16 octubre 2017

Malos tiempos para casi todo



Una amiga me ha preguntado si todo el asunto este de la independencia ha mermado mi creatividad bloguera, que no publico. No. Más bien ciertos temas personales. No estoy en mi mejor momento a ningún nivel. Pero no vengo a contar mis miserias. Supongo que lo haré cuando pueda reírme de estas. Lo de la independencia, en cualquier caso, afecta de otros modos. He perdido un amigo de toda la vida de Facebook y un primo lejano que no me servía de mucho y al que no veo en persona desde que tenía cinco años. Parece que se alargará lo de nuestro futuro encuentro.
El amigo llevaba tiempo dando su “masterclass” de por qué España son los otros, la caverna, los fascistas, los que nos roban, etc. Lo que yo vengo a llamar sus mierdas. Un “corta y pega” de meses que me colapsaba el muro y asfixiaba los mensajes de gente que me importaba más que él. Este es el mismo que no comía tortilla de patatas porque le parecía muy española, la gastronomía también le parece facha. Matrícula de honor en gilipollez. Estos títulos los concedo yo en la academia que me acabo de inventar, no me hagáis caso, estoy un poco descontrolado.
La última fue cuando el amiguete llamó fascista a todo el que había ido a la manifestación unionista de hace ocho días. Yo, que no escribía mucho en facebook por no liarla y porque lo uso poco, esta vez sí hablé. Precisamente para liarla. El viejo Sergio de color verde furia que no me gusta. Y no me gusté otra vez. Qué asco de testosterona.

Yo- Yo no fui a esas manis porque estaba trabajando. Pero hubiese ido de poder. La independencia es una fuente de miserias económicas para todos. Y a mí las banderas me la sudan. ¿Soy fascista por haber ido? ¿Yo que nunca he usado esos trapos de colorines?

Él- Los que van a esas manifestaciones defienden el fascismo.

Yo- O sea que cuando veo a Otegui haciéndose la foto con tu amiga la Forcadell te puedo llamar terrorista a ti por estar en sus manis.

Él- Siempre estáis con lo mismo.     

Yo- Siempre os quedáis sin respuesta. Porque habláis como robots. Lo que diga la ANC u Ómnium. Yo al menos te respondo con mis palabras. Y no generalizo. En las manifestaciones hay gente de todo tipo. Y el trapo español no siempre es sinónimo de fachas. Vale ya de complejos, que la Guerra Civil no fue ayer, rencoroso de…

Él- Demuestras que eres un facha tú también.

Yo- Y tú un borrego, un auténtico lemming, un fanático, un…

Fin de la conversación y bloqueo. Por si acaso yo también lo bloqueé no se fuera a arrepentir y regresara a ensuciarme el muro.
Lo de mi primo fue más suave. Insultó a gente de nuestra familia que me cae mejor que él y viven por Murcia y acabó hablándoles en catalán porque temía ser menos independentista (pero sin miedo a ser más imbécil, un valiente en eso). Le bloqueé pero no sé si se habrá dado cuenta. Es otro que solo se comunica mediante el corta y pega. Menos cuando ofende a la familia.
Aún me quedan indepes en el facebook pero no molestan. Hablan con sus palabras. No estoy de acuerdo con sus ideas pero ven sus fallos y los opuestos, saben autocriticarse también, les veo honestos aún en sus divergencias conmigo. No me abruman con Gifs, memes y todo ese “cortapegueo” que está muy bien si lo alternas con tus palabras pero que si solo es eso, mal vamos, tu sesera está vacía. Prefiero que me respondan con faltas de ortografía y gramaticales a que me pongan un emoticono o una frase de un tipo al que acaban de santificar porque dice lo que ellos piensan (Assange por ejemplo). Me molesta el tufo a secta que empiezan a soltar algunos. No creían en ningún dios pero necesitaban idolatrar algo, en el fondo los creyentes siempre existirán. Y los que sólo tienen su creencia y nada más que eso también. Son pocos pero reales. Capaces de abandonar su teatro y sus cines o cualquiera de sus antiguas aficiones por una bandera que parece alimentarles. Cambiando el amor a su tierra (positivo) por la pasión u obsesión enfermiza. Y sí, ya sé que este tema cansa. Espero salir como sea de este asunto. Tengo otros privados que me importan más, como dije arriba.
Así que las últimas semanas he probado Twitter, que “es lo que está pasando”. Un lugar dónde como te calientes un poco más de la cuenta puedes decir algo que te deje sin trabajo y te regale una multitud de haters exagerada. Ideal para un impulsivo como yo.
Ideal también para un suicida.


P.D. Me despido con una cacerolada. La causa indepe tiene dos mártires que van a la cárcel. Este desastre no tiene fin. Se renueva a diario. Me voy a lo mío que es independizarme de la realidad que no me gusta. Ay, mis libros.  

