20 diciembre 2010

La innombrable

Quedamos para tomar algo pero en realidad se trata de una excusa para hablar. Hace tiempo que no le veo. La última vez fue un café rápido. Hablamos de Ella. Ella estaba conmigo. Ahora Ella está con él. Antes de estar conmigo ya había estado con Él. Después de él… Mi vida está llena de preocupantes puntos suspensivos. Los tres trabajábamos y ligábamos en el mismo sitio. Pero esa historia ya está contada. A él lo echaron, Ella se fue, yo no pude aguantar en un barco que no se hundía pero igual nos ahogaba…
El camarero nos interrumpe la intimidad muy poco, lo justo para pedir un par de bebidas. Ella está en Birmingham cuidando niños. Los dos sabemos que de eso le sobra  experiencia. Pero no hablamos de Ella. Tenemos muchos temas. Compartimos una buena amistad. De hecho no comprendo ciertas lealtades que consigo despertar en algunas personas. Él siempre me contó que estaba con Ella. Yo no le conté nada cuando ella estuvo conmigo. Esos cambios de brazos fueron muy repentinos y muy poco legales. En algún momento no coincidimos en la misma cama los tres de puro milagro pero bueno, es que él se conformaba con hacer del coche su apartamento y yo tengo otros estilos… Pero ahí seguimos. Él tan amigo y yo lo mismo. Será que a mí Ella me importó más que a él. La diferencia entre su relación con Ella y la mía es que lo suyo no fue una relación, solo un rollo. Uno muy intermitente. Yo soy el jugador y a él le encanta estar en el banquillo.
Mientras me habla de su nuevo trabajo y sus nuevos éxitos se me va la memoria hasta mi reciente entrevista con Ella. A como él vuelve a repetir los mismos viejos errores que le llevaron a perderla. A ser tan guapo que sólo sirve para darse placer en primera persona y descuidarla a Ella. No seré yo el que le explique que en una pareja el sexo es cosa de dos y no una masturbación asistida. Ni tampoco le chivaré que ella sí cree en la importancia del tamaño. Al menos cuando no supera ciertos mínimos. O cuando el resto del hombre no mueve ni un dedo por suplir esa carencia genital, por buscar alternativas. Sería de mal gusto hacerme el macho delante de él. Sobre todo porque algo me dice que cuando ella me habla mal de la polla de mi amigo en realidad lo que le molesta es que no la respete lo suficiente, o la trate como algo más que un rollo o cualquiera de estas circunstancias tan poco halagadoras. Si él la quisiera de verdad yo no sabría del tamaño de su pequeño pene inofensivo. Esto me hace pensar que nunca le debo dar motivos a una mujer para que se vengue de mí. Otra anotación mental es que no es bueno que dos amigos hayan estado con la misma mujer. No si quieren conservar cierta intimidad. ¿Qué pensará él mientras hablamos de todo menos de Ella?
Porque si hay algo que no dudo es que precisamente porque no hablamos de Ella ni un segundo es porque no podemos dejar de pensar en otra cosa.
Entre mi amigo y yo hay un tabú no pactado pero asumido.
En la mesa dónde tomamos esas bebidas somos dos para los que miran pero mi amigo y yo sabemos que no cuentan al tercer personaje, el fantasma que no ven mientras se ríe de nosotros. Esa que cuida niños en Birmingham.   

35 comentarios:

marikosan dijo...

Las mujeres somos asi de crueles, aunque yo tengo claro que jamás habría catado un hombre que hubiese estado en brazos de una amiga, incluso conocida. Los problemas, a ser posible hay que evitarlos. El sexo, que se concibe como algo natural, que debe dejar de ser tabú, mentira, las relaciones siempre son complicadas, como interactuamos las personas, un laberinto.

De cualquier modo, en la historia, yo lo que extraigo es que es la típica mujer que necesita un chulo a su lado, si a ti te importaba más y la tratabas mejor, la gilipollas ha sido ella por volver con el insustancial de tu amigo, no crees?

