25 enero 2016

Otra de infieles torpes


El móvil sonaba insistentemente. Era el del conserje pero no había nadie y parecía pedirme A MI que lo cogiera. Así que respondí. Al otro lado sonó una voz cálida y amorosa. ¿Habéis follado alguna vez por teléfono? Es que es la única manera de definir esa voz. Me recordaba a aquella  chica que me llamó desde Andalucía y bueno, aquel otro post…
-      ¿Sabes quién soy?
Vaya. El juego de “sabes quién soy”. Lo odio. Soy más de certezas que de adivinanzas. Soy un poco “rollo alemán”, ir directo al grano. Menos cuando escribo, claro.
Pero el adivina quién soy por teléfono me pone en un compromiso y me hace perder tiempo. Parece estar relacionado con un egocentrismo mal entendido. Que te conozcan por la voz no te hace más interesante ni más Alpha. A veces reconoces la voz de quien peor te cae porque lo tienes fichado-a como troll o pelmazo habitual. Claro que yo me voy al extremo. Cuando llamo a alguien digo “Soy Sergio” acompañado de datos como “tu amigo de toda la vida”, “el que te dijo que te llamaría a esta hora” o “vivo en tal sitio y me conoces por…” y entonces es cuando me dicen que me calle, que vale ya, que saben de sobra quién soy, que me han conocido por la voz. Bueno, de acuerdo, hay voces que no se conocen tan bien por teléfono, yo por si acaso intento que se sepa quién soy sin dar nada por hecho. Aunque me tengan memorizado en el teléfono incluyendo fotografía y melodía personalizada (una de Bowie seguro).  
Pero volviendo a esta mujer tan cariñosa siguió la conversación:
-      No- le respondí a su pregunta. Ni idea de quién era.
-      ¿No sabes quién soy o no quieres acordarte?- le puso más calor a la voz. El cable ardía. Llegué a pensar que el conserje se hacía llamar desde alguna línea de teléfono erótico (algo absurdo, llamas tú, creo).  Aún así me hubiese gustado ser ese que se pensaba que era.
-      ¿Y tú sabes quién soy yo?- le dije para ir avanzando un poco.
-      Ja,ja,ja… Pues claro, tú eres Xavi.
Claro. El conserje. Lógico que pregunten por un conserje llamándole a su móvil. El mismo que estaba ahora con su mujer y su hija vete a saber dónde ya que era Sábado.
-      Pues no, yo no soy Xavi.
-      Ja,ja- todavía se reía pero menos. Parecía insistir en cambiarme el alma. Pero es que yo no era Xavi, estaba seguro de eso. No tiene sentido que me pase la vida diciéndole a la gente que me llamo Sergio para ahora tener que llamarme Javier en catalán.
-      No, me llamo… Bueno, no soy Xavi.
-      ¿Y qué haces con su móvil?
Esa fue la pregunta más inteligente del día. Me pilló un poco descolocado. Pero respondí:
-      Estaba sonando en conserjería, no había nadie y lo he cogido…
-      Ah… - la intuí desilusionada por el tono. Me colgó. Más que cortar la comunicación parecía darse a la fuga. Muy sospechoso todo.
Digo yo que quién se busca amante debería pedirle un poco más de naturalidad, que no llame a la hora de la comida de un día festivo a su móvil, que no juegue a las adivinanzas por teléfono… Por parte del conserje también encuentro muy poco acertado eso de no decirle a su amante que lo es y que ya tiene una vida hecha con la madre de su hija, que ella no es su pareja oficial y puede llamar cuando le apetezca.
Por último, no sé, se me ocurren detalles muy importantes como no ir dejándote el móvil por ahí.
Siempre puede haber algún curioso desalmado o inmoral al que no le importe responder un teléfono con la única excusa de que estaba sonando.


21 comentarios:

Pilar V dijo...

No tardes en contarnos cómo le devolviste el movil a Xavi, miradita incluida.
Siempre me sorprende la gente capaz de llevar una doble vida y engañar a las dos partes, debe ser agotador, aunque quizás sea eso lo que les atrae aún a costa de poder perderlo todo.
Besos

Maman Bohème dijo...

