13 septiembre 2015

Welcome home






Estoy pensando en independizarme de Barcelona. Los veranos aquí me matan. Por eso acabo de llegar del Norte. La capital está al sur de sí misma, si sigues para arriba hay mediterráneo y una costa medianamente brava antes de cambiar de provincia. He estado a punto de visitar Girona y saludar a los de “Juego de tronos” y  a un par de blogueros que están por allí pero al final me quedé solo en la playa.  
Desde el Ayuntamiento de la ciudad condal no hacen más que frotarse las manos por la gente que nos visita. Y desde la hostelería. Felicidades. El resto de los mortales sólo padecemos sus efectos y desperfectos. Barcelona, a falta de tener otra cosa que ofrecer o inventar se ha prostituido al turista barato y paellero, sin pretensiones o meón. Como si no hubiera ya bastantes por aquí que usan el espacio público como WC. 
La ciudad huele a letrina. ¡Y yo me quejaba del olor a piedra vieja y pizza de Florencia!
Visualmente no es mejor. Ya incluso los paseantes autóctonos se han rendido este año a la moda de los pantalones pirata o los zapatos sin calcetines*.
Tampoco se respeta tanto como uno esperaría por lo que te cobran si te multan, lo de no lucir cuerpo fofisano sin camiseta.
Además, como ciudad especialmente amable con la homosexualidad ha disparado la visión continua de hombres barbudos cogidos de la mano y besándose en público. Eso me parece bien, mira tú por dónde. Como el oro, los diamantes y los materiales que no se encuentran habitualmente en la naturaleza, los heteros nos estamos volviendo un producto escaso, precioso. Hemos pasado de moscones a mosconeados (bueno, esto último es más lo que espero que lo que me sucede). La ley de la oferta y la demanda nos ha colocado en un sitio perfecto. Así que viva la homosexualidad (pero sólo la masculina).
Menos mal que al menos nos queda la playa. Si te levantas a las cinco de la mañana coges sitio. Y claro, si no te molesta bañarte en un vertedero salado. Aunque la temporada de baño se acaba pasado mañana.
Al llegar a Barcelona esta mañana, ya la he liado un poco. He vuelto a pasar por una de esas múltiples cursas que promocionan para ayudar a no sé quién pero que en el fondo son promoción para “La Vanguardia”, Renault o cualquier marca que da regalos a los concursantes a cambio de publicidad. La gente se cree supersolidaria sudando como gorrinos entre tres mil borregos más en lugar de ayudar con cheques. Y lo peor, cortan calles. ¡Mi acceso al mercado de Sant Antoni! ¡Mis libros y mis comics apartados de mí por gente que corría a cambio de un reloj de plástico en el mejor de los casos! Ya he hablado alguna otra vez de lo mal que me sienta esto. De cómo paso entre medio de todo el mundo. Hoy me han empujado por hacerlo pero he resistido bien mi posición. Incluso he resistido las ganas de meterle mi navaja multiusos por el culo al corredor de la cursa que me empujaba. La gente, al verme la cara, se ha ido apartando para no enfadarme más y no hemos llegado a mayores y el corredor al que deseaba apuñalar se ha ido… corriendo, claro. No estoy en contra del deporte, sólo de necesitar hacerlo con tres mil más a tu lado y porque lo promueve alguna empresa o asociación con ánimo de lucro. Como el Ayuntamiento por ejemplo.
Pero tranquilos. Vengo de buen humor. De aquí a un par de semanas ya estaré deprimido otra vez pero de momento ya estoy en mi este… querida ciudad.
Me voy a presentar este post a un concurso sobre la marca Barcelona.

*Pantalones pirata: Conocidos ya e incluso denunciados en la prensa por su estupidez de diseño. La tela cae por debajo de la rodilla así que no son frescos. Y además son tan feos que estropean el resto del atuendo por bueno y caro que sea. Yo debo decir que no soy experto en moda. Me gusta vestir bien pero sin llamar la atención. Mi única vergüenza personal en ese sentido es que hace muchos años llevé unos tejanos verdes y otros rojos. El único documento gráfico, que quedó registrado en una vieja cámara de mano, no ha podido ser borrado porque mi madre no me deja alegando motivos sentimentales. Debí apresurarme a borrar esos vídeos como ya hice con otros dónde yo salía follando solo o acompañado. 
          

