15 octubre 2008

Llegó el gran hombre


¿Habrá fusilamientos?



Por fin llegó el tirano. Aunque no lo supe al entrar, me lo contaron luego, saludó a dos trabajadores, sólo a dos. Una era la taquillera que no ha participado en la nota reivindicativa y lo hizo cuando todavía no le habían informado debidamente sobre la revolución. Estaba contento, me dijeron. Luego fue a por otro, a por la serpiente chivata y traidora del equipo. Le preguntó que qué tal y todo eso. No sé lo que hablaron porque hace tiempo que no tengo tratos con el chivato. Sólo sé que éste va diciendo que nos hemos pasado con la carta pidiendo nuestros derechos, que la hemos liado, que los dos cabecillas nos vamos a la calle y todo eso. Todo me hace confiar en él: confío que se habrá chivado de que otra persona y yo hemos movido todo el motín y que somos los únicos responsables del levantamiento (siempre puedo alegar que quería celebrar a mi manera el 2 de Mayo que se conmemora este año). Claro que esto se parece más a una guerra civil. Nuestro Efialtes (ver “300”) me odia. Nuestro simpático Judas, ya agredido por mí cuando intentó ligar (una vez más, no se la quita del pensamiento) a mi P., siempre había odiado a mi otro compañero de revolución, no a mí. Por culpa de mi ciclotimia y mis pequeños impulsos destructivos he conseguido atraer toda su atención sobre mi persona. Tal vez no debí lanzarle aquella lata de refresco ni cogerle del cuello y llevarlo contra aquella pared ni básicamente humillarlo pero cuando consiguen cabrearme de verdad, y eso no es tan fácil, las palabras me salen por los puños en lugar de por la boca. Claro que estoy divagando.

No sé lo que el traidor diría ni el alcance de lo que habrá hecho. Si ha seguido en su línea estamos vendidos. Sólo sé que ayer por la tarde se reunieron los tres encargados en el despacho. Apenas salieron. Las empleadas que entraron a pedir cambio o cualquier otra cosa hablaron del rostro enfadado del tirano.

Después de cinco horas de despacho e incertidumbre en una tarde sin trabajo y con aburrimiento, el gran hombre salió por la puerta. Yo miraba unos monitores en el vestíbulo. El jefe, después de sus vacaciones y de tres semanas de estar fuera y debiendo algunas explicaciones a sus empleados (no solo a las babosas) paso a mi espalda sin decir adiós. Nada. Estoy castigado. Cómo en el patio del colegio de mi olvidada infancia “no me ajunta”. El señor jefe pasa de hablarme. Me hace el vacío por malo. O porque otro amiguito le ha dicho que he sido malo.

¡Qué gran encargado! Todo un profesional. La madurez llevada al liderazgo.

Conociéndole ni debe haber dormido.

No conozco a nadie más vengativo que él.

Bueno, tal vez sí.

Yo mismo.

3 comentarios:

Meryone dijo...

por malo no, por travieso...

siempre me hizo gracia el "no te ajunto" que sólo escuché en películas y demás, que aquí (o en mi colegio) no lo decíamos

si decíamos el "vas a ir" por "me voy a chivar". y lo hemos retomado hace poco en la sala de becarios, en modo coña, cada vez que hacemos una tontería "vas a manolo" (manolo, además de un baboso que me dió clase en 5º, es el director del centro)

yo sigo optando, si hay que fusilar a alguien, porque vosotros fusiléis al jefe y al traidor. metafóricamente, a ser posible.

lo de colgar al último capitalista de las tripas del último burócrata para que la humanidad sea feliz. que también se conmemora mayo del 68 este año...

idealista, que es una

pero ya sé que eso es lo que sí que no podéis hacer (ay, aúreos tiempos aquellos en que uno podía rebelarse contra el patrón, convertirse en pistolero y vivir de asaltar bancos... asaltar bancos para defender derechos de los trabajadores y esas cosas) (estoy siendo tan tópica que mis pistoleros ya están mal afeitados, llevan entrecejo -por qué coño en la iconografía del anarquista, el anarquista siempre tiene entrecejo?- y una bomba redonda debajo del brazo)

joder, ánimo. es todo lo que puedo decir, además de hacer bromas

ánimo y que todo salga bien

ah, y sabina es simplemente la hostia. pero la hostia

besos

Loveclois dijo...

Si, señor habrá fusilamientos ...por lo pronto hay reunión el sabado.... el gran hombre esta muy enojado por lo que hemos hecho y que no le pidamos nada sino preguntale a J. así que habrá que ver si vamos buscando otro trabajo !!! Reinvindicar nuestros derechos en epoca de crisis financiera ... que ironia del destino!!!

Meryone dijo...

drácula fue mi libro favorito de pre-adolescencia!

había leído frankenstein antes (que es infinitamente más grande, reconozcámoslo), pero drácula mola más

no sabría decir por qué sin contradecirme, pero mola más

la crisis está haciendo que salgan películas a precios irrisorios, es cierto

debe ser que ya nadie paga 20 euros por una peli (lógico!)

besos