A quien se le ocurre contestar al movil de "otro"...grrrrr...es como ponerse a curiosear las fotos del movil de alguien...No se te ocurra en la vida...porque la peña tiene mucho que esconder...
Claro que yo el otro día perdí el mío paseando a mis perros y luego ya me ves desandando el camino para encontrarlo, casi muero en el intento. Y me encuentro una pobre pareja curioseando "mi movil"!!!! para enviar a mi...madre un mensaje para devolvérmelo. Que suerte tuve!!!! Pero cuando me iba para casa empecé a pensar cuánto habían visto...jejeje...y es que mi galería de fotos deja mucho que desear...porque me bajo cada una que da un poco de miedo...a parte de lo que escribo en él cuando no tengo lápiz y papel...
Total, un cuadro. Yo no tengo amantes...pero sí muchas historias que esconder a ojos ajenos. Por lo que otros puedan pensar...
Pero vaya, que eres mal pensado, podría ser su hermana, o su prima...o simplemente una amiga...¿no?

maloles dijo...

Yo, que también soy estilo alemán, te diría que tener un amante me parece complicadísimo: ocultar cosas, mentir, no olvidarte del móvil en cualquier sitio...
Seguro que se me caía el pelo.
Y seguro que yo me hubiese muerto un poco de vergüenza si hubiese cogido el teléfono.
Me hace gracia que contestes teléfonos porque suenan, aunque claro, el sonidito insistente es muy molesto.
En fin, un saludo Sergio. Espero que la señora del calentón solucionase su problema con o sin Xavi.

Rafarrojas Rojas dijo...

Como soy (ya sabes) del tipo cobarde, nunca llegaría tan lejos en mis fantasías adúlteras como para darle mi teléfono a alguien. O también podría decir que como soy del tipo cobarde, nunca dejaría que mis "adulterios" pasaran de la fantasía, jajajaj. Y a saber si no era sólo una amiga, digo yo que somos malpensados....
Todos tenemos secretos, como Mamam B. comentaba. Los míos al menos no tienen móvil, : )
un abrazo

Sergio dijo...

Pilar: No, eso no atrae nada. Eso es estresante. Creo que es la atracción por esa nueva relación que rompe la rutina. Pero luego la ruptura de la rutina es tan poco agradable y dramática que deriva en tragedia para todos. Te recuerdo el libro que tú misma recomendabas al respecto de Sandor Marai. Ayuda a entender mucho. En cuanto a lo del móvil nada. Le pasé el mensaje y ah, bueno, sí, era una amiga... ¿Qué iba a explicar?

Maman: A quien se le ocurre contestar al movil de "otro"... Ja,ja,ja Conozco a muchísima gente. Especialmente la gente más cercana a esa persona. Yo de ti no lo dejaría en ningún lado. Yo alguna vez he perdido el mío(uno lo perdí con fotos muy comprometedoras de una ex pero no pasó nada, sólo que no lo recuperé). Unas veces lo he recuperado y otras no.
Y no, las hermanas no hablan así. Ni siquiera las primas. Pero vamos, es subjetivo, claro. Besos

maloles: No suelo contestar teléfonos pero a veces hago cosas que no suelo hacer. Y es cierto que me molesta dejar los móviles con el pitido en la boca. Me piden que les haga caso si llaman y oírlos sonar es así, tentador. Aunque recuerdo que desde que lo descolgué empecé a arrepentirme, justo en ese momento.

Rafarrojas: Nunca digas de ese agua no beberé porque si tienes secretos ya cargas con algo que requiere un valor. Aunque el valor ya se te conoce por otras actuaciones más evidentes en patios de colegio, tu ya me entiendes. Yo en el móvil ya he dejado de hacer fotos o incluir nada. Es muy descansado dejar el móvil aquí y allá sin problemas. Un abrazo.

Noelia dijo...