27 comentarios:

PieL dijo...

Volveré prometido pero es que después de leer tu post data me estoy riendo ""sola" .. y no te hagas mal por los vaqueros colorichos.. siguen de moda :P ( eso creo)
besos y bienvenido a tu urbe

Fanny Sinrima dijo...

¡Me alegro de que estés de regreso con tan excelente humor!
Estas primeras impresiones de tu reencuentro con la ciudad, están tan bien descritas que he visualizado desde el hombre orinando en la calle, hasta los codazos al intentar atravesar la masa de corredores sudorosos y hasta me he sonreído con tu controlado impulso de dar "la puñalá" con tu navaja multiusos.
Una excelente crónica del desmadre de la ciudad.
Un abrazo.

ReltiH dijo...

LOS EMPUJONES DEL CORREDOR TE ESTABAN DANDO LA BIENVENIDA. JEJEJEJEJEJEEJEJE.
ABRAZOS

si, bwana dijo...

En mi último viaje a mi querida Barcelona también sufrí los efectos de una aglomeración de gente que me impedía circular admirando el paisaje. Claro que fue en septiembre y estoy pensando en volver en época más tranquila.
Excelente narración, por cierto.

maloles dijo...

Mira que eres hater, con toda esa gente solidaria. Yo he ido a carreras de esas, y la verdad siempre me he sentido un poco subnormal. Pero funciona, una amiga es voluntaria en una asociación pequeña y ayuda a visibilizar ( eso sí, patrocinadores no sé si había). Lo demás, ciudades de costa: taberna y meadero de Europa. ¿Será eso la patria? No el pis, sino un sitio que detestas, como todos, pero que por un par de días te hace sentir bien. En fin, en fin, que no quiero meterme en ese tema.
Me alegro de que estés de vuelta, con vaqueros de colores o no. A mí me gustan, en los demás. Y si son punkis. Sino, no.
¿Y los piratas? Para llevar esos pantalones, definitivamente uno ha de haber perdido un ojo o algo...

h i l i a dijo...

hombreeee, pero algo bueno tendrá, ¿no? algún rinconcito, por ejemplo, tranquilo y silencioso que sólo tú y 3000 personas más conozcan, pero que no deja de ser tu rinconcito.
en cualquier caso, si presentas este post a un concurso de "mi maravillosa ciudad" yo lo voto sin dudar.

ánimos.

h i l i a dijo...

ah, y otra cosa más... ¿vídeos en los que salías follando? de eso no recuerdo haber leído nada por aquí y creo que da para post también.

:-)

S. dijo...

Piel: Ah, pues ya ves que no estoy enterado de las modas porque no sabía que eso seguía. Sólo he observado lo de los piratas porque me ha parecido masivo. En fín, saludos y ya ves que estoy aquí de nuevo.

Fanny Sinrima: Cuanto tiempo, como soy un desastre para lo de anotarme blogs te tenía perdida aunque recordaba tus poemas. ahora lo tengo tan fácil como pincharte el nombre y aparecer en tu espacio si sigues por ahí, espero. Saludos.

Reltih: El corredor además dijo algo como "pero qué hace el subnormal ese" así que sí, me dieron una gran bienvenida.

sí, bwana: En Barcelona no hay épocas tranquilas. Hay turismo incluso en navidad y la densidad de población es de más de 16000 habitantes por kilómetro cuadrado. Más del triple que Madrid. Pero vamos, que una época semitranquila sí puedes encontrar. Noviembre...

maloles: Pues ese es el problema, que no entiendo que solo haciendo el payaso se pueda ser solidario y no baste con que lo anuncien por la tele y no corten calles. También hay campañas por facebook que funcionan igual de bien. Pero estoy de acuerdo contigo en que funciona. Entiendo que estas campañas son publicidad para los despistados. Y hablando de publicidad mira los patrocinadores de la campaña de ayer y verás lo que te digo. No digamos lo de "El corte inglés". En cualquier caso no temas. Pronto pasaré a ser hater de otra cosa. No soy tan rencoroso. A veces también soy lover. Saludos desde este rincón querido-odiado.

