetilla de tabaco por si alguien la quería en el vagón pero todos pasaron de mí, me miraban como si estuviera loco, ya he dicho que la violencia en nuestros días y nuestra sociedad intimida mucho).
Mi amiga me pegó bronca pero luego, mientras comíamos me dijo que si podía dormir en su casa el Sábado, que regresaba su ex. Le dije que sí pero que debía cambiar de ex. O por lo menos cambiar la cerradura de la puerta.
Aunque nadie me crea soy un ser humano pacífico. Muy de letras.

39 comentarios:

marikosan dijo...

A veces, la violencia es necesaria, hay gente que no atiende a razones ni a palabras...

LISS dijo...

Creo que una cosa es la paz y otra dejarse pisotear.Si algo no me gusta lo digo y si la forma de decirlo resulta algo mas...barbara de lo normal será porque la situacion asi lo requiere.Yo tambien soy pacifica por naturaleza...pero no tolero las injusticias.
No entiendo porque nadie te dio las gracias por librarles de unos pequeños monstruos como esos.En fin como decia cierto anuncio "el ser humano es extraordinario" yo creo que extraordinario sobre todo en comportamientos que muchas veces no llegan a comprenderse.
Un saludo David...aunque no escriba te leo siempre :)

Annie dijo...

Hou por mucho que me esfuerce, no logro imaginarte en plan de Chuck Norris jajajajajajajajaja
Desde ahora te declaro mi héroe!!!!!!!!!

Lástima que no hubiera cámaras...

Un beso brujo sonriente

patrice dijo...

Hace mucho que no veo a Hulkito!, aunque leyendo este post lo he vuelto a revivir, en fin ten cuidado. Besos

arguellesacero dijo...

Ese sol instruido. Porque lo he repetido en contadas ocasiones

Que el sol tiene sus rayos,
la luna sus estrellas.
Y nosotros tenemos a David
que vale muchas pesetas.

maloles dijo...

Acabas de recordarme a mi padre. Y mucho. Vaya, me caes mejor todavía.
Y entiendo que haya veces que hay que tomar la justicia por la propia mano para que esta se haga efectiva; pero no creo que sea una práctica muy sana, para tí. ¿Pero qué decirte que no sepas?
Intenta no meterte en muchos líos!
Y un beso.

Houellebecq dijo...

Sabía que habría división de opiniones pero no estoy seguro, creo que gana la violencia por algunos votos. Ayyy

marikosan: No se si es necesaria, yo creo que en mi caso es inevitable. Pero te aseguro que hago lo posible por evitarla. Será que este barrio dónde vivo me pone en situaciones de este tipo.
Liss: Ya sé que eres pacífica y hasta pacifista y hasta te he visto defender alguna buena causa desde tu blog (recuerdo una polémica entre nosotros, tú pro-palestina, yo... bueno, es largo de contar). Me gusta que menciones lo de injusticias porque eso es lo que me pone realmente nervioso y me hace adoptar esas posturas tan Harry el Sucio tan despreciables. Ese es mi verdadero motivo para tener que montar numeritos que luego, bien pensado, son bochornosos. Pero es que la injusticia... Bueno, qué te voy a contar.
Annie: sí, como Arturo Pérez-Reverte, el Chuck Norris de las letras. Por cierto, bonito cambio de logo o imagen o como se llame el cuadradito ese que hay al lado de tu nombre.
Patrice: Bueno, tú lo has conocido en monstruo o en persona y en directo y sabes que es un poco horrible pero las mujeres estáis a salvo. Al menos de mi violencia física. En fín, a ver si Hulk se muere ya de una vez que me agobia bastante.Besos. Estoy buscando una película de las que te dije pero creo que la tiene mi sobrina...
argüelles: Ja,ja,ja gracias por revalorizarme en los momentos en los que muestro el lado menos valioso de mi persona.
maloles: No, si el intento siempre está ahí, pero el éxito no. Que a veces hasta me callo y paso de largo pero depende del día... Un saludo a tu padre al que no conozco pero me cae bien.

EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA dijo...

Si alguien en el metro se metiera con ancianos y niños, yo reaccionaría. Y cuando uno reacciona, se arriesga a que se arme. Pues que se arme, si es por una buena causa. Peor sería la indolencia ante la injusticia.


Marpin y La Rana

Pilar dijo...

Mi heroe!!!
Ya sabía yo que había algo más que me gustaba de tí y no terminaba de definir. Pacífico sí, pero imbecil no, y consentidor tampoco. Si nadie agradeció tu intervención tienen dos problemas, se dejan avasallar y no saben disinguir amigo de enemigo.

Un beso,


(permiteme que salude a Liss aquí, hace mucho que no la veía en parte alguna, Besos guapa)

Recuerdos perdidos dijo...

Me gustó, hasta le puse cara a los chavales. Y en mi modesta opinión somos más violentos que hace años, miles de años, pero es una violencia diferente.

Andario dijo...

Estos post violentos, como el del tipo del plato, son interesantes, pero grandemente desconcertantes, para mí.
Yo, que también tengo pilila, me imagino la situación y me fuerzo a imaginarte como un hombretón grandote y fuertote, y aún así me cuesta imaginarlo, supongo que porque el nivel de estrés que tendría que estar yo soportando para hacer algo como lo que cuentas me parece off the scale.

Yo lo veo así:
- No tendría incovenientes en pegarme con una persona normal, dada una situación propicia. Pero como las personales normales no se pegan en casi ninguna situación, yo tengo casi ninguna oportunidad de pegarme con ellos, ni ellos conmigo. Jodidus habemus.
- Tendría y tengo severos incovenientes en pegarme con un evidente hijo de la gran puta, pues malcalibrar cuál es su verdadero grado de hijoputez antes de cogerlo por el cuello es arriesgadísimo; potencialmente letal, incluso.
El niño de 7 años se va a ir a su casa a jugar con la play, con colilla o sin colilla (que por cierto, qué precisión con la edad...), tú eres el que puede variar el destino grandemente, dependiendo de si tienes las manos ocupadas sosteniéndote las tripas.

En fin, que si de verdad te pasan estas cosas, está claro que en el momento no te lo planteas así.
Quizás es que los canijos somos más reflexivos... :D O Pero a este paso vivimos más tiempo que tú fijo... :-P

Salud y galletas
(Y la próxima vez haz el favor de salirme en el vídeo de un móvil en Antena 3, por Dios, que desde los tiempos de Pat Morita no veo una buena técnica de la grulla... :D

Humberto Dib dijo...

Hola, entré a tu blog por un contacto, me pareció muy bueno, no quería salir sin decírtelo. Voy a seguirte. Aprovecho la oportunidad para invitarte al mío que es de literatura.
Un abrazo desde Argentina.
Humberto.

www.humbertodib.blogspot.com

XXXXXXX-Desaparezca aquí-XXXXXX dijo...

la violencia forma parte de nosotros, pero ya se sabe, negacion negacion, negacion...

señorita Rosebuding dijo...

La violencia en inherente a nosostros,no te levantas algunas mañanas con ansia de carne, de sangre... de pegar, de abofetear...¿? incluso . como es el caso,es "justo y necesario" como rezan los cristianos.. marcar terreno, defender a fuerza bruta..las palabras seguramente no te bajan del vagón.
Un saludoo..

Houellebecq dijo...

