16 julio 2012

Feliz calma antes de la tempestad


Un día en el que no he hecho absolutamente nada. Sólo disfrutar del aire casi frío, el verano ha bajado la guardia y me ha puesto de buen humor. He corregido un buen montón de páginas de mi novela encarada a un concurso del municipio. He leído mucho y con ganas. He dejado comentarios en algunos blogs, el de "ladamadelasnieblas" tenía un post delicioso casi, casi "sólo para mis ojos". He respondido mensajes en facebook a unos amigos que dicen llamarme al movil y encontrarse con una tal Nati(les debí dar mi nuevo número de télefono, el viejo ya no me pertenece, es de la tal Nati que ha heredado a los menos informados de mi agenda). He respondido a casi todas los mensajes contra mi gobierno del facebook y he firmado a favor de la dimisión de una diputada odiosa exponiendo mi ideología al escrutinio del que busque mi nombre por internet. He debatido en un muro sobre el posible nazismo de mi presidente. He paseado con un libro en la mano y la música del Mp3 en las orejas pero la lluvia me ha obligado buscar refugio y la casa de mis padres estaba cerca aunque ellos no, están en el apartamento. He acabado allí sooo, viendo viejos episodios de Star Trek hasta que amainase la lluvia. He vuelto a pasear bajo una noche fresca que me ha puesto de mejor humor. He charlado en el sofá de casa con L. Hasta las doce. Nos hemos acostado para dormir pero solo lo ha conseguido ella. Yo me he levantado a por mi segunda dosis de valium. Ahora escribo el que pretendo mi post más corto de la historia porque se me va a venir el sueño antes de que pueda emprender algo de más envergadura.
Mientras siento que los párpados se me me empiezan a hacer pesados me reconcilio con el mundo. Este verano no ha empezado a torturarme en serio así que todavía soy una persona.
Se me presenta una semana de encuentros con viejos amigos(lo que más me gusta, cómo disfruto el café en compañía de los que aprecio, es uno de mis mayores placeres).
Un día en el que no he hecho casi nada sí, pero casi todo ha sido feliz.
Sé que estoy actualizando sólo para ir cogiendo el sueño.
Sé también que quiero dejar constancia de que he tenido algunos días felices antes de la tempestad que se me avecina. Para más información, aquí mismo y en breve.
Sé que prefiero escribir post inservibles e inútiles como este si a cambio me llevo un día tan agradable de regalo. Por eso dejo constancia. No quiero que se me escurran estos placeres aún cuando lleguen los próximos e inevitables malos, tempestuosos y peligrosos tiempos. Quiero recordarme así de contento y por eso me hago esta foto con letras.
Necesito muy poco para ser feliz pero siempre hay alguien que piensa que ese poco es mucho. Y claro, llegan los inevitables recortes.

20 comentarios:

aina dijo...

2 caliums son muchos valiums para alguien que afirma ser feliz.

h i l i a dijo...

disfruta de los días así, sin que pase nada y sin embargo te sientas tan bien contigo mismo. sin duda, lo mejores. y ya de paso no te preocupes de la tempestad si todavía no ha llegado. tal vez incluso ni llegue. y si lo hace, ya abrá tiempo para lidiar con ella, pero no antes.
espero que "los enamoramientos" te gustase tantísimo como a mí. leí otro suyo después y era imposible que llegara al mismo nivel, aunque gustó.

Sergio dijo...

aina: Nunca se es feliz del todo, son rachas. Y la euforia me quita el sueño. De todos modos prefiero no releer lo que escribí anoche medio drogado, mejor escribo lo que tenía pensado escribir esta semana.

hilia: MMMM sí que me gustó pero me gustaría saber cual fue el que leiste. Yo creo que si no te gustó tanto el otro es porque ya es más de lo mismo. Javier Marías siempre hace lo mismo y te gusta regresar a él de vez en cuando pero no hay sorpresas. Siempre es su voz y su monólogo repetitivo en círculos abiertos en los que cada vez va dejando una pista nueva para terminar de entender la historia.

ladamadelasnieves dijo...