hilia: Claro que tiene algo bueno. Si no me he ido antes de este rincón en el que nací es por su Mercat de Sant Antoni al que tanto me costó llegar ayer, porque es uan ciudad friki al cien por cien, porque tiene el mejor equipo de fútbol(ejem) y la universidad mejor valorada(aunque no pienso estudiar ninguna carrera más, con una ya ya tuve bastante). Por cierto, el tema de los vídeos no lo había tratado aquí. Borré los vídeos y casi que el recuerdo. También alguna anécdota muy vergonzosa al respecto. Creo que por el blog sólo salió mi salida involuntaria a un escenario de "El festival de cine erótico de Barcelona". Y también la debí borrar porque no la encuentro. Diez años de locura dan para mucho anecdotario.

RECOMENZAR dijo...

Te leo
sonrío
mientras tomo
mi ceral con leche
:)

S. dijo...

Recomenzar: Porque no hay nada como la mañana para estar realmente bien. Yo acabo de terminar mi propio cereal. Saludos

P MPilaR dijo...

darse un baño de energía y de sonrisa franca es lo mismo que leerte y gozar con tus ocurrentes post!


abrazo

P MPilaR dijo...

darse un baño de energía y de sonrisa franca es lo mismo que leerte y gozar con tus ocurrentes post!


abrazo

S. dijo...

P MPilar: Gracias por el piropo virtual. Eso sí que es refrescante. Así dan ganas de seguir.

Dorotea Hyde dijo...

Te leo, me echo una risas y la mañana ya no parece tan terrible :)

Y sí, confirmado, los pantalones de colores siguen o están de nuevo de moda. Este verano he flipado (en colores, pero de verdad) al ver a tíos con pantalones naranjas y camisa rosa, pantalones rosas y camisa amarilla. Demasiado para la vista. A los de los piratas sólo les queda ponerse sandalias con calcetines, lo más.

Un abrazo.

Laura Noestá dijo...

A mí es que Barcelona me encanta!!!! con o sin corredores y/o empujones, me da igual, me parece una ciudad inundada por una magia especial.

Gracias por la sonrisa de tu postdata, la necesitaba...

Besos (BEP)

Pilar V dijo...

Que bueno que has vuelto, tan sereno, tan contento, tan dispuesto a ver solo lo requetebueno que te rodea ;)

Ánimo que hasta el 27 te espera de todo y después ración doble, pero es el precio por vivir en una ciudad que a pesar de todo sigue siendo preciosa.

Besos

S. dijo...

Dorotea: La imagen de los pantalones naranja y la camisa rosa no la he visto pero me la has contagiado como una gripe. Ya no podré olvidarla. Pensar que eso existe... Espero que te vaya bien la reentre.

Laura: Pues nada, te cambio Girona por Barcelona. Creo, no sé. A lo mejor es que me tengo que alejar para entender lo que me pierdo. Y ojo que ya he comentado por aquí que hay cosas que me gustan. Creo que la magia la llevas tu encima y nunca mejor dicho. Besos.

Pilar:Ja,ja,ja, sereno es la palabra. Y tú qué bueno que has dejado de lado la ironía, jaja. A mí lo que me preocupa es lo que pase después del 27. Si me enviais el ejército avisa para esconderme en algún agujero y luego salir y decir que he defendido a muerte la ciudad. Besos

Verónica Calvo dijo...

Es el mal de las grandes ciudades.
Barcelona tiene un encanto muy especial, ya sea para homosexuales, que siempre han encontrado en Cataluña mucha tolerancia, ya sean turistas nacionales o internacionales.
En fin, que es un asco para los residentes.
El "impuesto turístico" de Cataluña me toca los que te dije, eso sí.

En fin, que tus entradas para comentar largo y tendido y no quiero cansarte ni abusar de espacio.

Termino: y ese corredor, ¿no tenía un lugar más "sano" para correr? En fin...