11 comentarios:

Pilar V dijo...

Si pudiesemos elegir no saldríamos de los libros Sergio, pero hay vida fuera y nos toca vivirla.
Esto se está desmadrando cada día más y no me cabe duda que cumpliendo escrupulosamente los planes de quienes ven a las personas como peones en su propio juego.
La tensión se acrecienta y hay que tener cuidado para romper cosas que nos importan más que una tela de colorines, pero empieza a no ser fácil, y más para lo que seguimos pensando que es preciso un referendum con todas las garantías, donde se pacten las condiciones y las consecuencias y las personas puedan dejar de manifestarse en la calle para que las cuenten mal o la encasillen y pueda decir lo que quiere.
Mucho me temo que no será pronto y que nos habremos hecho más que daño antes, cuídate mucho y si necesitas respirar, sabes que tienes refugio aquí en la ribera del Ebro.
Besos

Sergio dijo...

En referencia a tu primera frase, Pilar, soy más que consciente. Nos toca vivir la vida. No me deja opciones la situación. Aunque me quiera apartar`, la vida me saca a golpes de dónde quiera esconderme.
Yo hace años que estaba a favor del referendum. No por mí, que no tengo nada contra el país sino por para que se viera si la gente quería o no salir de España y más que nada para que pudiéramos sentir que estábamos en democracia(otra palabra venida a menos). Pero haciéndolo todo de otro modo, no a las bravas y sin ruptura social. Desgraciadamente siempre sucede lo peor. Es como la ley de Murphy en plan masivo. Aunque se arregle la situación saldremos tocados de esta. Se ha ido muy lejos por los dos lados.
Gracias por tus buenos deseos. Bendito Ebro. Besos

Maman Bohème dijo...

Hola Sergio
veo que con gran inteligencia aplicas una frase que leí ayer: "Mañana me reiré de lo que hoy me duele". Y es cierto, porque no hay otra opción...apechugar con los problemas del ahora y ya veremos cómo los vemos dentro de un tiempo. Pero mientras uno debe pasarlos.
Te mando un abrazo de miles de kilómetros, aunque parezca tonto...

Y yo, que estoy al otro lado del charco, he vivido y vivo todo esto con un poquito menos de "calentura", aunque el estado de ánimo (bajo) no me lo quita nadie. Porque no me gusta nada de nada todo lo que está pasando. Esto se va de madre...y no acabará nada bien.
Me genera mucha tristeza ver la estupidez de la gente. Y que sean tan pocas, las razonables. Con las que puedas hablar. Con las que se despojen de todo sentimiento y puedan hablar con claridad.
Parece que ya no existe.
El face...ya lo dejé apartado de todo tema político porque era un estrés ver a unos y a otros, ver lo que colgaban (ya le doy a la ruedita y paso rápido cualquier vídeo o comentario).
Tengo reserva para venirme a finales de noviembre y quedarme hasta enero...y sabes...si te soy sincera me han quitado las ganas.
Mis vacaciones a la mierda. Saturada de "propaganda" política si es que esto no acaba mucho peor.
Sabiendo del nivel de inteligencia de nuestros políticos y cómo están gestionando todo este "hervor"...y la tremenda burrería de nosotros los plebeyos...bufff...pues eso, que pocas ganas tengo, la verdad...un agobio.
Sabes, creo que llevamos unas generaciones de demasiada paz...y a la gente, no le gusta estar en paz. Luego. Lloraremos todos.
Ay! creo que no te ayudé nada!!! estoy muy pesimista últimamente...

Lo cierto, es que de alguna manera uno se ha de evadir de esa realidad, como bien dices...
Yo, lo único que puedo hacer es invitarte a ti y a tu pareja a veniros de vacaciones a Buenos Aires y desconectar...jeje...ojalá fuera así de fácil ¿no?
Aquí hay mogollón de problemas...y menudos problemas...distraídos estamos...
Bueno...la invitación ahí queda!!!
un gran abrazo!!

Sergio dijo...