Annie dijo...

Hou será la época que nos pone nostálgicos y a hacer balances???

Un amigo me dijo una vez que la diferencia entre recordar y extrañar es que la segunda la hacemos con añoranza, con ganas de que vuelva a suceder. Si es tu caso, ojalá valga la pena...

Un beso mágico y felices fiestas

Houellebecq dijo...

marikosan: No, no es chulería. Es que no aporto información importante en la historia como que la dejé por... no sé, nos peleábamos mucho. Y luego volvíamos y así hasta que ya la última vez que la dejé fue la última. Y ella a falta de otra cosa, me dijo, regresó a Él.
AnniE: Creo que estoy haciendo balance. Pero depende de cómo me levante podría convertirse en nostalgia. Me gusta esa teoría.

Toni dijo...

¡Cuanta maldad albergas en tu interior...!

Salu2

Belanova dijo...

Ahora entiendo tu comentario en mi blog.

Por cierto yo también cuidaba niños aunque no en Birmingham...
Y supongo que a tu amigo le pasará como a todos,,,solo se pone la pilas cuando la ve perdida,,,pero al poco todo regresa a ser igual,,,el mismo tipo egocéntrico que no ve mas allá de sus narices...
Tubo que ser una época muy excitante y llena de anedralina esa relación de tres siendo amigos en común no quiero ni pensar en los apuros que pasaríais,,,aunque supongo que los buenos momentos merecerían la pena,,, aunque parece que a ti ella te importa mas que a tu a migo,,,aunque también puede ser por que la tiene el y tú no,,,pero yo creo que mas bien es ella la que os tiene a los dos...
En fin yo creo que si te cuenta sus penas sobre el es un poco como pedir socorro salvame,,,pero solo es una opinión, nada mas...
UN BESO

Houellebecq dijo...

Belanova: Justo. Mi comentario en tu blog era precisamente por esto.
Ese socorro sálvame podría ser pero aquí la respuesta sería la que me ofrece ese fragmento que te comento de tu post. Y la época de tres apenas fue así. Más bien fue por turnos. Y la relación con ella sí fue algo espectacular y de película y llena de situaciones que al final consiguieron sorprender incluso a mi psicóloga (una de la seguridad social a la que abandoné en dos visitas porque no creo en los psicólogos, ni de la seguridad social ni de pago y porque hace tiempo que me siento francamente bien a nivel emocional). Tu comentario acierta en todo.
Toni: Una vez hice un post en tres partes llamado maldades cotidianas. La cuarta y la quinta parte las escribí y no las puse porque podía parecer muy malo. Este post es light y no me río de nadie. Creo. Pero es evidente por qué dices lo que dices,je,je.

neko dijo...

Lo fácil que sería que Ella hablara con El en lugar de hacerlo contigo. Tan dificil es explicar nuestras necesidades cuando el otro no es capaz de verlas? claro que sería mejor no tener que hacerlo, pero cuantas cosas se han perdido por no abrir la boca en el momento oportuno (y cuantas también por haberla abierto...).

Vuestra amiga es algo cruel contándote ese tipo de asuntos del que sabe que es amigo tuyo, pero no por ello deja de tener razón y culpa a la par. Tal vez sí te esté pidiendo ayuda, tal vez un consejo, o tal vez ella también te eche de menos a tí.

RELTIH dijo...

AUNQUE EL TEMA YA ES COTIDANIEDAD, NO DEJA DE SER MUY CREATIVO Y SOBRE TODO PUTO! YA QUE HAY MUCHA ÉTICA DESQUEBRAJADA.
SIEMPRE MUY POLÉMICOS TUS ESCRITOS, PERO MUY INTERESANTES POR SU ALTO CONTENIDO DE VERTICALIDAD.
UN ABRAZO BROTHER

Taty Cascada dijo...