Marpin: Me gusta saber que hay gente que reacciona y que no todo es ver como se pega impunemente. Es que a veces sólo veo borregos.
Pilar: Puedes saludar a quien quieras pero sobre todo a Lissi, espero que lo lea. Y sí, la gente se suele dejar avasallar.
Andario: Mucho que comentar en tu jugoso mini-post. Mi complexión para que te hagas una idea es normal. Ni grandote y fuerte ni alfeñique y enano. Normalita. Suelo meterme con tíos más fuertes que yo o menos. Cuando me ciego, ni lo pienso (he ahí mi gran estupidez). El noventa por ciento de las veces, independientemente de como sea el otro, si te ven con la cara de loco adecuada ni llegas a las manos porque hasta los musculosos se rajan. La personalidad es importante. En un pequeño porcentaje yo me llevo un palizón y recibo pero sigo golpeando y el otro no se va de rositas(aunque yo me voy apaleado). Si todo el mundo fuera como tú pues no habría violencia y viviriamos en el mundo en el que me gustaría vivir pero no es así. Tal vez sea cuestión de carácter. El mío es agradable y sociable hasta que me cabreo y entonces ni razono y puedo llegar a las manos (aunque tengo mis límites con las mujeres a las que nunca he tocado un pelo ni aunque ellas me lo hayan tocado a mí, debe ser cosa de educación subconsciente). Con todo esto ni te doy ni te quito la razón. Es cosa de carácter. Más que de complexión física ¿No?
La edad de la niña... estoy casi seguro que sí, ja,ja, debía ser esa aunque acepto la corrección. Debí escribir una niña de "unos siete años" y no afirmar como si ya diera por cierta su edad.
Y por cierto, enhorabuena si eres más reflexivo. Tienes más posibilidades que yo de llegar a viejo manteniendo intacta la estructura de tu cara. Saludos. P.D. Esta ha sido una semana salvaje en cuanto a violencia aunque no sé si contaré mi otro episodio salvaje. No quiero que se me encasille en el genero Chuck Norris- Charles Bronson-Stallone.
Recuerdos perdidos: Lo de la violencia es algo que aunque suene grandilocuente estoy estudiando. Es un tema que me interesa. Según Punxet, el científico del programa "Redes" no es así. Pero es una afirmación muy arriesgada y optimista. Yo la pondría en duda como haces tú.
Humberto: Se agradece el halago, cómo no, y desde luego que me pasaré por tu espacio. No lo dudes. Tengo muchos amigos argentinos y su literatura es muy citada por mi espacio. Mi ídolo es Borges(o Cortazar), claro, pero hay muchos más...
Desaparezca: Anoto tu voto y consejo pacifista. Intentaré negar... ¿Podré? De momento ya he vuelto a fracasar incluso en otra ocasión.

niñato del metro dijo...

venga ya ¡fantasma!

Vanessa dijo...

Yo también soy pacífica, pero a veces sale nuestro instinto luchador sin poder evitarlo. A algunos no nos gusta ser cucarachas.
Si no te arrepientes y sigues durmiendo bien por las noches, no hay problema!
Tal vez ese adolescente la próxima vez se lo piense mejor antes de hacerlo.
Besos!

Houellebecq dijo...

niñato: ¿Yo fantasma? Y tú por casualidad no serás un troll ¿Verdad?
Vanessa: O tal vez no. Esta claro que el que no piensa a veces soy yo. Pero lo intento. Saludos.

Annie dijo...

Mi nueva imagen molaría más si saliera como en la imagen original. Te la copio aquí para que le veas el garbo soy india

Besos brujos

POEM dijo...

muy bueno
he disfrutado con este escrito contundente que está lleno de frases cortantes "incorrectas" jaja mmmm

lo del ex. me suena pasta me cuesta

garrulo instruido??? jaja mola qué ironía

los q somos pacíficos somos explosivos cuando nos tocan mucho las narices

la violencia en la pasión es la q más me va arrancar la ropa trizarla clavar las uñas sacudir y aplastar un cuerpo morder follar a toda hostia gritando jaja

beso brutísimo y justo

Andario dijo...