Me alegra tu vuelta y espero siguiente entrada :)

Abrazo, S

S. dijo...

Verónica: Gracias Verónica, tú siempre eres bien recibida aquí en mi blog y en mi ciudad, por supuesto. Como turista o lo que quieras.Lo de la homosexualidad es cierto. Una preja de estos me comentaba que se tuvo que ir de un lugar de España que no mencionaré por no ofender a nadie por intolerancia. Que aquí vivían como en casa y mejor que en su país(creo que eran de Colombia). En fín, algo bueno tiene, claro. La tolerancia siempre debe ser virtud. Un abrazo.

RECOMENZAR dijo...

Me haces sonreir aun cuando el cielo esta nublado

Anónimo dijo...

Yo sigo en el limbo de los que ni están de vacaciones ni están de vuelta en el curso natural (naturalmente est...) de las cosas. Así que aún te leo como si lo que contaras perteneciera a un universo paralelo (como la calle), lejanoajeno que uno recuerda vagamente. Eso sí, me ha indignado que impidan el acceso fácil a los comics... ¿no tendrá preferencia que corra la imaginación que no el cuerpo bobo?
Un saludo insomne.
rafarrojas

S. dijo...

Rafarrojas: Sobre lo del acceso fácil a los comics estoy todavía abrumado por lo de la página "How to Arsenio lupin" que para mí era y sigue siendo de referencia. Aunque al final no ha llegado la sangre al río. Y yo a los cómics sigo teniendo mucho acceso porque me dejo más dinero del que me permite mi economía, compro por encima de mis posibilidades, casi renuncio a comprar más en el supermercado por comprar más viñetas.
En cuanto a mi feliz universo paralelo me queda algo así como una semana de vida. Luego regresaré al universo real. A veces me gustarían unas Secret Wars o un Convergence que pusiera mi universo a cero y lo reseteara para hacerlo mejor. Un abrazo.

Recomenzar: Mientras tu sonríes algunas mañanas conmigo yo lo hago otras contigo. Aunque me da a mí que la diferencia horaria hace que sonriamos en horarios muy distintos.

RECOMENZAR dijo...

Me encanta como volviste
limpito de alma..
recomenzando de nuevo
Trata
de hacerlo solo
ya que la compaíia muchas veces embarra.
Tomate el dia para vos parando donde quieras
haciendo lo que se te vienen en ganas
eso son las mejores vacaciones de la tierra
te lo digo
y es por eso que no soy esclava

S. dijo...

Recomenzar: Además de consejo es un placer literario lo que me comentas. Yo estoy de acuerdo en buscar ocasionalmente mis soledades y mis silencios. Los necesito mucho, más que otra gente. La soledad voluntaria es mi placer. Aunque ocasionalmente tampoco esté mal estar bien acompañado y compartir un buen diálogo. Saludos.

volvo dijo...

Es lo que tiene vivir en una ciudad cosmopolita e internacionalmente admirada... que en cada esquina uno se puede encontrar de todo menos lo que se necesita, sobre todo en temporada alta. Hubo un tiempo en que la defendía a capa y espada pero últimamente no lo tengo tan claro , probablemente, con el paso del tiempo, me estoy aficionando a los desapegos. En fin, que me alegro de volver y, poco a poco, iré hacia atrás en tus letras porque me da la sensación de que me he perdido algo... No sé, te noto diferente.

Te dejo un abrabeso, Sergio.

PD: los pantalones pirata sólo le sentaban bien a Audrey Hepburn.

Mario dijo...

Pero hagas lo que hagas, vayas donde vayas, vengas de donde vengas, o estés donde estés, no dejes de escribir y contar lo que haces o lo que harías si te atrevieras a hacerlo. O cuenta lo que has hecho una vez te has remangado la camisa y zurcido los piratas a la altura de la costilla Adanera o del corazón condal, urbano, y literario. Yo disfruto como un niño chico leyendo las cosas que te pasan, y las cosas que te pasan por la cabeza, también.