Pues hay voces que no se conocen por teléfono. Te podría contar unas cuantas anécdotas. A mi madre y a mi hermana por ejemplo, las confunden mucho por teléfono, (yo también) y te puedo asegurar que su tono de voz no es ni por asomo parecido cara a cara, pero por teléfono no sé qué ocurre. Una vez una amiga le contó a mi madre todas las batallitas del fin de semana, te puedes hacer una idea de la situación. Mi madre le decía: te estás equivocando, no soy V… Pero nada, la chica decía: mira que eres bromista, cómo no vas a ser tú. Y seguía y seguía.
Anécdotas aparte, eres un mal pensado, que igual era la chica de la compañía de teléfono, o una prima lejana, o su dentista… En fin, me gustaría leer un post en el que cuentes la historia oculta del conserje, te la puedes inventar y puede que incluso la realidad supere la ficción, ya que hay muchas más personas de las que nos imaginamos con “dobles” vidas. Ahora creo que está en auge lo del "whassap" y eso es mucho más peliagudo, que algunos no se molestan en borrar nada.

Sergio dijo...

Noelia: Claro que hay voces que no se reconocen por teléfono. Lo de confundir padre por hijo o madre por hija es fácil. Yo confundo por teléfono a mi mejor amigo con su padre. Por eso doy tantos datos y me presento y me gusta que se identifiquen. Odio esas adivinanzas. Lo poco que sé del conserje sí podría dar para inventar algo pero solo tengo estos datos que son absolutamente ciertos y conocidos por todos: cada vez se ausenta antes de su trabajo con excusas, siempre anda bebido, cogió una baja porque la borrachera le hizo caerse por las escaleras y se rompió una pierna, a veces golpea columnas con el coche porque sale.. sí,claro, borracho. Las veces que se ha ausentado entra en la zapatería de la esquina, habla con una chica que atiende y desaparece en la trastienda y ya no se les vuelve a ver(me han contado que una tarde al menos fue así). Su compañero que le sustituye a menudo está hasta las narices de él. Esto es lo que hay.
P.D. Personas con dobles vidas... Conozco más de esas que de las que solo llevan la que vemos.

Dorotea Hyde dijo...

Me reí mucho con la entrada, pero leí el comentario que va justo antes del mío y me deprimió un poco. No sé cómo puede haber alguien que lo busque con esa afición suya por el alcohol.

Laura Noestá dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Laura Noestá dijo...

Sergio eres de los míos!!! Tampoco puedo oír un teléfono sonando, lo tengo que contestar, me da igual de quien sea, pero es superior a mí, manías de la "sejuela" será jajajajaja

En cuanto a la doble vida de Xavi, le rinde al señor, mira que darle para esposa, hija, amante, zapatera y además beber, nosotros a duras penas llegamos a fin de mes y solamente somos dos...

Besos (BEP)

h i l i a dijo...

hay que reconocer que te gusta el juego: no sé yo si hubiera contestado ese móvil sonando y, de haberlo hecho, sin duda no habría llegado tan lejos como tú. en cualquier caso, y como siempre, aprovechas los más mínimos detalles para contarnos una gran historia. a mí también me gustaría saber qué paso cuando le devolviste el móvil al tal xavi...

saludos.

Sergio dijo...

Dorotea: No lo sé aunque cuando hablo con él no se le nota. No siempre. En navidad le regalan botellas y demás y parece que se resiste menos en horas de trabajo. En cualquier caso es un misterio. Todos somos misterios para los que nos conocen de pasada. De todas formas no dejes que la tragedia de la vida te corte la risa. Mientras no hagas daño a nadie puedes seguir con la diversión.

