20 enero 2013

Apariencias


"Venga tíos, hoy me he levantado contento, comparto mis momentos con una persona que hace que sean importantes, voy a cumplir mis objetivos y nadie va a conseguir pisarme”. Esta mierda de mensaje pertenece a un conocido de toda la vida que tengo en el facebook pendiente de ser expulsado. Cuando dice que se ha levantado contento se referirá a la erección matinal porque desde que le conozco me consta que es de ánimo tristón. Cuando dice que comparte sus momentos con una persona que blah,blah se refiere a una que cada dos por tres le hace escribir humillantes mensajes en el mismo muro a vista y paciencia de todos dónde explica cómo se le hunde el mundo porque le han dejado(yo también le dejaría si fuera mujer, por baboso). Cuando dice que va a cumplir sus objetivos se refiere a bajar los veinte kilos que le sobran y que le hacen colgar videos dónde hace deporte y sube montañas con música de fondo de “Rocky” y toda clase de tonterías de niño de ocho años para luego comprobar, al verle en persona, que está más atocinado que nunca. Y todo eso se lo perdono. Pero no puedo perdonarle esas fotografías cursis donde dos manos forman un corazón y enmarcan el sol de fondo. Como he dicho, no tengo nada contra la homosexualidad. Sí que lo tengo contra los heterosexuales moñas. Yo me entiendo. Su muro está repleto de retórica torpe y mal expresada que intenta imitar a Bucay y compañía pero luego hablas con él, con ese supuesto coach profesional que me va a explicar cómo tengo que vivir la vida y el tipo siempre está derrotado, traicionado por una mujer, por unos amigos o por la obesidad mórbida. Dicho así queda cruel. Pero la crueldad es la que se inflige a sí mismo cada día. Su sensibilidad de “mirad, cómo lloro, hacedme caso” es lo que me lleva a pensar que está de más en mi muro. Un dicho peruano dice que “el muerto se hace el pesado cuando tiene quien lo cargue”. Pues eso.

Vida sana a tope uuuuuuuuuuuhh Vida sana. Hoy a correr y por la tarde al gimnasio uuuuuh”. Este último gilipollas también es conocido y candidato a la patada del facebook. J. y yo nos lo encontramos hace dos semanas en el bar de siempre. Cuando le hablábamos quería decirle algo a J. sobre la perrera dónde trabajaba mi amigo pero llevaba tal borrachera encima que sólo podía ladrar. Con los ojos semicerrados y alcoholizado hasta la preocupación(yo sugerí llamar una ambulancia no fuera a darle un coma etílico) sólo nos respondía a todo y casi sin vernos, “guau, guau, guauuuuuuu”. Se había emperrado en que era... un perro. No consiguió articular ni una solar frase. En su línea habitual. Y al día siguiente y en el facebook para que lo viera todo el mundo “por fin he regresado a la vida sana. Los malos tiempos de vicio terminaron. Feliz día a todos uuuuuuh

Hoy corría en mitad del bosque y en el kilómetro 33 me he parado y le hecho una fotografía a la luna, miradla”. Otro moña. Este no da para más. Poesía de baratillo, fantasmeo absoluto(el kilómetro 33 corriendo ni en sueños y menos con ese cuerpo) y la tontería a flor de piel. Este ni siquiera es amigo mío. Es del blog de J.. Hicimos una dirección falsa de facebook, le agregamos y le respondimos “hoy en el kilómetro 33 me he parado, me he bajado los pantalones y le he hecho una fotografía a mi culo, mírala que se que te gusta bujarrón”. Bueno, yo también tengo mis momentos ochoañeros.

Conociendo a estos pájaros ya sé lo que pensar sobre la gente a la que vemos tremendamente segura de sí misma, con supuestas vidas perfectas y sanas, con trabajos de puta madre y con una mochila llena de los secretos de la vida que estabas esperando. Que cómo el refrán “dime de que presumes y te diré de qué careces”.

Sólo los verdaderamente débiles no reconocen sus debilidades. Y así les va.



19 comentarios:

Marcos. dijo...

nunca he tenido facebook, pero qué se puede esperar de un "muro" así. esos ejemplos que citas, no muestran apariencias, sino puras realidades. ahí mucha gente, y no las suficientes identidades, no hay el suficiente carácter, ni la suficiente voluntad para que existan individuos. cristales rotos por la voluntad de un monstruo que los ha convertido en datos de consumo. intelectualmente son carroña para los gimnasios, para la industria de la moda, y para todas las industrias, y para el estado también. es ridículo subir a un monte o ir a la playa y anunciarlo. ¿a quien cojones le puede interesar?

Zavala dijo...