Hace tiempo salí con alguien que llamaba a ese momento de desconexión del final del día "la hora nube". Volvíamos a las tantas y nos mirábamos en el ascensor con una mezcla de distancia y ternura. Quizá las cosas no fueran bien a veces pero sin duda a aquella hora todo era perfecto. Los ojos a media asta, sin alcohol, puro sueño y cansancio. Y una sonrisa relajada, incluso provocativa. Es lo que más recuerdo de él. No tanto lo que fue sino lo que prometía ser. Con su mirada dulce, las manos en la barandilla del ascensor, a su espalda, y aquella sonrisa mullida, llena de promesas. Si hay algo que me guste todavía más que sentir ese momento es escribirlo. Alguna vez, en las noches que escribo de madrugada, he llegado a teclear alguna frase entera (y muy reveladora para mí) ya dormida. Y cuando despierto sobre el teclado y la leo quizá tengo también esa sonrisa boba, cómplice. Me gustan tus fotos con letras, Sergio. Y espero no ser yo "ladamadelasnieblas", por un momento he visto un paisaje gótico y oscuro, como de cuento de Poe..

h i l i a dijo...

no recuerdo el título, pero eran relatos breves y tienes razón, repetía mucho las historias y los personajes. a veces supongo que alabamos más la novedad que lo bueno que sea o no el libro.
¿dos entradas en un mismo día? a ver si nos vas a mal acostumbrar!

Zavala dijo...

Hola Sergio,
leí los enamoramientos y me gustó, pero para mí no es la mejor obra de Javier Marías. Tampoco creo que sean más de lo mismo sus novelas. Naturalmente tiene un estilo propio, una enorme atención al detalle y hondura psicológica.
Si no lo has hecho, te recomiendo la lectura de Corazón tan blanco o la trilogía de Tu rostro mañana, creo que las apreciarías en su justa medida, en mi opinión sus mejores trabajos. Gran literatura ibérica.

Sergio dijo...

ladamadelasnieves: Ja,ja,ja, en un comentario anterior he dicho que estaba drogado y el valium debería constar como droga dura, lo sabía, no me atrevo a leer eso que he escrito porque no está corregido y yo anoche notaba que estaba "p,allá" lo sabía, me he levantado avergonzado y sin querer leerlo he ido a borrarlo pero tenía el comentario de Aina y por respeto a su esfuerzo lo he dejado. Eso sí, he escrito otro post que ya tenía pensado escribir para "enterrar" este. Ladamadelasnieblas soy yo queriendo decir ladamadelas nieves, obvio. Tengo algunos posts escritos en mis "horas nube" o en días de Domingo dónde quiero decir algo y al final improviso. Son mis posts jazzísticos. Alguno ha sido publicado como este o como otros más afortunados pero la mayoría se quedan en un Pendrive. Sé que basta un día para que no me guste lo que leo. No sé por qué pero me abochornan. En fín, ¿se puede editar esto sin borrar los comentarios? Es que te quiero dejar el paisaje sin niebla, lo prefiero nevado. Aunque adoro a Poe desde los once años cuando lo descubrí en un anaquel de la casa de mi abuela. Saludos y gracias por tus generosos y dobles comentarios.

Sergio dijo...

hilia: Creo que he leído el libro que dices. Si son relatos no pueden ser tanto como sus novelas. En sus novelas está lo mejor.
Lo de las entradas es por... ejem, podrías leer justo el comentario anterior a ladamadelasnieves?. Eso sí, debo decir que hoy me apetecía mucho escribir.

Zavala: Creo que Javier Marías tiene un estilo muy marcado y si lo lees seguido sí le notas esas repeticiones y se las detectas pero no lo veas como algo peyorativo, todos los escritores tienen unos registros limitados y unas obsesiones. Yo regreso periódicamente a sus libros porque me gusta ese "más de lo mismo" que no siempre es exactamente lo mismo. Son variaciones sobre sus obsesiones. He leído los libros que dices y mi preferida es la trilogía. La leí seguida, cuando la terminó. No hace mucho, la verdad. No podía dejarla, me leí el segundo tomo en tres días que tuve libres y los otros no me duraron mucho más. Hazte una idea de lo que me gustó. "Corazón tan blanco" fue la primera novela suya que leí y te escribo a un metro escaso del libro que tengo ordenado en mi biblioteca. Te aseguro que Javier Marías me gusta mucho. Pero nunca encontrarás un autor que no acabe dándoles vueltas a esas obsesiones de las que hablo. En "Los enamoramientos" no me pillaron por sorpresa el tratamiento psicológico de un trío y de las relaciones entre hombres y mujeres que le fascinan y nos fascinan, su pensar pesimista sobre la especie humana, su voz tan particular que aunque sea el punto de vista de una mujer yo solo vea al escritor detrás... Pero me gustó. Inteligente,detallista, observador y creíble como siempre. También recomiendo sus artículos para los periódicos. Creo que es el mejor escritor español pero actual pero como no los he leído todos mejor me callo.

M dijo...

de que va los enamoramientos?

eva dijo...