Laura: No sé por qué no me sorprende. A lo mejor es que te conozco. Son muchos años y he aprendido sobre ti hasta sin darme cuenta de que lo hacía. Sabía que tú cogerías el teléfono, ja,ja
No sé si se gasta mucho dinero con la zapatera. Ten en cuenta que no se va al teatro con ella ni hace vida social. Sólo sabemos o intuimos que se pasa un rato entretenido de trastienda. A nivel económico no hay problemas. Como decía alguien por ahí lo que no sabemos daría para una muy buena historia.

hilia: Mi gran problema es que me ha pasado como a ciertos escritores que he leído por ahí, que ellos mismos se han convertido en personaje a fuerza de crear historias. Necesito llevar la literatura a la vida real. Para luego devolverla otra vez a la escritura. Necesito jugar. Imposible definir mejor lo que me anima desde que me levanto hasta que me acuesto. En ese sentido sí soy un ludópata. Pero no de los que pierden su dinero en máquinas o bingos.

Verónica Calvo dijo...

Xavi tiene pocas luces.
Y tú... jajajaja.
Atrevido. Y qué bueno.
Eres mi héroe. Haces todo aquello que ya me gustaría hacer a mi muchas veces.

Abrazo!!!

ReltiH dijo...

LA VOZ SONÓ MUY ATRACTIVA, POR ESO NO DIJISTE DE UNA: NO SOY EL CONSERJE. FULLL RELATO.
ABRAZOS

MaRía [PieL] dijo...

Hola Sergio¡
Al leer el título ya me puse en, iba a decir posición, mejor dicho predisposición , y como siempre haces me has sorprendido , menuda mente sucia tengo imaginándome una escena de cama jajaja , ahora lo que me imagino es como la voz de una señorita con ganas de fiesta al teléfono ( me estás matando de la risa , porque imagino tu cara sin conocerla jajaja) pero bueno tu eres así de formal, otro seguramente habría aprovechado para seguir el rollo de la chica y a saber como podría acabar la llamada, supongo que todo va en función de las necesidades moral, ética, costumbres y curiosidad de cada cual.
Yo no tengo muchos dones pero si uno, es difícil que no conozca una voz por teléfono, en el trabajo antes de que un cliente se de a conocer suelo saber que es el, y sin tirar de agenda del tf ( ojo), aún así hay muchas personas despistadas por ponerte un ejemplo, yo no sé si es que el fijo de casa es muy fácil que infinidad de veces se equivocan pero no preguntan no.
me pasan los recados llamandome Pepe, Matilde , Ana o ..... bueno anécdotas de todo tipo me has hecho recordar pero eso si de sexo na de na ( ni falta que hace jajaja)
Un beso y gracias por este buen momento
un placer de veras ¡
pd/ hace ya un tiempo escribí un relato basado en una llamada más o menos similar .. ains me has tentado en volverlo a publicar ¡¡

Sergio dijo...

Verónica: Y yo... tampoco tengo muchas luces, ja,ja. Hago siempre lo que no debería hacer. Pero bueno, el día que lo tenía así.

Reltih: La voz sonó así como de Sirena, eso es cierto. No pude dejarla. Saludos.

María: Sí, soy muy formal. Aunque no especialmente en este caso. A veces me dicen más bien lo contrario. Y el conserje y su gesto torcido tampoco parecían pensar lo mismo. Lo de darle más rollo a la chica... Bueno, ahí ya era demasiado hasta para mí.
A mí me has tentado a leer ese relato del que hablas. Yo de llamadas raras creo que es el segundo que publico. Y me gustan. Besos

RECOMENZAR dijo...

Hoy vengo a disfrutarte
y me disfruto leyendo lo que salió de tu mente de escritor intacta
Gracias siempre muchacho

Sergio dijo...

Recomenzar: Gracias a ti. Sobre todo por lo de escritor. O por lo de muchacho, eso también, ja,ja Saludos

RECOMENZAR dijo...

Se te ve muy muchacho en tus fotos escritor
abrazos desde esta lado de la vereda

Sergio dijo...

No lo soy tanto aunque la gente no hace más que quitarme años. A ver si me los devuelven. O mejor no, que se los queden. Saludos

marikosan dijo...

Jajajaja, una mujer habría vuelto a por el móvil, seguro. Con tu permiso voy a cotillear tu blog, me has despertarlo la curiosidad!