Gracias por la detallada respuesta, H., que me genera casi más comentarios que el post original, pero tampoco es cuestión de rayarse, que ya me riñes bastantes veces por la extensión de mis posts... ;)

Abrevio diciendo que la frase "Suelo meterme con tíos más fuertes que yo o menos" tira muchas millas. Poder establecer un "porcentaje" de cómo te va en cada ocasión, tira unas cuantas más. Pero a mí esto no me estorba, yo creo que una de las razones principales por las que leemos blogs es tratar de averiguar quién cojones está al otro lado de la pantalla, y qué tenemos que ver con ellos, si tenemos, en esto del caminar. Así es que si, como dices, tienes más historietas de mamporros recientes, yo te animo a que no dejes de hacerlo, que el anonimato limitado es un gran invento.

Sobre la niña "de 7 años", sigue pareciéndome muy curioso tu ojo clínico original. Algún lector avieso tirando a cabrón pudiera llegar a advertir un narrador omnisciente en semejante frase, pero nah, aceptamos fostiarse con la peña como animal acuático... ;-)

Salud y cookies

reltih dijo...

JAJAJAJAJAJAJAAJAJAJAJAJAJAAJAJA, FULLLL, BACANO TU TEMA. SARCÁSTICO E IRÓNICO, PERO SOBRE TODO LLENO DE PUTA VERTICALIDAD!!!
UN ABRAZO

Aitor Maiden dijo...

Típica escena de que alguien hace lo que todo el mundo desea hacer y sabe que es lo adecuado, pero en la que el mundo sigue sumergido en la indiferencia.

Por mi parte, bien hecho. Te daría la mano si la alcanzara.

neko dijo...

Admiro a las personas como tu Hou. Aunque no estoy a favor de la violencia gratuita falta gente que tenga lo que hay que tener para poder alzar la voz si es necesario y no quedarse mirando como si se viera una película.

La gente es cobarde por naturaleza, muchas veces no es capaz de defenderse a si mismo como para defender a un desconocido.

Lo preocupante es que hayas tenido que pasar por el juzgado en alguna ocasión, tal vez el autocontrol te falle en algunos casos, está bien ser justo, pero sin llegar a ser tonto (con perdón).

Desde luego tus amigos tienen un tesoro teniendote al lado.

Pitt Tristán dijo...

Admiro tu valentía, coraje y fortuna de poder hacer lo que muchos pensamos y no podemos o queremos por miedo fundamentalmente, miedo a que nos den una paliza, miedo a las represalias, a las opiniones, a la repercusión de lo políticamente incorrecto que no es otra cosa que ponerle el cascabel al gato.
Me gustaría ser como tú. También más alto. También màs joven. También más fuerte. Seguro que habría acabado mal.
Con todo, un abrazo a un tipo genial.

Belanova dijo...

Si te sirve de consuelo yo suelo incumplir alguna que otra promesa,,,sobre todo cuando son promesas que solo me conciernen a mi y cosas que me auto impongo yo misma,la carne es débil,,,
Yo suelo ser una persona muy pacifica por regla general pero ante las injusticias no puedo callarme incluso cuando no tiene que ver conmigo, pero es mas fuerte que yo, se me enciende algo por dentro y no me puedo callar,,,

Por cierto,,,que suerte tiene esa amiga tuya de contar contigo...

SALUDOS DESDE MI NUEVO BLOG...

Houellebecq dijo...