Yo tampoco tengo y no creo que tenga. No tengo nada de eso. Cada vez que han intentado animarme, los argumentos me han parecido tan peregrinos, tan infantiles, que han logrado justo lo contrario, fraguar aún más mi opinión. Creo que las pocas ventajas que pueda ofrecer no justifican tanta estupidez. A los cinco minutos de escuchar las vacaciones de unos amigos, o a la octava foto, ya comienzo a saturarme. Imagina lo que me puede importar conocer el lugar donde ha comido o la cola que había en Barajas justo cuando tenía que embarcar. Creo que como no me importa un pimiento, lo mío tampoco debería importar a los demás, por eso paso, básicamente. Y luego, porque valoro la intimidad.
Me he reído con tu entrada de hoy S. Muy divertida.

Enya Crip dijo...

Yo tenia face y despues me borré y despues un dia entré otra vez despues de unos meses y se volvió a activar.

Es cierto que hay personas que lo usan de escaparate de su vida, y a veces resulta cansino ver en el muro las constantes tonterías que se dedican a colgar., desde soy la super madre que hago galletas caseras para mis hijos., hasta soy una super mujer que a parte tengo tiempo de jugar al padel y somos la pareja perfecta, no se que narices está pasando, que necesidad mas tonta de publicar la vida y la tecnológia nos lo pone en bandeja, mi movil hasta hace poco, cada vez que hacía una foto me preguntaba que en donde la quería publicar, en google en tuiter en face, tuiter no tengo, y me costó un tiempo encontrar la opcion para que no me preguntara donde publicarlas.

Incluso las aplicaciones de hacer deporte del móvil las que controlan el ejercicio que has hecho te pregunta al terminar la sesión
si quieres compartir tu sesión en el face entre otros sitios..aunque aquí no hay la verdad y nada mas que la verdad, si has ido hecho una mierda también lo dice jeje

Un beso y perdona el rollazo.

S. dijo...

Marcos: Pues me sorprende lo que dices, que nunca has tenido facebook(pero muy gratamente, a mi me avergüenza decir que sí caí en tenerlo). Si esta gente quiere satisfacerse en gimnasios y demás puede estar bien (pero sólo si les satisface). El problema es que la insatisfacción continua cuando todo eso se demuestra como una solución pobre. Y ya lo máximo es anunciar todas sus miserias públicamente cuando eso solo genera confianza. Si en su vida no les quieren escuchar en el facebook les ponen un me gusta porque es fácil pero tampoco les hacen mucho caso. Un poco de pena sí que da eso.

Zavala: Gracias Zavala, aunque siempre quiero reflexionar algo esta semana buscaba precisamente eso, reírme un poco sin mayor trascendencia. Incluso sintiendo que en el fondo me estoy riendo de unos pobres diablos que necesitan ayuda. Bueno, en persona trato de aconsejarles hasta que agotan mi paciencia...

Enya Crip: Gracias por el rollazo. Eso de que el facebook te pide compartir hasta el último juego tonto y tenerte controlado hagas lo que hagas para todo el mundo tampoco me gusta. He visto lo que dices del deporte. El tipo este que cuelga sus fotos y videos a lo Rocky tenía esa aplicación para que supiéramos los kilómetros que hacía cada día o algo así porque no lo leía. Ahora he descubierto que sin querer he activado algo que dice la música que escucho en Spotify. No es una vergüenza para mi lo que escucho pero no me gusta compartir eso o la última puntuación de apalabrados. Y los comentarios de "ahora me voy a dormir que tengo sueño" son como un monumento a la nada más absoluta, a lo irrelevante, a no tener nada que decir pero tener ganas de expresarse porque sí. Un beso.

Pilar V dijo...

Todo lo que me pierdo sin el "caralibro". O si lo piensas no tanto, en el fondo hacemos lo mismo en todos los soportes, virtuales o no, claro que ahí se queda grabado y es peor.

Besos

Annie dijo...

S al parecer yo también soy candidata a tu patada jajajajajajajaja (Lo digo porque en mi vuelta a facebook estoy muy moñas)

El caso es que a mí me gusta ser positiva pero con la diferencia de que me aplico el cuento, siempre veo el vaso medio lleno y es lo que quiero transmitir a mis amigos, pero de ahí a decir lo que no es hay un abismo...

Besos cargados de energía positiva pero tómalos por el lado amable jajajajaja

S. dijo...

Pilar: Sí, Pilar y me pregunto si la culpa es de los soportes o de lo que soportan y a quienes soportan. Besos.