Nunca pensé encontrarme a mi regreso al mundo bloggero tantas entradas tuyas. Leyendo todas seguidas parece como una montaña rusa de emociones y eso me gusta. Me gusta ver como expresas el enfado que se produce cuando cuestionan nuestra moralidad o cuando tu sobrina te rompe algo, me gusta leerte cuando recuerdas un pedazo de años pasados en una sala de cine, o cuando en una noche de insomnio quieres hacer un retrato para no olvidar que no sólo de malos momentos vive el hombre, que también hay ratos de felicidad.

Suerte con esa novela.

Sergio dijo...

M: De un hombre que muere y la mujer que conoce de vista a la pareja del finado se hace amiga de esta y conoce también al amigo del muerto. A partir de ahí si te cuento más te lo cuento todo. Es una novela sobre el amor, sobre la traición, sobre la amistad, sobre el alma humana en sus bajezas, sobre las apariencias y creo que por encima de todo sobre los enamoramientos y lo que se hace por amor que suele ser todo o casi todo.

Sergio dijo...

Eva:Alguien me dijo algo aprecido a lo que comentas sobre la montaña rusa, mis contrastes como bloguero. Más de una y de uno ha visto que soy blanco y negro a la vez pero creo que mucha gente es así. Supongo que escribir desde un sentimiento te hace dar esa expresión. Cuando estoy bajo de ánimos escribo y soy pesimistas. Cuando estoy mejor escribo también y lo cuento. Intento mantenerme fiel a mí mismo y ser coherente pero ese aparente caos es mi coherencia porque soy todo eso. Imagino que si todo el mundo se analizase tendría también esos contrastes. Y yo aquí analizo a los otros pero sobre todo a mí mismo.

Annie dijo...

Sergio lo que más envidié de tu día fue el poder ver los viejos capítulos de "Viaje a las Estrellas", pues es una de mis series preferidas.

En estos días presentaron en TV la película que hicieron de la serie "Perdidos en el Espacio" y aunque nada que ver con el recuerdo que yo tenía, también la disfruté mucho, estuve de ojo encharcado de emoción en varias escenas jajajajaja

El caso es que comparto lo que dices, en estos pequeños placeres está el quid de la vida y hay que aprovecharlos al máximo mientras duran...

Besos mágicos cargados de energía positiva

Sergio dijo...

Annie: ¿Allí lo llamábais "Viaje a las estrellas"? Yo saqué una de sus muchas temporadas de la biblioteca, la copié y la devolví, tengo cientos de episodios porque se han hecho con distintos actores y en distintas épocas. Pues sí, me lo pasé muy bien con ese mundo utópico futuro dónde los seres humanos buscan cultura y no la guerra y los malos son los otros,je,je.
Por cierto, anoche tampoco estuvo mal el documental sobre Medellín. Espero que no se te saltase una lagrimita. Besos.

Anónimo dijo...

Sergio uno de los efectos que me ha dejado este revoltijo hormonal que tengo últimamente, es que ya no lloro, así que a pesar de la emoción al ver el programa estuve serena, todo un logro!!!

Me hizo mucha gracia la catalana (la que enseña origami) que ya habla con acento paisa más pronunciado que el mío jejeje

Besos mágicos cargados de energía positiva

Sergio dijo...

Ja,ja es verdad, cómo se contagian los acentos. A mí me pasa hasta cuando estoy en Lorca. No dejes de enviarme energía positiva. Besos

neko dijo...

Tus post nunca son inservibles ni inútiles, en realidad el de ninguna persona que escriba lo es, sea cual sea la razón por la que se escriba.

Escribiste esto por el hecho de esperar el sueño, otras por simple ganas de compartir tus experiencias, y otras por las ansias de escribir, no hay una razón mejor que otra, de todas se extrae algo positivo.

Me encantan los días tranquilos, en los que no sucede nada especial y sin embargo puedes pensar "hoy ha sido un día genial".
A mi el simple hecho de ser viernes, de escribir hasta sacar toda la rabia o el dolor aunque nadie jamas lea lo escrito, de leerte, y de poder disfrutar de mis amigos, ya es un día genial.

Sergio dijo...

Vaya, sí que has llegado lejos. Has vuelto fuerte y con ánimos. Lo cierto es que hace años escribía para nadie o casi y eso me daba esa libertad que no debería perder o no quiero perder. No debería pensar en quién me mira cuando estoy el escenario porque sudaré más, me preocuparé, tropezaré y entonces sí me caeré. Si escribo es porque quiero decir algo y supongo que a veces son cosas del subconsciente que es el que quiere expresarse.

Anónimo dijo...

El valium amansa a las fieras...

Sergio dijo...

Vaya imagen que doy... Ni tan fiera ni tan cordero...