Por casualidad llegué a tu espacio...Me quedé con la sensación de que ELLA, lo estaba pasando muy bien, en el fondo los usaba a los dos, uno era el oficial y el otro, el clandestino, era excitante por el hecho de ser furtivo. Lo del cuento del tamaño del miembro, me suena a cuento viejo, una nujer no se satisface por tamaño ni cantidad, si no que por la calidad, en el fondo usaba una excusa burda para beber de dos fuentes.
Muy interesante el post, te dejo mis saludos navideños y mis cálidos afectos por una Navidad feliz.

k dijo...

¿"A falta de otra cosa"? Entonces tiene ni más ni menos lo que se merece. Qué facil es juzgar, lo sé. Pero esa frase, esa idea, me repatea.

Explicas por qué sigue siendo él tu amigo. Pero me quedo con la curiosidad de saber por qué lo eres tú suyo. De ambos.

(Que ni mucho menos lo tienes que explicar, eh...)

La chica de la farmacia dijo...

Por un momento sentí que, con rabia, marikosan hablaba de mi.

Me ha pasado de regresar, por idiota, por creer que "era especial" para él y que "como yo ninguna". Todas falacias. Ahora lo sé. En mi defensa diré que... no diré nada, porque tampoco merezco ser defendida. Todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario y con eso me quedo, pero sí, estuve en ese lugar, aunque no como tú lo relatas. Cambiemos un "ELLA" por un "ÉL", y no sabes cómo te entiendo.

Pero si hay algo en claro, en mi caso, no tenemos relación uno con otro. Y es que no se puede, o yo no puedo olvidar. Soy rencorosa sí, con los dos.

Un beso.

PD: Me gustaría leer esas entradas de las que hablas, esos capítulos malignos que le cuentas a Toni. Ojalá.

Houellebecq dijo...

neko: Es posible que esa ayuda fuera pedida, algo de eso hay. La última vez que nos vimos rememoramos tiempos y el resumen es que todo pudo ser mejor puliendo algunos detalles. Eso me dijo. Y no cuento todo lo bueno que dijo que fue mucho y todo lo malo sobre El que también fue mucho.
Reltih: Se agradece tenerte por aquí. Un abrazo.
Taty: Ese cuento viejo del que hablas yo también lo conozco y hay una frase en el post dónde admito sutilmente lo mismo que señalas. Estoy de acuerdo contigo. Te debo una visita. Y bienvenida por aquí.
k: Soy amigo de El porque sigo siendo muy parecido en muchos aspectos a él y porque El no me ha hecho nunca nada a mí (ya digo que su lealtad me sorprende porque yo sí le he hecho algo a él, o por lo menos debí decirle algo). Soy amigo de Ella porque nunca me ha hecho nada a mí y porque si yo no la hubiese dejado nunca o tantas veces Ella no huiese regresado a El o a ningún otro. Al menos mientras le durase el amor que fue grande y demostrado minuto a minuto. Tal vez demasiado.
Chica de la farmacia: Es que Marikosan tiene razón y tú también en no volver con un chulo que te trate mal, eso nunca. Lo que ocurre es que aquí no he explicado que la chica seguiría conmigo de no haberla dejado y por eso parece peor de lo que es. Y porque no explico que mi amigo tiene la ignorancia de no saber respetar a una mujer (no es maldad, es que no sabe el daño que hacen sus bromas, a mí me las hace pero me resbala todo y sé devolvérselas pero a otras personas les hieren). Ella no se ha aprovechado de nadie a pesar de estar con los dos. Y yo no quise aprovecharme de ella porque estuvimos dos años muy intensos sin pensar en nadie más que en ella. Pero una o dos peleas por día no eran un buen balance...
En cuanto a los posts que digo tengo otro blog que abrí cuando las cosas se pusieron feas en este (y luego descubrí que cambiando el nombre y la dirección bastaba para esconderme). en cuanto lo vuelva activar pondré unenlace a esos tres posts. Más traviesos que malos, bien mirado. Bueno, saludos.

neko dijo...