Annie: Annie, no meto dentro de lo moñas a las mujeres. Una mujer no puede ser moñas según todo lo que digo. Es inherente a una mujer tener sensibilidad femenina. En los hombres sólo queda bien si no es impostada o falsa. Además, tu estilo es muy distinto. Recortes simpáticos, prensa de tu país, chistes gráficos y todo en esta línea. Tus problemas son convertidos en narrativa literaria pero sólo en tu blog. Y tú misma das la clave que marca la diferencia: te aplicas tu propio cuento. Lo que me molestaba era el que nos vende vida sana a todos y puedes ver ciego perdido de alcohol semana sí, semana también. Por favor... Besos.

eva dijo...

De todas las redes sociales una que nunca me ha gustado es el cara libro, tanto es así que puede que deje instagram porque pienso que sus dueños acabarán haciendo lo mismo.

Respecto a tu crítica, aunque comparta algunas cosas creo que es algo dura, sobre todo teniendo en cuenta que practicamente todos los que navegamos por el mundo virtual hacemos lo mismo de una manera u otra. Vertemos opiniones, miedos, inseguridades camufladas,... Lo importante es el uso que le des a las cosas. Imagino que habrá gente interesante el facebook al igual que hay personas como las que has descrito en tu post en blogger y en otras redes sociales.
De cada uno depende lo que publica y de cada uno depende a quien decide seguir y prestar atención.

S. dijo...

Creo que no estoy criticando excesivamente ni a facebook ni los otros soportes. Me estoy metiendo con esas personas en particular. Lo de los soportes pues hay de todo. Hay quienes reniegan de ellos(aquí he visto muchos que lo hacen y está bien)y quienes los usan como usarían su día a día con las personas que conocen. Los más criticados del post son estos que intentan vender una imagen falsa por la red que no es la de la realidad(aunque sé que fuera de la red ya lo hacían igual). Sobre facebook y demás no estoy ni a favor ni en contra. Pero sí totalmente en contra de hacer ciertas cosas patéticas con esas redes sociales.

JOAQUIN DOLDAN dijo...

es cierto lo del patetismo a la hora de usar las nuevas formas

S. dijo...

Saludos, Joaquín, una alegría ver caras nuevas además de las conocidas.

Daltvila dijo...

Estoy de acuerdo contigo, efectivamente basta con rascar un poquito en la vida de los aparentes supermans y superwomans y resulta que flaquean y que nada es lo que parece...
Ahora bien, al atardecer yo sí que veo a montones de deportistas de carne y hueso, corriendo por la calle y me dan una envidia que me muero :(

Muchos besos S.

Me voy a correr mis 20 kms diarios ;)

Más quisiera!

S. dijo...

¿EnvidiA? ¿Con tus 20 km. diarios? Ja,ja. Bueno, esos que corren lo que corren seguro que no alardean o lo hacen menos porque ya tienen asumido lo que son. O vete a saber. El grado de autoestima de la gente es un misterio hasta que hablan y te lo empiezan a explicar sin querer. De momento abrígate que en la calle hace mucho frío. Besos.

h i l i a dijo...

la magia de las redes sociales, sergio. y quien dice magia, dice... postureo, inseguridades, secretismos, y claro, muchos miedos mal disimulados. pero ahí están, y nosotros, bien metidos en ellas también.

me he reído mucho con tu entrada y ciertos comentarios ácidos (cómo no) tuyos.

un abrazo.

S. dijo...

Sí, claro, yo hablo porque también estoy metido en algunas pero no demasiado metido. Digamos que sólo una porción de mí un ratito y luego me salgo que el agua está muy fría.
Saludos, hilia.

ReltiH dijo...

QUÉ BAINA CON ESTOS ESTADOS QUE LA GENTE PONE, EN SUS MUROS; NADA CONSTRUCTIVO, MERA FALCEDAD Y CURSILERIA.
UN ABRAZO BROTHER

Fran Rodríguez dijo...

Yo tendría que purgar algunos contactos del mío. Muy buena entrada, Sergio.

S. dijo...

Gracias, Fran. Me alegra tenerte por aquí.

Mario dijo...

Lo que son las cosas; yo reconozco que mi debilidad es llegar hasta la luna de tus letras y dejar que pasen treinta y tres días, acercarme tras ese espacio de tiempo inventado y ponerme rojo de insana envidia cuando leo lo que eres capaz de vivir, de describir y de retratar con la pluma de ellos y la cotidianidad de nosotros, o algo así...

Ahora en mi memoria, tras leerte, sólo queda una fotografía venida a más; una especie de radiografía de lo que pasó primero por tu vida, acentuó despues algunos de tus momentos, hasta acabar reptando tu muro y retando a la inteligencia. Genial sabor de boca dominical me queda, coño...

Sergio, pase lo que pase, mientras no pases de escribir no pasaré de pasar, pese al tiempo, a verte y leerte con buenos ojos... (cacofonía pura, dura e intencionada)

Un abrazo, amigo desmuralizado...

Mario