Annie, se agradece la india caminando. Mola muchísimo más, desde luego.
Poem: Ya sé que tu mayor derroche de violencia es a un nivel controlado y hasta pactado, en mitad del acto amoroso. O como quieras llamarlo. De tu comentario me gusta que tiene el flow de los posts que te leo. Hoy parece que te llama la escritura.
Andario: No recuerdo reñir a nadie por extenderse. Yo muchas veces quiero recortar mis posts y aún así me salen largos. Y mis comentarios también. Y los comentarios a los comentarios... también. Me hacen falta clases de síntesis. O no. La extensión tiene más matices.
Las historietas de mamporros... Bueno, he tenido algún altercadillo que no ha llegado a las manos la misma semana y en relación a ese ex que siempre menciona mi amiga y tal vez la explique pero yo cuento esto como la biografía de Conan, hacia delante y hacia atrás según convenga porque es redundante insistir con lo mismo y porque no quiero una imagen de violento que estoy lejos de admirar.
Tu comentario sobre la niña es malintencionado y suspicaz pero tan inteligente que me ha hecho reír y te lo perdono, je,je. Suelo ser un narrador omnisciente porque suelo estar allí dónde me pasan estas cosas y bueno, a veces parece que tengo datos muy precisos pero esta niña era poco más alta que mi sobrina de seis años así que le puse siete (lo pensé mientras escribía, en el fragor de la batalla no pienso nada). De todos modos siempre he estado a favor de los lectores con lupa y buenos argumentos. Me obligais a ser menos desordenado y a no descuidarme. Tengo que admitir que me has sorprendido gratamente. El otro día mientras paseaba con mi Mp3, pensé: la frase de la niña no me cuadra, lo prometo. Y luego pensé también... da igual, ¿A quién le va a importar esa nimiedad?
Los porcentajes que veo con hombres más fuertes o más débiles no. Eso lo hago cada vez que discuto con uno. Siempre pienso mientras nos gritamos... posibilidades de que este me haga tanto daño o yo se lo haga a él...X. No siempre aciertas, claro, hay ciertos flacos nerviosos que pegan duro pero...

Aitor: El mundo siempre se lava las manos, con eso ya cuento. Y los niñatos también cuentan con eso. Es lo malo. Como tú dices, típico.
neko: Lo que no me gusta de la gente es la frase "es mejor dejarlo". ¿Por qué es mejor dejarlo? "Por no ponerse a su altura". Pero yo no me pongo a la altura de nadie por defenderme o defender algo. La frase "es mejor dejarlo" se esgrime por cobardía y todo lo demás son maneras de esconder la cobardía camuflándola de educación. Lo de los juicios ya lo expliqué hace tiempo y fue con mi vecino por otros temas. Los gané de todos modos.
Pitt: Aprecio tu comentario. También me sorprende que la gente leyéndome me ha visto más alto de lo que soy sólo por la actitud. Sería otro tema para reflexionar. En mi caso no es el físico el que me hace así. Es más bien la testosterona que no acabo de asimilar. Espero ese momento en en que los niveles bajen y me tranquilice un poco.
Belanova: Voy a seguir luchando por no incumplir promesas.

neko dijo...

Pues yo creo que la frase "es mejor dejarlo" es simple miedo a meterse en lios por alguien que no te importa un carajo. Puedes enmascararlo diciendo que no quieres ponerte a su altura, pero nada mas lejos de la realidad. Una cosa es agredir y otra muy distinta defender.

Así va el mundo que pueden dar una paliza, robar o incluso matar a una persona en mitad de una calle transitada y la gente pasa de largo.

Anne dijo...

La verdad no te imaginaba a ti así.
Estoy en contra de la violencia, sea del tipo que sea, pero es verdad que ante determinadas cosas no se puede hacer nada, ni dialogar, salvo recurrir a las tortas.
¿Tú dices que ahora hay menos violencia que cuando las cruzadas y demás?
No se yo qué decirte, es relativo. Imagino que es innato en el hombre. En el fondo somos animales.
Defender a los demás y sobre todo la justica (relativa por supuesto) siempre es digno de admirar. (Aunque te den un par o más de bofetones).

Igual me meto donde no me llaman, pero esos ex… nonono… hay que poner un fin.
Todas las enfermedades tienen que tener cura.

Un beso

Houellebecq dijo...