Pero si optas por venir a esta ciudad, tienes que avisar, tal como indicas en el texto. Si no iba por mí, me lo cojo, me lo pido, me lo licencio. Será un placer acompañarte por los escenarios de esos juegos tronados de película del medievo intemporal. Además, la productora ha anunciado que parte de la séptima temporada también se rodará en Girona. En fin, que tendremos tiempo hasta de hacer un cameo anónimo. Que nadie se asuste y aventura a explicar a tus lectores que es un cameo, por si "acoso"

Claro que esta urbe pequeña cada vez lo es menos. Esta ciudad casi inhóspita está dejando de serlo a golpe de localizaciones para anuncios y películas y producciones varias. Sólo espero que en invierno, también en el más canicular de los estíos, Girona siga ofreciendo retiro, silencio, paseos en soledad, y soledad, tal como viene sucediendo hasta ahora. Aunque me temo que dejará de ser así, mira tú por dónde.

Tu Barcelona me encanta porque es todo lo contrario. Y las cosas (polos) opuestas me atraen y seducen. Quiero tranquilidad, sí. Pero me escapo persiguiendo bullicio, aceras, escaparates y mercados de Sant Antoni en los que bucear entre montones de libros y cómics y cuentos y etecés varipintados. Así que entiendo tu malestar, malestar por decirlo suave, cuando te complican el acceso a ese santuario dominical.

Sergio, amo tu humor. Y admito que admiro tu forma de dejarte la piel en las letras, o algo así, cuando te falta humor y te sobra tristeza.

En fin, que seguimos aquí, o allí, o en algún escenario, biblioteca, cine, barra de café, acera, o casa de citas sin cita previa.

Un abrazo.

S. dijo...

volvo: Me notas diferente... Pues bien notado. Aunque en realidad no estoy más diferente de lo que era cuando empecé. Estoy en un punto medio entre las locuras sin freno de cuando comencé el blog y la tranquilidad que llegó después. Digamos que he vuelto a levantar el acelerador y me he vuelto a frenar menos a la hora de contar. La autocensura está bien para no ofender por el mero y triste hecho de hacerlo. Pero si lo que tengo que contar es una verdad de la que estoy muy convencido pues vuelvo a hacerlo así, a lo bruto. Total, tampoco pretendo convencer a nadie de lo mío. Sólo lo explico a modo de historia. Sin adoctrinar. Saludos, Volvo.

Mario: Muchas gracias por tu más que aprovechado comentario. Es justo el tipo de paseo literario que necesitaba. Casi nos queda claro lo de gustarnos más el jardín de enfrente y lo verde que es. Tu para Barcelona y yo para Girona. Efectivamente uno de los dos blogueros de por allí que me venían rápido al pensamiento eras tú. Lo de "Juego de tronos" era por terminar de hacer la gracia. Soy un admirador muy tranquilo de la serie. Puedo esperar a verla sin prisas pero es que Girona tiene mucho más que un plató internacionalmente mediático. Y por más que os estéis abarrotando de gente la densidad es de menos de tres mil habitantes por kilómetro cuadrado. La de Barcelona es densidad de lata de sardinas(16.000). A veces necesito más aire y menos contaminación(esta no ha cesado ni en nuestra casi infinita crisis ya). Girona sigue siendo atractivamente norteña para mi gusto, un lugar del que guardo algunos buenos recuerdos de algunas viejas visitas. Claro que al final lo ideal es estar un tiempo en la pecera habitual y cuando no puedes más, ir de turista al sitio que te atraiga.
Por cierto, hoy me he encontrado con unos viejos amigos para "hacer un mercado" (siempre el de Sant Antoni en Domingo). No es tan bonito desde que le cambiaron temporalmente la ubicación pero al papel impreso nadie le roba el amor que le tengo(o le tenemos, ya sabes). Cómics y libros a precios increíbles("Sumisión" de Houellebecq a 14 euros sobre los veinte que cuesta, supérenlo... ¿Lo roban para poder venderlo así?). En fín, a ver si alguna vez nos colamos como dices en el set de "Juego de tronos". Intentaré no volverme loco con la princesa Kalesi y conseguir un tortazo en lugar de un autógrafo. Un abrazo.