Gracias, Maman, por la invitación. De momento tengo poca libertad de movimientos pero ya tocará hablar de esto otro... Por lo de que se te quiten a ti las ganas de venir... Bueno, es feo encontrarse una ciudad llena de banderas, de pegatinas en los bancos, en las farolas, en cualquier lugar dónde algún fanático ha decidido estropear el mobiliario urbano (y de los restos que dejan esas pegatinas cuando las arrancan mal), en una ciudad con caceroladas a las diez de la noche(por cierto muy del gusto argentino), con manifestaciones y huelgas a cualquier hora... Pero hay lugares tranquilos. La gente ahora se aglomera en lugares claves de la ciudad pero deja desiertos otros. Ayer fuí al cine. Hacían una oferta especial. La fiesta del cine. Por menos de tres euros podía ver lo que quisiera. Había poca gente. Estaban en las manis. Yo estuve muy tranquilo y feliz aunque sabía lo que significaba eso. Se sigue destruyendo el tejido económico de la ciudad(incluyendo espectáculos que siguen en picado hacia abajo). Sólo en turismo hemos perdido 1200 millones de euros este mes. Y no hay un sólo independentista que me escuche con este asunto. No importa que les diga que no soy españolista ni voto al PP ni nada. Da igual. No ven el desastre. Yo hablo en lenguaje lógica y ellos hablan en lenguaje sentimiento. Así es imposible. Necesito un intérprete. Alguien que les diga que Puigdemont tal vez siga alimentando a su familia pero ellos, la carne de cañón, no. Que las empresas empiezan trasladando domicilio social, luego viene el fiscal y al final de todo se desmantelan plantas y la gente se va efectivamente al paro. ¿Tan difícil es saber eso? Y el maldito PP que tampoco sabe hablar ni dar una respuesta sabia ya no sólo a los catalanes si no al conjunto de los españoles de los que tanto se les llena la boca.
Bueno, Maman, que seguiría así hasta aburrir y la idea era la contraria. El día que tenga tiempo, vacaciones, economía saneada y tal me paseo por argentina. Ellos también saben lo que es pasarlo mal.Un abrazo y gracias por todo.

Verónica Calvo dijo...

Si España no está dividida, no es bipartita y no sangra, no es España.
Qué pena, Sergio.
Esto es una ida de olla gestada desde tiempos inmemorables y ha estallado de nuevo.
Eso de ser fascista porque no estás de acuerdo con ideas propias del ajeno ya raya. Serrat fascista, lo que faltaba. Lo digo como claro ejemplo de la ignorancia supina de quienes se lo llaman.
Lo peor es, como vimos en las pasadas elecciones, que nadie está dispuesto al diálogo.
Y ahora ¿quién arregla años y años de dejadez?
Me caliento y me pongo verde como tú.

Abrazo.

Sergio dijo...

Verónica: Sí, Verónica. Serrat fascista y ayer ya iban por Sabina fascista. Espectacular desconocimiento de los personajes. Eso ya es disparar por disparar.
Sobre el diálogo nada. Habrá fuerza del gobierno central, habrá manifestaciones y alusiones a la ilegalidad por aquí, más fuerza del centro... Y ahora ya no quedará más espacio para hablar de otra cosa. Si hay déficit ya tienen excusa que poner. Un abrazo

Dorotea Hyde dijo...

Creo que aquí habría que decir aquello de yo venía a hablar de mi libro, no solo por tu entrada, sino también por mi comentario. Porque iba a desearte que todo se solucionara en tu vida, pero voy a acabar diciéndote que los lavados de cerebro me dan mucho asco, de un lado y otro. Y el egoísmo, más. Espero que esto también se solucione, aunque no le veo yo muy buena pinta más que nada porque los que tendrían que hacerlo no tienen las capacidades enteras (si es que alguna vez las han tenido).

Un abrazo enorme y que todo salga bien.

Sergio dijo...

Dorotea: Bueno, aquí puedes venir a hablar de tu libro y de lo que quieras. Y seguro que si hablas de otra cosa que no sea la de siempre pues salimos ganando. Yo creo que esto nos empieza a cansar a todos.
Un abrazo.

Noelia dijo...

Me da hasta cierta "lástima" y eso que no suelo parar mucho por ese sentimiento. Pena por esas personas que son como borregos, sin personalidad y fáciles de manejar, y ya no hablo solamente de independentistas, hablo en general, porque la evolución en el ser humano es patética.
Siempre se repiten los mismos conflictos, unos pocos manejando a unos muchos en función de sus intereses y oye, que en la Edad Media era hasta comprensible, pero ¿ahora también? ¡Qué poco se ha desarrollado la inteligencia humana!
La Geografía en el cole no se me daba bien, si te tengo que decir cuántos países hay en el mundo la llevamos clara. Ahora eso sí, lo que me quedó claro es que las líneas territoriales son ficticias, que los mapamundis cambian cada ciertos años y que lo que hay que hacer es unir en lugar de separar, defender a la humanidad en lugar de condenarla y masacrarla. Más respeto, empatía y tolerancia, más dialogo y educación, y más cuidar la Tierra, nuestra tierra, la de todos los que estamos por aquí de paso, porque yo la titularidad de la "Escritura de Propiedad" del Globo Terráqueo aún no la he visto. Siempre volvemos a cometer los mismos errores una y otra vez.