Una visión negativa de la vida lo de la violencia actual. Realmente no tengo números en la mano así que tampoco puedo opinar mucho. Hay que tener en cuenta que el mundo está más avanzado en unos lugares que en otros. Tú te horrorizarás más por ciertas conductas bárbaras que otras personas que viven con la violencia a diario... Gente que vive en nuestros tiempos pero cuya civilización no está del todo adelantada. Aquí a los que amtan los llaman psicópatas o asesinos. En culturas menos avanzadas se les perdona si tienen un "buen motivo". Como si existieran buenos motivos para matar. Saludos.

POEM dijo...

leo tu último comentario a Anne y me parto

me divierte muchísimo

un buen motivo para matar

cualquiera si el tipo o la tipa en cuestión es un/a indeseable hijo/a de puta

ayyyy

de todas formas habrá q analizar esta sociedad enferma y el comportamiento de adolescentes q han crecido con juegos para +18 cuando tenían 10
ya no por la violencia justificada sino por la gratuita
y con teles en su cuarto sin control ya q los 2 padres llegan del trabajo a las 8 y dentro de una sociedad donde el sentido común se ha perdido y la diferencia entre el bien y el mal es borrosa y el uso de cualquier droga generalizado

de todas formas la peña está anestesiada y no reacciona hay una extraña cobardía impulsado por el miedo es algo robótico y excluye al q se comporta de otra forma q lo "correcto" aunq esa sea la forma sana de actuar
el sistema categoriza y esclaviza las mentes y por esos adolescentes pueden hacer lo q hacen

no sé

sólo son reflexiones mías

nada importe jaja

beso q te mata de gusto

Houellebecq dijo...

Sí, Poem, ese tema lo estudio. La sobreprotección en los niños está creando profesores y padres desprotegidos. Los polluelos no sólo no agradecen los buenos modales y el buen cuidado sino que además se convierten en monstruos capaces de pegarles a sus progenitores. Curiosa paradoja. Pero al final es lo que dices. Son padres que apenas tienen tiempo para atenderles. Y entonces quedan entregados a las consolas con juegos para adultos. En fin, creo que la historia da vueltas a sí que espero que solo sea un círculo del que saldremos para meternos en otro.

"ACAPU" dijo...

De lo que he leído estos meses en tu blog esto es lo que más me ha enganchado, me lo he leído de un tirón del principio hasta el final. Te comprendo muy bien, me imagino cómo te sentiste cuando los adolescentes se bajaron y tú te enfrentaste a las caras perplejas de quienes estaban a tu alrededor. Buf, no entraré en detalles pero me he encontrado con situaciones muy parecidas a esa. Luego cuesta volver a la calma, y sí, la paz es buena por motivos puramente biológicos, egoístas si quieres definirlo así, es una necesidad vital.
Me ha encantado cuando al principio hablabas del sistema de castas, del Lama y esas cosas, claro, las ovejitas también saben muy bien qué sucede si se rebelan... esa paz siempre me ha parecido tramposa, poco vital.
Me uno a tu optimismo y pienso que con el tiempo, aunque muy poco a poco, vamos aprendiendo.
Un saludo.

Anónimo dijo...

A veces, cuando voy en metro, me pasa de pensar si mi trajecto protagonizará algún post de un blog remoto. Tal vez deba tomar un papel más activo que el de pasajera ausente pero el de estos chicos no me va.
Buen relato.
Y buen tortazo!

BT dijo...

Yo también apuesto por la violencia. Es lo más fácil y rápido.

Houellebecq dijo...

Qué paradoja que lo que más polémico pensaba que era menos lo ha sido y ha conseguido mas adhesiones. Supongo que se ha entendido bien que esto no es proviolencia ni fascista.

k dijo...

Se entiende bien. Pero este mundo pocho necesita héroes.

Pepe Deapié dijo...

Corres el peligro de andar todo el día a tortas, supuesto que le tengas que liar una a tantos como se lo pueden merecer. Mejor que salgas poco de casa. XD

Houellebecq dijo...

No siempre salgo tan motivado de casa como para eso. Aunque el riesgo está ahí, claro.