Puedes aceptar de buena manera que te digan cosas tan duras de un amigo? Un amigo que ya no es considerado como tal, me dijo un día que uno de mis mejores amigos no era de fiar, y me dolió mas que cualquiera de todas las palabras que escupió sobre mi misma.

Y respecto a tu blog... no sé que pudo suceder, pero es muy triste que ni siquiera esta parte de tu vida sea completamente libre.

POEM dijo...

ufff qué complicado siempre pienso que son cosas de la inexperta juventud me parto con lo del tamaño acepto todos los tamaños menos los micro penes q también he conocido
Houlle de todas formas es bueno saber que tienes una buena polla jaja

para él supongo es muy escabroso hablar de su relación con ella sabiendo que esa misma relación tuvo una dimensión muchos más profunda contigo
en todos los sentidos jaja

podeís repetir pero ya abiertamente follandola entre los 2 !!!

no deja de ser una anecdota curiosa dentro de vuestra amistad

me gusta el dibujo que ilustra tu prosa

Houellebecq dijo...

Poem: El dibujo lo cogí porque su fuerte y abundante melena me recuerda a ella.
El tema de la polla no tiene más importancia que lo anecdótico y tú lo resumes bien. No importa salvo en casos graves.
Ella no querría hacerlo con los dos y yo no me concentraría con tanta gente. Admiro tu capacidad para el trío o lo que venga. A mí me cuesta. Más allá de mi mente soy más bien soso.

Pitt Tristán dijo...

La forma tópica de los caminos que ofrecen alternativas no necesariamente lineales ni acertadas para alcanzar determinado objetivo hace dudar de la capacidad metafórica del laberinto y no debería importarnos preguntarse tanto sobre cómo se llega al centro o sobre el cómo se sale del laberinto, sino sobre el por qué se entra en el laberinto y dónde comienza este.
Lo de menos es la historia.

Mar. pezeta dijo...

Muy buen post, en verdad, me hizo recordar a mi situación actual y creo a todos nos a pasado esto. el tabú de las relaciones es mas amplio de lo que parece...

neko dijo...

Joder me ha matado Poem con su comentario!! parece una declaración de intenciones en toda regla :P

Si el tio no se lo curra nada y encima la tiene mas bien pequeña es cuando sí que importa, pero eso ya no es culpa de su polla, es culpa de su cabeza. Ahora sí que en casos extremos no tengo nada que comentar porque no me he visto en el caso.

EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA dijo...

No siempre las historias son de un ella y un él. O de dos. A veces son de tres. Tu historia me hace pensar que los sentimientos de los humanos se parecen a un jardin donde hay árboles aparentemente separados. Más por debajo, nadie sabe como se entrelazan sus raices.

Feliz Solsticio de Invierno.

Un abrazo de Marpin y La Rana

Houellebecq dijo...

Pitt:Nunca sé por qué entro en mis laberintos. Y así me cuesta salir mucho. Pero sí, lo de menos es la historia porque todas tienden a ser lo mismo.
Mar: Pues por eso decía que las historias tienden a ser lo mismo. Tú y mucha gente conoce una situación parecida. Sólo nos diferenciamos en los detalles y en el estilo para llevar esas situaciones hacia delante o hacia atrás.
neko: Volviendo a tu comentario de ayer decir que cuando dos amigos hablan mal el uno del otro no tomo partido por ninguno y mejor me callo.
Y bueno, supongo que tampoco debe ser la norma que alguien se esfuerce tampoco. No lo sé.Él sabrá por qué ese egoísmo. Espero que sigas teniendo ese buen nivel en tus relaciones y no te encuentres con ningún narcisista.
Marpin: Me ha gustado tu metáfora. La debí anotar para un post anterior sobre lo que escondemos.Brillante.
Saludos.

Houellebecq dijo...

Por cierto, Marpin, intento entrar en su charca con la rana y no me deja. Algo sobre perfil no habilitado. Saludos.

Room dijo...