Es difícil mantenerse al margen y mucho más lo es defender tus propios ideales, que muchas veces no se adaptan a un grupo político concreto, simplemente son la suma de cosas que te gustan de unos y de otros . Hay que defender nuestros intereses, en eso estoy de acuerdo, pero los intereses de todos, no los intereses de tu ombligo. Que los intereses de todos suelen coincidir, lo que no coincide nunca es el interés de una sola persona con los intereses de los demás. Hacer que la vida sea algo más que comer, mear, cagar y aprender el vocabulario de los loros.

Y después de este comentario tan... no sé cómo definirlo, ¿idealista tal vez?, me quedo con la tristeza de los fuegos en el norte y el dolor de "mi tierra quemada" y por supuesto con la lectura. Del panorama informativo resalto los premios de Ishiguro y Saunders, a quienes no conozco y me apetece mucho leer.

Pd.- Espero que se solucionen tus problemas personales.

Sergio dijo...

Noelia: Gracias, Noe, por lo último. Lo de Galicia casi no pudo ser peor(el casi es por la lluvia). Esa es otra cosa que no entiendo. Aunque sí sabemos que hay gente que no está muy bien de la cabeza porque de otra forma... Quemar lo que es como un pulmón para todos nosotros. Matar personas y animales. Es uno de los peores crímenes posibles actualmente.
Por eso también me quedo con esos premios. Por cierto, Ishiguro siempre me gustó y está muy por encima de Murakami, ese al que tanto quieren premiar sus fans siempre. No tienen nada que ver salvo lo japonés. A Saunders lo tendré que leer. Me gusta porque es como una recomendación, me fío del Mans Booker. Gracias a ese premio conocí a una Women como Hillary Mantel.
Sobre tu monólogo político ya te diste cuenta pronto. A mí me compraron unos libros de pequeño porque la geografía se me daba muy mal, era la asignatura que peor me entraba. Empiezo a pensar que no es casual. Sólo ahora se está poniendo de moda porque parece que nos afecta. Aunque hay horas del día en que descanso y sigo a lo mío. Leyendo, escribiendo mis cosas, viendo algo en cine o televisión(pero algo grabado). Saludos

Mario dijo...

Sergio, tengo una vieja amiga con la que una vez fuimos muy mejores amigos en todos los sentidos y en cada una de las direcciones posibles. Incluso compartíamos afiliación sindical y alguna que otra manifestación pidiendo salario digno, trabajo, contra alguna guerra y para reclamar unas pensiones con futuro y no un futuro en una pensión de mala muerte para los que ahora arrimábamos el hombro... Bien, esta amiga dejó de serlo hace tiempo. Decidió que estaba mejor lejos de mí. Creo que hizo bien, vamos. Pero de vez en cuando me habla. Me echa de menos, dice, y me desbloquea en las redes sociales y en el teléfono y me dedica alguna canción, alguna foto, alguna portada de un libro que me recomienda por si acaso no me lo he leído. Así que en ocasiones veo sus mensajes. Y tras estos, sus ganas de saber, y tras sus ganas de saber, sus ganas de volver a querer quedar. Pero después de un intercambio de mensajes, de algún que otro indicativo "me gusta" vuelve a esconderse detrás del silencio, hasta la próxima, hasta que decida romperlo, apartarlo, vaciarlo...

Le envié un correo-e sobre un coleccionable de música clásica que presenta hoy El País. Fue hace unos días. Pero no ha contestado hasta esta madrugada. A la una y cinco me ha respondido diciendo algo así como que no merece la pena porque ya está todo en la red, que si Spotify, que si Youtube. Antes escribió que era un genio al que se le fue un poco la pinza, pero que creó escuela y fundó no sé qué... Nada más en famélico cuerpo de ese correo-e.

A la una y diez ha vuelto a enviarme otro. Ya sabes, se le quedó tinta en el tintero y me preguntó que qué hacía a estas horas y sin manifestarme... que hoy estábamos en la calle pidiendo la libertad de los presos... ¿y vos? me interroga.

Cualquier cosa que le responda no la satisfará. Ni por qué no acudo a esos llamamientos y por qué no acuden a mis manifestaciones laborales, por los derechos, por el trabajo, por la sanidad, la justicia y la educación y etc, esos que ahora llenan de luces una ciudad cada vez más apagada y más apegada a la fractura social.

En fin, he optado por no contestar su correo-e. Tampoco le he hecho caso. Me compro el coleccionable, aunque sea el primero, para estudiar en el viejo equipo de música, si merece la pena y, sobre todo, la alegría Glenn Gould.

Tu texto, como siempre, me ha encantado, aunque suene a nada escribirlo así, por aquí. Te admiro por lo que haces, vives, escribes y opinas. Y lo digo de corazón manifestado.

Un abrazo.

Mario