Estaba claro no es buena idea que dos amigos estén con la misma chica. ¿Ella se pondría el mismo pintalabios para besar a los dos? No me gustaría eso por parte de ella. Pero yo no veía alternativas prefería la masturbación asistida. Sí, lo sé el sexo sin sentimientos frío. Quizás un Martini apague mí más fogoso deseo de querer acariciar su suave piel. Algo me decía que mí polla servía para algo más que mear y masturbarme yo mismo. Aún no lo he descubierto, el amor ese sentimiento de ver a alguien y quedarte paralizado. Seguiré a lo mío a mí me la pone dura seguir cualquier compás con la guitarra eléctrica, al menos tiene curvas aunque no de mujer.
¡Saludos!

Shang Yue dijo...

"Porque si hay algo que no dudo es que precisamente porque no hablamos de Ella ni un segundo es porque no podemos dejar de pensar en otra cosa."

pocas cosas hay tan ciertas.

un placer.

Houellebecq dijo...

Room: Hombre, estabas muy desaparecido. Saludos y felices fiestas. A ver si en el 2011 consigues lo único que necesitas hoy por hoy.
Shang yue: Me encantan las visitas inesperadas. El placer es mutuo. Sugerente nombre.

Pilar dijo...

Me encanta cómo lo has contado, esa voz en off, ese ir al pasado y volver...
Un gusto que lamento tenga para tí un poso amargo.

Un beso grandote y muchas gracias

María dijo...

Creo que te va a gustar leer lo último que he posteado, jaja.
Felices fiestas, Houlle, y un mejor año nuevo, blá blá blá ;)

Houellebecq dijo...

Un beso Pilar y felices fiestas.

Mario dijo...

Ojalá los puntos suspensivos que marcan tu vida, sigan acompañando tu literatura. Porque estás preñado de letras, y es genial.

Me ha encantado compartir café y acto puramente conversacional, contigo.

Te dejo un feliz Navidad y esas cosas, por si te gusta, o disgusta, o lo qué sea que es...

Un abrazo, agradecido.

Mario

Houellebecq dijo...

Mario: Un gran halago de alguien cuyas letras admiro profundamente. Feliz Navidad y espero verte pronto por aquí o por dónde sueles dejar esos posts tan inspirados. Más tarde o más temprano habrá alguno nuevo.

Anne dijo...

Hou con cada entrada me sorprendes.
Esperaba villancicos, regalos, un felices fiestas.... (En realidad no, :))
El resentimiento no es bueno, haz balance, cura esa herida (que creo que aún escuece, pero igual me paso de listilla, mil perdones si es el caso).

Me vas permitir que deje a Ella y a él y me centre en ti: que tengas unas felices fiestas.

Un abrazo

Houellebecq dijo...

Se agradece la felicitación. Yo es que he ido repartiendo felicitaciones como tú por los blogs y he reservado mi espacio para contar esta historia. Pero no pienses que he podido esquivar el espíritu navideño. Feliz Navidad igualmente.

Anónimo dijo...

Buen texto. He podido veros a ti y a Él tomando algo y verbalizando unas palabras que no son las que pasan por vuestra mente. Hasta a Ella se la ve, en suspensivo...

arguellesacero dijo...

Parece que Él adolece de cierta autocomplacencia.
Las experiencias suman y eso es un buen síntoma de estar vivos.

Un fuerte abrazo Houell.

Houellebecq dijo...

Otro abrazo argüelles... Y felices fiestas aunque dudo que seas dada a celebraciones.

Horacio Holiveira dijo...

Fantástico texto. Me quedo con la frase "Ella se fue, yo no pude aguantar en un barco que no se hundía pero igual nos ahogaba…"
Supongo que todos, alguna vez, estamos en ese barco y necesitamos escapar. Y tambien supongo que más de uno (yo, sin ir más lejos) se ha quedado encima del barco, luchando por sacar la cabeza del agua. Al final ese agua no existe. Y la cabeza tampoco.

Un saludo!